null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'Los golpes del alma'

Univision8 Nov 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor: televisa presenta...

todos: [hablan a la vez]

azucena: hola.

¿cómo están?

>> hola.

bien.

azucena: qué bueno.

nos vemos al rato.

>> órale.

>> adiós.

azucena: bye.

daniel: pues, porque se me

olvidó.

ay, me da ocupado.

me gusta muchísimo azucena.

un buen.

>> a todos nos gusta

azucena, bro,

es la chava más guapa

de la escuela y la más popular,

todos quieren con ella.

daniel: pues, sí, es que está

hermosísima.

está muy bonita.

>> justo por eso

es la más popular

por ser la más bonita

y la más aplicada.

daniel: ay, la amo.

en serio, la amo.

[suspira]

azucena: hola.

¿cómo están?

>> bien.

azucena: ¿bien?

qué bueno.

hola.

¿cómo estás?

>> bien, ¿y tú?

azucena: bien.

¿qué? ¿estudiaste

para el examen?

daniel: no me canso

de mirarla, en verdad la amo.

ay, míralos a todos detrás

de ella ligándosela.

>> no, no, hasta yo

le ando entrando, bro.

pero bueno, para ver a cuál

de todos nos hace caso,

pues, está en chino.

daniel: azucena solamente

va a andar conmigo,

ella va a ser mi novia.

>> ay, tuvieras tanta

suerte tú, cálmate.

daniel: es en serio,

ella va a andar conmigo

y va a ser mía, solo mía.

>> claro.

todos: [hablan a la vez]

azucena: bueno, nos ponemos

de acuerdo más tarde

y nos mandamos mensajes al chat.

>> sí, podemos hacer la tarea

por video llamada, ¿va?

azucena: sí, bueno.

nos vemos mañana,

se van con cuidado, ¿eh?

todos: [hablan a la vez]

>> adiós.

daniel: azucena.

azucena.

azucena: ay, hola, daniel.

daniel: te acompaño a tu casa,

vámonos.

azucena: ay, qué amable,

qué lindo de tu parte

y te lo agradezco muchísimo,

pero es que hoy quedé

de irme con dalia y de hecho

la estoy esperando

a que salga de la escuela.

daniel: ah, pues, vamos los tres

juntos.

si quieres aquí la esperamos.

azucena: no, no te molestes.

de verdad, muchísimas gracias.

es que no vamos a ir a la casa,

vamos a ir a hacer la tarea.

aparte su papá va a pasar

por nosotros en su auto,

así que no te preocupes.

mira, de hecho ahí viene dalia.

yo creo que su papá no tarda

en venir por nosotras.

nos vemos mañana.

no se te olvide hacer la tarea,

¿eh?

daniel: eh, te invito a dar

la vuelta hoy a donde tú quieras

ir.

mira tú pásame la dirección

de tu casa y pasaré por ti

a las cuatro.

azucena: ay, daniel,

hoy no puedo,

tenemos muchísima tarea

que hacer.

daniel: azucena, ¿cuándo vas

a aceptar salir conmigo?

¿cuándo?

azucena: pues, un día de estos,

pero hoy no puedo.

ya me tengo que ir.

nos vemos mañana.

>> ustedes síganme la corriente,

hagan como que son mis amigas.

daniel: ¿viste?

me dijo que no.

>> ya, mejor vámonos, bro.

azucena nunca va a andar

con ninguno de los dos,

ya, supéralo.

daniel: no, eso lo veremos.

ya te lo dije, ella va a ser

mi novia y lo va a ser

y va a ser solo mía.

solo mía, ¿eh?

azucena: hoy los maestros

me felicitaron, ma.

>> ¿y eso, hija?

¿por tus tareas?

azucena: sí y también me dijeron

que lo más probable

es que termine el año

con mención honorífica.

>> ay, ay, ay, qué emoción,

hija.

mi amor, me haces muy feliz.

me siento muy orgullosa de ti.

ay, ya me imagino,

me voy a sentir como pavo real

cuando llegue el día

de la clausura y te den

esa mención, mi amor.

ay, creo que voy a llorar.

muchas felicidades, mi amor.

[ríe]

me vas a hacer la mamá

más feliz del mundo.

alan: ¡ya llegué,

público querido!

>> [resuella]

aarón: ya llegué.

>> aarón,

¿no fuiste a trabajar?

aarón: pues, no, ¿qué no me ves?

aquí estoy, ven.

vamos a bailar un ratito.

>> a ver, aarón, por favor,

compórtate, aquí está

nuestra hija, ¿sí?

aarón: ¿y?

que siga comiendo,

que me deje ser feliz,

ya que mi padre no me dejó

serlo.

[carraspea]

por lo menos tú no tienes

que reclamarme absolutamente

nada.

tú estás estudiando, ¿no?

¿o qué, te falta algo?

¡contéstame!

¿te falta algo?

azucena: no, papá.

aarón: ah, ah, pues ahí está.

porque a mí sí me falta mucho,

¿eh?

mucho.

yo--yo quería ser cantante.

mi padre--mi padre era--

era profesor de canto.

sí.

y era bien estricto conmigo.

si yo cantaba mal,

si yo entonaba mal,

si yo vocalizaba mal,

mira, cachetadas.

¡cachetadas son las que me daba

en la cara!

porque cada cosa que yo hiciera

mal.

terminé odiándolo.

sí.

odié mi padre.

él hizo que dejara mis clases

de canto.

él hizo que yo dejara

toda la cantada porque yo

canto muy bien, ¿qué no?

mira.

♪ ya me enteré que no estás bien

y tu espejismo te engañó

y estás sufriendo

si no tuviste compasión

cuando rogaba por tu amor

yo te quería

es tu castigo ser la cruz

de mi calvario

porque no niego que yo

te sigo esperando

pero yo sé que volverás

para curar tus alas

y seguir volando ♪

[grita]

¡esa sí eran canciones!

no como las de ahora

de mango y mueve todo, pues.

yo tenía una gran carrera

como cantante,

mi padre me la frustró.

él echó a perder mi vida.

me sacó de la escuela.

me sacó de la música.

según él que me castigó

y me puso a trabajar.

me alejó de lo que era mi vida

y mira.

mírame.

soy un maldito don nadie.

azucena: ay, no, papá--

aarón: ay, ya, ya, ya.

"tú no", "tú no".

tú no tienes ningún derecho

a decirme nada.

yo a ti no te estoy frustrando

nada.

todo te doy, ¿no?

>> a ver, aarón, ya.

no te metas con la niña, ¿sí?

ella no tiene la culpa

de lo que te hizo tu papá.

ni ella ni yo.

aarón: ya, no te enojes.

te ves bien bonita enojada.

espérame tantito.

♪ seguir volando ♪

vamos a seguir volando, ¿no?

¿o qué?

>> ven.

ven para acá, ven para acá.

para acá.

aquí puedes tomar.

vamos a la recámara,

ponemos música.

aarón: ¿y bailamos?

>> ándale.

sí, sí.

ay, aarón, viejo,

me angustia verte así,

cayéndote de borracho

y casi todos los días.

aarón: el dolor que siento aquí

en mi corazón no lo puedo

evitar.

y si no fui a trabajar

es porque no tengo ganas,

no quiero hacer nada ya.

>> deja que el pasado

se vaya, déjalo ir.

deja que tu papá

descanse en paz,

ya está muerto.

aarón: no puedo.

no puedo.

el dolor que siento aquí

es más fuerte que yo.

y yo tenía todo para hacerla.

todo mundo me lo decía.

todo mundo decía:

"no, tienes un gran timbre

de voz".

yo gané concursos

en la primaria,

en la secundaria.

yo cantaba bonito,

pero no, mira en lo que terminé

nada más, ¿eh?

en un maldito don nadie

por la culpa de mi papá.

>> amor, tienes que superarlo,

tienes que salir adelante, ¿sí?

aarón: ya, ya, déjame, mujer,

déjame.

mi vida no fue fácil

y todo, todo fue por la culpa

de mi maldito padre.

>> [resuella]

aarón: ♪ qué más que la vida

sin vida-- ♪

>> [suspira]

azucena: pobre de papá,

tiene un gran dolor

en el corazón.

>> sí, hija, tu papá sufrió

mucho de niño.

no fue nada fácil su vida,

pero no es motivo ni

justificación para que no vaya

a trabajar y se vaya a tomar,

a gastarse lo que nos hace

falta.

azucena: pues, eso sí.

>> yo también

tuve una infancia difícil.

tal vez no tan dura

como la de tu papá,

pero también tuve problemas

con mi mamá, con mi papá

y no por eso me voy a tirar

al vicio.

al contrario, lucho más

para salir adelante,

trabajo mucho,

soy una mamá luchona.

a veces no justifico a tu papá.

por eso siempre te digo, hija,

haz lo que te gusta,

estudia lo que más te apasiona,

es--es en donde vas a trabajar

y un trabajo que se disfruta

se hace con amor.

un trabajo que no amas,

que no te apasiona,

te volverá una persona amargada,

infeliz, frustrada como lo está

tu padre.

hija, estudia la carrera

que más te guste y sé feliz,

¿me lo prometes?

azucena: te lo prometo.

[música]

[música]

>> están buenísimos, ¿eh?

buenísimos.

>> mm.

sí, está rico.

daniel: ya llegué y vengo

muerto de hambre.

>> ya vente, hijo.

vente a comer, hijito.

daniel: ¿ahora qué hiciste

de comer, ma?

>> hice una carnita de cerdo,

hijo, con una salsita verde

y verdolagas, está bien rica.

daniel: ay, guácala,

no me gustan las verdolagas.

no, no, no, quiero que me

prepares otra cosa de comer.

>> pero, daniel, hijito,

pruébala, está bien rica

la comida, a tu papá

le gustó mucho.

daniel: a él, pero a mí no

y no creas que me lo voy

a comer.

ve y prepárame otra cosa.

¿qué? ¿no me escuchaste?

muévete.

>> no me hables así, daniel,

que soy tu madre.

>> a ver, daniel es el hombre

de la casa igual que yo,

por lo tanto si a él no le gusta

lo que hiciste de comer,

te levantas y le preparas

otra cosa.

>> pero, felipe,

¿qué no escuchaste

cómo me habló?

felipe: sí, sí escuché,

aquí estoy desde que llegó, ¿eh?

te lo voy a volver a repetir

para que te quede claro,

daniel es el hombre de la casa,

igual que yo,

por lo tanto le das lo que él

te pida.

mi hijo se merece todo,

es bueno para el fútbol, bueno.

>> para el estudio no--

felipe: ¡no me interrumpas,

benita!

mi hijo es un orgullo,

está en la liguilla, en la mira

de todos y un día, óyeme bien,

un día va a ser un grande

del fútbol.

a mi hijo nadie le puede decir

que no.

¿escuchaste bien, benita?

nadie, por lo tanto

me lo consientes.

benita: ¿qué quieres que te haga

de comer, daniel?

daniel: unas enchiladas rojas

gratinadas, por favor,

y con mucho queso y pollo.

felipe: eso, con mucho pollo,

mi hijo, lo que tú necesitas

es proteínas.

escúchame muy bien,

un día usted va a ser un grande

del fútbol y vas a tener

todo lo que quieras, mi hijo,

porque tú te lo mereces.

no dejes que nadie te diga

que no.

nadie.

azucena: sí, jonathan,

mi papá otra vez llegó borracho

a la casa y no fue a trabajar.

jonathan: híjole, qué mala onda.

tú papá sí que la rega

casi todos los días.

azucena: [suspira]

sí, ya sé, pero es que tiene

un dolor en el corazón

y pues se la vive

en una constante depresión.

tanto que ni me hace caso

y ni siquiera me habla.

para él es como si yo

no existiera.

jonathan: creo yo que eso

ya no está bien,

creo que tu papá sí necesita

ir a terapias.

azucena: sí, yo también lo creo,

pero pues una cosa es que tome

y la otra es que me haga sentir

como que no me quiere,

como si no fuera nada de él.

jonathan: si quieres llorar,

llora, no es bueno contenerte

el llanto.

azucena: no, no, estoy bien.

me hace sentir un poco mal,

pero estoy bien.

y bueno, ¿qué película vamos

a ver?

jonathan: pues, no sé.

tú, ¿cómo de qué tienes ganas

de ver, algo de terror--?

azucena: sí, de terror, ¿no?

sí.

jonathan: la verdad es que no sé

qué haya ahorita en el cine,

pero si quieres vemos

y lo que te guste.

>> toma, mi amor.

aarón: ay, no, no se me antoja

para nada tu desayuno.

mejor ya me voy al trabajo

a desayunar algo por allá.

>> pues, ojalá que así sea,

que sí te vayas directito

al trabajo, aarón.

aarón: sí, mujer,

me voy directito a la chamba.

>> así dijiste ayer y te fuiste

directito, pero a la cantina

a emborracharte.

aarón: no, ni me la menciones,

porque no sé qué pueda pasar.

ok, hoy me voy por la otra calle

para no cruzar por la cantina,

ni por el depósito ni por donde

están los valladores.

hoy sí me voy directo

al trabajo, ¿eh?

>> un día van a terminar

por correrte del taller

mecánico y es lo que menos

necesitamos.

aarón: ya, ya.

>> nuestra hija está

por terminar la secundaria

y va a entrar a la preparatoria

y los gastos van a ser mayores

cuando entre a la universidad,

aarón.

aarón: ya lo sé, mujer.

no me lo tienes que estar

repitiendo a cada rato.

ya deja de fastidiarme

que me duele mucho la cabeza.

azucena: y en todo el desayuno

no me habló.

ni siquiera volteó a verme

y luego se paró de la mesa,

habló con mi mamá y se fue.

y yo para él ni siquiera

estuve.

jonathan: de verdad, no--no--

no sé ni qué decirte.

siento mucho que tu papá

sea así contigo.

pero no me gusta ver esos ojitos

tristes conteniendo tantos

sentimientos.

azucena: ay, no pasa nada,

estoy bien, solo quería

comentarte,

pero bueno, ya me tengo

que meter a la escuela

y tú ya te tienes que ir

a la tuya.

nos vemos a la salida.

jonathan: sí, nos vemos luego.

que te vaya bien.

azucena: gracias.

hola, daniel, buen día.

[gritos]

[música]

[música]

azucena: ay, sí, mamá,

y de la nada daniel pasó

delante de mí y se fue

encima de jonathan

que ya se iba a la prepa.

pues, yo creo que fue por celos.

>> ¿tú le has dado pie

a ese muchacho, a daniel?

¿le has dado entrada?

azucena: no, mamá,

o sea sé que le gusto,

pero nunca le he dado pie

ni le he insinuado nada.

ay, sí soy amable con él,

pero pues hasta ahí.

además soy amable con todos

en la escuela, no solo con él,

pero pues nunca le he dado

pie para que piense otra cosa.

>> pues, no hay duda, hija,

ese muchacho está muy prendido

de ti, ¿eh?

azucena: ay, sí, ahora lo sé.

>> ten mucho cuidado con daniel,

porque los amores frustrados,

los amores obsesionados

son los peores,

ten mucho cuidado, hija.

azucena: ay, sí, mamá.

yo creo que lo mejor será

que ya no le hable,

para no darle falsas esperanzas

ni para que no crea cosas

que no son.

>> sí.

azucena: no sabes, se pelearon

muy feo, los dos estaban

muy golpeados y la verdad

es que yo me asusté un buen,

pero pues logré separarlos.

no sé ni cómo le hice,

pero evité que se siguieran

peleando.

>> ay, hija, fuiste muy fuerte,

muy valiente, pero ten

mucho cuidado con daniel,

no te confíes de él,

por favor, cuídate mucho, ¿sí?

benita: no puede ser, daniel.

mira nada más cómo vienes,

te volviste a pelear, hijo.

felipe: ¿y ahora qué pasó?

daniel: me agarré a golpes

con uno de la prepa

que anda queriendo quitarme

a mi chava.

benita: ¿y es tu novia

esa chava o aún no?

daniel: no, todavía no lo es,

pero lo va a ser.

en esas ando.

es que ella es la más hermosa

de la secu y es la más popular

también, por eso va a ser

mi novia quiera o no quiera.

benita: pero si no le gustas

a alguien, hijo, las cosas

no son a la fuerza

y mucho menos peleando,

yo ya te lo he dicho.

voy por el botiquín

para curarte esos golpes, ¿sí?

felipe: a ver.

mira nada más.

no le hagas caso a tu madre,

la que tu quieres

esa va a ser para ti.

en el rancho no nos andamos

con tarugadas,

si a uno le gusta una chamaca

se la roba y ya,

aunque ella no quiera.

total a uno siempre termina

queriéndolo, ¿eh?

nadie le puede decir que no

a mi hijo, ¿eh?

y mucho menos una vieja,

¿entendió?

benita: no estés mal aconsejando

a nuestro hijo, felipe.

felipe: ¡benita, yo soy su padre

y un padre nunca mal aconseja

a su hijo!

¿entendiste, benita?

mira, en lugar de estarme

diciendo qué hacer y qué no,

mejor ponte a curarle

las heridas a tu chamaco, órale.

ahora resulta que los patos

le quieren tirar

a las escopetas.

habría yo de ponerte unos

buenos fregadazos como la otra

vez, ¿eh, benita?

bájale mejor, bájale, ¿eh?

>> ay, hija, mañana es un día

muy pesado.

tengo que entregar mucho

producto y tengo que cobrar,

es quincena y toda la gente

tiene dinero,

así es que es un buen día

para cobrar.

azucena: qué bueno, ma.

yo sé cómo te partes el lomo

trabajando y por eso

trato de cuidar todos mis útiles

escolares y pues, también

trato de ahorrar para no

angustiarte con los gastos.

>> ay, muchas gracias, hija.

a ver.

mira, esto ya se--ya se rompió.

aarón: ♪ ya llegué ♪

>> ay, no, viene borracho

otra vez.

aarón: ahora sí, venga.

venga.

eso es, dice:

♪ te llevo tan dentro de mí

que no he podido prescindir

de tu mirada

soy esa sombra que no ves

que va siguiéndote los pies

el que te llama

yo te entregué-- ♪

ya, ya, basta.

vamos a--

♪ yo te entregué mi corazón ♪

[tararea]

aquí la reina, ya llegó--

azucena: aquí no, aarón,

aquí no, estás frente a la niña,

¿sí?

por favor, ya deja de tomar

por el bien de azucena,

nos necesita a los dos.

aarón: ¿qué va a necesitar

si nunca nos dirigimos

la palabra?

ni siquiera nos miramos.

lo que ella necesita

es que yo cubra todas

sus necesidades materiales.

eso es lo que hago.

yo trabajo para cubrírselas,

para que nada le haga falta.

azucena: me hace falta

el amor de padre.

eso es lo que me hace falta.

aarón: ya...

¿por qué tan seria?

vamos a bailar tantito.

>> quítate.

aarón: qué aguadas.

no sabes lo que es la fiesta.

azucena: oye, papá.

aarón: ¿qué?

azucena: ¿crees que podamos

hablar cuando regreses

del trabajo y yo de la escuela?

aarón: ¿de qué?

azucena: de nosotros,

de la mala relación

que llevamos como padre e hija.

aarón: no tenemos nada

de qué hablar.

nuestra relación es así y punto.

así fue la mía con mi padre.

ninguna palabra cruzábamos.

así es nuestra relación,

tú a tus cosas y yo a las mías.

¿necesitas dinero?

pídeselo a tu mamá,

yo se lo doy.

mientras nada te falte

todo va a estar muy bien.

azucena: no todo es material,

no todo es el dinero.

yo te quiero y necesito

a mi papá.

>> azucena, hija.

¡azucena!

le estás haciendo a tu hija

lo mismo que tu padre

te hacía a ti.

aarón: por supuesto que no.

yo no la golpeo

como me golpeaba mi papá.

nunca le he puesto

una mano encima.

además, le doy todo

lo que le hace falta.

mi padre no me lo daba.

>> ¿y le das amor?

¿platicas con ella?

¿sabes sobre su vida?

¿alguna vez le has dado

un abrazo, dicho que la amas?

¿no, verdad?

a veces son más fuertes

los golpes del alma

que los golpes físicos, aarón.

todo deja huella,

todo marca.

la indiferencia que tienes

hacia tu hija la marca,

le duele y mucho.

mucho más que un puñetazo.

los golpes del alma

son las heridas

que nunca cicatrizan.

nunca.

piensa.

¿llevas una relación

de padre e hija con azucena?

azucena: [solloza] es como si

no fuéramos padre e hija.

eso me duele mucho.

jonathan: no sé qué decirte.

me duele mucho.

me gustaría que la relación

con tu papá fuera mejor,

que platicaran,

que convivieran.

azucena: sí, a mí también

me gustaría.

pero está tan metido

en su depresión,

en su vida del pasado y

en la mala relación con su papá

que es así conmigo.

jonathan: ya no llores.

me parte el corazón verte así,

porque te amo.

azucena: ¿en verdad me amas?

jonathan: mucho.

tanto que me gustaría

que fueras mi novia.

azucena: sí, jonathan,

sí quiero ser tu novia.

nos vemos al rato.

ambas: bye...

daniel: te vi besándote con él.

¿por qué no me haces caso a mí?

azucena: porque tú no me gustas.

sí, me besé con jonathan

porque me pidió que fuera

su novia y le dije que sí.

así que te voy a pedir

que me dejes en paz,

ya no me molestes.

nunca te he dado motivos

para que sientas el poder

de reclamarme cosas.

daniel: dime por qué te besaste

con él y no conmigo.

azucena: porque tú

no me gustas para novio,

solamente para amigo.

jonathan me gusta muchísimo.

daniel: si no eres para mí,

tampoco lo serás para él.

[música]

[música]

>> ¡mi hija!

¡hija, por favor!

doctor, sálvela, se lo ruego.

>> haré todo lo posible

pero necesito ingresarla

ahora mismo para revisarla.

con permiso.

aarón: ¿qué le pasó a mi hija?

>> un niño la aventó

por las escaleras.

aarón: no, no, no...

>> nadie ha venido

a decirnos algo sobre mi hija,

ni siquiera las enfermeras.

¿qué está pasando?

jonathan: señora, gracias

por marcarme.

vine corriendo de la escuela.

¿cómo está azucena?

>> jonathan, no sabemos,

la metieron a urgencia.

no nos han dicho nada.

jonathan: hay que preguntar

a las enfermeras.

señora, ¿dónde está azucena--?

>> señores...

>> doctor, ¿cómo está

mi hija? dígame.

>> no le voy a mentir.

su hija está muy grave,

no reacciona.

necesitamos ingresarla

inmediatamente al quirófano.

por favor necesito

que firmen estos documentos.

aarón: le firmo lo que sea,

pero por favor salve a mi hija.

se lo suplico por favor.

madre mía,

sé que no he sido

un buen padre para mi hija.

pero tengo miendo de acercarme

a ella y lastimarla

porque no sé cómo ser

un buen padre.

no tuve un buen ejemplo.

no sé cómo acercarme a mi hija.

no es que no la quiera,

yo la amo, es mi todo.

es mi única hija, es mi vida.

pero no sé cómo

acercarme a ella.

estoy tan metido en mi dolor,

en los golpes del alma,

que descuidé lo más importante

de mi vida, que son mi hija

y mi esposa, mi familia.

por favor, madre mía,

no nos desampares.

guía la mano del médico

para que ella salga bien

y te juro que nunca

volveré a tomar en mi vida.

te juro que tomaré

las terapias necesarias

solamente para estar bien.

necesito estar bien

para mi hija.

[llaman a la puerta]

>> a ver, daniel.

están tocando.

[golpean la puerta]

>> buenas tardes,

¿están tus papás?

>> ¿qué se le ofrece?

>> tenemos una orden

de detención en contra

de daniel gómez padilla

por haber aventado a una

de sus compañeras de escuela

por las escaleras.

ella se encuentra grave

en el hospital.

>> daniel, ¿es cierto

lo que dice el oficial?

daniel: papá... no quería...

es que ella me dijo que no...

tú me dijiste que nadie

tenía que decirme que no...

no quiso andar conmigo

y hasta se besó con otro...

>> te lo dije, felipe.

tú y tus malos consejos.

te dije que iba a pasa algo--

>> cállate--

>> vamos a llevar a su hijo,

tiene que responder

por sus acciones.

depende de si la niña vive

o muere el veredicto

que el juez otorge.

llévenselo.

daniel: no, por favor--

[bullicio]

aarón: ¿cómo está mi hija?

¿cómo salió del quirófano?

>> azucena sigue luchando

entre la vida y la muerte.

su situación es crítica.

azucena presenta daño

en columna,

algunas costillas rotas.

lo más probable si regresa

del coma en el que está,

es que no volverá a caminar.

los múltiples golpes que se dio

al caer de la escalera

ocasionaron muchos daños,

tanto en el cuerpo

como en el cráneo.

solo un milagro

puede salvarla.

>> no, doctor...

¿por qué?

jonathan: doctor, por favor,

salve a mi novia.

sálvela.

>> nosotros ya hicimos

todo lo humanamente posible

para salvarla.

ahora azucena está

en las manos de dios

y de la virgen de guadalupe.

>> por favor, madre mía,

no me quites a mi hija.

te lo suplico,

déjala vivir.

[solloza]

>> virgencita, azucena es

una muy buena niña.

una excelente alumna.

por favor dale otra

oportunidad de vida.

azucena todavía tiene

mucho que dar.

jonathan: es la mejor

de las niñas.

no le hace daño a nadie.

azucena es todo para mí,

virgencita.

por favor, te lo suplico,

no te la lleves.

aarón: madre mía,

virgencita de guadalupe,

por favor, te lo suplico.

si te has de llevar a alguien,

llévame a mí.

te doy mi vida

por la de mi hija.

apenas es una niña.

si me das la oportunidad

de que viva,

de que regrese con nosotros,

de que camine, te juro,

madre mía, que viviré para ella,

para remediar todo

lo que no he sabido

hacer con ella, un padre.

no quiero que mi hija sienta

los golpes del alma.

>> ¡despertó mi hija!

>> déjenme revisarla.

aarón: hija...

aquí estamos.

>> estamos aquí, mi vida.

ambos: [susurran]

>> ¿sientes algo?

[música]

[música]

>> gracias, madre mía

por concedernos el milagro

de regresarnos a mi hija.

aarón: muchas gracias.

ahora dame la fuerza para poder

vencer esta ansiedad,

esta necesidad de alcohol.

te lo ruego, por favor,

hazme fuerte, te lo suplico.

>> no estás solo, viejo,

no te voy a dejar caer.

juntos saldremos adelante

por nosotros, por nuestra hija,

por la familia.

no estás solo.

cuentas conmigo

hombro con hombro.

aarón: sí, hombro con hombro.

voy a ser fuerte

por mi familia, por mi hija,

por ti.

hija, por favor, perdóname.

fui un tonto, perdóname.

azucena: te perdono, papá.

aarón: te prometo que voy

a dejar el alcohol

y dedicarme a cuidarte.

voy a ser un gran padre presente

y no un padre ausente.

voy a aprender a ser cariñoso,

estar al pendiente de ti,

de tus problemas y asuntos,

de tus gustos.

te lo juro, mi vida,

porque eres lo más importante

en mi vida aunque nunca

te lo haya dicho.

te amo.

te amo muchísimo.

azucena: yo te amo más, papá.

>> yo también te amo,

hija mía.

mucho.

jonathan: yo también

te amo, azucena.

aarón: ¿qué?

>> [ríe] ya...

jonathan: tuve mucho miedo

de perderte.

>> ay, azucena,

muchos en la escuela

han estado al pendiente

de tu salud,

los he mantenido informados.

estamos contentos

de verte regresar.

estoy feliz de verte despierta,

hermosa.

azucena: muchas gracias

por preocuparse,

por quererme tanto.

papá, pensé que no me querías

y que no te importaba.

pero les juro que voy a hacer

todo para volver a caminar.

>> estos son los primeros pasos

de azucena.

su cuerpo ha aceptado

favorablemente la prótesis

y las terapias han hecho

su trabajo,

sin dejar a un lado

todo el apoyo que ha tenido

con ustedes, su familia,

su novio, sus amigos

y la directora de su escuela.

azucena volverá a caminar.

azucena: voy a volver

a caminar.

creo que voy a llorar.

aarón: yo lloro contigo,

mi amor.

ya me voy, familia.

azucena: ¿a dónde vas, pa?

aarón: a mis terapias,

para dejar definitivamente

el alcohol, hija,

para quitarme lo borracho.

no ha sido nada fácil

el proceso, pero ahí voy.

azucena: yo voy contigo.

aarón: no, cómo crees.

necesitas estar tranquila.

te tienes que quedar.

azucena: no, papá,

voy contigo.

si estuviste conmigo

en mis rehabilitaciones,

también te voy a acompañar,

porque no estás solo.

además tenemos muchísimo

de qué platicar,

recuperar el tiempo perdido.

así que vámonos.

>> no le digas que no.

los dos tienen que recuperar

el tiempo perdido

y sanar los golpes del alma.

aarón: sí, sanar

los golpes del alma.

vamos, hija, órale.

acompáñame.

despacito, te ayudo.

¿puedes?

eso.

quebrándose...

vas muy bien, eh.

>> la relación

de padres e hijos

debe ser buena,

llena de comunicación,

entendimiento, comprensión

y consejos.

>> analicemos y pensemos

qué consejos les damos

a nuestros hijos.

la educación no solo

se da en la escuela.

la primera educación

se da en la casa.

jonathan: para que nosotros

como hijos cuando seamos padres

sepamos qué consejos darles

a nuestros hijos.

aarón: porque un mal consejo,

una mala educación,

un mal entendimiento

entre padres e hijos,

sin comunicación y golpes,

genera hijos frustrados

y heridos.

pero los golpes físicos

no duelen tanto

como los golpes del alma.

[música]

[músic

>> ♪ y en una hermosa mañana

y en una hermosa mañana

la guadalupana

la guadalupana

la guadalupana

bajó al tepeyac

>> juan dieguito

a la virgen le dijo

juan dieguito

a la virgen le dijo

este cerro elijo ♪

Cargando Playlist...