null: nullpx
Cargando Video...

Por Amar Sin Ley Capítulo 6

Univision20 Mar 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta... jacinto: que me sueltes.

alonso: dime a quién contrataste para matarnos.

jacinto: no sé de qué me estás hablando.

alonso: di la verdad. jacinto: lo que te haya pasado

a ti o a tus abogados no tiene nada que ver conmigo.

alonso: di la verdad, no soy ningún idiota.

jacinto: estoy seguro que no soy el único enemigo que tienes.

de lo que no me queda duda es que pusiste a tus amigos

en riesgo. alonso: icállate!

jacinto: ies la verdad! ¿vale tanto la pena arriesgar

la vida de tu gente por un caprichito? ¿eh?

yo soy completamente inocente de lo que se me está acusando,

pero no me sorprendería que por tus obsesiones te hayas

peleado con la gente equivocada. alonso: deja de fingir, jacinto.

jacinto: estoy diciendo la verdad, vega.

yo creo que metiste a tus empleados donde no tenían

que hacerlo. ¿y a cambio de qué?

de un sueldito mediocre. y claro, la idea de que están

haciendo justicia. alonso: la justicia te metió

tras las rejas. mis abogados y yo

nos encargaremos de que la ley no te deje salir de ellas.

jacinto: la única justicia que existe es la que se puede

tener con dinero. alonso: dinero que te robaste.

no va a salvarte esta vez, ¿eh? de eso me encargo yo.

miriam: gracias. samuel: ¿y qué? ¿tan mal está

la cosa? miriam: es que no me deja hacer

nada, me vigila todo el tiempo. es demasiado celoso.

samuel: bueno, ¿y por qué no te separas y ya?

miriam: ¿y qué voy a hacer allá? ni siquiera tengo trabajo, no

me deja ni siquiera buscar. samuel: bueno, pero algo

encontrarás. es que me preocupa que estés mal

y tan lejos. miriam: voy a estar bien, solo

tengo que hablar con él y, pues, tomar la decisión.

samuel: sabes que tienes todo mi apoyo, ¿verdad?

miriam: ey, ey, ey, chicos, nada de inglés, español.

saben que en méxico se habla español.

annie: ay, bueno. vamos por helado.

joe: ya, llévanos. samuel: me parece perfecta idea.

vamos, ándale. ah, espera, las llaves.

ya, ya está todo. miriam: vayan, vayan, vayan.

samuel: ¿segura? miriam: sí, claro, vayan.

samuel: vamos, niños. ¿de qué van a querer?

annie: fresa. joe: yo de chocolate.

miriam: annie, chocolate, ¿no? ya sabes.

miriam: iya no quiero estar contigo, phillip!

me estás lastimando, me lastimas.

estás loco, estás loco, yo no quiero seguir a tu lado.

miriam: [jadea] miriam: [grita]

[solloza] alejandra: esta es la denuncia

que fausto levantó. ricardo: el lo acusaba

de enriquecimiento ilícito y de desviar los fondos del

gobierno a su cuenta personal. alejandra: esa es una copia

de los estados de su cuenta personal antes

de que los congelara. hay movimientos por cantidades

fuertísimas. >> seguro también tiene algún

prestanombres. alejandra: sí, por supuesto.

su hermano y la constructora que tenía.

por eso ramiro está en la cárcel.

ricardo: tenemos que cruzar la información con las cuentas

de ramiro para saber cómo movían el dinero entre ellos.

alejandra: esa información la estaba sacando gustavo, hay

que pedírsela para integrarla al expediente.

y también comparar los reportes de los ingresos anuales

y los que reportaba. ricardo: sí, aquí tengo

el informe del trimestre pasado. por favor.

>> gracias. ricardo: por favor.

alejandra: pues, esto también nos puede servir.

además de los permisos que otorgó dorantes

para la construcción del fraccionamiento

que supuestamente estaba construyendo ramiro.

>> guau, es un caso que tienen muy avanzado.

alejandra: sí, la verdad llevábamos mucho tiempo

trabajando en esto, solamente estábamos esperando que dieran

con él. pero ahora sí, dorantes va

a pagar por esto y por todo lo que nos hizo.

miriam: [solloza] annie: mamá, ya te trajimos

el helado. joe: y de chocolate.

samuel: casi se lo acaban. miriam: súbanse al cuarto,

niños, por favor, ahorita yo los alcanzo.

annie: mamá, ¿qué pasa? joe: [habla inglés]

miriam: háganme caso. samuel: háganle caso a su mamá.

suban. ¿qué te pasó? ¿dónde está ese

imbécil? ¿qué te pasó?

miriam: [solloza] dios mío, no quería, te lo juro.

el empezó a pegarme. samuel: a ver, ya, ya, ya.

miriam: te juro que solamente me defendí.

