publicidad

La confesión de un "violador" que busca destrabar el debate del aborto en Chile

La confesión de un "violador" que busca destrabar el debate del aborto en Chile

"No soy terrorista, tampoco asesino. Soy un violador, soy esa clase de espécimen que todos quisieran que no existiera. Pero yo existo".

La confesión de un "violador" que busca destrabar el debate del aborto e...

Por Patricia Vélez @patrivelez

"No soy terrorista, tampoco asesino. Soy un violador, soy esa clase de espécimen que todos quisieran que no existiera. Pero yo existo", confiesa un hombre vestido de negro mirando fijamente a la cámara.

"Me declaro culpable aunque nadie me esté juzgando (...) Estoy aquí para gritar lo que parece que nadie quiere escuchar, que yo soy el depredador y tú mi próxima víctima. Que tu cuerpo me pertenece y que yo decido sobre él", espeta con voz desafiante.

Con esta cruda "confesión", la organización no gubernamental MILES ( www.mileschile.cl) busca destrabar en el Congreso chileno el debate sobre un proyecto de ley, presentado en enero pasado por la presidenta Michelle Bachelet, para despenalizar el aborto en tres causales: riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal y violación.

En las primeras dos ha habido un consenso, pero la tercera, la de violación, se ha topado con resistencia, incluso entre algunos chilenos de a pie. Algunos legisladores consideran que este caso no representa un riesgo de vida ni de salud para la gestante.


"La campaña tiene que ver con la causal de violación, porque ha sido una de las causales más resistidas por los parlamentarios chilenos, algunos de ellos no están dispuestos a legislar, principalmente, porque creen que no representa un riesgo de vida ni de salud para la mujer. Algunos de ellos han puesto en duda la palabra de la mujer respecto al acto de violación", explicó a Univision Noticias Claudia Dides, directora de Miles.

Miles ya había creado campañas que se volvieron virales, como una en la que mujeres compartían tips (falsos) para terminar embarazos.

"El (nuevo) video representa una variación de otras estrategias que hemos tenido de comunicaciones de Miles, porque en este caso estamos tomando una situación en la que la mujer es víctima de violencia, el doble estigma que implica optar por el aborto", afirmó Dides en una conversación telefónica desde Santiago de Chile.

"Hemos decidido poner en el centro del debate con esta campaña la forma como se ejerce violencia contra la mujer y cómo la imposición de la obligación de gestar a un hijo del agresor constituye una forma de violencia ejercida en conjunto por la sociedad y en particular por el Estado chileno", acotó.

Cruda realidad

"Es una campaña que algunas personas han catalogado como fuerte, pero la verdad es que ha tenido mucho apoyo, porque en el fondo te interpela con este personaje que da cuenta de que finalmente él se puede apropiar de los cuerpos de las mujeres y seguir haciendo lo que quiera, porque el Estado chileno no garantizar la posibilidad de elegir", agregó sobre la iniciativa que ha sido promovida con el hashtag #LeyAbortoViolación en Twitter.

En Chile -un país conservador donde según cifras del Ministerio de Salud se realizan 33,000  abortos al año- el aborto es ilegal desde 1989. Otros estudios ubican esa cifra de 60,000 a 70,000 abortos al año, según Amnistía Internacional.

Es uno de los seis países de la región donde el aborto está prohibido bajo cualquier circunstancia, junto a El Salvador, Haití, Honduras, Nicaragua y Surinam, según Amnistía Internacional. Y parece que la discusión en el Congreso para despenalizarlo en esas tres causales no se verá próximamente, contó Dides.

Campaña para despenalizar el aborto en Chile /Univision


En Chile, algunas mujeres con embarazos que ponen en riesgo su vida han debido incluso viajar al exterior para poner fin al embarazo. Algunos médicos prefieren esperar a que la situación de su paciente sea crítica para no tener problemas con la ley. De acuerdo a Amnistía, en Chile se iniciaron investigaciones judiciales contra 174 personas por "aborto consentido", 113 de ellas mujeres. 

En carne propia

publicidad

Paola Dragnic lo vivió en carne propia. Tuvo un problema cromosómico -donde un óvulo es fecundado por dos espermatozoide- y desarrolló lo que se conoce como un embarazo molar, en el que las hormonas se desequilibran y se puede generar un cáncer.

"Uno se encuentra con muchos casos como este donde los médicos no te van diciendo realmente mucho la verdad, porque si te lo dicen se meten en el lío de tener una paciente que tienen que intervenir", relató a Univision Noticias.

Paola iba a viajar a Florida, Estados Unidos, de urgencia, pero antes de poder hacerlo entró en shock y debió ser ingresada de urgencia debido a que perdió a su bebé. "Todos sabiendo que eso iba a pasar (...) en cualquier país del mundo, incluso en los más conservadores, cuando hay un diagnóstico de esta naturaleza (se aborda como) un procedimiento médico", contó.

Fue así que, cuando vio la discusión que había en Chile en torno a este tema, escribió un testimonio en Facebook explicando su caso, el que se viralizó siendo compartido unas 40,000 veces, y fue contactada por Miles para que colaborara con ellos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad