null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Mister Chambitas'

Univision22 Nov 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

abraham: ah...

laura: ay, mi amor,

por fin tienes tu título,

felicidades.

oye, ya eres todo

un administrador de empresas.

abraham: valió la pena

todo el esfuerzo que hice.

te lo agradezco mucho, mi amor,

por todo tu apoyo.

laura: ¿cómo no hacerlo

si te amo tanto?

yo lo único que quiero

es verte feliz.

abraham: eres lo mejor

que me ha pasado, laura.

yo no podría estar sin ti,

¿sabes?

laura: y yo sin ti.

tú me has enseñado

que la vida es mucho más

que lo material

y que vale más tomar la mano

de la persona que amas

que las cosas

que puedas llegar a comprar.

abraham: el dinero es importante

para pagar renta,

comprar muebles

y cosas así.

pero lo más importante

es con quién compartes tu vida.

por eso,

laura,

¿me harías el honor

de casarte conmigo?

ambos: [ríen]

laura: sí, ven para acá,

párate, claro que sí,

claro que sí.

abraham: a ver,

póntelo, póntelo.

laura: a ver...

abraham: te lo pongo.

soy el hombre

más feliz del mundo.

>> [celebra]

felicidades.

perdón por estar espiando,

pero no podíamos con la emoción

de que te iba a proponer

matrimonio.

laura: no sabe la felicidad

que me da saber

que voy a compartir mi vida

con su hijo.

de verdad que es

el mejor hombre de este mundo.

abraham: ay, gracias, mi amor.

>> bienvenida a la familia,

hija.

abraham: no solo vamos a brindar

porque laura aceptó

ser mi esposa,

sino también

porque ya tengo trabajo.

laura: felicidades.

abraham: muchas gracias.

>> así se podrán

organizar mejor

para sus planes de boda.

abraham: laura se merece

todo lo mejor de mi parte,

entonces, se lo voy a tener

que dar.

eres una mujer maravillosa.

salud.

>> salud, felicidades.

>> felicidades.

abraham: felicidades a mí, pa.

>> [ríen]

>> por supuesto que no te vas

a casar con abraham.

laura: pero ¿por qué no?

si los dos nos amamos.

>> ay, ¿ustedes

qué van a saber de amor?

si apenas están

empezando a vivir.

laura: pero es que la edad

no tiene nada que ver, mamá.

el amor existe

entre dos personas

sin importar

cuántos años tienen.

>> esos son romanticismos

que se acaban

en cuanto hay

que pagar las deudas.

laura: y por eso,

abraham se esperó a tener

un trabajo estable

para ofrecerme matrimonio.

>> seguro va a trabajar

en cualquier lugar

donde le van a ofrecer

una bicoca.

laura: te equivocas, mamá.

consiguió un buen puesto

en una empresa muy importante.

y no debería de extrañarles,

abraham es muy capaz.

>> no estamos de acuerdo

con esa boda.

laura: pues, lamento mucho

que no me quieran apoyar

en mi felicidad,

pero aunque ustedes

no estén de acuerdo,

yo me voy a casar con él.

abraham: te quedó el desayuno

delicioso como siempre, mi amor.

laura: no exageres, ¿eh?

solamente es huevo con jamón.

abraham: pues son

los huevos con jamón

más ricos que he probado

en mi vida, ¿eh?

laura: [ríe]

abraham: mm...

me voy a lavar los dientes

porque tengo

muchos asuntos pendientes

en el trabajo.

laura: seguro lo vas a sacar

todo muy pronto, ¿eh?

siempre solucionas

todos tus problemas.

abraham: ah, ¿sí?

laura: sí.

abraham: fíjate, tú lo dices

porque me quieres mucho,

mi amorcito.

laura: lo digo porque es verdad.

y en serio

que estos seis meses de casados

han sido los más maravillosos

de mi vida.

eres alguien muy capaz, amor.

por eso te valoran tanto

en el trabajo.

abraham: eres la mejor,

chiquita.

ahora sí me apuro

porque el tráfico

se pone pesado

y no llego.

laura: [ríe]

>> no cabe duda

de que eres muy eficiente,

nadie había podido cuadrar

estos reportes.

abraham: solo hice

un cambio de información

para darme cuenta

dónde estaba el error y ya.

>> pues nadie

había tenido la idea.

la verdad,

voy a extrañar mucho tu trabajo.

abraham: ¿por qué lo dice?

¿me van a correr o qué?

>> por supuesto que no.

lo digo porque la directora

del departamento de finanzas

está pidiendo tu traslado

a partir de mañana.

abraham: y ¿eso?

>> has hecho

una buena reputación

y la directora pidió tu cambio

en calidad de urgente.

de verdad, me pesa mucho

dejarte ir,

pero no voy a detener tu futuro,

ya que vas a un mejor puesto

y, claro, con un mejor sueldo.

felicidades, abraham.

sigue así y llegarás muy lejos

dentro de la empresa.

abraham: no, pues,

muchas gracias.

estefanía: y esta

va a ser tu oficina.

espero que te sientas cómodo.

abraham: muchas gracias.

usted ya me dirá

con qué empiezo.

estefanía: me gusta tu actitud

y me complace ver

que alguien joven

y tan guapo como tú

esté dispuesto a hacer

lo que se le pida.

abraham: pues es que me gusta

mi trabajo

y no quiero defraudar

la confianza

que usted puso en mí.

estefanía: si piensas así,

nos vamos a llevar muy bien,

eso te lo aseguro.

ya verás que tú y yo

nos podemos llevar mejor

de lo que te imaginas.

vengo a ver cómo vas.

abraham: estoy analizando

la información

que me hiciste llegar

y encontré

unos puntos de oportunidad.

estefanía: a ver...

abraham: mira,

puede ser por aquí.

se puede invertir

en estas empresas

que van empezando,

pero tienen

muy buena proyección.

estefanía: tienes razón.

daré tu sugerencia

a la directiva, ¿eh?

no cabe duda

que fue un acierto pedir

que vinieras a trabajar conmigo,

¿eh?

eres inteligente

y, sobre todo,

un hombre muy guapo.

abraham: muchas gracias.

estefanía: te propongo

que vayamos a tomar algo

saliendo de la oficina

para seguir hablando del tema

y, tal vez, tengamos

la mejor de las noches.

abraham: discúlpame, estefanía,

pero yo soy un hombre casado.

estefanía: ay, ¿y eso qué?

no tiene por qué

enterarse tu esposa.

abraham: no y no se va a enterar

porque entre nosotros

no va a pasar nada.

somos jefa y empleado

y es la única relación

que puede haber entre nosotros.

estefanía: ¿me estás rechazando?

abraham: te pido

que no lo tomes así, estefanía.

simplemente,

te estoy explicando

por qué no puede haber

una relación entre nosotros.

estefanía: está bien,

no digas más.

pensé que eras inteligente

y sabías lo que te convenía,

pero veo que me equivoqué.

sigue trabajando, ¿eh?

que para eso se te paga.

laura: ay, ya estaba

bien preocupada por ti.

me dijiste

que ibas a salir tarde,

pero tampoco

me dijiste que tanto.

abraham: sí, es que, pues,

estuvo pesado el día.

a última hora,

mi jefa me dio trabajo extra

y no me podía ir sin terminarlo.

laura: bueno, me imagino

que vienes bien cansado,

pero ahorita

te voy a calentar la cena

y te voy a consentir

para que te relajes, ¿ok?

abraham: sí.

ay, eso es lo que necesitaba

para sentirme mejor, mi amor.

laura: ¿sí?

y espérate tantito, ¿eh?

cuando pruebes

lo que te preparé de cenar,

no, bueno, con eso

vas a estar al 100.

abraham: venga, venga, venga.

laura: ay.

abraham: ¿todo bien, mi amor?

laura: ay, sí, sí.

fue--fue un mareo,

pero ahorita ya se me pasó.

abraham: ¿es la primera vez

que te pasa o qué?

laura: no, ya había tenido otro,

pero no, ya,

cosas sin importancia.

abraham: no, no, a ver, a ver,

mi amor, siéntate.

entonces,

el que te va a consentir soy yo,

¿eh?

laura: ah, ¿sí?

abraham: sí, claro.

y, por favor, mañana quiero

que vayas al doctor

para que te revise, ¿eh?

laura: claro que sí.

ya verás que no va a ser nada.

abraham: no quiero

que te pase nada.

te amo.

estefanía: ¿qué es esta

porquería?

abraham: pues,

lo que me pediste.

estefanía: yo te pedí

una proyección

de las nuevas inversiones,

pero no esperaba ver

un trabajo tan mal hecho.

abraham: y ¿en qué

estoy mal, a ver?

estefanía: en todo.

creo que me precipité

al pensar que eras

una persona capaz.

lo mejor es

que entregues tu lugar,

ya no puedes

trabajar aquí conmigo.

abraham: no me puedes correr

cuando no me has dicho

en qué estoy haciendo mal

mi trabajo.

estefanía: puedo,

porque soy la directora

del departamento de finanzas

y no estás dando el ancho.

abraham: más bien

estás enojada porque no acepté

tener nada que ver contigo,

¿verdad?

estefanía: es tu palabra

contra la mía,

así que llevas las de perder.

no hagas escándalos y vete,

porque hoy es el último día

que trabajas en esta empresa.

[música]

[música]

laura: mi amor, qué bueno.

siéntate a cenar,

tengo muchísimo

que platicar contigo.

siéntate, siéntate,

siéntate.

abraham: sí, yo también

tengo algo que decirte,

mi amor.

pero, a ver, primero tú,

cuéntame.

laura: ok, ¿estás listo?

abraham: sí.

laura: ¿listo?

abraham: pues no sé,

más o menos.

laura: [ríe]

no te pongas nervioso,

no te pongas nervioso.

abraham: no,

¿estamos embarazados?

laura: sí, estoy esperando

un hijo tuyo.

abraham: mi amor...

laura: [ríe]

abraham: qué gran noticia.

ah, y por eso eran los mareos,

¿verdad?

laura: sí, pero tranquilo,

porque el doctor me dijo

que todo va perfecto.

abraham: mi amor,

me haces el hombre más feliz

de esta tierra.

laura: yo soy la mujer

más feliz

porque esta vida

que está creciendo en mí,

fue creada por los dos.

pero, tú dime,

¿qué me ibas a decir?

abraham: no, nada,

que eres la mujer

más maravillosa.

solo eso, mi amor.

laura: pues, porque tú

me haces ser así.

y pronto,

tendremos en nuestros brazos

a nuestro hijo

que será otro motivo de alegría

para los dos.

abraham: [piensa] un hijo

en camino

y yo sin trabajo.

¿qué voy a hacer?

¿qué?

>> ¿cómo no le vas

a decir a laura

que te quedaste sin trabajo,

hijo?

abraham: ¿para qué preocupar

a laura que está embarazada,

mamá?

pronto tendré trabajo

y ya le diré lo que pasó.

>> no, hijo,

tu mamá tiene razón.

la comunicación

entre las parejas

es muy importante.

abraham: y la tenemos, papá,

pero no quiero echar a perder

la felicidad que ahora tenemos

por ser padres.

>> vas a contar

con nuestra discreción,

pero, pues,

no estamos de acuerdo

con tu decisión, ¿eh?

abraham: muchas gracias, ma.

les prometo que va a ser

poco tiempo.

ni modo que me pase

toda la vida así sin trabajo

y, menos, ahora

que voy a ser papá.

es más,

de una vez voy a buscar empleo.

voy a mandar mi currículum

a todas las empresas.

ni modo que no busquen

un administrador de empresas.

mira nada más, mamá.

¿ves?

de una vez lo voy a mandar.

>> mi niña va a ser mamá.

>> [ríen]

>> muchas felicidades, hija.

es muy buena noticia

saber que nos vas a dar

un nieto.

laura: yo sabía

que se iban a alegrar.

>> no cabe duda

de que la familia

está creciendo, ¿eh?

espero que estés preparado

para tender a nuestra hija

y a nuestro nieto

como se merecen, ¿eh?

>> sí,

porque mi hija y mi nieto

tienen que tener

la mejor atención de méxico.

abraham: no se preocupen.

mi laura y mi hijo

van a tener

la mejor atención de méxico.

>> no solo se trata de eso,

abraham.

mi nieto no puede

llegar a este mundo

con carencias.

espero que nos demuestres

que eres el hombre

que dices ser.

laura: y así será.

abraham no me ha fallado nunca

y sé que no lo hará ahora

que estamos esperando un hijo.

>> eso espero,

porque no te sacó de esta casa

para estar

pasando carencias, hija.

abraham: no las va a tener.

laura y mi hijo

van a tener mejor atención.

pase lo que pase, ¿va?

>> ver para creer.

>> ¿cómo vas?

abraham: sigo sin encontrar

trabajo, ma,

y mis pocos ahorros

se me están acabando

y con eso de que mis suegros

buscaron al ginecólogo carísimo,

pues, cada vez el dinero

me rinde menos.

>> yo creo que es momento

de que digas la verdad.

a lo mejor, tus suegros

te pueden ayudar.

abraham: ay, claro que no, ma,

si lo que quieren ellos

es demostrar

que yo no puedo con mi familia.

ya sabes que para ellos

yo soy poca cosa, ¿no?

>> sí, pero esto es diferente,

viene un hijo en camino.

además, aunque no lo quieran,

pues, van a tener que apoyarlos.

abraham: ay, sí,

como si no los conocieras, ma.

ahorita mismo

voy a encontrar trabajo

porque yo voy a ser

el sostén de mi familia.

mínimo, voy a encontrar

de auxiliar administrativo.

estoy seguro, vas a ver si no.

¿cómo no?

>> [ríe]

no sabes

cuánto te agradezco el favor.

si te lo pedí,

fue por el bien de laura.

sí, claro que sí, querida.

nos vemos pronto.

humberto,

qué gusto verte.

me tienes muy abandonada, ¿eh?

humberto: ya sabes por qué.

>> justamente,

por eso te pedí que vinieras.

hiciste muy mal

en no ir a la boda de laura.

humberto: no tenía nada

que hacer ahí.

a ver, laura y yo fuimos novios

y, pues, no iba a ser

cómodo para mí.

>> fue un error

que--que laura

terminara contigo.

la verdad,

es que andar

con un don nadie es horrible,

pero ese error

todavía se puede corregir.

humberto: ¿cómo?

por lo que me enteré,

laura está esperando un hijo.

>> [ríe]

y ¿eso para ti es un problema

o qué?

te lo suplico,

no dejes de estar presente

en la vida de laura.

así ella puede comparar

y darse cuenta

de que se casó

con alguien muy insignificante.

humberto: [ríe]

>> a los tres meses

es cuando el embrión

empieza a tener mejor forma.

aquí podrán ver

y escuchar a su hijo.

ese es su corazón.

laura: escucha, mi amor,

ese es nuestro hijo.

abraham: ya te esperamos,

mi amor,

aunque faltan muchos meses,

ya te queremos abrazar.

>> más bien, será abrazarlos,

porque les tengo

una excelente noticia,

van a ser gemelos.

ambos: [ríen]

abraham: mi amor,

voy a ser doblemente papá.

ambos: [ríen]

abraham: no lo puedo creer.

no, ya verá que no tendrá

queja de mí.

haré que todas sus pizzas

lleguen a tiempo.

>> pues eso espero, ¿eh?

porque el último repartidor

que tuve...

[resopla]

...siempre

me las entregaba frías

y, pues, así

ya no me las querían pagar.

abraham: no, no, no,

conmigo no va a tener

ese problema.

hasta le van a pedir más pizzas,

va a ver si no.

>> [ríe]

eso.

bueno, siendo así,

el puesto es tuyo.

puedes empezar a trabajar

a partir de hoy.

>> y con esta ficha,

les ahorcamos su mula de seis.

>> [ríen]

>> ya nos hacía falta

nuestro partidito de los jueves

de dominó, ¿eh?

todos: sí.

[timbre]

perdón, ahí está

la pizza que pedí.

abraham: aquí tiene su pizza

bien calientita.

muy bien, muchas gracias.

ay, toma, amigo.

abraham: muchas gracias.

>> ¿tú?

eres un don nadie.

la verdad, no mereces

ser el esposo de mi hija.

[música]

[música]

abraham: por eso no te dije

que había perdido mi trabajo,

para no preocuparte

estando embarazada.

laura: pues, hiciste muy mal,

debiste de confiar en mí.

abraham: te pido

que me perdones,

no lo hice con mala intención.

mira, te prometo

que no se va a volver a repetir.

laura: eso espero,

porque nada me dolería más

que que me vuelvas a ocultar

las cosas.

así que todo este tiempo

has estado haciendo

mil chambitas

para traer dinero

a la casa, ¿eh?

abraham: [ríe]

pues sí,

aunque tengo que reconocer

que no la hago.

no duro más de un día

en el trabajo.

el dueño de la pizzería

ya me corrió

porque tu papá

habló para quejarse.

laura: pues, hizo muy mal,

pero, bueno, ya, en fin,

vamos a salir adelante,

juntos,

como la pareja que somos.

abraham: entonces, ¿ya no estás

enojada conmigo?

laura: claro que no.

no te voy a mentir,

no me gustó nada

que no me hayas tenido

confianza,

pero también tengo que reconocer

que, a pesar de que no la has

tenido fácil,

no te das por vencido.

abraham: eso nunca, mi amor,

quiero lo mejor para ti

y para nuestros gemelitos.

haré hasta lo imposible

por ustedes.

laura: ¿ya ves

por qué te amo tanto?

porque a pesar de los problemas

siempre buscas la manera

de ver por nosotros.

>> solo eso me faltaba,

que el bueno para nada

de abraham

se volviera

un "míster chambitas".

humberto: a mí

lo que me preocupa

es que no va a poder

darle una buena vida a laura

y, mucho menos, a sus hijos.

>> por eso te pido

que aproveches

cada oportunidad

para hacerle ver

su error a laura.

humberto: cuenta con eso.

>> hola.

hija, qué bueno que vienes.

mira quién te vino a visitar.

laura: hola, humberto.

perdón, ¿eh?

mamá, vengo a hablar contigo.

les quiero pedir

que no se vuelvan a meter

con abraham.

yo supe que por culpa de mi papá

ayer lo corrieron del trabajo.

>> laura, por favor,

no hablemos de un tema

tan desagradable

y, mucho menos,

frente a humberto.

mejor hablemos del "baby shower"

que te estoy organizando.

laura: ¿de qué hablas?

>> era una sorpresa

que te estaba preparando.

estoy invitando

a todos nuestros amigos

a un baby shower mixto

para celebrar la llegada

de los gemelos.

humberto,

tú no nos puedes fallar, ¿eh?

ahorita nos ponemos

bien de acuerdo.

voy a pedir que nos traigan

algo de tomar.

permiso.

laura: perdóname,

pero me imagino que ya sabes

todo lo que está pasando.

humberto: no te lo voy a negar,

me preocupa mucho.

te pido, por favor,

que no dudes en llamarme

si necesitas algo.

laura: muchas gracias,

de verdad, pero abraham

se está haciendo cargo de mí

y de mi embarazo.

humberto: de verdad

que eres necia.

laura: [ríe]

humberto: nunca me imaginé

que eso fuera algo

que extrañaría de ti.

laura: humberto,

quedamos que solo amigos.

humberto: tengo que ser

sincero contigo.

no te he podido olvidar.

te quedaste en mi corazón

y siempre vas a tener

un lugar muy especial en él,

siempre.

>> humberto, querido,

qué gusto verte.

ay, qué elegante,

qué barbaridad.

humberto: muchas gracias.

abraham: la verdad,

tu mamá se pasa,

recibe al dichoso de humberto

como si fuera

el príncipe de asturias.

uy, uy, uy.

laura: ay, mi amor,

no le hagas caso.

la verdad, lo que no entiendo yo

es por qué invitó

a tantas personas

que yo ni siquiera conozco.

ojalá que tus papás ya lleguen.

abraham: ellos no van a venir.

al parecer, tu mamá no siente

ese compromiso hacia con ellos.

pero no--no te preocupes,

mi amor,

ellos se la hubieran pasado

horrible aquí.

no pasa nada.

>> [ríe]

¿qué pasó?

>> [susurra]

>> bueno, y ¿a mí por qué

me dices eso?

ustedes traten de solucionarlo.

ah, no, no, espérate,

tengo la solución.

abraham, ya que te volviste

míster chambitas,

¿por qué no me ayudas

a destapar el retrete

del cuarto de servicio?

eso es lo tuyo, ¿no?

abraham: pues, realmente,

soy administrador de empresas,

señora, pero sí,

con mucho gusto lo hago.

de todas maneras,

cualquier oficio es digno

si se hace con honradez, ¿no?

laura: abraham

tiene razón, mamá.

yo te ayudo, amor.

>> ay, ¿cómo se te ocurre,

laura?

laura: y ¿por qué no?

digo, porque si se lo pides

a mi esposo,

es como si me lo pidieras

a mí.

así que tú dime, mamá,

¿cuál baño de la casa

quieres que destapemos?

>> el de servicio.

laura: muy bien.

abraham: vamos.

>> nunca había pasado

tal vergüenza.

>> pues no te quejes,

porque tú eres

la única responsable

de lo ocurrido.

>> no me pude contener,

cada vez soporto menos

a ese chambitas.

>> pues, tendremos

que irnos acostumbrando,

porque mientras laura

esté de su parte,

no hay mucho que podamos hacer.

>> mientras laura sienta

esa admiración

por míster chambitas

no se va a dar cuenta

del error que fue

ese matrimonio.

yo me voy a encargar

de quitarle la adoración

que siente por ese tipo.

tarde o temprano,

voy a lograr separar

a mi hija de ese fulano.

laura: mamá.

>> hola.

laura: oye, no es

que no me dé gusto verte,

pero no pensé que vinieras

a visitarme.

>> si estoy aquí

es porque quiero que conozcas

a estefanía.

laura: pasa, por favor.

estefanía: soy estefanía.

laura: ah, entonces

tú eres quien lo acosó

y terminó por correrlo

porque no te hicieron caso.

estefanía: ah,

¿eso fue lo que te dijo?

>> escúchala, hija,

es importante lo que tiene

que decirte.

estefanía: no es cierto

que yo haya acosado a abraham.

yo ni sabía que estaba casado.

nunca me lo dijo.

mira, yo me enteré cuando vi

en la sección de sociales

la nota de tu baby shower.

laura: no te creo.

no tiene por qué ocultarlo.

estefanía: pues, lo hizo.

yo no tengo por qué venir

a buscarte si no es para decirte

la verdad.

>> no olvides que abraham

ha demostrado ser un mentiroso.

¿por cuánto tiempo

te tuvo engañada y no te dijo

que había perdido el trabajo?

laura: eso no tiene

nada que ver.

eso lo hizo porque no me quería

preocupar, mamá.

>> así como tampoco te puede

decir muchas cosas.

esta mujer fue a buscarme

a la casa para decirme

lo que realmente había pasado

entre ella y abraham.

laura: ¿y qué fue lo que pasó,

según tú?

estefanía: perdón

que te lo diga,

pero no se me hace justo

que una mujer viva engañada.

por eso estoy aquí.

tienes que saber que abraham

y yo tuvimos una relación.

laura: eso no es verdad.

estefanía: no tengo por qué

mentirte, yo no gano nada.

lo que hubo entre abraham y yo

fue muy breve.

solo tuvo relaciones conmigo

y renunció.

>> lamento que te enteres

de esta manera, hija,

pero más vale que te des cuenta

de que abraham se ha estado

burlando de ti.

quién sabe

si en sus múltiples chambitas

tenga muchísimas mujeres o no.

[música]

[música]

abraham: ¿qué pasa?

¿te sientes mal?

laura: sí.

tengo roto el corazón

y tú me lo rompiste.

abraham: ¿de qué hablas?

laura: de que he descubierto

una más de tus mentiras.

vino a buscarme tu ex jefa

para decirme que te acostaste

con ella.

abraham: eso no es cierto, ¿eh?

laura: ya no trates de seguirme

engañando.

ella no tenía por qué buscarme

para decirme una mentira.

abraham: pues lo hizo, fíjate.

yo jamás estuve con ella.

de seguro te lo dijo

porque la rechacé.

laura: pues, ella me aseguró

otra cosa.

abraham: ah, ¿y le vas a creer

más a ella que a mí?

laura: no sé si ella

vino a mentirme.

no encuentro razón

para que lo haga.

en cambio, tú me mentiste

cuando me ocultaste

que ya no tenías trabajo.

abraham: ya te dije

por qué lo hice.

laura: sí, pero eso no quita

el engaño.

porque no solo

no me dijiste la verdad,

sino que todos los días

te ibas mintiéndome.

salías de aquí supuestamente

a tu oficina,

y eso no era verdad, abraham.

abraham: pensé que ya

me habías perdonado.

laura: y lo hice.

no, sí lo hice,

pero me di cuenta que no puedo

confiar en ti.

¿y sabes qué?

por eso me voy a ir,

porque yo no puedo seguir

contigo después de tu traición.

abraham: a ver, deja,

te explico, por favor.

vamos a hablar.

laura: no, abraham,

ya no tiene caso.

tus mentiras me han decepcionado

y yo ya no puedo seguir

a tu lado.

abraham: laura, por favor.

>> yo sé que no es fácil,

pero regresar con nosotros

fue tu mejor decisión.

créeme.

la verdad,

es que yo nunca entendí

qué le viste a ese tipejo.

laura: mamá, no, por favor, no.

>> tienes razón

y entiendo que te duela.

pero a partir de este momento

la vida va a ser mucho mejor

para ti.

laura: yo lo que no puedo

entender es la insistencia

de esa mujer para decirme

qué es lo que había pasado.

>> solidaridad entre mujeres,

ya te lo explicó.

pero ¿eso qué importa ya?

tienes que pensar en tu futuro.

y estar dispuesta a aceptar

en tu vida a alguien

que también quiera a tus hijos.

lo tienes a humberto,

por ejemplo.

a pesar de todo, nunca ha dejado

de estar interesado en ti.

siempre ha estado para ti, amor.

abraham: les juro que yo nunca

le he sido infiel.

si yo la amo más que a mi vida,

pa.

>> sí, lo sabemos.

perdóname que te lo diga.

por eso te insistimos

que fueras sincero con ella

cuando te quedaste sin trabajo,

amor.

abraham: por favor,

virgen de guadalupe.

ayúdame a recuperar el amor

y la confianza de laura.

sé que hice mal al no decirle

que había perdido mi trabajo.

pero si no se lo dije

fue para no preocuparla

estando embarazada.

pero tú sabes que jamás

le he sido infiel.

por eso te pido, madre mía

que laura y yo volvamos a estar

juntos.

para ser un buen esposo y padre

y demostrarle todos los días

que puede confiar en mí

porque es el amor de mi vida.

laura: virgen de guadalupe,

cómo me duele haberme separado

de abraham, porque él es el amor

de mi vida.

pero su engaño es algo

que me ha roto el corazón.

>> qué detallazo, humberto,

no te hubieras molestado.

humberto: no,

no es ninguna molestia.

ahorita que laura va a vivir

con ustedes,

hay que ir preparando

el cuarto de los bebés.

>> tienes toda la razón,

y la verdad es que no había

pensado en eso.

es más, ahorita mismo

voy a llamar al decorador

de interiores para que venga

a ponerse de acuerdo

con ustedes.

permiso.

laura: de verdad que no te

hubieras molestado, humberto.

todavía hay mucho tiempo

para ver lo del cuarto

de los gemelos.

humberto: ya lo sé,

pero no quiero que después

te sientas presionada.

a ver, nada me daría más gusto

que me dejaras ayudarte

en este proyecto.

laura: muchas gracias,

de verdad, pero yo no quiero

que las cosas se confundan.

yo todavía estoy muy mal

por todo lo que pasó

con abraham.

humberto: por eso te pido

que me permitas ser tu apoyo

en todo momento.

todavía no te pido nada para mí.

ya el tiempo lo va a decir.

pero permíteme demostrarte

que nunca vas a estar sola.

porque siempre vas a poder

contar conmigo.

abraham: ¡laura!

¡escúchame, por favor,

perdóname!

¡eres el amor de mi vida, laura!

>> oye, ¿qué te pasa?

¿te has vuelto loco o qué?

no tienes nada que hacer aquí.

abraham: claro que sí, necesito

recuperar el amor de laura

para estar con mis hijos.

por favor, dígale que aquí

estoy.

>> mejor, vete de una vez

si no quieres

que llame a la patrulla

para que te lleve.

mi hija

ya no quiere saber nada de ti.

¿que no entiendes?

abraham: laura, ¡te amo!

perdóname, por favor.

¡escúchame, nada más!

laura: ¿para qué me busca?

¿para qué me busca,

si sabe que me lastimó?

abraham: ay, muchas gracias

por ir por mí a la alcaldía.

de no ser por ustedes,

hubiera pasado toda la noche

en los separos.

>> solo a ti

se te ocurre estar de necio

a pesar de que el papá de laura

te advirtió que iba a llamar

a la patrulla.

abraham: es que no me resigno

a perderla, ma.

necesito estar con laura

y con mis hijos.

no sé cómo convencerla.

>> el principal problema

es que no puedes acercarte

a ella para hablar con calma.

sus papás son peores

que perros guardianes.

y que me perdonen los perros.

[celular]

abraham: ah, claro,

se me había olvidado.

>> ¿de qué hablas?

abraham: mañana tengo cita

con el ginecólogo

para ver cómo van mis hijos.

es una buena oportunidad

para hablar con ella

y convencerla.

>> [suspira]

>> parece que todo va bien

con estos pequeñines.

laura: ¿eso quiere decir

que mis hijos vienen sanos?

>> todo parece indicar que sí.

tendrás unos hijos saludables.

laura: ay, gracias a dios.

abraham: ¿qué tiene que hacer

este tipo aquí y por qué

te está agarrando la mano?

laura: ¿qué haces aquí?

abraham: vine a ver

cómo estaban mis hijos,

pero nunca me imaginé

ver a este tipo.

lárgate, no tienes nada

que hacer aquí.

humberto: no me voy a ir.

vine a acompañar a laura

y yo la voy a llevar a su casa,

¿cómo ves?

abraham: lárgate si no quieres

que te agarre a golpes.

laura: a ver, abraham,

ya basta.

no vayas a hacer aquí

un escándalo.

abraham: pues, que se largue

este tipo,

no tiene nada que hacer aquí.

laura: a ver, no se va a ir

a ningún lado porque yo acepté

que me acompañara.

más bien, el que se va a ir

eres tú.

ya vete, por favor.

[puerta]

>> ¿qué estás haciendo?

abraham: perdón, perdón.

yo sé que a usted no le importa,

pero en estos momentos

estoy perdiendo a mi familia

y me quedé sin trabajo digno.

>> ya me imaginaba

que no eres pintor.

¿qué profesión tienes?

abraham: soy administrador

de empresas,

pero tuve un problema

hace unos meses con mi ex jefa

que me acosaba y...

pues, no doy una.

>> ¿me estás diciendo la verdad?

abraham: claro que sí.

y ya aprendí

a no echar mentiras.

>> mira, te voy a dar

una oportunidad.

justo hay una vacante

en el departamento

administrativo de mi despacho.

si aceptas, el puesto es tuyo.

abraham: pues, claro que sí.

va a ver que no se va

a arrepentir.

estoy seguro, ¿eh?

>> con que administres mejor

que lo pintas, me conformo.

>> joven, ¿dónde vas?

abraham: ¡laura, laura!

>> ¿qué haces aquí?

por lo visto, tú no entiendes

que no puedes poner un pie

en esta casa.

abraham: no me importa

que me vuelvan a echar

la patrulla.

no me voy de aquí sin hablar

con laura.

>> bueno.

háblale a la patrulla

para que venga por el tipo este.

laura: no es necesario.

yo voy a hablar con él.

>> hija...

laura: tengo que hacerlo, mamá.

así que, por favor, te voy

a pedir que me dejes sola.

abraham: muchas gracias

por querer hablar conmigo.

te quería decir que ya conseguí

trabajo y que las cosas

entre tú y yo van a cambiar.

laura: no, abraham.

de verdad, no sabes el gusto

que me da que ya tengas trabajo.

pero eso no va a cambiar

las cosas entre nosotros.

abraham: laura, por favor,

déjame demostrarte

que todo lo que dijo estefanía

es pura mentira.

necesito recuperarte a ti

y a mis hijos, por favor.

laura: por más que insistas,

nada quita la mentira.

además,

estoy conociendo una parte de ti

que no me está gustando nada.

te estás volviendo alguien

agresivo.

abraham: ¿qué quieres que haga?

estoy desesperado, laura.

te quiero recuperar a ti

y a mis hijos.

por favor.

laura: más vale

que lo vayas aceptando,

porque nos vamos a separar.

lo mejor es que cada quien

siga su camino.

lo siento mucho, abraham,

pero nos vamos a divorciar.

[música]

[música]

abraham: yo no me voy

a divorciar de ti, laura.

laura: lo he pensado mucho

y de verdad que es lo mejor.

¿para qué seguimos casados

si no podemos estar juntos?

abraham: no,

sí podemos estar juntos.

la que no quiere eres tú.

yo sí quiero.

seguramente,

el imbécil de humberto

te llenó la cabeza--

laura: no, a ver, él no tiene

nada que ver con mi decisión.

y yo jamás sería capaz

de empezar una relación

con alguien sin antes terminar

con lo que tú y yo tenemos.

abraham: no me puedes

hacer esto, por favor.

te quiero recuperar a ti

y a mis hijos, por favor.

laura: yo no quisiera,

de verdad, porque creí en ti,

pero es que tampoco

me puedo aferrar a una relación

que no puede ser.

mira, yo jamás, jamás te voy

a quitar el derecho de ver

a tus hijos.

pero tienes que convencerte

de una vez que tú y yo

no podemos estar juntos.

>> fue la mejor decisión

que pudiste tomar, hija.

ya se lo comenté a tu papá

y él se va a encargar

de contratar al mejor abogado.

laura: no, mamá, por favor, no.

de verdad que de lo último

que quiero hablar ahorita

es de abogados.

>> yo sé qué te hace falta

para levantar el ánimo.

necesitas empezar a retomar

tu vida, salir, destraerte.

¿por qué no le hablas a humberto

y te pones de acuerdo con él

para salir mañana?

ya verás que mientras más pronto

empieces a olvidar

a ese don nadie,

va a ser mucho mejor, mi amor.

abraham: [suspira]

laura: no, hombre,

no te preocupes, humberto.

yo entiendo perfecto

que hayas amanecido enfermo

y que no nos podamos ver hoy.

sí, claro, lo dejamos

para cuando tú estés bien.

bye, mejórate.

[música]

>> dame dos.

>> a mí, dame una.

estefanía: y a mí, cuatro.

>> la verdad es que me costó

mucho que laura se alejara

del tipejo ese.

ya solo me falta que se case

con humberto para que yo pueda

estar muy en paz.

estefanía: de hecho, abraham

es muy buen administrador.

lástima que sea pobre,

por eso lo separaste de tu hija.

qué bueno que te saliste

con la tuya, porque ya te hice

muchísimos favores, ¿eh?

>> los tengo clarísimos,

no me importa.

ha valido la pena.

gracias a esos favores,

abraham se convirtió

en mister "chambitas".

me encargué de cerrarle

todas las puertas.

estefanía: pero no me puedes

quitar mérito.

fui muy convincente

al hacerle creer a tu hija

que su esposo se había acostado

conmigo.

si supiera que eso del ascenso

fue una trampa en la que cayó

redondita...

laura: entonces,

todo fue una mentira.

>> hija, ¿qué haces aquí?

¿que no saliste con humberto?

laura: en el último momento

me canceló.

y no sabes cuánto me alegro,

porque así me doy cuenta

de que la única mentirosa

eres tú.

>> necesitarías entender

que lo hice por tu bien.

cometiste un gravísimo error

al casarte con abraham.

laura: fíjate que no, mamá.

mi único error fue creer en ti,

cuando sé cuánto lo desprecias.

pero ni te preocupes, ¿eh?

ni te preocupes, porque ya

no va a ser tu problema.

no me vas a volver a ver.

>> [suspira]

[timbre]

abraham: laura, mi amor.

laura: necesitaba verte.

primero, quiero agradecerte

el video que me mandaste,

porque me hizo recordar

la grandeza de nuestro amor.

abraham: siempre te amaré

con toda mi alma.

por eso, te suplico.

si quieres, hasta me hinco

para que me perdones.

laura: no, no, por favor,

no lo hagas.

la que debería

de rogar tu perdón soy yo,

por no haber creído en ti.

por favor, perdóname, abraham.

dame la oportunidad de regresar

a tu lado.

abraham: ¿cómo me pides

una oportunidad,

si lo que más anhelo

es que volvamos a estar juntos?

laura: sí, pero es que fui

una tonta por no creer en ti,

por confiar en mi mamá.

y hasta pensar que me pudiste

ser infiel.

por eso pido tu perdón.

abraham: claro que te perdono,

mi amor.

como espero que tú me perdones

a mí.

laura: no tengo nada

que perdonarte.

lo único que has hecho

es protegerme y cada día

demostrarme más tu amor.

un amor del que no voy a volver

a dudar nunca.

es la felicidad que me da

mister chambitas.

abraham: [ríe]

guau,

casarte con la chava que amas

es lo mejor que te puede pasar

en la vida.

porque ese amor será el motor

que necesitas todos los días

para superarte.

más que cuando viene un hijo

en camino.

esos pequeñines que alimentan

tu corazón.

porque cuando sabes

que vas a ser papá, sientes

que no tienes nada

que te pueda detener,

a pesar de todos los problemas

que debes de enfrentar.

porque por amor a tu pareja

y por tu amor de padre,

eres capaz de ser

mister chambitas.

Cargando Playlist...