¿qué voy a hacer? ¿qué voy a hacer?

[solloza] carlos: sr. dorantes,

soy el licenciado carlos ibarra. jacinto: mucho gusto,

licenciado. carlos: un placer.

me buscó uno de sus empleados. jacinto: sé que usted

es el indicado para llevar mi defensa.

estoy dispuesto a pagarle lo que usted me pida.

carlos: mire, le agradezco mucho la oferta, pero después de saber

todo lo que pasó con su desafuero y su detención.

créame que no es algo fácil. jacinto: ¿lo mismo le dijo al

ciego para sacarlo de la cárcel? ya le dije que no importa

el dinero, no tiene que decirme estas idioteces

de que es muy complicado. solo haga su trabajo y listo.

carlos: escúcheme, me temo que en esta ocasión no es cuestión

de dinero. en el caso del ciego no había

pruebas que lo vincularan con la posesión de armas.

jacinto: pues, en mi caso tampoco.

yo soy inocente de todo, le entregaron las pruebas, ¿no?

carlos: así es. jacinto: ¿entonces?

carlos: dígame algo y le pido que sea muy honesto.

¿tuvo algo que ver en el secuestro de jaime ponce?

jacinto: esos son puros inventos de vega.

carlos: no le creo. jacinto: yo no hice nada.

mire, de los delitos que se me acusa ya están

las evidencias para que me saque de aquí.

y si necesita otra, pues, la mando a sembrar y ya está.

miriam: estábamos discutiendo y él empezó a golpearme.

yo solamente buscaba defenderme y tomé lo primero que tenía

a la mano. policía: y lo mató.

samuel: no, a ver, se estaba defendiendo, oficial.

véala cómo está. oficial: señor, le voy a pedir

que no intervenga en la declaración.

samuel: pero-- miriam: le juro que yo no quería

lastimarlo. oficial: señora, esto va a tener

que enfrentarlo ante un juez. queda arrestada por el homicidio

de ese hombre. miriam: [solloza]

por favor, no me puede hacer esto.

mis hijos me necesitan. oficial: llévensela.

samuel: no, no, a ver, a ver. no se la puede llevar, si ese

tipo empezó a golpearla, a ver, por favor.

miriam: sami, por favor, mira a los niños.

samuel: tranquila, tranquila, yo te voy a ayudar.

carlos: mire, le voy a ser bien sincero y por eso le quise dar

la cara. su situación es muy complicada.

jacinto: ¿no va a llevar mi defensa?

carlos: mi prometida trabaja en el bufete de vega y sufrió,

escúcheme bien, sufrió mucho con el secuestro de mi suegro.

jacinto: siento mucho que haya sufrido, pero ya le dije que yo

no tuve nada que ver en eso. carlos: quizá haya sido

muy precavido en no dejar pruebas, ¿no?

pero escúcheme bien lo que le voy a decir, el crimen

perfecto no existe. tarde o temprano se va a saber

la forma en que lo hizo. jacinto: no tiene idea de nada.

carlos: lo único que tengo claro es que no puedo ni voy a llevar

su defensa. gracias por la oferta, gracias.

jacinto: hay mejores que usted, tinterillo de quinta.

gustavo: sí, pero para eso necesitamos encontrar

a los tipos que contrató. ricardo: sí, y lo vamos

a lograr, gustavo. te lo aseguro.

alonso: buenas noches, ¿cómo van?

ricardo: alonso. alejandra: alonso, ya tenemos

armado el expediente con las pruebas.

alonso: acabo de ver a dorantes. el muy cínico

asegura que va a salir libre. ricardo: de ninguna manera.

alonso: estoy de acuerdo, no lo podemos permitir.

tenemos pruebas para dejarlo en la cárcel lo que le queda

de vida. gustavo: pero el tipo

es un corrupto, es capaz de comprar a quien sea.

alonso: por eso es que tenemos que trabajar muy bien su caso,

gustavo. quizá sea el juicio más difícil

que enfrentemos en esta firma, pero lo vamos a lograr.

alejandra: no, por supuesto que lo vamos a lograr.

si sustentamos todas estas pruebas, no hay forma

que lo deje libre. alonso: sé que serán días

de mucho trabajo, pero necesito el apoyo de todos.

solo así vamos a lograr ganar este caso y que dorantes por fin

pague por lo que hizo. roberto: hoy me di cuenta

de algo que te tengo que decir. o sea, siento que estás

como muy tensa, como muy estresada.

victoria: ya sé a dónde vas y para eso tengo a un masajista

profesional. roberto: no, a ver, espera.

yo creo que voy a cambiar de trabajo en este preciso momento

y espérame, espérame, deja que mis manos hagan los suyito.

imagínate un masajito y todavía me tendrías que pagar.

soy caro, pero sí te va a alcanzar.

victoria: creo que es hora de irnos a dormir.

roberto: perfecto, vámonos. ¿qué? ¿no me estás diciendo?

a ver, espérate, todavía falta un "whiskito" que tomarse.

victoria: ay, no te preocupes. ese no es problema.

roberto: es en serio, de hidalgo y todo.

victoria: hasta mañana. nos vemos mañana, ¿eh?

masajista estrella. roberto: entonces, ¿sí?

¿masajito? estoy listazo para hacerlo.

ey, ey. es perfecta.

[llaman a la puerta] alejandra: adelante.

carlos: hola, ale. alejandra: hola.

carlos: buen día. alejandra: ¿en qué te puedo

ayudar? carlos: perdón, sé que tienes

mucho trabajo, pero hay algo que tienes que saber.

alejandra: ¿qué pasa? ¿estás bien?

carlos: sí, sí, estoy bien. quiero que sepas que me buscó

jacinto dorantes para llevar su defensa.

alejandra: ¿qué? alejandra: carlos, por favor

te lo pido, no lo hagas. carlos: no, alejandra, quédate

tranquila, anoche fui con él y le dije en su cara

que no lo iba a defender. alejandra: [suspira]

te lo agradezco, muchas gracias. carlos: le dejé en claro

que se metió con mi familia, porque así es como te veo a ti

y a tu papá. alejandra: de verdad que yo no

entiendo, este tipo no tiene verguenza.

carlos: sí, lo sé, me ofreció mucho dinero para defenderlo.

así que no dudo que busque una buena defensa y que pague

el dinero necesario para salir de prisión.

alejandra: pues, gracias por avisarme, carlos,

te lo agradezco. carlos: ale, sabes que cuentas

conmigo para lo que sea. [música]

[música] raquel: ¿qué pasó, julio?

julio: el seguro siempre busca la manera de no pagar.

raquel: ¿de qué hablas? julio: fui a cobrar el seguro

de vida de mis papás, no tengo dinero, tía.

tengo que pagar muchas cosas de la casa, funerales, abogados,

todo, son muchos gastos. raquel: claro, entiendo,

pero ¿qué te dijeron? julio: el seguro de mi papá

lo autorizaron y lo puedo cobrar en una semana,

el de mi mamá no. raquel: pero ¿por qué?

julio: porque dice una de las cláusulas que está

estipulado que no se puede pagar el seguro de vida si se trata

de un suicidio. raquel: yo creo que tu mamá

jamás se imaginó verse en una situación así.

julio: es estúpido que detengan el dinero por eso.

raquel: a ver, hijo, no te preocupes, ¿sí?

yo no te voy a dejar solo, yo te voy a ayudar a salir adelante

de esto. julio: perdóname, tía, yo no sé

qué hacer. raquel: tranquilo.

julio: de un día para el otro me quedé sin mis papás.

raquel: sí, hijo, no se puede estar preparado para algo así.

pero yo te juro que no vamos a descansar hasta hacer justicia.

y vamos a encontrar a los que le hicieron esto

a tu padre. créeme.

carlos: creo que ya sé por dónde va a querer manejar su defensa.

alejandra: te escucho. carlos: después de lo que vi, va

a decir que él ya tenía dinero mucho antes de ser presidente

municipal. alejandra: ay, claro, ¿y qué

hacía, según él? carlos: se dedicaba al ganado

y después puso un rastro en su comunidad.

alejandra: voy a pedirle a gustavo que revise

las declaraciones fiscales de ese lugar, para saber si

en verdad tenía las ganancias suficientes para hacerse de todo

lo que tiene. carlos: pero no solo eso,

me dijo que si hacía falta una evidencia o alguna prueba,

él la mandaba a sembrar. alejandra: no, bueno, este tipo

es el colmo, no puedo creer que haya gente como él.

¿sabes qué? voy a pedirle al juez que después de un plazo

de 72 horas no acepte más pruebas ni testigos.

carlos: sí, hazlo, así previenes que salga con alguna sorpresa.

alejandra: que todo esto me da más motivos para trabajar

muy duro. voy a armar todo lo necesario

para que ese tipo se quede ahí refundido en la cárcel.

¿te dijo algo de mi papá, de lo que pasó con alonso,

con gustavo? carlos: no, no, y fíjate

que se lo pregunté varias veces, pero insiste en que no tiene

nada que ver. alejandra: pues, claro,

¿qué te va a decir? maldito infeliz, desgraciado.

carlos: ale, ale, sé que estás enojada, pero si ya estás

dentro de este caso, tienes que mantener la calma.

pero sobre todo, actuar con la cabeza fría, sí.

roberto: johnny, ¿qué pasó? ¿cómo te fue?

juan: licenciado, no sabe lo que me encontré.

pedí el reporte forense del sr. sergio cervantes

y hay algo muy raro. roberto: cuéntame qué fue.

juan: al señor lo asaltaron frente a su hijo, le robaron

mil pesos y un reloj sencillo, porque era todo lo que llevaba.

roberto: o sea, lo mataron por nada.

juan: sí, pero no solo eso, sino que por el tipo de lesiones

al parecer el señor no se opuso al asalto, no estaba golpeado

ni tenía rastro de haber forcejeado.

roberto: si no se opuso al asalto, no entiendo por qué

lo mataron. a ver, quizá los asaltantes

venían drogados y se salió de las manos o algo así.

juan: tal vez, pero lo más raro del caso es que cuando

se lleva a cabo un asalto, todo sucede muy rápido.

los asaltantes están alterados y quizá dan una o dos puñaladas

rápidas y salen corriendo con lo que se robaron.

con el sr. sergio no fue así. lo apuñalaron 20 veces.

roberto: un ataque así corresponde a otro tipo

de móvil, mi johnny. algo pasional, puede ser.

eso quiere decir que no fue un evento desafortunado

ni mucho menos al azar. sino que al sr. sergio tenían

planeado matarlo. alejandra: el juez de control ya

tiene los elementos para dictar una audiencia de vinculación

a proceso en contra de jacinto dorantes.

ricardo: efectivamente, solo hay que esperar la fecha del juicio.

alejandra: gracias a lo que me dijo carlos presenté

el escrito para dejar marcado el límite de tiempo que tiene

la defensa de dorantes, así evitamos que agreguen más

pruebas de último momento. jaime: bueno, si carlos rechazó

la defensa de dorantes, ¿saben quién lo va a hacer?

alejandra: no, no tengo idea la verdad.

jaime: hay que estar prevenidos, alonso.

alonso: ¿qué sugieres, jaime? jaime: bueno, primero evitar que

ese tipo salga de la cárcel. y segundo, tenemos que estar

preparados para cualquier escenario.

es muy probable que jacinto le dé a su defensa los mismos

documentos que me dio a mí. ricardo: ¿y recuerdas

lo que decían? jaime: claro que sí.

eran escrituras y actas notariales con fechas de años

pasados, incluso antes de que fuera presidente

municipal. esa era su forma de demostrar

que no cometió enriquecimiento ilícito.

pues, tenía las pruebas para decir que eso lo tuvo antes

de tener un cargo público. alejandra: carlos me dijo

que vio los documentos y, según dorantes, tenía dinero

desde antes por su ganado y un rastro.

ricardo: pero pudo haber alterado la fecha de la compra

de las propiedades con un notario corrupto.

jaime: así es. hay algunos que venden

los espacios que están en blanco en los libros notariales.

alejandra: pues, lo voy a investigar en el archivo

general de notarías. ricardo: a lo mejor juan conoce

a alguien ahí. alejandra: bueno, primero voy

a redactar el escrito para pedirle información sobre

todo lo que está a nombre de jacinto dorantes.

roberto: julio declaró que todo sucedió muy rápido, ¿no?

pero ¿cuánto tiempo puedes tardar en apuñalar 20 veces

a una persona? juan: pues, se tomaron su tiempo

para hacerlo. roberto: obviamente.

¿hubo algún otro testigo? juan: no en el momento preciso

del asalto, sino que después llegó una persona que fue quien

llamó a la ambulancia. mire, esta es la copia

de la declaración. roberto: a ver, vamos a ver.

aquí dice que encontró a sergio ya sin vida y a julio un par

de pasos atrás. juan: tuvo mucha suerte.

roberto: no, mi johnny, eso no es de suerte.

esto me refuerza la idea de que no iba por el asalto,

sino por la vida de sergio. alonso: pero no podemos

demostrar que dorantes haya sobornado al notario

si la transacción se hizo con dinero en efectivo.

alejandra: pues, no, pero el análisis de un perito

en documentoscopía puede determinar si los registros

de dorantes son de las fechas que dice o no.

jaime: excelente, excelente idea.

es una gran idea. alonso: pues, para eso

nos tenemos que apurar. ricardo, busca un perito y dalo

de alta en eso. ricardo: claro que sí.

alejandra: bueno, yo me encargo del notario entonces, para

investigar todas las propiedades que estén registradas a nombre

de dorantes o alguien de su familia.

alonso: muy bien, hagan eso, muchachos, en lo que nosotros

seguimos poniendo en orden cronológico los eventos.

alejandra: por cierto, alonso, me dijo carlos que en lo que

nos pueda ayudar, por favor, contáramos con él.

alonso: ahorita me comunico con carlos para agradecerle.

alejandra: yo creo que la información que nos dio

nos sirvió muchísimo, ¿no? ricardo: sí, mucho, mucho.

roberto: julio, ¿cómo estás? julio: buenas tardes.

roberto: necesitamos hablar contigo.

raquel: tomen asiento. roberto: muchas gracias.

estamos armando el expediente completo de lo que pasó

con tu papá y queremos saber qué fue lo que sucedió todo ese

día. julio: ya se lo dije

a la policía. juan: cualquier detalle

es muy importante. raquel: hijo, yo sé que es duro

para ti, pero trata de recordar algo, ¿sí?

juan: tal vez algo que hayan dicho los asaltantes, no sé.

una reacción entre ellos. julio: no, no, la verdad no sé,

todo pasó muy rápido, no dijeron nada.

roberto: julio, ¿tú ibas con tu papá el día del asalto?

¿solamente se acercaron a tu papá?

¿o te dijeron algo a ti? julio: solamente a mi papá.

en cuanto se acercaron yo me hice un poco para atrás,

para que no me hicieran nada. roberto: ¿cuántas personas eran?

julio: dos. roberto: ¿y qué le dijeron

a tu papá? julio: que les diera todo

lo que tenía. juan: ¿viste el arma que traían?

julio: sí, vi una navaja. me asusté mucho y me hice hacia

la pared para que no me atacaran.

juan: pero tu papá no se opuso al asalto.

julio: no. raquel: esos desgraciados

lo atacaron sin motivo. roberto: eso es precisamente

lo que no nos cuadra. creemos que el motivo

de su muerte no fue un asalto. sí, sí, por la forma en la que

fue atacado, sospechamos que no querían asaltarlo, sino matarlo.

julio: no, eso no es cierto, a mi papá lo asaltaron,

yo lo vi. alejandra: hay cuatro casas

a nombre de él, dos a nombre de su hermano y una a nombre

de su esposa, la cual falleció años atrás.

alonso: muy bien, alejandra. jaime: ¿y qué pasó

con el perito? alejandra: pues, ricardo ya

se fue a buscar a un amigo de roberto para que en cuanto

el notario sea notificado, el perito tenga tiempo de hacer

los estudios correspondientes. alonso: espero que estén

a tiempo. alejandra: pues, yo ya agregué

el nombre del perito a la lista de testigos.

jaime: bueno, pero hay que darle oportunidad al perito

para que haga su trabajo. ¿no crees?

alonso: claro. podemos dejar su testimonio

al final. alejandra: pues, señores, ya

estamos listos para el juicio. alonso: muy bien.

jaime: bien. raquel: licenciados, perdón,

pero a mí me cuesta muchísimo creer en esa idea.

mi cuñado era un hombre bueno, todo el mundo lo quería.

roberto: no, no, no estamos diciendo lo contrario.

pero la forma en la que atacaron a sergio no corresponde

con la dinámica de un asalto normal.

raquel: no entiendo por qué. roberto: un asaltante busca

la manera de actuar lo más rápido posible.

julio: así fue. roberto: sí, pero los asaltantes

buscan sacar lo más posible en el menor tiempo.

si no se oponen al asalto, no tienen por qué matarlos.

no es lo que están buscando, ¿me explico?

juan: y cuando llegan a hacerlo, es porque se sintieron

acorralados o descubiertos. y lo hacen de manera certera

y rápida. una o dos heridas en lugares

claves y a correr. roberto: efectivamente.

pero a sergio le dieron 20 puñaladas.

juan: querían asegurarse de que estuviera muerto.

roberto: y su ataque fue más del tipo pasional, como

si se tratara de una venganza. julio: eso es ridículo.

no es una venganza. a ver, si son buenos abogados,

en vez de estar inventando teorías, deberían estar buscando

a los verdaderos criminales. raquel: julio, por favor.

ijulio! disculpen, está muy afectado.

roberto: no, no se preocupe, entendemos perfectamente.

dígale, por favor, que vamos a encontrar a los culpables

de la muerte de su padre, se lo aseguro.

raquel: gracias. roberto: gracias por todo.

raquel: los acompaño. roberto: no, por favor,

conocemos el camino. gracias, buenas noches.

samuel: miriam. miriam: samuel, qué bueno que

vienes, ¿cómo están los niños? samuel: bien, bien, están

un poco asustados, porque no entienden lo que pasa.

no sé cómo explicárselos. miriam: por favor, nunca

les digas que su papá se murió así, por mi culpa, jamás

me lo perdonaría. samuel: no lo voy a decir.

miriam: samuel, los niños me necesitan, por favor...

por favor, ayúdame a salir de aquí.

samuel: sí, sí, me recomendaron un bufete de abogados y ya hice

una cita, les dije que era urgente.

miriam: sí, gracias. samuel: vas a salir de aquí.

te lo prometo. miriam: sí.

¿y phillip? samuel: vino su hermano jacob

para hacer los trámites para llevarse el cuerpo

a estados unidos. miriam: ¿y supo lo que pasó?

samuel: sí. miriam: seguramente se puso

muy mal, jacob tiene peor carácter del que tenía phillip.

samuel: la verdad es que ni siquiera lo vi.

miriam: bueno, mejor, mejor. no le vayas a hacer caso a nada

de lo que te diga. por favor, él nunca me quiso,

ya lo sabes, por ser mexicana. samuel: ah, ese imbécil.

todavía que aguantabas al idiota de su hermano.

miriam: me equivoqué, sami, me equivoqué, yo pensé, pensé

que iba a cambiar. [música]

[música] roberto: muchas gracias.

a ver. sí me podría acostumbrar a esto,

¿sabes? victoria: ¿te falta mucho?

roberto: en esencia, el delito es muy claro: asaltan y asesinan

a sergio justo enfrente de su hijo.

victoria: ay, pobre muchacho. ¿y a él no le pasó nada?

roberto: ni un rasguño. el asaltante no le quitó

absolutamente nada a él. victoria: ¿cómo?

roberto: a ver, trato de imaginarme la lógica

de las acciones. llega el asaltante y según

la declaración que dio el hijo, cuando vio la navaja se tiró

al suelo para protegerse y solamente pudo jalar su perro

con la correa. victoria: esa no es una reacción

natural. roberto: es lo que yo pienso.

a ver, si alguien se atreviera a hacerle algo a mi padre,

yo lo mato, lo enfrento, no sé. tendría heridas, hubiera habido

forcejeo, algo. victoria: totalmente de acuerdo.

¿qué vas a hacer? roberto: bueno, pues, primero

disfrutar de este momentito contigo.

y hacer todo lo que pueda para entender qué fue

lo que realmente pasó. jaime: se le dieron 300 millones

de pesos para servicio público. y no llegaron nunca

a las escuelas y hospitales a los cuales estaban asignados.

>> no saben la felicidad que me da verlos así.

alejandra: es que yo nunca dejo de aprender de mi papá.

>> ah, ¿sí? jaime: ya me superaste, hija,

y me siento muy orgulloso de ver de lo que eres capaz.

alejandra: ay. >> también se parecen

en lo desvelados. ¿ya vieron la hora que es?

alejandra: ay, papá, es tardísimo.

>> sí. jaime: ya vete a descansar,

hija. alejandra: no, claro que no.

¿cómo crees? si lo hacemos juntos, vamos a terminar

más rápido. >> bueno, pues, si se van

a quedar aquí trabajando, voy por un vinito para acompañarlos.

alejandra: que sean dos. jaime: que sean tres.

>> mejor traigo la botella. [ríe]

victoria: siempre, desde que te conozco, te ha servido

hacerle caso a tu intuición. ¿quieres saber lo que dice

mi intuición de ti? victoria: no, estoy hablando

de cuando la usas para los casos.

roberto: lo que pasa es que esa es la ventaja de la intuición.

es algo que es parte de uno. es por eso que sé que me quieres

mucho más de lo que estás dispuesta a aceptar.

victoria: ¿tú crees? roberto: 100%.

victoria: si mañana queda preso dorantes, ya no vamos a estar

en peligro. y no vas a tener que estar aquí

cuidándome. confieso, que te voy a extrañar.

buenas noches. >> ¿en qué puedo ayudarles?

juan: estamos buscando más información del caso sergio

cervantes, no sé, algo que nos dé alguna otra pista

sobre los atacantes. >> encontramos algo que

a lo mejor pueda interesarles, es sobre el caso de ariadna,

su esposa. aquí está el reporte.

juan: ¿qué pasa, licenciado? roberto: el reporte dice

que las lesiones que tenía en el cuello no corresponden

a la manera en que el cuerpo fue encontrado.

lo que quiere decir es que ariadna no se suicidó,

sino que la mataron. juan: esto es muy claro,

licenciado. roberto: hay que informar al mp.

johnny, por favor, pide copia de todo.

voy a contactar a raquel para avisarle todo esto.

bueno, te veo en la oficina. por favor, pide todos los datos

que tengan. juan: sí, no se preocupe,

licenciado, yo me encargo. jaime: buenos días.

alonso: buenos días, señores. >> buenos días.

alejandra: buenos días. alonso: permiso.

ricardo: todo va a salir muy bien.

alonso: ya estamos listos. gustavo: recuerden que tienen

que encontrar la forma de vincularlo con el homicidio

de mi familia, tu atentado y el secuestro de jaime.

alonso: gustavo, confía en mí. gustavo: sí, sí, perdón.

alejandra: le voy a entregar las cédulas a la secretaria.

¿me permiten? gracias.

ricardo: exito. alejandra: gracias.

jaime: alonso, han pasado muchos años desde

que llevamos un juicio juntos, ¿recuerdas?

alonso: uh, sí. jaime: pero ya que estamos

en este juzgado, es como si no hubiera pasado el tiempo.

alonso: y no saben lo que les espera.

alejandra: mucha suerte. suerte.

>> nos ponemos de pie para recibir a su señoría.

juez: buenos días. [suspira]

tomen asiento, por favor. se declara abierta la audiencia

en contra del sr. jacinto dorantes arroyo, acusado

de los delitos de peculado, enriquecimiento ilícito y lavado

de dinero. tiene la palabra la parte

acusadora. alonso: muchas gracias,

su señoría. para que este juicio fuera

posible, tuvieron que pasar muchos días de trabajo

e investigación, para que un delincuente como jacinto

dorantes, primero pierda el fuero y después

su libertad. jacinto dorantes representa

todo lo que este país ya no merece, un servidor público

que cree que su palabra, su voluntad, es la única

que vale. que no conoce las leyes,

que engaña, que abusa y que le roba a la gente

que más lo necesita. jacinto: ieso no es cierto!

y no voy a permitir que se refiera a mí de esa manera.

juez: silencio, sr. dorantes. alonso: sr. juez, la ley

nos señala a todos por igual. dorantes se escondió por mucho

tiempo detrás del fuero. por eso le pido que lo juzgue

por la naturaleza de sus delitos.

este juicio no es solo para hacerle justicia

a san benito, sino para hacerle justicia a todo un país

que la merece. juez: tiene la palabra

la defensa del sr. dorantes. >> su señoría, el licenciado

vega habla de igualdad, de leyes que se deben de respetar, siendo

que él mismo las rompió convirtiendo esta querella

en contra de mi cliente en un asunto mediático.

se hizo una verdadera cacería de brujas en contra del sr.

jacinto, siendo que el único con una credibilidad cuestionable

es el sr. alonso vega y todos los abogados de su bufete.

permítame recordarles el video de benjamín acosta, hoy preso

por operaciones con recursos de procedencia ilícita.

se llenó las bolsas con sobres de dinero.

obviamente, esas operaciones eran del conocimiento

del licenciado vega. alejandra: sr. juez,

los argumentos del abogado se refieren a un juicio

ya juzgados. juez: ¿a qué punto quiere

llegar, abogado? >> a que mi cliente

es una víctima del bufete vega. por lo cual les solicitamos

nos permita interrogarlo. juez: adelante.

>> gracias, señoría. sr. dorantes, ¿cómo era

su situación económica cuando llegó al cargo

como presidente municipal de san benito?

jacinto: mi madre siempre me enseñó a trabajar

y a ser honrado. en mi tierra había muy pocas

posibilidades, así que como pude estudié.

caminaba todos los días más de cinco kilómetros para llegar

a la escuela. mi padre tenía algo de ganado,

así que después abrimos un rastro y le dio

trabajo a mucha gente. >> aquí vienen los nombres

de todas las personas que dicen haber trabajado con mi cliente

antes de que fuera presidente municipal.

las propiedades por las cuales lo quieren imputar a estos

delitos, ¿las compró cuando ya era presidente municipal?

jacinto: claro que no, ya las tenía.

yo soy un ejemplo de superación para mi gente.

es por eso que fui electo por ellos.

>> aquí tengo una copia de las fojas de la notaría

en donde están registradas las propiedades

del sr. dorantes, para que vean las fechas de registro que son

mucho tiempo antes de que él fuera presidente municipal.

jacinto: yo siempre he visto por mi gente.

y sé que cuando todo esto termine podré regresar

a trabajar para mi comunidad. alejandra: no, no, no.

alonso: tranquilo, gustavo. jaime: si me permite, sr. juez,

quisiera hacerle algunas preguntas al sr. dorantes.

juez: adelante. jaime: gracias.

¿qué sabe de los 300 millones de pesos que le fueron

destinados a su comunidad para servicios públicos?

jacinto: bueno, los gastos públicos son responsabilidad

de la secretaría de finanzas. el presidente municipal decide

dónde se tiene que invertir. pero eso lo hace la secretaría,

licenciado. jaime: muy bien, aquí tenemos

el resultado de una investigación que hizo

una sociedad civil, demostrando el deterioro de las escuelas,

hospitales y servicios públicos de este municipio

desde que comenzó el mandato de jacinto dorantes.

