publicidad
Una unidad de la Patrulla Fronteriza (Border Patrol) de Estados Unidos vigila una zona de Arizona fronteriza con México.

Acusan a la Patrulla Fronteriza de destruir estaciones de agua en el desierto

Acusan a la Patrulla Fronteriza de destruir estaciones de agua en el desierto

Según organizaciones humanitarias en Arizona, la Patrulla Fronteriza ha destruido estaciones de agua que se ponen para salvar las vidas de indocumentados.

Una unidad de la Patrulla Fronteriza (Border Patrol) de Estados Unidos v...
Una unidad de la Patrulla Fronteriza (Border Patrol) de Estados Unidos vigila una zona de Arizona fronteriza con México.

TUCSON, Arizona - Organizaciones humanitarias en Arizona acusaron a la Patrulla Fronteriza de seguir aplicando una "cultura de crueldad" que lleva, incluso, a destruir estaciones de agua que se ponen para salvar las vidas de indocumentados.

Danielle Alvarado, voluntaria con el grupo No Más Muertes en Arizona, dijo a Efe que esta agrupación constantemente recibe quejas por parte de inmigrantes sobre abusos sistemáticos, como son el negarles agua y comida, así como las condiciones dentro de los centros de detención.

Graban a agentes destruyendo de estación de agua 

La organización humanitaria documentó en vídeo dos incidentes, uno ocurrido en diciembre de 2009 y otro el pasado mes de mayo, en el que agentes fronterizos fueron filmados destruyendo una estación de agua y botellas del líquido dejadas por voluntarios con el propósito de salvar vidas de indocumentados.

publicidad

Este vídeo fue parte de un programa de la cadena nacional PBS que se trasmitió el pasado viernes y que recogió ejemplos de abusos sufridos por indocumentados mientras se encontraban bajo custodia de agentes de la Patrulla Fronteriza a lo largo de la frontera con México.

John Fife, pastor y activista en el sur de Arizona, dijo hoy en conferencia de prensa que lo más preocupante fue ver en el vídeo como un agente fronterizo decía que "no le importaba" el ser captado por el vídeo destruyendo estaciones de agua y que algunos compañeros le vieran hacerlo y no hicieran nada para evitarlo.

"Nuestros voluntarios que colocan el agua en el desierto constantemente son amenazados y acosados por la Patrulla Fronteriza, amenazados con ser arrestados y entregarles citaciones", aseguró Fife.

En su opinión, esto demuestra la política de la Patrulla Fronteriza de querer mover el flujo migratorio hacia los lugares más desolados del desierto de Arizona, lo que resulta en más pérdidas humanas.

"Estamos frente a un "hoyo negro", donde las quejas entran, pero nada sale", dijo Fife.

Piden conducta más humanitaria

El grupo No Más Muertes hizo tres recomendaciones a la agencia federal, entre ellas establecer una comisión independiente que vigile las acciones de la Patrulla Fronteriza dentro de los centros de detención de inmigrantes y en la frontera.

publicidad

La organización humanitaria también desea que se cree un grupo independiente que proporcione una evaluación médica de los detenidos que se encuentran bajo custodia y que ésta no la realice la Patrulla Fronteriza como actualmente ocurre.

Igualmente pidieron que la agencia federal adopte y comunique a todos sus agentes la póliza humanitaria de entregar agua y comida como ayuda de emergencia, medida que cumple con las leyes federales de EE.UU. y los estándares internacionales de la Cruz Roja.

Estas mismas peticiones fueron hechas por el grupo a la Patrulla Fronteriza el pasado mes de mayo y, como respuesta, Fife explicó que recibieron una carta en la que la agencia federal indicaba que valoraban la vida humana y estaban comprometidos en reducir el número de muertes en el desierto.

Sin embargo, al mismo tiempo la carta también indicaba que existe la percepción de que al colocar estaciones de agua en el desierto se está ayudando al cruce de indocumentados.

"El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) nos indicó que en el ultimo año solo han recibido tres quejas en contra de la Patrulla Fronteriza y sabemos que eso es prácticamente imposible", aseguró Alvarado.

De acuerdo a un reporte de No Más Muertes, publicado en 2011, el 10 por ciento de los 13 mil indocumentados entrevistados reportaron abuso físico o sexual por parte de agentes fronterizos en la frontera de Arizona.

publicidad

Alvarado, una de las autoras del reporte, indicó que el principal problema es que lo que dicen los directivos de DHS sobre el respeto a la ayuda humanitaria es muy diferente a lo que realmente ocurre en la frontera. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad