null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Un perfecto desconocido'

Univision29 Oct 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

mauricio: ♪ basta

de aferrarme a hacer castillos

en un mar de arena

de entregarte todo

de mi vida ♪

[abucheos]

♪ basta basta basta ♪

>> ¡basta!

mauricio: ♪ de llorar ♪

[aplausos]

[vitoreos]

roberto: ¡enorme, tío!

antonio: ¡grande!

hermano, eso.

mauricio: ¿y cómo vieron?

ahora sí que muy pronto voy

a hacer rancheras, ¿verdad?

¿y la botella?

>> ya se acabó.

mauricio: no, ¿cómo que ya

se acabó?

vamos a pedir otra, ¿no?

ambos: no, no, no, no.

>> espérate, ya se está

haciendo tarde y todavía

los tengo que llevar

a sus casas.

mauricio: ay ya, no seas así,

una más y ya, ¿vale?

>> no, en serio que no,

y además vete, eres el más

borracho de todos.

>> nadie te aguanta.

mauricio: ¿y qué quieren?

estoy super feliz porque alondra

por fin aceptó ser mi novia,

y eso hay que festejarlo,

señores.

>> pues sí, pero con ella.

y ya mejor vámonos y volvemos

a salir mañana con alondra.

mauricio: no, no, no.

mira, yo me voy a quedar

con mis buenos amigos.

roberto: ¡eh!

mauricio: ya ven, hermanos.

y por lo visto ellos sí traen

pila, no como ustedes.

>> ¿sabes qué?

como quieras.

me marcas llegando a tu casa.

nos vemos.

mauricio: ay ¿cómo vieron

a mis amigos?

antonio: no, hombre.

mauricio: esto apenas empieza

y ellos ya se fueron.

antonio: ey, no les hagas caso,

lo bueno es que nos conocimos

y podemos seguirla.

mauricio: ¡claro!

antonio: ¿nos echamos otra?

mauricio: va, va, claro.

antonio: jefe, otro caballito.

mauricio: eso, gracias.

antonio: eh...

vamos, ¿eh?

venga, ¿va?

salud.

todos: salud.

mauricio: [ríe]

¿y ustedes qué?

¿a qué se dedican o qué?

antonio: [ríe]

roberto: nosotros ya terminamos

la carrera y todo, ¿eh?

pero no encontramos chamba.

mauricio: [ríe]

roberto: ya sabes que te piden

pagar una lanota y tenerte

como esclavo, ¿no?

pero en fin, ya saldrá algo,

ya saldrá.

antonio: ey bueno, ya, ya,

parece que se están ligando.

roberto: ¿qué paso, qué pasó?

antonio: ey, pero a fondo.

mauricio: fondo.

antonio: va, salud.

roberto: y después nos vamos

a otro lado, ¿eh?

antonio: va.

mauricio: oye, no, ¿sabes qué?

no me puedo ir a otro lado,

no traigo mi coche.

antonio: [ríe]

roberto: por eso no te

preocupes, nosotros te llevamos.

mauricio: ah, bueno,

pues a seguirle.

antonio: ¡salud!

mauricio: ándele, una más.

roberto: ey, ey, ey.

suave, suave.

antonio: cuidado.

mauricio: oigan, espérense.

¿a dónde vamos?

roberto: ya lo verás, ¿eh?

te la vas a pasar de poca,

te lo prometo.

mauricio: me siento mal.

antonio: ¿qué tienes,

qué tienes?

roberto: ¿qué le diste para que

se pusiera así, imbécil?

antonio: lo mismo de siempre.

creo que se me pasó un poco

la mano.

roberto: ¡eres un idiota!

antonio: ¿qué vamos a hacer?

en la torre, este cuate

ya no respira,

¿si se murió?

roberto: bueno, vamos

a deshacernos del cuerpo

como sea, ¿va?

no nos podemos quedar

con el paquete, ven.

rápido.

laura: no inventes,

¿cómo que no nos puedes dar

mesa?

>> sí puedo,

pero ya les dije que tienen que

comprar mínimo una botella.

marco: no nos puedes obligar,

eso está prohíbido.

>> pues si quieres tráeme

a tu abogado para que

me obligue, mientras tanto

si quieren mesa compren

una botella y asunto

solucionado.

roberto: oigan, nosotros estamos

igual que ustedes, ¿eh?

no nos dejan pasar,

pero ¿qué les parece

si compramos una botella

entre los cuatro y así entramos

sin bronca?

marco: va, me parece

para que este tarado

no se salga con la suya, va.

antonio: oye, ¿ya oíste?

ahora sí tienes que dejarnos

pasar, ya vamos a comprar

la botella.

>> siendo así yo no tengo ningún

problema, pásenle, pásenle.

laura: ¿no que no entrábamos?

>> pásale.

[música]

antonio: oye, ¿viste el reloj

que trae el cuate?

roberto: no sólo él,

ella también tiene un buen reloj

y me encanta la cadenita

que tiene.

y, por lo visto,

esta será una buena noche,

compa.

antonio: la mejor.

salud, salud.

laura: a ver, vente,

camina derecho.

[ríe] espérate, espérate.

[resuella]

roberto: uy, amigo.

no te preocupes.

amigo, me parece que

se te pasaron las copas, ¿eh?

deja que yo maneje.

marco: no, ¿cómo creen?

estoy bien, estoy bien, no,

yo manejo, no te preocupes.

laura: sí, bebé,

deja que roberto maneje así tú

y yo nos vamos atrás.

marco: bueno, está bien.

laura: [ríe]

ay abre--

laura: marco.

marco.

marco.

despierta.

[solloza]

marco.

por favor, despierta.

[gime]

[jadea]

señorita--

señorita, ayúdeme por favor.

mi novio--

mi novio no despierta.

ayúdeme por favor,

no sé qué nos pasó.

doctora: encontramos restos

de tetrizolina en tu sangre,

es un compuesto que se usa

en gotas oftálmicas.

laura: pero--

nosotros no usamos esas gotas

y mucho menos las bebimos.

doctora: de seguro alguien

se las dio a beber

para dormirlos y robarles.

ya ves que ni tu novio ni tú

traían ninguna pertenencia.

lo bueno es que tú ya estás

fuera de peligro y te puedo dar

de alta.

laura: ¿y marco?

¿cómo está mi novio?

doctora: cada cuerpo tiene

una diferente forma

de reaccionar ante este

compuesto.

desgraciadamente tu novio

está en terapia intensiva

luchando por su vida.

>> ¡voy!

¡sigue sin contestarme!

¿qué pasó con ustedes, laura?

llevo toda la noche marcándoles

y no me contestan.

¿dónde está marco?

laura: señora--

yo--

[llora]

>> lamentablemente ocurrió

algo durante la noche,

marco está en el hospital.

>> ¿qué?

¿cómo?

>> permítanos explicarle

en el camino,

venimos por usted para llevarla

con su hijo.

laura: [llora]

>> voy por mi bolso.

doctora: no nos queda más que

esperar para ver cómo marco

reacciona al tratamiento.

laura: de verdad lo siento

mucho, señora,

nosotros nunca pensamos

que esto nos fuera a pasar.

>> sí.

deberieron ser menos confiados.

[solloza]

esta ciudad está más peligrosa

cada día,

tenemos que estar alertas,

laura.

no--

no te culpo de nada.

[llora]

fue un descuido de los dos.

mi amor, por favor,

te tienes que recuperar.

hijo, por favor,

no dejes de luchar, por favor.

yo sé que vas a salir adelante,

¡yo lo sé, mi amor,

por favor, te vas a recuperar,

marco!

¡marco!

[llora]

[música]

[música]

>> esta es la toma

que tenemos cuando entraron

al antro.

más adelante seguro está

cuando los cuatro salieron

de aquí.

>> muéstrenos ese momento.

lamentablemente no se alcanza

a ver bien el rostro

de esas personas.

laura: pero yo ya les dije

quiénes son,

pueden hacer un retrato hablado.

>> iremos a la alcaldía

para que lo hagas,

pero aún así no tenemos

ninguna pista de quiénes sea

porque aunque me diste

los nombres no sabemos si son

los verdaderos.

laura: de seguro tú sí sabes

quiénes son,

no ha de ser la primera vez

que vienen.

>> no puedo recordar

todas las personas que entran

a este lugar,

tú misma viste que son varios

chavos los que vienen

todos los fines de semana.

>> pero algo deberían

de hacer para evitar que pasen

estas cosas.

>> entiendo su molestia,

pero nos es imposible

controlar todo lo que pasa

aquí adentro,

los muchachos tienen que

aprender a cuidarse ellos solos.

>> tranquilo, tranquilo.

>> desafortunadamente

en este tipo de lugares

es muy difícil tener un control

exacto en lo que sucede,

y es por eso que

los delincuentes se aprovechan

para asaltar a los jóvenes,

tú misma te diste cuenta

que vaciaron las tarjetas,

tu banco y se llevaron

los celular y las pocas joyas,

también el auto.

>> aquí está la hora exacta

en la que salieron de aquí.

>> voy a querer una copia

de ese video.

>> por supuesto.

marco: me pongo a pensar

qué hubiera pasado si--

si no la hubiera librado.

>> no digas eso.

yo me hubiera vuelto loca,

tú eres lo único que tengo.

marco: y yo a ti, mamá,

por eso me da tanto coraje

que--que por unos perfectos

desconocidos estuvimos

en riesgo de no volver a verlos.

es algo que no acepto y creo que

no lo podré hacer.

laura: buenas tardes.

>> hola.

laura: marco, ya checamos

lo de tus tarjetas,

no se pudieron llevar nada,

todo sigue ahí porque tienes

firma electrónica.

marco: al menos eso

no lo pudieron hacer.

laura: sí, lo único malo es que

no pudieron salvar tu auto,

lo encontramos todo

desmantelado.

marco: de verdad, de verdad

no es justo,

no es justo que tengamos

que estar pasando por esto

mientras los infelices

están disfrutando de--de todo

lo que nos quitaron.

de verdad--de verdad que

no es justo--

es que no--

[suspira]

>> gracias a dios

estás en tu casa.

mira te acondicioné este lugar

para que no tuvieras

que subir escaleras.

te quedas a comer con nosotros,

¿verdad, laura?

laura: claro que sí, señora,

yo le ayudo a poner la mesa.

>> muy bien, pero me voy

adelantando.

laura: si, si, si.

marco: espera, espera, espera.

ay, espera, ay, maldita sea.

laura: tranquilo, bebé,

escuchaste cuando la doctora

dijo que lo del bastón

es temporal.

con un poco de terapia

volverás a ser el mismo

de antes.

marco: es que no es justo,

laura, no es justo que

a nuestra edad hayamos tenido

que pasar por todo esto.

además perdí mi auto.

laura: ya lo sé,

pero no tenemos mucho que hacer,

la policía ya está buscando

a esos tipos y lo único que

nos queda es esperar.

marco: pero ¿cuánto?

mientras los encuentran

ellos van a seguir dañando

a otros chavos.

laura: bueno, esperemos que

no sea así.

y no ganas nada con

desesperarte,

nosotros no podemos hacer mucho.

marco: no, claro que sí,

yo los voy a encontrar.

no sé cómo pero--

pero tengo que dar con ellos

para que nos paguen

por lo que nos hicieron.

te juro que la van a pagar,

te lo juro.

laura: tranquilo.

[música]

[música]

yolanda: ay gracias.

¡uh!

guau, se ve super bien,

el antro está a todo lo que da.

isela: ay, amiga,

ojalá que encontremos a alguien

porque sí hay muchos chavos,

pero pues se ven muy niños

y otros tienen cara de tetos,

¿no?

yolanda: pues no todos, ¿eh?

¿ya viste el de saco gris

que está parado allá?

isela: ay lo siento, chicas,

va a ser mi cumple y ese chavo

es para mí.

yolanda: ay pues tiene razón

isela,

es su cumpleaños y qué mejor

que ese chavo para que

te de tu regalito.

nada más falta que te pele

y ya, ¿verdad?

isela: ay pues ese no es

problema.

a ver, ¿dónde está el mesero

para pedirle un trago?

yolanda: ay, amiga,

qué aventada, ¿eh?

pero seguro así

sí lo conquistas.

isela: ay no, olvídenlo.

ay no entiendo, no sé qué

nos sorprende si todos

los chavos que valen la pena

ya tienen a alguien.

yolanda: no, no, a ver,

no se desanimen,

hay muchos peces en el mar

y pues ya luego vemos otro,

hay muchos.

¡por mientras vamos a bailar

que venimos a divertirnos!

yolanda: ay no entiendo qué

está sucediendo.

el tiempo pasa para nosotras

y seguimos sin conseguir

ningún galán.

isela: no te desanimes, yola,

tú eres la que nos echa porras

a todas.

yolanda: pues sí, amiga,

pero a veces no entiendo

lo que estamos haciendo mal.

la verdad no estamos feas

y pues tampoco somos mala onda.

isela: ay pues sí,

la verdad no sé qué buscan

los chavos,

nos ven y nos dan la vuelta.

yolanda: a veces pienso que

hicimos mal en estudiar

y prepararnos.

isela: ¿eso qué tiene que ver?

yolanda: ay pues que

por lo visto a los hombres

les da miedo estar con una mujer

que sea dependiente,

porque ven una competencia

en nosotras.

isela: ay esas son tonterías.

lo mejor que les puede pasar

es encontrar a alguien

que los apoye en todos

los sentidos y no una chava

que sea una carga para ellos.

yolanda: pues sí, amiga,

yo lo sé, pero ya ves que aún

existe el machismo en méxico

y a nosotras nos la pone

más díficil.

isela: pero como tú dices,

no hay que darnos por vencidas.

ya llegará el indicado.

y ya, hay que dorminos porque

mañana tengo que ir a casa

de mis papás.

yolanda: ay, buenas noches.

isela: buenos días.

esteban: hola, pásale.

isela: ay perdón,

se me hizo un poquito tarde.

esteban: no te preocupes, hija,

estamos esperando a gerardo.

>> por lo visto estuvo larga

la noche, ¿eh?

traes una carita.

isela: pues sí,

salí con unas amigas a festejar

que va a ser mi cumpleaños.

norma: por eso nunca me han

caído bien tus amigas,

nada más te están subsacando.

isela: claro que no, mamá,

ya no soy una niña

y puedo tomar mis propias

decisiones.

>> bueno, en eso tienes

razón, ¿eh?

ya no eres una niña,

ya vas por el tercer piso,

déjame que te diga.

isela: ay ya, ya vas a empezar

con que "yo ya me casé

y no sé qué".

>> pues sí,

y recuerda lo que dicen, ¿eh?

hermana brincada,

hermana quedada.

isela: ay eso no es cierto,

un día yo también me voy a casar

y voy a tener un hijo

tan hermoso como el tuyo.

norma: pues apúrate, mamacita.

esteban: oye.

norma: ay, broma.

isela: ¿verdad, mi amor?

¿verdad que sí?

¿verdad que un día te voy

a dar un primito tan hermoso

como tú?

gracias, carla.

yolanda: ay, amiga,

de verdad no entiendo porqué

sigues yendo a comer

con tu familia los domingos

si se la viven criticándote.

isela: estoy tan acostumbrada

que ya se me resvala

todo lo que me dicen.

eugenio: [llama a la puerta]

hola, isela, buenos días,

¿puedo pasar?

isela: sí, adelante.

eugenio: ¿y qué tal tu fin?

isela: muy bien, como siempre,

gracias.

eugenio: [ríe]

isela: ¿necesitas algo?

eugenio: perdóname, es que--

quería ver si ya--ya--ya tenías

tu reporte, es que necesito

hacer un cruce

con tu información.

isela: ah, sí, claro, mira.

aquí está impreso y en un rato

te lo envío a tu mail.

eugenio: si, muchas--

ay perdóname, perdóname,

perdóname, soy un tonto,

soy un tonto, soy un tonto.

isela: no, no te preocupes,

está bien--

eugenio: tonto, menso.

isela: está bien, tranquilo.

eugenio: bueno, muchas gracias.

eh--

quedo en espera de tu correo.

yolanda: ay, amiga,

quién te viera, ¿eh?

eugenio se muerer por ti.

isela: claro que no,

es tímido y nada más.

yolanda: no, yo creo que

le gustas y no sabe

cómo acercarse para decírtelo.

ay de verdad,

tú buscando el amor

y lo tienes aquí enfrente,

aquí, aquí, aquí.

isela: ay ya no digas tonterías

y mejor ya hay que ponernos

a trabajar.

ándale, ya.

yolanda: [mufa]

pues salud.

>> salud.

yolanda: listo, chicas,

ya nos tomamos nuestro tequilita

para ganar valor.

ahora sí que vamos a divertirnos

y a pasárnosla increíble.

isela: ay ojalá que alguna

de nosotras consiga galán

esta noche.

yolanda: ay eso sí,

tenlo por seguro.

ligamos porque ligamos.

isela: [ríe] bueno,

voy por mi bolsa.

yolanda: ¿otro o qué?

isela: acompáñame al baño.

yolanda: oye, espérate tantito.

¿no ves que el chavo de allá

como que me quiere hacer caso?

isela: pero ya no aguanto.

yolanda: ay pues dile a mónica

o a alejandra.

isela: ay no, ya se les pasaron

las copas.

ay ya, voy yo sola.

roberto: discúlpame, ¿eh?

venía distraído.

isela: [piensa] que chavo

tan guapo.

roberto: ¿estás bien?

isela: eh, este, sí.

[música]

[música]

roberto: ¿segura que estás

bien?

isela: estoy bien,

no te preocupes.

roberto: oye, ¿y con quién

vienes?

espero no meterme en problemas

con tu galán.

isela: [ríe] vengo con unas

amigas, no tengo novio.

roberto: es bueno saberlo, ¿eh?

¿te puedo invitar algo

de tomar?

isela: sí, sí, claro.

pero, porfa, voy al tocador

y regreso.

roberto: claro, claro que sí,

claro que sí.

isela: bueno.

roberto: aquí te espero, ¿va?

¿cómo estás?

¿bien?

¿me puedo sentar contigo?

¿si?

isela: ay no puede ser,

ya me lo ganaron.

yolanda: en serio no puedo creer

que hayas dejado ir a ese chavo

que te estabas ligando

en la mesa.

isela: es que ya no aguantaba.

yolanda: pues sí,

pero pues hubieras hecho

un esfuerzo,

lo hubieras llevado

con nosotras a la mesa

y no dejárselo a la otra

como pasó.

isela: en serio que hay escaces

de hombres, te juro que

lo dejé solo un minuto

y cuando llegué esa chava

ya se la había lanzado.

yolanda: ojalá ahí aprendas

la lección,

que cuando pezcas a alguien ya,

no se mueve, ahí se deja.

isela: pues si, ya,

ya la aprendí.

ay la verdad ese chavo

me gustó muchísimo,

qué lástima que no pude

conocerlo mejor.

yolanda: pues sí, qué lástima.

eugenio: [llama a la puerta]

isela, ¿puedo interrumpirte

un momentitito?

isela: sí, claro, adelante.

eugenio: gracias.

isela: siéntate.

eugenio: ay muchas gracias.

si, eh--

pues sólo te vengo a dar

las gracias por la información

que me pasaste el otro día.

mi jefe quedó muy contento

con el cruce que le di.

isela: ay no es necesario,

eugenio, es mi trabajo.

eugenio: pero es que siempre

tú lo haces super bien, y--

y--

y por eso--

[suspira]

te quisiera invitar a comer.

para--para agradecerte.

isela: de verdad que no es

necesario, eugenio,

es mi trabajo,

por eso le echo ganas.

¿necesitas algo más?

eugenio: no, no, ya--ya era

todo.

no--no--

oye, ¿crees que me arreglo bien?

isela: no me había puesto

a pensar en eso,

pero ¿por qué lo dices?

eugenio: es que--

tengo una prima que--que, bueno,

se llama--ay bueno,

no importa cómo se llama,

¿verdad?

pero es que ella está insiste

y insiste en que yo me haga

un cambio de imagen.

me lo dice para que yo me saque

mejor partido,

pero ¿tú qué opinas?

isela: pues opino que hagas

lo que te hace sentir mejor,

ese es mi consejo.

eugenio: tienes razón.

muchas gracias, ¿eh?

norma: ay qué bueno que llegas.

voy a pedir que nos sirvan

si estás de acuerdo, ¿mm?

esteban: oye, ¿mientras comemos

me recuerdas el nombre

del antro al que va isela

con sus amigas?

norma: se llama...

max.

pero ¿cuál es tu interés

en ese lugar?

¿ahora ya te vas a ir a poner

a ligar jovencitas o qué?

esteban: [ríe] ay cálmate,

¿con esta belleza en casa?

mira, encontré esta nota

en el periódico.

dice que en ese lugar

alguien robó a una joven,

le vaciaron las tarjetas

de crédito y su casa.

norma: ¿cómo?

pero qué mal que haya sido así,

qué horror.

pero ¿y qué, nosotros qué

tenemos que ver en esto?

esteban: es el lugar al que

va nuestra hija

y no quisiera que le pasara

lo mismo.

voy a hablar con ella.

norma: bueno, sí, hazlo si

quieres, pero sólo te pido

por favor que no la vayas

a espantar, y mucho menos

a desalentarla.

esteban: mira, ten por seguro

que quiero ver a mi hija

realizada, pero no por eso

voy a dejar de alentarla.

antes que cualquier otra cosa

está su seguridad.

¿qué hay de cenar?

isela: ya no quiero sánguches.

yolanda: ay no, ni yo.

¿nos echamos un volado

para ver quién va por los tacos?

[timbre]

isela: bueno, pero ahora que

vaya alguien más

porque la última vez yo fui.

¡pa!

esteban: ¿cómo estás, hija?

isela: qué sorpresa.

pásale, pásale.

¿qué haces aquí?

esteban: pues pasé por tu

restaurante italiano favorito

y les traje pizza y espagueti

y otras cosas riquísimas.

yolanda: ay no, es un sol,

señor, vale su peso en oro.

isela: bueno, voy por los vasos

y los platos.

esteban: yo te ayudo.

isela: sí, pa.

yolanda: ay qué lindo.

esteban: ¿viste las noticias

hoy?

isela: no, tuve un día

pesado y no tuve tiempo.

¿qué pasó?

esteban: pues lo de siempre,

pero hay una nota

que me preocupó.

isela: ¿qué nota?

esteban: que una chava que

estaba en el antro,

donde tú acostumbras a ir,

la drogaron y le robaron

todo el dinero de sus tarjetas.

y también le desmantelaron

su casa.

isela: ay qué mala onda,

¿y cómo fue?

esteban: según esto,

conoció a un tipo en este antro,

lo llevó a su casa

y ahí fue donde le robó

porque la durmió.

isela: no te preocupes, pa,

eso no me va a pasar a mí,

una de mis reglas es no salir

con alguien la noche

que lo conozco.

esteban: no está de más

que se cuiden tú y tus amigas

y tomen sus precausiones.

isela: de verdad

no te preocupes, papá,

que por más que lo intentamos

no ligamos, así que eso

no nos va a pasar a nosotras.

esteban: no digas eso, mi amor,

a ver, pásame los platos.

roberto: ¿te acuerdas de mí?

isela: claro que sí,

pero yo pensé que tú me habías

olvidado, como te vi

con otra chava.

roberto: ah, perdóname

por eso, ¿eh?

es que esa chava se puso super

insistente y no podía quitármela

de encima.

isela: bueno, me imagino que

te debe pasar todo el tiempo,

con eso de que estás tan guapo.

roberto: ¿de verdad lo crees?

bueno, porque esa noche

pensé que no te había llamado

la atención y que por eso

me habías dejado solo.

isela: ay no, no, no,

¿cómo crees?

no, de verdad tenía que ir

al baño.

roberto: ya, dejemos lo que

pasó atrás, ¿va?

te invito a mi mesa para que

nos conozcamos mejor.

isela: claro que sí.

roberto: te sirvo una copa.

isela: bueno, voy a avisar

a mis amigas y voy.

roberto: perfecto.

pues digamos salud

por el gusto de nuestro

reencuentro.

ambos: salud.

roberto: de verdad que

me ha encantado conocerte.

¿por qué no nos vamos a--

a otro lugar para estar

más tranquilos?

isela: ay perdóname pero--

no, no acostumbro a--

ay me estoy sintiendo mal.

roberto: de seguro te hace

falta un poco de aire.

ven, ven, yo te acompaño, ¿eh?

ven, descuida.

isela: ¿a dónde vamos?

roberto: ya llegamos a mi coche,

¿eh?

ahí te puedes sentar un rato

para que se te pase.

ya verás que te vas

a sentir mejor.

isela: por favor,

dile a mis amigas

que estoy aquí, que--que--

roberto: ey, ey.

esteban: ¿qué le hiciste

a mi hija, desgraciado?

¿qué le hiciste, imbécil?

mi amor, mi amor,

¿estás bien?

chaparrita, tranquila,

aquí está papá.

¡llámenle a alguien,

por favor, una ambulancia, algo!

¡una ambulancia, por favor!

¡llamen una ambulancia!

abre los ojos, chiquita,

mi amor.

¿qué tienes, qué tienes?

seguridad, por favor, seguridad.

mi amor.

[música]

[música]

doctor: su hija fue drogada

con gotas oftálmicas.

estamos en la espera

a que despierte para saber

hasta dónde llegó el daño.

norma: ¿tan grave es?

doctor: lamentablemente existen

casos donde el consumo

de estas gotas hace que

las personas lleguen a fallecer.

esperamos que no sea el caso

de su hija.

con permiso.

esteban: no lo permitas,

virgen de guadalupe.

te suplico que mi hija

se pueda recuperar.

lamentablemente ya hay

muchos peligros a los que

estamos expuestos,

por eso tanto jóvenes

como padres debemos darnos

cuenta a lo que nos exponemos

al convivir y a aceptar

el trago a un perfecto

desconocido.

¿hija?

hija.

isela: ¿dón--dón--

dónde estoy?

¿qué me pasó?

norma: el tipo que conociste

en el antro te dio a beber

gotas para los ojos,

te drogó.

isela: ¿él me hizo algo?

¿él me--me violó?

esteban: no, no, no, mi amor,

no, ya no podrá hacerte daño

porque está detenido.

norma: gracias a la virgen

y a tu papá que evitó

que ese hombre se saliera

con la suya.

isela: [llora]

¿estuviste en el antro?

no me acuerdo de nada.

esteban: no te preocupes

por eso, chiquita,

lo que importa en este momento

es que te recuperes

por completo y que estés bien,

mi amor.

eugenio: buenas tardes, señor.

esteban: ¿qué tal?

mucho gusto, eugenio.

eugenio: ¿qué tal?

¿cómo está?

esteban: no les iba a quedar mal

y aquí están sus pizzas

y su espagueti.

yolanda: señor, llegó

en el mejor momento,

teníamos un antojo de pizza.

ay nunca, ni ninguna nos sabe

mejor que la que usted nos trae.

isela: de veras que eres

una barbera con mi papá.

yolanda: ay pues se lo merece.

y si quieres ve por los platos,

mientras nosotros ponemos

el mantel.

eugenio: sí.

isela: bueno, ahí voy.

esteban: te acompaño,

con permiso.

eugenio: adelante.

te ayudo.

esteban: quiero aprovechar

para decirte que ya fue

sentenciado el tipo que

te drogó,

ya había algunas denuncias

en su contra y pasará

mucho tiempo en la cárcel

junto con su cómplice.

isela: qué bueno, papá,

ya no podrán hacer más daño

y todo gracias a ti.

porque fue gracias a que

estuviste en el momento oportuno

que le pudieron detener.

esteban: quedé intranquilo

cuando te pedí que tomaras

tus precauciones

y tú no le diste mucha

importancia, es por eso que

decidí seguirte esa noche,

para asegurarme que estuvieras

bien.

isela: y lo estoy, papá,

todo gracias a ti.

si no hubieras estado

ese tipo hubiera hecho

lo que quisiera conmigo.

esteban: sabes que siempre

podrás contar conmigo, isela,

soy tu padre

y siempre voy a estar

para protegerte.

isela: como siempre,

eres el mejor papá del mundo.

esteban: ay, hija.

oye, y hablando de protegerte,

¿qué onda con eugenio?

isela: [ríe]

esteban: no es la primera vez

que lo veo por aquí, ¿eh?

isela: pues estoy viendo

qué onda con él.

esteban: ¿si?

isela: sí, es muy lindo

conmigo y pues a lo mejor

le doy el sí.

y lo mejor de todo es que

no es un perfecto desconocido.

esteban: ok.

[ríe]

sin importar la edad

que uno tenga,

nunca está de más tomar

nuestras precausiones

para estar seguros.

la delincuencia encuentra nuevas

formas para poder robarnos

sin importar el daño

que nos haga.

por eso hay que extremar

precausiones ya que existen

bandas de delincuentes

que usan gotas para los ojos

con el fin de robarte.

pero no sólo están en riesgo

nuestras pertenencias

materiales, estas gotas pueden

ser peligrosas poniendo

en riesgo tu salud

y hasta te puede costar la vida.

por eso hay que estar alertas

y nunca, nunca aceptar

una bebida de...

un perfecto desconocido.

>> ♪ en el cielo

una hermosa mañana

en el cielo una hermosa mañana

la guadalupana

la guadalupana

la guadalupana bajó al tepeyac

>> juan diosito

la virgen le dijo

juan diosito

la virgen le dijo

este cerro elijo ♪

Cargando Playlist...