>> esa sociedad civil fue patrocinada por un partido

opositor al de mi cliente, señoría.

alonso: no, a ver, a ver, estamos en un juzgado, abogado.

si tiene pruebas que demuestren que el trabajo del fallecido

fausto olivera fue patrocinado por un partido político,

le exijo que las presente. ¿tiene pruebas?

¿tiene pruebas? no tiene pruebas,

fue lo que me imaginé, su señoría.

jaime: sr. juez, lamentablemente el abuso de poder permite

cometer muchos delitos. por lo que es imperativo

recordar que fausto olivera, quien fue el primero en señalar

los abusos del sr. dorantes, apareció muerto.

>> señoría, eso no tiene nada que ver con mi cliente.

alonso: no, no, a ver, a ver, permítanme, permítanme.

su señoría, el derecho se basa en las fuerzas de causa-efecto.

derechos y obligaciones, demandas y contestaciones.

no, es por eso que aprendí a no creer en las coincidencias.

la familia del abogado que metió a ramiro dorantes a la cárcel

hoy está muerta. una mujer y un menor.

un niño muerto a días de que se le dictara sentencia

a ramiro. el licenciado gustavo soto metió

preso a ramiro dorantes por fraude, una constructora

que tuvo el aval para su creación durante

el mandato de jacinto dorantes. después secuestran a jaime

ponce, abogado que abandonó la defensa de jacinto dorantes.

que debo reconocer, hubiera hecho un mejor trabajo que estos

cinco colegas, con todo respeto. y por último, me quisieron matar

a mí. si nos basamos en la lógica,

que es la madre de las ciencias, y también en las amenazas,

estamos anexando un acta de hechos sobre estos eventos

para que el ministerio público investigue lo pertinente,

señoría. alan: yo espero, sinceramente,

que volvamos a tener otra oportunidad parecida

a la de dorantes. carlos: no lo podía tomar, alan.

alan: lo dejaste ir, carlos. carlos: con todo lo que pasó no

me iba a enfrentar a alonso, a jaime y mucho menos

a alejandra. alan: yo solamente, de corazón,

espero que algún día lleguemos a tener las entradas suficientes

de dinero como para pagarle al ciego su dinero, nada más.

carlos: así como llegó el caso de dorantes, tendremos otro

caso, ya verás, ya. alan: no, no.

y ojalá que alejandra llegue a valorar, aunque sea un poquito,

lo que hiciste por ella. porque si no, digo, todo

esto es gratis, gratis. carlos: ya me tienes harto,

harto. aquí el que toma las decisiones

soy yo, que no se te olvide. >> señoría, lamentamos mucho

lo que han pasado los abogados del bufete vega.

pero aquí están las pruebas que están siendo avaladas

por un notario. mi cliente no cometió ninguno

de los delitos por los que se le acusa.

así que, por favor, le solicitamos que lo deje

en libertad. alejandra: sr. juez, le pido

que me permita llamar al dr. solórzano, perito

en documentoscopía, avalado por el poder de la judicatura.

juez: adelante. alejandra: gracias.

solórzano: buenas tardes. con permiso, buenas tardes.

alonso: propio. >> ¿jura decir la verdad?

solórzano: lo juro. alejandra: sr. juez, gracias al

ministerio público y su policía de investigación conseguimos

el libro original de la notaría donde están inscriptas

las propiedades del sr. dorantes.

¿qué fue lo que encontró, doctor?

solórzano: después de tener los oficios necesarios,

sr. juez, apliqué una prueba de radiocarbono 14 a la tinta.

esto se realiza raspando ligeramente la tinta y el papel

de la impresión donde están inscriptas las propiedades

del imputado. alejandra: muy bien, ¿nos puede

decir a todos lo que encontró, doctor?

solórzano: la tinta de los escritos que están arriba

de las del sr. dorantes sí son de la fecha que se marca,

de 4 a 6 años. en cambio, las del sr. dorantes

son mucho más recientes. alejandra: ¿cuánto tiempo

arroja su resultado? solórzano: de uno a dos años.

alejandra: como usted sabe, sr. juez, un presidente

municipal está en su cargo solamente tres años.

jacinto: ieso no es cierto! alejandra: este es un claro

acto de corrupción. por eso le pido que el notario

que se prestó para hacer esto sea removido de su cargo

inmediatamente. pero, sobre todo, que se aplique

todo el peso de la ley a este hombre y que sea un ejemplo

para este país.

Cargando Playlist...