publicidad

La Corte Suprema revisa ley que ha restringido los abortos seguros

La Corte Suprema revisa ley que ha restringido los abortos seguros

Aumenta la expectativa por conocer la decisión de la Corte Suprema sobre el caso Whole Woman's Health v. Hellerstedt y la ley de Texas conocida como HB2.

salud abortos corte suprema

Activistas a favor y en contra del aborto esperan la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos sobre una ley aprobada por la legislatura estatal de Texas en 2013 que ha impuesto severas restricciones al aborto y ha provocado el cierre de más de la mitad de las 41 clínicas que practicaban estos procedimientos en el estado donde habitan 5.4 millones de mujeres en edad fértil. Como resultado, ahora solo pueden acudir a los 10 centros que restan en la zona para interrumpir su embarazo de manera segura.

Abortar en Estados Unidos es legal desde el año 1973 (Roe v. Wade), sin embargo, desde entonces, distintas iniciativas han intentado desafiar su legalidad. La normativa vigente se rige por el caso Planned Parenthood v. Casey (1992), que asegura que los estados pueden establecer restricciones, con tal de que no representen un obstáculo sustancial para que una mujer pueda abortar.

publicidad

La ley en la que se enfoca el caso en cuestión, Whole Woman’s Health v. Hellerstedt, es la House Bill 2. Defensores aseguran que su objetivo es proteger a las pacientes y que quienes se practiquen abortos deben tener acceso a tratamientos de emergencia, por si ocurren complicaciones. Pero organizaciones de salud consideran que se trata de medidas innecesarias que han obligado a las clínicas a cumplir con los estándares quirúrgicos de un pequeño hospital, entre otras exigencias, por lo que esta ley no tiene nada que ver con mejorar la salud reproductiva, mucho menos de las más pobres.

Proveedores de salud como Planned Parenthood y Whole Woman’s Health han asegurado que la ley fue diseñada especialmente para provocar el cierre de clínicas que proveen servicios de este tipo (TRAP, Targeted Regulation of Abortion Providers). La decisión sobre el destino de la #HB2 se espera para antes de junio.

Y Texas no es el único estado afectado por este tipo de regulaciones. Una encuesta de AP publicada en 2015 reveló que desde 2010 más de 70 clínicas han sido cerradas en al menos 12 estados del país. Hoy en día, en estados como Dakota del Norte, Mississippi, Missouri y Dakota del Sur, solo hay un centro donde realizarse un aborto seguro. Estimaciones del Instituto Guttmacher indican que desde 2011 a 2014 los estados adoptaron al menos 231 restricciones al aborto.

¿En qué consisten las regulaciones de la #HB2?

La ley firmada en 2013 por el entonces gobernador Rick Perry, supone medidas muy exigentes a las que se oponen profesionales de la medicina con el argumento de que los abortos ya eran procedimientos lo suficientemente seguros, por lo que no era necesario incrementar la protección y seguridad de las pacientes.

Tras la muerte del juez Antonin Scalia, el noveno asiento quedó vacante,...
Tras la muerte del juez Antonin Scalia, el noveno asiento quedó vacante, por lo que se espera un empate 4-4 para liberales y conservadores. Si eso llegara a ocurrir, la ley #HB2 seguiría vigente.

La House Bill 2 obliga a las clínicas a estar equipadas para operar como centros quirúrgicos ambulatorios y a los médicos a tener privilegios de admisión en un hospital con servicios de obstetricia y ginecología que esté ubicado a menos de 30 millas. Tanto la American Medical Association como el American College of Obstetritians and Gynecologists aseguran que no hay bases médicas para estas exigencias.

El rechazo de la Corte Suprema a este desafío de la ley podría resultar en el cierre de más clínicas en Texas. También crearía un precedente para que el resto de los estados continúen imponiendo restricciones a los centros que practican abortos.

Se espera que la decisión, que podría cambiar los principios constitucio...
Se espera que la decisión, que podría cambiar los principios constitucionales que rigen el aborto en el país, se conozca antes de junio de este año.

El impacto en las latinas

De las 5.4 millones de mujeres en edad reproductiva que viven en Texas, 2.5 millones son hispanas. Una de ellas es Candice Rusell, una mujer que tuvo que pedir un préstamo y volar 1,500 millas hasta California para poder hacerse un aborto.

“Como muchas clínicas habían cerrado, la lista de espera era de dos semanas y media. Los centros estaban saturados. Miro atrás y, en realidad, me siento afortunada porque eso sería imposible para muchas personas", explicó Rusell a la agencia Efe. La mujer de origen mexicano vivía cerca de Dallas, Texas, cuando quedó embarazada en 2014.

Quienes no pueden costear un gasto como ese, han optado por inducirse abortos con la ayuda de infusiones o sustancias. Según una encuesta publicada a finales de 2015, entre 100,000 y 240,000 mujeres entre 18 y 49 años en Texas han intentado ponerle fin a un embarazo sin la ayuda de un profesional. La práctica ha aumentado de manera alarmante, según lo ha denunciado Andrea Ferrigno, vicepresidenta de Whole Woman's Health, la entidad que ha llevado el caso ante la Corte Suprema.

La querella fue presentada ante el máximo tribunal del país por defensor...
La querella fue presentada ante el máximo tribunal del país por defensores de los derechos reproductivos de las mujeres.

“Hubo una mujer que me llamó por teléfono y me dijo: ¿Por qué no te digo lo que tengo en mi cocina y mi baño y tú me dices qué tomo para abortar?”, recuerda Ferrigno, quien recibió la llamada mientras trabajaba en una clínica de McAllen, que durante meses estuvo cerrada porque sus doctores no consiguían otro de los requisitos exigidos por la ley: una autorización para realizar abortos de un hospital de la zona, algunos de los cuales tienen afiliación religiosa.

Ferrigno recomendó a la mujer que viajara a San Antonio, a casi 250 millas (400 kilómetros), para practicarse el aborto. Pero la paciente, que no volvió a comunicarse, explicó que era imposible costearse el viaje y que además, como indocumentada, corría el peligro de encontrarse en el camino con puntos de control de inmigración.

publicidad

Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad