null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Por amor a él'

23 Jun 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

[música]

>> quiero brindar con la mujer

más hermosa del mundo

que me ha regalado

ocho años de felicidad

y amor incondicional.

feliz aniversario, mi amor.

eres el amor de mi vida.

>> mi amor, feliz aniversario.

contigo soy muy feliz.

>> y te tengo un regalo.

como cuando te conocí

te pedí matrimonio

por primera vez,

este anillo reafirma

lo que siento por ti.

sé que se va a ver hermoso

en tu mano.

¿te gusta, mi amor?

>> ajá.

está hermoso, está muy bonito.

>> no tanto como tu belleza.

porque tengo a la mujer

más bella del mundo

y este año es nada

en comparación con todo

lo que me ha regalado.

>> ay, perdón, buenas noches.

perdón que los moleste.

pero usted es la modelo

josefina elizalde, ¿verdad?

>> sí, soy yo.

>> qué gusto conocerla.

es mucho más hermosa

de lo que parece en las revistas

aunque ya no modela.

josefina: por diversos

compromisos ya lo dejé

de hacer, pero mucho gusto.

>> qué lástima.

¿me puedo tomar una foto

contigo?

josefina: claro, sí.

>> gracias.

y perdón.

>> vámonos.

josefina: ¿por qué?

>> vámonos.

>> pero podrías haberles

explicado que estábamos

en medio de algo importante,

¿no?

josefina: no podía hacer eso,

david, no puedo ser grosera.

ellos me reconocieron.

david: sí, claro.

tu ego de "top model"

es más importante.

josefina: no es ningún ego

de "top model" ni nada.

>> ¡papito!

david: mi amor...

¿cómo estás, princesa?

¿cómo está la niña de mis ojos?

oye, pero a ver, señorita,

¿qué haces despierta tan tarde?

>> es que me hacía falta

el beso que siempre me dan

de las buenas noches.

david: ay, mi amor, entonces

voy a subir a darte tu beso

para que te puedas dormir.

¿verdad, mi amor?

>> sí, pero no te vayas a ir

hasta que me duerma, ¿eh?

>> no, mi amor, acuérdate

que tus deseos son órdenes.

ven.

tú te quedas.

>> te quiero mucho, papito.

eres el mejor papá

del mundo mundial.

david: yo también te quiero

mucho, mi amor.

eres la niña de mis ojos.

nunca lo olvides, ¿eh?

>> sí, papito,

pero cuéntame un cuento

del príncipe que salvó

a la princesa del dragón.

david: ay, ¿otra vez?

>> sí.

david: bueno, érase una vez

un príncipe muy aguerrido

y fuerte que tenía que rescatar

a su hermosa princesa

que estaba atrapada

en un calabozo.

josefina: [llora]

¿ya me puedo mover,

e irme a mi pieza,

a mi habitación?

david: no.

no te puedes mover.

josefina: [llora]

david: ¿qué pasó, mi amor?

¿por qué lloras?

¿por qué lloras y arruinas

tu maquillaje?

¿qué pasó, hiciste algo malo?

josefina: porque sé

que estás enojado,

pero yo no tengo la culpa

de que esa pareja

haya venido a la mesa.

david: sí la tienes.

tú tienes la culpa de tener

esa maldita belleza.

y eso me tiene harto, josefina.

josefina: ¿y qué puedo hacer yo?

david, ¿qué puedo hacer?

yo trato de no moverme

para que nadie me vea,

trato de pasar inadvertida--

[balbucea]

david: sí, claro.

pero no te preocupes.

yo ya sé cómo vamos a acabar

con la maldición de tu belleza.

[porcelana rota]

[música]

>> flores para la señorita

josefina elizalde.

>> [grita]

[risas]

flores de tus admiradores.

>> no, es solo un admirador.

que además, vale millones.

"tu belleza

me tiene hipnotizado.

david betancourt."

josefina: ¿qué?

a ver, ya.

sí, la verdad que sí me halaga

que él me haya mandado

estas rosas.

>> serías una tonta

si lo dejas escapar.

es el mejor partido de méxico

heredero de una gran fortuna,

dueño de muchas empresas.

¿qué más puedes pedir?

ambos: [ríen]

david: es que no puedo creer,

simplemente me encantas.

me encanta cómo te ríes,

cómo me miras.

eres perfecta.

josefina, me tienes

muy, muy estúpido.

josefina: [ríe] mi amor.

ve cómo me tienes tú a mí.

te amo.

soy muy feliz contigo.

david: oye, y...

¿me quieres?

josefina: claro que te quiero,

mi amor.

vete, eres inteligente,

eres cariñoso conmigo, me amas.

gracias.

eres respetuoso.

claro que te amo.

david: mi amor, yo...

la verdad nunca te haría daño,

me...

me encantas

y nunca me había imaginado

estar con alguien como tú.

te amo,

como nunca pensé amar a nadie.

mi amor, ¿te quieres casar

conmigo?

te prometo que te voy a hacer

la mujer más feliz del mundo.

josefina: sí.

david: ¿sí?

mi amor.

josefina: obviamente.

david: soy el hombre

más afortunado.

y oye, ya sabes

que vas a dejar de ser

la señorita josefina elizalde

para pasar a ser

la señora josefina betancourt.

josefina: mi amor, gracias.

ma, ma.

ya llegué y te tengo

la mejor de las noticias.

estoy muy feliz.

>> la única noticia

que me puedes dar

y que sea buena

es que te hayan aumentado

el sueldo.

josefina: no, ma, nada de eso.

la buena noticia es que david

me pidió ser su esposa.

ma.

¿que no te parece increíble?

es un gran hombre,

estoy enamorada,

feliz de casarme

con el hombre perfecto, ma.

>> los hombres perfectos

no existen, hija.

josefina: él sí lo es.

él es perfecto.

>> ¿y va a venir a pedirme

tu mano?

josefina: bueno, eso no lo sé,

no lo hemos hablado todavía.

>> mira, hija, yo sé

que le caigo muy mal a tu novio.

de hecho, no me soporta.

lo ha dejado muy en claro

las veces que ha venido aquí.

pero hay normas y compromisos

que se deben cumplir.

josefina: bien, se lo voy

a comentar y él seguro

no va a tener problema

en venir y pedirme matrimonio.

ma, mira, estoy feliz.

muy, muy feliz.

[música]

[música]

ambos: [ríen]

david: pues, bienvenida

a su nueva casa,

señora betancourt.

josefina: mi amor, estoy

tan feliz de estar aquí contigo.

me consta que vamos a ser

tan, tan felices.

david: eso ni lo dudes.

hoy es el primer día

del inicio de nuestra felicidad.

me complementas tanto.

josefina: me siento

la mujer más afortunada

por haberme casado

con el mejor hombre.

david: y yo con la mejor mujer,

mi amor.

ay, es que te amo tanto.

me encantan tus besos,

soy adicto a tus besos.

josefina: te amo tanto, david.

me vuelves loca.

david: no, tú me vuelves loco.

estoy loco por ti, mi amor.

me fascinas, josefina, te amo.

[celular]

josefina: mi amor,

espérame tantito,

me están llamando.

no, no, ven, no contestes.

no contestes.

por favor.

josefina: mi amor, es urgente.

david: [resopla]

josefina: bueno.

sí, félix.

no, todo bien.

¿qué?

claro que quiero, sí.

¿es en serio?

por fin, claro, claro.

sí, tú diles eso.

va, ok, tú me avisas

y me marcas luego.

hecho.

gracias, "bye".

mi amor.

mi amor, mi amor,

es una buena noticia.

era félix, mi representante.

david: sí, ya escuché.

¿qué quería?

josefina: quiere que represente

una marca para una empresa

de cosméticos muy prestigiosa.

mi amor--

david: yo no quiero

que trabajes, josefina.

josefina: pero es una cuenta

que va a dar mucho dinero.

david: ¿para qué quieres

el dinero?

yo tengo dinero.

¿o necesitas algo más?

josefina: no, nada, mi amor.

david: ¿qué tanto me amas?

josefina: te amo muchísimo.

ven, david.

david: ¿y no es tanto

como para renunciar al modelaje?

josefina: sí, claro que sí,

te amo demasiado.

eres todo para mí.

david: mi amor.

josefina: mi amor, ¿sabías

que soy la mujer más feliz

de este planeta

porque por fin estoy formando

la familia que tanto soñé.

david: te ves hermosa, mi amor.

pero ¿por qué estás tan feliz?

josefina: porque vamos

a ser papás.

estoy embarazada.

david: ¿qué?

josefina: sí.

david: [ríe] ¿es en serio,

mi amor?

josefina: sí, ve.

david: no, mi amor,

por fin, el hijo

que tanto queríamos.

josefina: sí, mi amor,

¿tú te imaginaste alguna vez

un davidcito por ahí corriendo

en la casa?

david: bueno, sí, pero la verdad

es que me imaginé más

una princesa, así de hermosa

como tú.

josefina: mi amor,

no sabes qué feliz estoy.

cuántas ganas tengo

de que mi mamá lo sepa,

porque va a ser la abuela

más feliz de todo este planeta.

david: ¿por qué eres tan tonta?

¿por qué siempre

tienes que arruinar los momentos

más felices con tus estupideces?

¿que no entiendes que tu mamá

me odia?

josefina: está bien,

no se lo voy a decir.

david: a ver, josefina,

por supuesto que tu mamá

nunca va a convivir

con nuestros hijos.

¡ya cállate!

ya.

[música]

[música]

david: ¿cómo está la mamá

más hermosa del mundo?

>> uy...

david: oigan, pues,

hay que brindar, ¿no?

todos: ¡salud!

david: más te vale

que cambies de actitud, ¿eh?

no quiero

que estés viendo a nadie.

no quiero tener problemas

enfrente de los invitados,

mi amor.

bueno, pues, bienvenidos.

mi esposa y yo queremos

agradecerles por estar aquí,

porque es un gran día

para nosotros.

ay, creo que llegó la hora,

porque hoy vamos a saber cuál

es el sexo del bebé.

>> para julio y para mí

es un placer ver una pareja

tan perfecta y tna hermosa

tener su primer bebé.

josefina: gracias, amiga.

y para mí es hermoso

estar compartiendo esto

con toda la gente

que yo quiero y amo.

>> lástima que tu mamá

no pudo venir.

david: no, mi suegra

está de viaje.

ya saben que cancelar un viaje

es muy caro.

pero bueno, llegó la hora, ¿no?

todos: [hablan a la vez]

david: a ver,

a la cuenta de tres.

va, una, dos, tres.

es niña, va a ser una princesa

y se va a llamar azul,

ese nombre me gusta.

sí, azul.

josefina: bueno, mi amor,

pero eso tú y yo no lo hemos

platicado todavía.

david: bueno, pero no lo tenemos

que platicar.

ya lo decidí.

se va a llamar

azul betancourt elizalde.

muchas gracias.

bebé: [llora]

>> amiga, pues, ni parece

que pariste a tu nena hace poco.

te ves bellísima.

josefina: gracias, la verdad,

traté de cuidarme mucho

durante todo el embarazo.

david: bueno, más bien, yo

la cuidé mucho para que no

subiera de peso.

[risas]

>> pues, está guapísima.

¿no has pensado

en volver a las pasarelas?

josefina: no, no por el momento,

prefiero dedicarme a azul.

>> pues, ojalá que regreses,

porque sería un desperdicio

dejar de ver tu belleza

en las pasarelas.

la verdad es que estás muy bien.

david: a ver, a ver,

a mi esposa no le vas a hablar

así, ¿eh?

>> ¿de qué hablas?

david: pídele una disculpa.

pídele una disculpa

por la manera tan vulgar

en la que te referiste a ella.

josefina: a ver, david, david.

david: no, josefina.

josefina: julio

no me ha ofendido.

david: déjame resolver

esto a mí, ¿sí?

pídele una disculpa.

>> david,

creo que estás exagerando,

porque mi esposo

en ningún momento

fue grosero con josefina.

solo le dijo lo guapa que está.

julio: exacto.

david: no, no estoy exagerando.

y si a ti te parece cómodo

que tu esposo halague

a otra mujer, para mí no.

y ese es tu problema.

pídele una disculpa.

julio: discúlpame, josefina.

no quise ofenderte.

josefina: sí, julio,

no me ofendiste.

julio: con permiso.

david: ya se fueron todos.

deja eso, mañana tomasa

lo hará.

josefina: no, david, prefiero

hacerlo yo, a ver si con esto

me desestreso un poco

y se me pasa la vergüenza

de haber obligado al esposo

de mi amiga sonia a disculparse

por algo que no tenía nada

de importancia.

david: bueno, eso dices tú,

porque te encanta

que los hombres te halaguen.

pero si yo no les pongo un alto,

después van a creer que tienen

el derecho de hacer

lo que ellos quieran--

josefina: ay, ya, no fue

para tanto, david, solamente

fue un halago inocente.

pero como siempre,

eres un malpensado.

david: pues, a mí eso

no me lo parece.

josefina: me pusiste

en vergüenza delante

de mis amigas y sus esposos.

david: pues, hice

lo que me parece conveniente.

y si a ellos no les parece,

no me importa.

¿sabes qué--?

josefina: ay, ya,

te viste como un patán.

david: ¿qué?

¿te quieres acostar con él?

¿te quieres acostar con él?

[golpe]

josefina: [jadea]

david: josefina...

¡josefina!

david: mi amor.

mi amor, perdóname.

estoy arrepentidísimo

de haberte golpeado.

esto no debió de haber pasado.

david: me golpeaste, david.

nunca me habías tocado.

david: sí, lo sé.

es que no pude soportar

no controlarte.

los hombres te adoran, mi amor.

perdóname.

perdóname, pero es culpa

de tu belleza.

de tu maldita belleza.

mi amor, perdón.

[música]

[música]

>> bueno, ¿y entonces?

¿ya te decidiste?

josefina: no, porque yo

estoy segura de que él

va a cambiar.

>> los hombres que maltratan

nunca cambian,

y la violencia va en aumento.

hasta que después es imposible

salir de ahí y terminan muertas.

josefina: ¿muertas?

él no es así.

>> la mayoría de las mujeres

dicen lo mismo.

josefina: es el padre

de mi hija.

y no la puedo separar

de su padre que tanto ama.

>> josefina, por favor,

no pongas de pretexto

a tu hija.

ellos no cam--

el que te pega una vez,

te va a pegar siempre.

si tomas la decisión,

sabes que tienes un lugar

en el refugio.

espero que esa decisión

no llegue demasiado tarde.

>> ya está listo el pastel

de carne, señora.

¿gusta que le ayude

con algo más?

josefina: eh, no,

¿ya está el postre?

>> sí, ya está, quedó riquísimo.

josefina: bueno, ¿me ayudas

con la mesa, por favor?

>> claro que sí, señora.

josefina: gracias.

david: para la mujer más bella.

josefina: mi amor,

están muy hermosas.

david: la verdad es que no tanto

como tú.

oye, preciosa,

me encanta verte en la cocina,

asumiendo tu papel de señora

de la casa.

josefina: me encanta,

me encanta cocinar.

david: no cabe duda

de que no me equivoqué

al elegirte como esposa.

y hoy, mi amor,

es nuestro aniversario.

josefina: ajá, ocho años

felizmente casados.

david: felizmente casados

y con una hija.

así que hoy te voy a llevar

a festejar a nuestro restaurante

favorito.

arréglate, mi amor.

josefina: me voy a arreglar

para la ocasión, sí.

david: bueno, voy a ver

qué travesuras estará haciendo

nuestra hija.

te amo.

josefina: te amo tanto, david.

pero no sé si seguir o huir.

por favor, virgen de guadalupe,

dame una señal,

dime qué es lo que debo hacer,

qué decisión debo tomar.

por favor, ilumíname.

mi morenita, tú sabes lo mucho

que amo a david y que quiero

lo mejor para mi hijita,

pero no sé qué hacer.

indícame el camino.

ayúdame a ver las cosas

con claridad y no estar

confundida por amor a él.

[piensa] no.

es demasiado provocativo.

david se puede enojar.

qué hermosa rosa.

seguro david la trajo

y la puso aquí.

pero él siempre

me trae rosas rojas.

la voy a poner en agua.

>> perdón, buenas noches.

>> perdón que los moleste.

pero usted es la modelo

josefina elizalde, ¿verdad?

>> sí, soy yo.

>> qué gusto conocerla.

es mucho más hermosa

de lo que parece en las revistas

aunque ya no modela.

josefina: por diversos

compromisos ya lo dejé

de hacer, pero mucho gusto.

>> qué lástima.

¿me puedo tomar una foto

contigo?

josefina: claro, sí.

>> gracias.

y perdón.

>> vámonos.

josefina: ¿por qué?

>> vámonos.

¿por qué lloras y arruinas

tu maquillaje?

¿qué pasó, hiciste algo malo?

josefina: porque sé

que estás enojado,

pero yo no tengo la culpa

de que esa pareja

haya venido a la mesa.

david: sí la tienes.

tú tienes la culpa de tener

esa maldita belleza.

y eso me tiene harto, josefina.

josefina: ¿y qué puedo hacer yo?

david, ¿qué puedo hacer?

yo trato de no moverme

para que nadie me vea,

trato de pasar inadvertida--

[balbucea]

david: sí, claro.

pero no te preocupes.

yo ya sé cómo vamos a acabar

con la maldición de tu belleza.

[porcelana rota]

[pitido]

josefina: ¿qué me pasó, david?

david: mi amor.

mi amor.

josefina: me duele la cara.

david: mi amor, perdóname.

no quería lastimarte, mi amor,

no sé qué pasó,

perdí el control.

por favor, perdóname.

sabes muy bien que te amo.

josefina: ¿qué me pasa?

dame un espejo.

[solloza] dame un espejo.

david: no, josefina, no.

josefina: dame un espejo.

¡que me lo des!

[llora]

david: mi amor, no te lo quites.

josefina: dámelo, dámelo.

david: mi amor, no.

josefina: [llora]

david: mi amor, perdóname,

mi amor, por favor, perdóname.

mi amor.

ambos: [hablan a la vez]

david: mi amor.

josefina: [balbucea]

david: no, mi amor, perdóname.

no quería lastimarte.

josefina: [solloza]

tenías toda la razón.

david me iba a lastimar.

>> el maltrato y la violencia

siempre van creciendo.

entiéndelo.

josefina: lo entiendo,

pero yo no voy a permitir

que él me siga lastimando.

si te quedes con él,

va a terminar por matarte

y tu madre reconociendo

tu cuerpo en la morgue.

josefina: [llora]

¿por qué?

¿por qué me tuvo que pasar esto?

yo me casé enamorada,

me casé como en un cuento

de hadas,

y esa historia de amor

se convirtió en un cuento

de terror.

[llora]

>> a ver, no es tarde

para retomar el camino,

para recapacitar.

te recuerdo que sí

hay una salida.

josefina: sí,

tienes toda la razón.

porque yo ya no voy a permitir

que él me siga haciendo daño

y voy a salvar mi vida

y la de mi hija.

[música]

[música]

david: ¿no va a venir

la niña más hermosa del mundo

a recibirme?

azul.

azul.

mi vida.

¿no hay nadie en esta casa

o qué?

azul.

¿dónde estás, mi amor?

josefina.

azul...

ah, ya sé, estamos jugando

a las escondidas y tengo

que encontrar a azul, ¿verdad?

¿dónde estará?

princesa.

¿no hay nadie?

josefina, a ver, no es gracioso.

¿dónde están?

azul.

me va a escuchar josefina, ¿eh?

me va a escuchar.

no, no, no, no.

mi hija.

malnacida, te llevaste

a mi hija.

te juro que te voy a matar.

maldita josefina.

no, no, azul no.

maldita, maldita, maldita.

>> ¡voy!

[llaman a la puerta]

david: ¿dónde están?

¿dónde están mi mujer

y mi hija, eh?

>> no sé de qué me hablas.

no sé de qué me hablas.

yo no he visto a mi hija

ni a mi nieta.

tú no me dejas verlas.

david: ¿dónde están?

¿dónde están?

dime, o te juro que te mato.

¿dónde está mi mujer

y mi hija?

josefina: no podemos ir

a ningún lado,

pero aquí vamos a estar bien,

yo te lo prometo.

azul: no, yo me quiero ir

a mi casa.

no quiero que estemos aquí.

josefina: perdóname,

pero tenemos que estar aquí

porque aquí vamos a estar

a salvo.

azul: ¿a salvo de qué?

¿qué pasa?

josefina: mi amor,

no lo entenderías.

azul: no, yo quiero a mi papito.

quiero verlo.

vamos a la casa, por favor.

josefina: mi amor,

mamita está aquí contigo, ¿sí?

azul: mi papito, mi papito.

david: chiquita, ven, vámonos

a la casa, azul.

josefina.

>> ¿ya viste que no están?

ellas no han venido aquí.

este sería el último lugar

al que vendrían,

porque tú las buscarías aquí.

david: por favor, si las ve,

dígales que regresen,

que no habrá represalias.

dígaselo, por favor.

>> pues, el primer paso

ya lo diste, josefina.

fue armarte de valor

para alejar a david

y ponerte a salvo.

josefina: ajá.

y eso no lo hubiera logrado

sin ti.

>> bueno, todavía

faltan muchas batallas

para las que tienes

que estar preparada.

josefina: y lo estoy.

>> vas a enfrentar el divorcio.

él va a querer pelear

y te va a querer ver disminuida.

pero tú tienes que ser fuerte

y también por tu hija.

josefina: sí, lo estoy,

te juro que lo estoy.

>> también tienes que recuperar

la relación con tu madre.

finalmente fue él quien te alejó

de ella porque no la quería.

josefina: y eso lo voy a hacer

paso a paso.

bien me dijo que él me quería

alejar de toda la gente

que yo quería y yo accedí.

>> no te culpes ni trates

de buscar culpables.

suficiente tienes

con tratar de sobrellevar

todo lo que estás viviendo.

y todavía falta mucho.

solo tienes

que mantenerte fuerte.

>> azul, tú ya eres una niña

grande, ¿verdad?

entonces ya entiendes muchas

cosas que pasan con tus papás.

así que por un tiempo,

no vas a poder ver a tu papito.

azul: ¿por qué?

es mi papito y yo lo quiero ver.

yo lo quiero mucho.

>> y está bien que lo quieras

mucho, pero tu papito

está un poco enfermo.

y cuando se enoja,

le pega a mamá, ¿verdad?

azul: sí, mi papá le pega

a mi mami.

>> entonces, tenemos que ayudar

para que él se cure.

pero para eso, necesita tiempo.

¿estás de acuerdo con eso?

david: ¿qué?

¿orden de restricción?

¿josefina se volvió loca o qué?

>> en su momento, el juez

le llamará a comparecer.

david: a ver, ella no me puede

prohibir ver a mi hija.

es mi hija, y necesito verla.

>> lo siento,

pero por el momento

usted no puede ver

a ninguna de las dos

y no podemos

revelarle su paradero.

david: ¡maldita!

ella no me puede hacer esto,

necesito ver a mi hija.

>> nosotros nos retiramos.

usted queda enterado.

azul: mi papito no debió

pegarte, mamita.

josefina: no, mi amor,

pero yo te prometo

que lo vas a volver a ver.

te lo prometo.

es solamente por un tiempo

para que ya no me vuelva

a pegar.

sí lo entiendes, ¿verdad?

azul: sí, mamita.

josefina: ven.

vamos a estar bien.

muy, muy bien.

azul: sí, mamita.

josefina: ¿lo prometes?

azul: sí.

josefina: yo también lo prometo.

una de las pasiones

más obsesivas y negativas

del ser humano son los celos,

que transforman

a los seres humanos

y nos pueden llevar a cometer

actos reprobables.

una mujer no debe permitir

que por su belleza

haya maltrato.

eso está mal.

si él quiere escoger

cómo te vistes,

cómo te arreglas, adónde vas,

o cómo debes comportarte,

son señales de control.

y ceder por amor, te lleva

a la pérdida de respeto

y al maltrato.

un amor así no vale la pena.

no pierdas tu dignidad

por amor a él.

Cargando Playlist...