publicidad
"Nadie debería tener que irse lejos para tener acceso a un servicio básico de salud como el aborto".

"Yo aborté con 17 años y ahora quiero que otras mujeres que lo hacen se sientan menos solas"

"Yo aborté con 17 años y ahora quiero que otras mujeres que lo hacen se sientan menos solas"

La dominicana-estadounidense Melissa Madera, creadora del podcast The Abortion Diary, comparte su historia y explica por qué le preocupa la recién aprobada "ley del latido" en Ohio, que prohíbe el aborto después de las seis semanas de gestación, incluso en casos de violación o incesto.

"Nadie debería tener que irse lejos para tener acceso a un s...
"Nadie debería tener que irse lejos para tener acceso a un servicio básico de salud como el aborto".

No estoy muy segura de qué tan lejos estaba en mi embarazo; debí haber estado bastante avanzada. Había ganado peso y me sentía nauseabunda. Tenía 17 años.

Estaba en Nueva York: me desperté en un cuarto pequeño con otras dos o tres mujeres. Estaba sentada en una silla con una toalla sanitaria entre los muslos y vomitaba en un pote de plástico. Era el verano después de mi graduación de bachillerato y acababa de tener un aborto.

Fue una experiencia complicada. No sentí que se tomara en cuenta lo que yo tenía que decir, hubiera querido tener más voz. No pienso, sin embargo, que haya sido una equivocación.

Mi familia fue parte de mi experiencia y aún así nunca hablamos de eso. Nunca. Fue una tía la que se ocupó de la situación. Crecí en una típica tradicional familia dominicana, fui a un colegio católico y había muchas reglas en casa de lo que podía o no se podía hacer. Nunca hablamos de sexo.

No compartí mi historia hasta que tuve 30 años de edad. Era mucha la culpa y el estigma, no solo con el tema del aborto, sino con la sexualidad. También temía decepcionarlos: yo era la primera persona en mi familia que iba a ir al college.

No conocía personas que hubieran tenido abortos, pero sabía lo qué pensaba la gente acerca de ellos.

En un momento quise acudir a un espacio físico donde pudiera hablar sobre esta experiencia con otras mujeres, pero no lo encontré. Tampoco un sitio donde pudiera escuchar otras historias.

publicidad

Así fue que nació mi podcast, The Abortion Diary (El diario del aborto), como un espacio para que las personas pudieran hablar cómodamente de su propia experiencia. Con él, he estado viajando por todo Estados Unidos y Canadá en los últimos tres años.

Cuando estoy en una ciudad trato de hablar con la mayor cantidad posible de mujeres. Ahora mismo tengo 150 en la lista de espera.

Quieren contarme su historia de aborto por muchas razones: porque no han tenido antes un espacio para contarla o porque quieren que otras sepan que no están solas.

También porque ven el mundo alrededor suyo y todas estas leyes restrictivas que están tratando de aprobar y quieren hacer algo al respecto.

“La ley del latido”

La ley de Ohio, francamente, es una ley terrible que básicamente le quita a las mujeres el derecho al aborto. Muy pocas mujeres, si no es que ninguna, saben que están embarazadas antes de las seis semanas. Y muchas mujeres se enteran de que tienen un feto con una anomalía después del segundo trimestre, en embarazos que pudieron ser muy deseados.

publicidad

Esta ley, además, es para todas: para las que han sido violadas, para las que fueron víctimas de incesto.

Relacionado
Muchas mujeres no saben siquiera que están embarazadas hasta el segundo...
Avanza la restrictiva ley de Ohio que prohíbe el aborto incluso en caso de violación o incesto

También significa que las que tengan un embarazo no deseado tienen que irse a otro estado. Eso si tienen dinero para viajar, por lo que va a ser mucho más difícil para aquellas de bajos recursos.

Yo viví en Ohio el año pasado y estuve en Ohio durante las elecciones. Cuando fui a Kentucky e Indiana vi que los estados que están alrededor tampoco están en mejores condiciones, o sea que no es cuestión para las mujeres solo de viajar unas millas.

Nadie debería tener que irse lejos para tener acceso a un servicio básico de salud como el aborto. Mucha gente ahora mismo no tiene acceso a una clínica para abortar. Por eso se hacen abortos caseros y se mueren. Da mucho miedo.

He grabado experiencias de muchas mujeres antes de que el aborto fuera legal y solo espero que eso nunca más vuelva a pasar. Las historias son absolutamente escalofriantes, se te rompe el corazón. Forzar a las mujeres a tener abortos clandestinos es inconcebible.

publicidad

Este fin de semana estuve en Ithaca entrevistando a personas de más de 50 años de edad y algunas tuvieron abortos ilegales. Eso me recordó qué difícil y horroroso era eso antes de que las mujeres tuvieran autonomía de su propio cuerpo.

Los diarios del aborto

También era costoso. A alguien el doctor le cobró 1,000 dólares, que en 1960 era muchísimo. Otras, se hicieron procedimientos con personas que ni siquiera sabían si eran doctores, se ponían en manos de cualquiera que las ayudara.

Una de esas mujeres lo hizo sola y se desangró, pudo haber muerto. Si las mujeres necesitan un aborto lo conseguirán, aunque no sean legales, por cualquier medio.

De eso no se habla

He grabado 230 historias de aborto y el tema más común es el silencio: las mujeres no le cuentan nada a nadie.

Personas que tuvieron aborto hace 10, 20 años y no dijeron nunca nada. Eso es muy frecuente. La gente no lo dice por temor a cómo puedan reaccionar sus familias.

Algunas mujeres antes de estar en el podcast nunca antes habían hablado de su aborto, no lo habían compartido con nadie. Eso me sorprendía, que yo fuera la primera persona a la que se lo dijeran. Ahora no me sorprende tanto.

publicidad

Soy una latina muy poco tradicional. Sé que mi familia es conservadora y eso no me detiene, pero aún así es difícil hablar del aborto con ellos. Es más fácil hacerlo con el resto del mundo.

Ha habido latinas que me han contado sus historias de aborto dentro y fuera de Estados Unidos, en países donde el aborto es todavía ilegal, pero sí son más reservadas, son más temerosas de contar su historia. En mi experiencia, entre latinos no se habla mucho del tema, aunque los números indican que la mayoría piensa que el aborto seguro debería ser accesible.

Mi proyecto me permite compartir mi historia, pero también hacer sentir a otras mujeres apoyadas. Romper el tabú. Sé que para muchos es inconcebible compartir esto en sus vidas.

Olivia Liendo realizó la entrevista y el trabajo de edición de esta historia.

Lea también:

Relacionado
Mike Pence, el vicepresidente de Trump, firmó en marzo de este año una l...
Este es el restrictivo plan de Trump para los derechos reproductivos de las mujeres
El próximo presidente ha anunciado que intentará restringir el acceso al aborto y que revocará partes de Obamacare que le permiten a las mujeres tener acceso gratuito a anticonceptivos. Mujeres y organizaciones se están activando para defender la planificación familiar.
Relacionado
salud aborto instagram
"Yo aborté, Donald Trump. Y no me vas a castigar" #WontBePunished
Miles de mujeres -y hombres también- expresaron su rechazo a las declaraciones del precandidato presidencial republicano a través de las redes sociales.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad