null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'El llamado de la naturaleza'

3 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

[música]

>> ¿y mi mamá?

>> está allá afuera checando

que no venga tu papá.

no quiero irme y dejarlas

aquí solitas.

yo tampoco quisiera

que te fueras.

pero ya lo hablamos.

es lo mejor para ti.

>> sí, mi hija.

si te quedas con nosotras,

estás condenada al destino

que eligió tu papá.

>> pero si me voy a escondidas

le puede pegar a mi mamá.

>> lo prefiero, mi hija,

a que te vayas con el hombre

que le pagó la dote a tu papá

por ti.

lo conocemos.

es un mal hombre.

>> mira, anda,

tú no te preocupes por tu mamá,

aquí estoy yo para apoyarla.

pero tú debes de tener otro

destino, es mejor que te vayas

a la ciudad.

>> no, no me quiero ir.

>> entiéndelo, belén,

aquí ya no hay nada para ti.

tú quieres estudiar,

ser alguien en la vida.

y en la ciudad vas a tener

la oportunidad

para salir adelante.

anda, ya vete, antes

de que regrese tu papá.

y escúchame.

no vuelvas hasta que cumplas

todos tus sueños, ¿entendiste?

belén: te lo prometo.

>> espera, espera,

deja que te dé mi bendición.

que dios te cuide

y te permita salir adelante.

>> y no dejes de estudiar,

m'hija.

el estudio es lo único

que te va a ayudar a ser

una mujer de bien.

anda.

adiós, mi hija.

ma,

¿qué acabo de hacer?

la mandé a la ciudad sin conocer

a nadie allá.

>> ya lo hablamos, hija.

no tendrá un camino fácil,

pero debemos confiar en belén

y pensar que será un mejor

futuro que el que su papá

le escogió.

belén: ¿y ahora pa' dónde jalo?

>> ¿de qué va a querer?

de queso, de pollo...

belén: hola.

>> hola.

¿qué te voy a dar?

belén: ¿cuánto cuestan

sus quesadillas?

>> 18 pesos, pero están bien

ricas.

te las doy bien serviditas.

¿qué te doy?

belén: gracias.

todos: [hablan a la vez]

belén: buenas, señito.

¿no necesita quien le ayude

con el quehacer en su casa?

>> no, ahorita, no.

belén: buenas, ¿no necesita

quien le ayude en su casa?

ya verá que soy re buena

para quitar la mugre.

>> ¿y eso quién me lo asegura?

belén: pues, yo.

no es por nada,

pero en nuestro pueblo,

nuestro jacal era el más limpio.

>> ¿tienes carta

de recomendación?

belén: no.

>> tu palabra

no me asegura nada,

si tuvieras cartas

de recomendación, lo pensaría.

pero no voy a contratar

a una desconocida que...

sepa qué mañas tiene.

>> ándale, rita, ya va a llegar

la clientela y tú no has

terminado de preparar las mesas.

rita: ahí voy.

>> rita.

belén: buenas.

>> hola, buenas tardes.

ya casi estamos por abrir.

belén: ¿no necesita alguien

que le ayude?

>> no, muchas gracias.

ya tengo quien me ayude.

belén: por favor...

le voy a ser muy sincera.

no he comido nada,

pero le ofrezco mi ayuda

a cambio de un plato de comida.

>> no eres de aquí, ¿verdad?

muchacha...

no entiendo por qué se vienen

si no tienen nada en la ciudad.

bueno, pero no te preocupes.

yo te voy a ofrecer un taquito

a cambio de nada.

siéntate.

te puedes ir cuando termines.

siéntate.

belén: gracias.

>> mira.

a ver si te gusta.

come.

belén: gracias.

>> de nada.

rita: ey, ey.

>> bueno, pues, por hoy

ya terminamos.

solo hay que dejar bien limpio

para que no se hagan cucarachas.

rita: ay, espérate tantito.

déjame descansar.

hoy el día estuvo muy pesado.

>> oye, no sé qué tanto

te quejas, si belén

nos estuvo echando la mano.

belén: pues, para agradecerle

por haberme dado de comer.

>> y así va a ser siempre,

si quieres.

no te puedo ofrecer un sueldo.

pero sí de comer, si vienes

a ayudarnos.

y te puedes ganar tu dinerito

con las propinas que te dejen.

belén: ay, muchas gracias,

señora, en serio,

no se va a arrepentir.

muchas gracias por ser tan linda

conmigo.

>> válgame dios,

mira cómo te dejó

el desgraciado de josé.

escuché que se pelearon ayer,

pero no pensé que fuera

para tanto.

>> es que se enojó mucho

porque vino don simón.

venían por belén.

el desgraciado de simón

quería llevarse a mi hija

desde ahorita.

>> mira nada más.

un día te va a matar.

>> se enfureció cuando don simón

le pidió que le regresara

la dote.

le dijo que quería

que le regresara cada uno

de los centavos que le dio.

>> y el josé, para acabarla

de amolar, ya se debe haber

gastado todo, ¿verdad?

>> sí, ya lo conoces.

josé se la pasa de borracho

y no le importa que no tengamos

pa' comer.

solo quiere estar metidote

en la cantina y apostando

hasta lo que no tiene.

>> ojalá mi nieta tenga un final

mejor que el de nosotras.

>> vas a ver que sí, mamacita.

yo se lo he pedido mucho

a la morenita para que así sea

y mi belén no sufra

como nosotras lo hacemos.

es tan injusto que solo

por ser mujeres pasemos

por estas humillaciones.

y en nuestro propios pueblos

seamos una mercancía

y que nos vendan

como si fuéramos animales.

>> a todas nos gustaría

que las cosas fueran diferentes,

pero ahora no queda más

que pedirle a la virgencita

que mi nieta sea diferente.

rita: amable,

perdón pero tuve una emergencia

y no pude llegar.

amable: ah, ¿sí?

¿y por qué no me avisaste?

mira, de verdad, rita...

nada más porque estaba belén,

si no, yo sola no me hubiera

podido dar abasto.

rita: ya sé, por eso

me fui más tranquila,

porque ya somos dos aquí.

pero perdón, te juro que no va

a volver a pasar.

amable: de verdad, rita,

nada más porque tienes

muchos años trabajando conmigo.

si no, no te hubiera sido

tan fácil, ¿eh?

rita: discúlpame.

¿quieres que te ayude con algo?

amable: no, ya terminamos.

nos vemos mañana.

rita: gracias.

belén: señora, ya terminé

de secar los platos.

amable: muchas gracias

por ayudarme, belén.

belén: ¿lo hice bien?

amable: lo hiciste muy bien.

te voy a servir de cenar.

belén: muchas gracias.

oiga, ¿puedo pasar a su baño

para cambiarme y asearme

un poco?

amable: claro que sí,

pero ¿por qué no te cambiaste

en donde vives?

belén: es que todavía no tengo

en donde quedarme.

amable: ¿cómo?

¿y dónde te dormiste?

belén: en un parque.

amable: ¿por qué

no me lo dijiste?

ay, chamaca.

mira, no te preocupes.

ya tienes dónde quedarte

a dormir, para que estés

más segura.

desde hoy te vas a quedar aquí

en el local.

belén: no, hombre,

pues, muchas gracias.

le voy a echar muchas ganas

y verá que voy a tener su local

superlimpio.

gracias.

amable: te voy a servir

de cenar.

[música]

[música]

>> tú debes de ser belén,

¿verdad?

belén: sí, ¿cómo lo supo?

>> soy claudia, la vecina

de la señora amable.

y me ha hablado mucho

de ustedes.

belén: ah, pues, mucho gusto.

yo creo que no tarda en llegar

la señora.

claudia: justamente eso

es lo que les vengo a decir.

mi vecina se rompió una pierna

y ya no va a poder trabajar.

belén: pero ¿está bien

la señora?

claudia: tiene molestias

por el yeso, pero hay

que esperar a que se recupere

por completo.

por lo cual, vamos a tener

que cerrar la fonda.

belén: uy, no,

pues, ya se puso feo.

¿no puede usted venir a abrir

el local?

claudia: no, yo tengo

mi trabajo.

mi vecina está muy apenada

con ustedes,

pero solo a una se le va

a poder dar su liquidación.

rita: pues, tiene que ser a mí,

yo tengo mucho tiempo trabajando

con la señora amable,

y belén ni siquiera

estaba contratada.

así que, si a alguien

se le tiene que dar

la liquidación, es a mí.

claudia: suena lógico.

lo siento mucho.

pero a partir de hoy,

se va a tener que cerrar

la fonda.

belén: buenos días, buenos días.

disculpe, ¿donde usted trabaja

no necesitan quien la ayude

con el quehacer?

>> pues, puede ser.

pero ¿quién me asegura

que no tienes malas mañas?

belén: por favor, le aseguro

que soy bien honrada

y bien limpia.

estaba trabajando en una fonda,

pero la dueña tuvo que cerrar.

por favor, ayúdeme,

no tengo adónde ir, por favor.

>> está bien,

pero con una condición.

belén: lo que sea.

>> me vas a dar el 30 por ciento

de tu sueldo.

por arriesgarme en quedarle mal

a la patrona.

¿estamos?

belén: sí, lo que sea,

con tal de tener un techo

donde dormir.

>> eso sí,

cuando estemos con la señora,

me sigues la corriente,

para que no te diga que no.

¿estamos?

belén: lo que usted me diga.

>> ay, pues, vente conmigo,

vámonos.

>> ¿de dónde dices que salió

esta muchacha?

>> me la recomendó

mi amiga juanita, la que trabaja

aquí a dos casas.

es su sobrina y acaba de llegar

de su pueblo.

>> ¿estás segura que va a poder

con el trabajo?

ya sabes que a mí me gustan

las cosas bien hechas.

>> yo voy a estar al pendiente

de que todo salga como a usted

le gusta.

ay, pero dele la oportunidad

a la chamaca.

ya si no la convence,

pues, la despide.

>> está bien.

a ver, ven, acércate.

estás contratada.

xóchitl va a decirte

dónde está su cuarto,

y ahí está tu uniforme.

espero no me quedes mal.

belén: ya verá que no,

no va a tener queja de mí.

>> ok.

xóchitl, me voy al gimnasio,

regreso en dos horas,

ahí te encargo.

xóchitl : sí, señora.

vamos, trae tus cosas.

y no vayas a agarrar nada, ¿eh?

te prohíbo que toques nada

de la señora, porque a ella

no le gusta.

>> eres nueva, ¿verdad?

belén: ah, sí, entré hoy.

>> ¿y cómo te llamas?

belén: belén.

>> qué bonito nombre.

yo soy fausto, esta es mi casa.

belén: mucho gusto.

fausto: bienvenida.

vas a ver que la vas a pasar

bien aquí.

[tv]

>> ¿qué onda contigo?

te tardaste un buen.

fausto: es que me entretuve

porque hay una gatita nueva

y está bastante pasable.

>> ¿otra vez?

yo no sé por qué te gustan

las sirvientas,

si hay tanta chava guapa

en la escuela.

>> ¡belén!

belén: dígame, señora.

>> ¿cómo es posible

que tengas el piso

de las escaleras tan rayado?

es finísimo como para que tú

no lo sepas cuidar.

belén: perdóneme, le prometo

que no vuelve a pasar.

fausto: ¿ya haciendo corajes

tan temprano, ma?

>> ¿qué quieres, hijo?

esta muchacha que no sabe cuidar

lo fino.

no está acostumbrada a tenerlo.

fausto: tenle paciencia.

mejor, en lugar de regañarla,

dile a xóchitl que le enseñe

cómo hacerlo, para que quede

como a ti te gusta.

acuérdate que nadie nace

sabiendo hacer las cosas.

>> eres un divino, mi amor.

tienes razón.

solo espero que esta muchacha

aprenda a la primera,

porque no podemos

estar enseñando.

[música]

[música]

belén: joven, espere.

se le olvida su cuaderno.

fausto: ok, pero hoy

no lo necesito.

belén: bueno, la verdad,

busqué un pretexto para verlo

sin que su mamá me regañara.

fausto: ah, sí, ok,

¿y eso por qué?

belén: porque quiero

darle las gracias

por haberme defendido

con su mamá.

la señora me estaba regañando

bien feo.

fausto: y lo voy a hacer

las veces que sean necesarias.

eres una niña muy linda

y necesitas quien te defienda.

esta niña ya está cayendo.

belén: me besó.

el joven fausto me besó.

[llaman a la puerta]

belén: ¿qué hace aquí?

fausto: no está xóchitl,

¿verdad?

belén: no, se fue unos días

a su pueblo.

¿qué hace aquí?

fausto: perdona, belén,

pero ya no puedo más.

me gustas, me gustas mucho

y te quiero.

belén: ¿lo dices en serio?

fausto: sí, me gustas

desde el primer día

en que te vi.

desde entonces no dejo de soñar

con besar tus labios.

>> estoy segura que hace tiempo

que no limpian bien ese mueble

a fondo.

es increíble que tenga que estar

detrás de ustedes para que hagan

bien las cosas.

xóchitl : pero si lo limpiamos

la semana pasada.

¿verdad, belén?

>> pues, lo vuelven a limpiar

enfrente de mí,

para asegurarme que hacen bien

las cosas.

belén: [hace arcadas]

>> ¿qué tienes?

belén: perdón.

[hace arcadas]

>> ¿qué le pasa a esta niña?

xóchitl : pues, no lo sé

muy bien.

pero pa' mí que algo se trae.

>> de seguro está fingiendo

sentirse mal para no ayudar.

xóchitl : ay, yo más bien pienso

que es otra cosa, señora.

sí se siente mal, pero no está

enferma.

>> ¿qué es lo que quieres decir

con eso?

sabes que no me gusta que anden

con rodeos.

xóchitl : ay, señora, pa' mí

que ya anda de encargo.

>> belén, belén.

belén: ¿sí?

>> ¿qué es lo que hiciste?

belén: yo no he hecho nada.

>> no te hagas.

quiero que me digas

si estás embarazada.

contéstame.

¡contéstame!

belén: no sé.

>> ¿por qué todas las mujeres

de tu clase

tienen que ser iguales?

¿son estúpidas o qué?

pero ahorita mismo te me largas

de la casa.

no pienso cargar contigo.

así que te me vas.

belén: no me puede correr,

por favor.

si es verdad

que estoy embarazada,

es de su hijo fausto.

él fue el que me embarazó.

[música]

[música]

belén: señora, por favor.

>> ni se te ocurra entrar

porque te juro que te meto

a la cárcel por ladrona.

belén: pero yo no he robado

nada, señora.

¿qué pasa, por favor?

>> ¿a quién crees que le va

a creer la policía?

¿a la sirvienta que se embarazó

o a mí?

ahora lárgate.

belén: no, señora,

no me haga esto.

no, quítate.

¡no me haga esto, señora,

por favor!

>> tú decides si te quieres

ir a la cárcel o no.

lárgate.

belén: ¿qué voy a hacer?

>> ¿qué te pasa, amiga?

¿qué, no quieres hablar o qué?

belén: es que no sé qué hacer.

me corrieron de la casa

en la que trabajaba

porque el hijo de la patrona

me embarazó.

no he podido conseguir

ni para comer.

>> así que estás esperando.

belén: sí.

eso es lo que más me preocupa.

si yo no tengo qué llevarme

a la boca, ¿cómo voy a mantener

a mi hijo?

>> sí que la tienes difícil.

belén: quisiera regresarme

a mi pueblo,

pero no tengo ni para el pasaje.

>> no es necesario

que te regreses.

yo sé de un lugar que te pueden

ayudar, ¿eh?

belén: ¿en serio?

>> claro, es un lugar

en el que se dedican a ayudar

a muchachas que están

en la calle y están embarazadas.

belén: ¿y cómo le puedo hacer

para que me ayuden en ese lugar?

>> por eso ni te preocupes.

yo conozco muy bien

a los que lo manejan.

si quieres, te llevo con ellos.

belén: sí, por favor.

yo no puedo con esto sola.

necesito que me ayuden.

>> órale, vente, vámonos.

te puedo asegurar

que en ese lugar no va a faltar

qué comer.

vente.

mira, aquí es.

>> qué efectiva, aída,

ya llevas dos.

pasa.

aída: pásate.

ahorita estoy contigo.

traigo esta muchacha

que está embarazada.

quiero hablar con los dueños

del changarro.

>> ah, ahorita

están muy ocupados,

así es que este asunto lo vas

a tener que tratar conmigo.

aída: no, claro que no.

quiero hablar

con los dueños del circo,

no con la servidumbre.

así que les llamas

o me la llevo.

[susurra] vente.

belén: ¿y ella quién es?

aída: se llama flora,

ya la irás conociendo.

>> así que el hijo de tu patrona

no quiso hacerse responsable.

belén: no.

fui una tonta al creer

en sus palabras.

>> no te sientas mal.

muchos hombres se aprovechan

de la inocencia de las muchachas

que vienen de provincia.

pero no te preocupes,

en este lugar te vamos a ayudar

para que tu hijo nazca sano.

belén: muchas gracias.

les juro que todos los días

me voy a levantar temprano

para ayudarles haciendo el aseo

y todo lo que pueda.

>> no, no es para tanto.

aquí entre todas se encargan

de mantener limpio el lugar.

lo más importante es que cuides

ese bebé que llevas dentro.

belén: en serio que me están

salvando.

ya no sabía qué hacer.

>> por lo pronto, vete a bañar

y a descansar.

ya mañana va a ser otro día.

flora te va a decir

dónde es tu dormitorio.

>> pero antes de que te vayas,

necesito que me firmes

estos papeles, por favor.

belén: ¿y esto qué es?

>> mira, como no conocemos

a nadie de tu familia,

es la autorización de que nos

podamos hacer cargo de ti.

es necesario que lo firmes.

digo, si no lo quieres hacer,

estás en todo tu derecho.

pero sin tu firma, no te podemos

ayudar.

decide.

¿sí?

por aquí.

>> aquí vas a dormir, ¿eh?

y de una vez te digo

que no me gusta que me vayan

a estar molestando

con tonterías.

belén: hola, me llamo belén.

>> yo soy amaranta.

belén: ya que vamos a estar

en el mismo cuarto,

espero que nos llevemos bien.

amaranta: veremos.

belén: ¿y a ti te falta mucho

para tener a tu bebé?

amaranta: hasta eso, no tanto.

ya en unos días voy a dar a luz.

belén: qué bueno.

¿y ya sabes qué vas a hacer

cuando tengas a tu hijo?

yo me voy a regresar

a mi pueblo, para que mi mamá

lo conozca.

amaranta: estoy viendo que eres

otra mensa que cayó.

pero no te sientas mal

por ser tan tonta.

aquí todas nos dejamos engañar.

belén: ¿de qué hablas?

>> este no es un albergue

para muchachas embarazadas.

esta es una fábrica de bebés.

y después de tener este,

voy a tener otro,

hasta que don alfredo

me dé mi libertad.

[música]

[música]

belén: le suplico

que me deje ir, al fin y al cabo

no ha hecho nada por mí.

>> pero tu hijo

ya está comprometido.

hay personas que están esperando

que nazca para adoptarlo.

belén: no puede hacer eso,

es mi hijo.

>> pero ya firmaste los papeles

en los que nos das permiso

a dar a tu hijo en adopción.

belén: pero usted me dijo

que esos papeles

eran porque yo autorizaba

que me cuidaran.

>> te voy a cuidar,

pero a cambio de tu hijo.

como tu parto es caro,

te voy a hacer que tengas

otros cinco bebés

para pagármelo.

belén: no me pueden obligar.

>> ya verás que sí.

después de que tengas

a esos niños, vas a tener

que traer a tres chamacas

como tú para que puedas irte.

belén: pues, no lo voy a hacer.

>> no voy a discutir contigo,

chamaquita.

ya estás en esto

y no te vas a salir

hasta que yo diga.

y si no entiendes

por las buenas, te juro que vas

a entenderlo por las malas.

[piensa] ¿por qué me está

pasando esto?

¿por qué?

por favor,

virgencita de guadalupe,

te pido que me ayudes

para que no me aparten

de mi hijo.

fui una tonta y me dejé engañar

por fausto, pero mi hijo

no es culpable de nada.

lo único que quiero es tenerlo

y que crezca a mi lado.

las mamás no se deben separar

de sus hijos porque ese

es el llamado de la naturaleza.

belén: ya pronto vas a nacer.

no quiero que te aparten

de mi lado.

no quiero.

ey.

¿por qué me trajiste

a este lugar,

si sabías que me iban a quitar

a mi hijo?

¿no entiendes que me destruiste

la vida a mí y a mi bebé?

aída: pues, a mí también

me hicieron lo mismo.

me obligaron a tener seis bebés

y, pues, tenía que traer

a otras tontas como yo.

belén: pero yo sí quería tener

a mi bebé.

aída: uh, más vale que te vayas

haciendo a la idea

de que te los van a quitar,

al igual que todos los otros

que vas a tener.

ya después de eso, pues, vas

a tener que buscar chavitas

embarazadas así como lo estoy

haciendo yo.

ya nada más me falta una

y soy libre.

belén: tú que puedes salir

debiste de denunciar

lo que estaba pasando

en este lugar.

aída: ¿para qué?

¿para que me maten y también

maten a mi familia?

no son tontos, te investigan

muy bien para tenerte amarrada.

¿o qué, a poco piensas

que luisa y alfredo no saben

que tienes a tu mamá

y a tu abuelita?

esos malditos no se detienen

con tal de salirse con la suya.

belén: aída.

aída: ¿qué?

belén: tienes que detener esto,

porque tú te estás volviendo

como ellos.

eres su cómplice.

tú también eres parte

de esta fábrica de bebés.

estás muy inquieto, mi amor.

seguro es porque tú también

te quieres quedar conmigo.

[gime]

[grita]

[grita]

¡ayuda!

¡ayuda!

[pitido]

>> ¡puja, puja!

belén: [grita]

>> ya está saliendo.

una vez más.

belén: [grita]

>> ya salió, ya salió.

[llanto de bebé]

es una niña.

belén: por favor, quiero verlo,

enséñenme a mi hijo.

por favor, mi bebé.

bebé: [llora]

>> es niña.

>> qué lástima.

vamos a ver qué se puede hacer,

la vamos a ofrecer.

pero si es niña, no le vamos

a sacar mucha lana.

>> sí, es una lástima.

belén: quiero ver a mi bebé,

quiero ver a mi hija.

¡quiero ver a mi hija!

¡enséñenme a mi hija!

¡quiero ver a mi hija!

[llora] [grita]

[música]

[música]

belén: ey.

[golpe]

amaranta, tienes que ayudarme.

amaranta: ¿estás loca?

¿qué te pasa?

belén: ¿dónde ponen a los bebés?

amaranta: estás loca.

[llanto de bebé]

amaranta: belén, no, belén.

[llanto de bebé]

belén: [gime]

¿cuál es mi hija?

[llanto de bebé]

alfredo: suelta esa bebé.

belén: no.

es mi hija y no me van a apartar

de ella.

alfredo: no es qué quieras.

regresa ese bebé a la cuna.

belén: será que me van a tener

que matar.

alfredo: esa escuincla

no es tu hija.

y si te tengo que matar,

no hay problema.

>> ¡suelta el arma!

suelta esa arma.

al suelo.

no hagas ninguna estupidez.

¡al suelo!

alfredo: [gime]

>> ¿estás bien?

¿está bien, señora?

belén: gracias.

[llora] gracias.

entonces traté de escapar,

pero ese hombre me tenía

amenazada y no tenía adónde ir.

>> por suerte alguien hizo

una denuncia anónima

y pudimos saber

qué es lo que estaba pasando.

pero ya puedes estar tranquila.

ya no podrán hacerte daño.

belén: pero ¿qué va a pasar

con mi hija?

el señor alfredo me dijo

que la bebé que yo había tomado

no era mía.

>> por eso te hicimos una prueba

de adn, para estar seguros.

y no te equivocaste.

la bebé que tomaste

sí es tu hija.

ya lo hemos confirmado.

gracias.

belén: aunque no la vi

cuando nació, en cuanto la tuve

en mis brazos, supe que ella

era mi hija.

>> pero ¿cómo pudiste estar

tan segura?

belén: porque mi corazón

se llenó de amor.

y eso solo pudo ser el llamado

de la naturaleza.

gracias.

amable: qué bonita

se ha conservado esta rosa,

a pesar del tiempo que pasó.

belén: buenas noches,

doña amable.

me da mucho gusto verla.

amable: belén,

belén.

belén, qué gusto verte.

¿y este angelito?

belén: es mi hija.

se llama guadalupe, como nuestra

morena.

amable: está preciosa.

belén: ¿usted como sigue

de su pierna?

amable: tardé en recuperarme,

pero ahí ando dando lata.

belén, ¿qué ha pasado

con tu vida?

belén: pasaron muchas

que ya le platicaré.

como estoy criando a mi hija

sola, quería ver

si tiene trabajo para mí.

amable: para ti siempre, siempre

tendré, y siempre tendrás

un lugar aquí en mi corazón.

y también para tu bebita.

belén: gracias.

gracias.

ahora, menos que nunca,

le voy a fallar.

no solo porque quiero sacar

adelante a mi bebita,

sino también porque quiero

estudiar para maestra,

para que cambien las condiciones

de las mujeres en mi pueblo.

amable: y yo sé que lo vas

a lograr, porque eres una mujer

buena, que nunca se sabe dar

por vencida.

belén: porque no hay que dejar

de luchar para salir adelante.

a pesar de los problemas,

tenemos que seguir,

porque ese es el llamado

de la naturaleza.

belén: la dote es una modalidad

de tráfico humano,

y en algunas comunidades,

todavía se practica,

con el pretexto de que es parte

de los usos y costumbres

del lugar.

pero no debe haber respeto

por ninguna tradición que ponga

en venta a una mujer.

el tráfico humano es uno

de los grandes males del mundo,

así como la esclavitud sexual.

países pobres sin desarrollo

practican el tráfico humano,

vendiendo bebés a parejas

que no pueden tener hijos

en países desarrollados.

parejas que, irónicamente,

pagan menos por una mujer.

basta del uso de la mujer

con fines económicos.

basta del uso de la mujer

con fines de esclavitud sexual.

escuchémonos los corazones

y tratemos con respeto

a las mujeres,

porque este es el llamado

de la naturaleza.

Cargando Playlist...