null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'El joven triste de la escalera'

4 Jul 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta...

mercedes: gracias.

¿puedes llevar esta caja?

ándale, luis.

mira, ya nos falta bien poquito.

hay que apurarnos,

porque no vaya a ser

que los de la mudanza

me cobren más por esperar.

luis: mejor regresémonos

a veracruz.

no tenemos nada que hacer aquí.

mercedes: tampoco allá.

por favor, hijo,

ya lo hemos hablado.

esto es lo mejor para nosotros.

luis: es que no me gusta

estar en la ciudad de méxico,

mamá.

mercedes: tu viste, luis,

que yo busqué trabajo

por todos lados y nada más

encontré aquí.

luis: pues sí,

pero a lo mejor pudiste

haber buscado por más tiempo.

mercedes: ¿con qué dinero

hubiéramos comido?

ya ves que gasté todo

para traer las pocas cosas

que tenemos de veracruz.

mira, no puedo cambiar

las cosas, luis.

así que lo mejor es echarle

muchas ganas para adaptarnos

a la ciudad.

¿sí?

ándale, vamos a seguir

con la mudanza.

gracias.

>> ya estuvo, jefa.

ya terminamos de subir

sus muebles.

mercedes: muy bien.

ya nada más faltan

unas cajas allá abajo

y con eso terminamos.

>> ya está.

a darle para terminar con eso.

mercedes: pasen, pasen.

>> así que ustedes son

los nuevos vecinos.

mercedes: sí, mucho gusto.

soy mercedes,

él es mi hijo luis.

>> pues espero

que no vayan a dar problemas,

porque con los vecinos

anteriores tuve bastantes.

mercedes: no, no se preocupe.

nosotros somos muy tranquilos.

>> ya veremos si es cierto.

mercedes: bueno, ya vamos

conociendo a los vecinos.

córrele.

mercedes: luis,

ya dejé tus cosas en tu cuarto

para que las acomodes

como quieras.

luis: está bien, mamá.

mercedes: ay, hijo, ya,

quita esa cara.

sé que este cambio

es bien duro para ti,

pero todo es para tu bien.

luis: es que apenas

acabamos de llegar

y ya extraño a mis amigos.

mercedes: yo también extraño

veracruz.

sé que allá está la gente

que queremos, nuestra familia,

pero este cambio era necesario

para estar mejor.

luis: ¿cómo vamos a estar mejor,

si no conocemos a nadie?

mercedes: bueno, pero ya vamos

a conocer a alguien.

mira, por ejemplo,

conocemos a yolanda, mi amiga,

que me dio trabajo.

y vas a conocer gente

en la escuela,

vas a tener nuevos amigos.

poco a poco

se te va a olvidar veracruz.

luis: pero ¿qué tal si no le

caigo bien a mis compañeros?

mercedes: claro que les vas

a caer bien,

si eres un joven muy encantador.

nomás tienes que quitar

esa tristeza,

dejar que la gente se acerque.

¿sí?

vamos, hijo.

yolanda: cómo ha estado

pesado el día hoy, ¿no?

mercedes: apenas pude venir

por un café.

yolanda: es cierto.

amiga, a veces me dan ganas

de salir corriendo,

pero hay que agradecer

que tenemos trabajo.

luis: eso sí.

sobre todo, gracias a ti,

por recomendarme.

yolanda: pues,

¿cómo no lo iba a hacer?

si somos amigas desde años.

además,

sé que eres muy trabajadora,

y no me ibas a hacer quedar mal.

mercedes: no, no.

y mucho menos ahorita,

después de--desde de la muerte

de benito y que tengo que sacar

adelante a luis.

gracias, de verdad.

yolanda: ay, amiga.

¿quién se iba a imaginar

que tu esposo iba a morir

en ese accidente?

y que de repente,

de un momento a otro,

la vida te iba a cambiar

por completo.

y más si no te dejó

ni una pensión.

mercedes: sí, han sido tiempos

muy difíciles, pero ya,

ahí la llevo.

lo único es que extraño

mucho a mi hijo,

no pasar tiempo con él.

no lo veo tanto.

yolanda: ay, pues sí,

pero con lo que nos pagan

con las horas extras

pues así estás más tranquila,

¿no?

es un sacrificio

que vale la pena por tu hijo.

supervisora: [carraspea]

¿por qué no están en su lugar?

los teléfonos están sonando

y no hay nadie que los conteste,

por obvias razones, señora.

yolanda: sí, pero nada más

venimos por un cafecito

para despejarnos.

supervisora: ah,

por un cafecito,

pero yo las veo

que están platicando.

váyanse a su lugar ahora mismo.

ya.

yolanda: sí, sí.

no es un mal trabajo.

claro, estaríamos mejor

si no nos hubiese tocado

este gendarme de jefa.

estaríamos mejor.

>> ¿de qué es tu torta?

luis: de jamón.

>> justo lo que quería.

dámela.

luis: pero ¿yo qué voy a comer?

>> por mí, come tierra.

y más vale que me la des,

si no quieres que te la quite

a golpes.

sí, está buena.

y mañana quiero unas papas,

si no quieres que te parta

la cara.

luis: otro día solo.

>> ¿por qué estás aquí

estorbando?

luis: porque ya me aburrí

de estar en mi departamento.

además, no estoy haciendo

nada malo.

>> ¿cómo no?

si nomás estás tapando el paso.

si no tienes nada

qué hacer aquí,

vete a tu departamento,

déjame pasar.

luis: bueno,

tampoco es para que me regañe.

ya me voy.

>> ese es el problema

con los jóvenes de tu edad.

no saben lo que es el respeto

y solo se la pasan rezongando.

métete a tu departamento

y deja de estorbar.

chamacos de ahora,

nada más saben de andar

de vagos.

para lo único que sirven.

luis: de veras que este señor

es bien enojón.

mercedes: ay, hijo.

quisiera no dejarte

tanto tiempo solo,

pero lo hago para que tú puedas

estar bien.

fernando: espero que no se

te hayan olvidado mis papas.

eso sí, con mucho chile,

para hombres, no para [...]

como tú.

luis: ya deja de molestarme,

fernando.

fernando: "ya deja de estarme

molestando, fernando".

y si no quiero, ¿qué?

ya estoy cansado

de que me estés contestando.

y no lo voy a tolerar.

agárrenlo.

luis: ¡no, no!

¡no, fernando, no!

fernando: ¡no seas chillón!

luis: ¡no, fernando, no!

¡por favor, no!

todos: [ríen]

fernando: [...]

>> ¡ayúdenlo!

[música]

[música]

directora: ¿se dan cuenta

de lo que estuvo a punto

de pasar?

fernando: solo fue una broma.

directora: una broma

que le pudo costar

la vida a luis.

si no fuera por su compañera

y el maestro

de educación física,

las consecuencias hubieran sido

más graves.

fernando: nosotros no sabíamos

que luis no sabía nadar.

como es de veracruz,

creíamos que sí sabía.

directora: ese es el problema

de estar suponiendo cosas.

maestro: además, yo muchas veces

les he dicho que la alberca

no es para jugar.

al agua se le respeta.

fernando: perdón,

nosotros qué íbamos a saber,

si luis no nos dijo

que no sabía nadar.

además, solo estábamos jugando,

¿verdad, luis?

luis: sí, directora,

solo era un juego.

además, yo no le dije a nadie

que no sabía nadar.

directora: pues hay juegos

que no deben de ser.

por eso quiero hablar

con los papás de todos.

luis: ¿con mi mamá también?

directora: con los de los cinco.

ustedes no ven la gravedad

de lo que pasó, pero la tiene.

así que necesito hablar

con sus padres para que tomen

cartas en el asunto.

maestro, por favor,

préstele un uniforme seco

a luis.

maestro: sí, directora.

directora: y ustedes

se pueden retirar.

maestro: luis,

espérame en los vestidores.

directora, quiero hablar--

luisa: ¿qué pasó?

espero que la directora

haya expulsado a fernando

y a sus amigos,

después de lo que te hicieron.

luis: no, la directora

solo quiere hablar

con nuestros papás,

porque fernando le dijo

que solo era un juego.

luisa: espero que le hayas dicho

que no es cierto.

en serio pensé

que eras más listo,

porque te llamas como yo,

pero ya me doy cuenta que no.

era tu oportunidad

para que fernando

te dejara de molestar.

luis: pues sí,

pero si yo le decía

algo a la directora,

capaz que se iba a enojar más

y se iba a empezar

a desquitar conmigo.

luisa: en serio,

no sé por qué siempre

te estoy hablando,

si cada vez que lo hago

me decepcionas más.

y ojalá que cuando venga tu mamá

a hablar con la directora

se te quite lo dejado que eres.

luis: perdí mis llaves.

>> ¿otra vez tú?

¿cuándo vas a entender

que no debes estar estorbando

el paso?

métete a tu departamento,

haz tarea, lee algo.

luis: no puedo,

perdí mis llaves.

>> pues llámale a tu mamá,

para que te venga a abrir.

luis: no puedo.

hoy me aventaron a la alberca

en la escuela y la directora

quiere que hable con ella

para encima yo hacerla salirse

de su trabajo.

no puedo.

>> pues ya, no te queda de otra.

llámale de una vez,

ni modo que estés todo el día

ahí sentado.

luis: es lo único

que puedo hacer.

pero ya, me quito

de las escaleras

para no estorbar,

como usted dice.

>> ya, no digas tonterías.

mejor pásate a mi departamento

y ahí esperas a tu mamá.

luis: ¿en serio?

>> ¿tengo cara

de estar jugando?

pásate de una buena vez

antes de que me arrepienta.

vamos.

ándale, pásale.

pon tus cosas por ahí.

te voy a preparar algo de comer.

ten.

es lo último que hay de comer.

come.

luis: ¿usted participó

en los juegos panamericanos?

néstor: sí, pero eso fue

hace mucho tiempo.

luis: pues debe nadar muy bien.

néstor: como cualquiera.

pero ya siéntate y come.

luis: no, porque no cualquiera

gana una medalla de oro.

¿y si me enseña a nadar?

néstor: por supuesto que no.

no tengo tiempo.

luis: ay, ándele.

con usted aprenderé muy bien.

néstor: lo mismo que puedes

aprender en cualquier escuela.

luis: pero usted

ve que yo siempre estoy solito,

y además no hay quien me ayude.

y hoy casi me ahogo

porque unos compañeros

me aventaron a la alberca

y se burlaron de mí, por favor.

néstor: pues dile a tu maestro

de la escuela que te enseñe

a nadar.

ándale, ya, come.

luis: es que en mi escuela

no dan clases,

solamente hacen competencias.

y de seguro se van a volver

a burlar de mí.

por favor, por favor.

néstor: está bien.

pero no solo

te voy a enseñar a nadar,

sino que voy a hacer de ti

todo un campeón.

luis: ay, ma,

qué bueno que llegas.

mercedes: ¿qué haces aquí, luis,

afuera del departamento?

luis: es que perdí mis llaves

y don néstor me dejó

esperar en su departamento

mientras tú llegabas.

mercedes: muchas gracias,

espero que mi hijo

no haya sido mucha molestia.

néstor: no, ¿cuál molestia?

al contrario, se nos pasó

más rápido el tiempo platicando.

luis: oye, ¿y qué crees?

don néstor me va a enseñar

a nadar.

fue un campeón

en los juegos panamericanos.

mercedes: ¿en serio?

luis: sí.

mercedes: otra cosa

que tengo que agradecerle.

néstor: no, no tiene nada

que agradecerme,

lo hago porque luis me necesita,

pero ya él le platicará.

bueno, pues,

que pasen buena noche.

mercedes: buenas noches,

gracias otra vez.

hasta mañana.

bueno, ahorita me cuentas

de tu día.

ahora sí, cuéntame.

¿cómo estuvo tu día de hoy?

luis: pues...

unos compañeros me aventaron

a la alberca y casi me ahogo.

mercedes: ¿estás bien?

luis: sí.

una compañera y mi profesor

de educación física me salvaron,

pero la directora quiere

que vayas a hablar con ella.

mercedes: pero por supuesto.

ahorita mismo le voy

a mandar un mensaje a yolanda

para que diga que mañana

llego tarde.

claro que sí.

luis ya me contó lo sucedido

y le vengo a decir que va

a tomar clases de natación

para que ya no esté en riesgo.

directora: me parece muy bien,

pero también quise hablar

con usted para comentarle

sobre los problemas

de adaptación que tiene su hijo.

mercedes: ¿problemas

de adaptación?

luis no me ha dicho nada.

directora: su hijo

es un joven muy retraído

y no habla con nadie.

esto ha causado que sea

blanco de burlas

de sus compañeros.

mercedes: sí, sé que luis

tiene un carácter muy tranquilo,

pero no pensé que eso lo pudiera

meter en problemas.

directora: lamentablemente

así es.

nosotros podemos tratar de

ayudarle y darle nuestro apoyo,

pero su hijo tiene que aprender

a ser más fuerte.

mercedes: desde la muerte

de su papá, y con el cambio

en la ciudad,

creo que ha sido muy fuerte

para luis.

no sé, tenía la esperanza

de que con el tiempo

lo pudiera superar.

directora: por lo visto,

estos cambios

han sido más fuertes

de lo que él esperaba

y no los ha podido superar.

por eso le recomiendo

que busque ayuda profesional.

que vaya a terapia

podría ser de mucha ayuda.

luisa: y ahora, ¿qué haces aquí?

luis: mi mamá está hablando

con la directora

de lo que pasó ayer.

luisa: ay, tú no te preocupes.

tú no hiciste nada malo.

fueron fernando y los tarados

de sus amigos,

los que hicieron mal.

luis: a lo mejor.

ya se tardó mucho mi mamá.

luisa: dime una cosa, luis.

¿te caigo mal?

luis: no, para nada.

luisa: entonces,

¿por qué no platicas conmigo?

luis: porque me da pena

que el otro día me salvaste

de la alberca y eres niña.

luisa: entonces, ¿no me hablas

porque soy niña y te ayudé?

luis: no, no.

es que todos

se van a burlar de mí

porque te la pasas

defendiéndome.

luisa: en serio,

no sé por qué siempre

te estoy hablando,

si cada vez me decepcionas más.

mercedes: la directora

me dijo todo lo que has estado

viviendo a diario en la escuela.

¿por qué no me habías dicho

nada, luis?

luis: ¿la verdad?

te la pasas trabajando,

esforzándote

para salir adelante,

y pues para que todavía yo

te salga con mis cosas.

mercedes: oye, no, no.

eso no me tiene

por qué preocupar.

tú eres lo más importante

en mi vida.

por eso trabajo tanto, luis.

luis: lo sé, ma, pero

¿para qué preocuparte más?

mercedes: más me preocupa

que no me digas

qué es lo que está pasando.

por eso te digo que me digas

lo que está pasando.

es un trato.

luis: sí, ma, está bien.

de ahora en adelante

te voy a contar todo lo que me

esté pasando en la escuela.

mercedes: ok.

y como sé que ha sido

un momento difícil para ti,

vamos a buscar ayuda.

vamos a buscar ayuda juntos

y vamos a salir de esta, ¿ok?

yo me comunico con usted.

gracias.

>> mercedes, ¿te puedo dejar

esta carpeta para--?

mercedes: sí, claro.

>> ¿todo bien?

mercedes: la verdad es que no.

tengo que llevar a mi hijo

al psicólogo y las consultas

son muy caras, no me alcanza.

>> a ver, a ver.

justo nos acaba de llegar

este proyecto inmobiliario.

¿nunca te ha pasado por la

cabeza dejar de ser secretaria

para convertirte en una asesora

de bienes raíces?

mercedes: ay.

no, no creo que pueda hacerlo.

>> por supuesto que sí.

yo me puedo encargar

de capacitarte personalmente.

si tú quieres,

yo te puedo convertir

en la mejor vendedora

de esta oficina.

¿qué dices?

mercedes: bueno, sí,

acepto tu ayuda.

te lo agradecería muchísimo.

>> no tienes

que agradecerme nada.

lo que sea con tal de verte

sonreír.

lo hago con muchísimo gusto.

es más, la próxima vez

que yo vaya a ofrecer

una propiedad,

tú vienes conmigo, ¿estamos?

mercedes: estamos.

muchas gracias.

>> te lo dejo.

mercedes: gracias.

yolanda: ay, amiga,

quién te viera.

mercedes: ¿de qué hablas?

yolanda: ¿cómo que de qué hablo?

es obvio que josé ángel

anda tras de ti.

mercedes: ay,

no digas tonterías.

solo me ve como una amiga.

yolanda: ay, obvio no.

últimamente está al pendiente

de todo lo que te pasa.

no te puede ver tantito

preocupada porque está viendo

a ver en qué te ayuda

a resolver tus problemas.

aunque no lo quieras reconocer,

aquí huele a amor.

mercedes: ay, deja de decir

tonterías.

regresa a trabajar

o va a venir la jefa

y nos va a regañar.

>> hola, luis.

¿cómo estás?

luis: bien, ¿y tú?

>> muy bien, gracias.

oye, voy a hacer una fiesta

por mi cumple.

¿quieres ir?

luis: sí, claro.

>> perfecto,

después te paso la dirección,

¿va?

luis: gracias.

>> de nada.

luisa: ¿qué te dijo?

>> que sí va a ir.

pero la verdad no sé

por qué me insististe

en que lo invitara.

luisa: obvio,

porque quiero que vaya.

>> lo sé, lo que no entiendo

es por qué te fijas en él

si es el más teto

de toda la escuela.

luisa: eso no le quita

que sea el niño más lindo

de la escuela.

y tal vez en tu fiesta

ya se anima a hablarme

un poquito más.

mercedes: ay, qué guapo.

¿quién va a ser el chico

más guapo de la fiesta?

luis: ay, ma, no digas cosas.

mercedes: sí, a ver, una foto.

luis: ay, ma, no inventes.

mercedes: una foto.

es para mí, es para el recuerdo.

ahí, otra.

luis: ¿ya me puedo ir?

mercedes: sonríe.

luis: ¿ya me puedo ir?

mercedes: ya te puedes ir.

cuando necesites

que pase por ti, me avisas.

luis: sí, ma.

mercedes: diviértete.

ya está creciendo mi hijo.

luis: qué bueno que viniste,

porque quería disculparme,

porque no quería que pensaras

que me caes mal,

porque no es cierto.

luisa: qué bueno

que me lo dices,

porque tú me caes muy bien.

nos podemos llevar mejor,

¿no crees?

luis: sí.

luisa: ¿quieres que bailemos?

luis: bueno, no sé bailar,

pero si quieres lo podría

intentar.

luisa: vamos, ven.

así y empiezas así.

no, sin la mano, sin la mano.

fernando: qué bien que vinimos,

para ver cómo baila un chango.

luisa: oye, no te pases.

fernando: ¿cuándo no?

como siempre,

estás defendiendo a este tarado.

luis: yo no necesito

que nadie me defienda,

ya estoy harto

de que te la pases molestándome,

así que me voy a defender.

luisa: ¿estás bien?

[música]

[música]

luisa: son una bola

de tarados.

¡los odio!

¡los odio!

todos: [ríen]

luis: ¿y ahora qué le voy

a decir a mi mamá?

le doy muchos problemas,

pero es inevitable.

por eso te pido, virgencita,

que hagas que paren los abusos

y que dejen de molestarme.

bastantes problemas

tiene mi mamá en su trabajo

para poder sacarme adelante.

no merece preocuparse

más por mí.

por eso te pido que hagas

que encuentre la manera

de defenderme.

mercedes: ¿y esta rosa?

no estaba aquí

cuando se fue luis.

¿quién la habrá puesto aquí?

bueno, está tan bonita.

se la voy a poner a mi morenita.

¿estás seguro de que no quieres

ir a la escuela?

luis: no, ma.

con el ojo morado,

de seguro que todos se van

a burlar de mí.

y ni modo que me esté peleando

con toda la escuela, ¿verdad?

mercedes: no, tampoco se trata

de andar haciendo pleitos.

bueno, ya mañana vas,

que te sientas mejor.

cualquier cosa me avisas,

me hablas.

luis: sí, mamá,

hoy no voy a salir.

luisa: mira, mira.

hay una convocatoria

para entrar al equipo

de natación.

>> ¿a poco quieres entrar?

luisa: ay, yo no, pero a luis

sí le puede interesar.

>> ¿cómo crees?

si ni siquiera sabe nadar.

luisa: eso era antes,

pero ahora está aprendiendo.

>> ay, en serio

que no te entiendo, amiga.

te fijas en luis

a pesar de que él ni siquiera

te hace caso.

luisa: en eso te equivocas.

en tu fiesta ya quedamos

como amigos.

y si no hubiera sido

por el tarado de fernando,

ahorita nos llevaríamos

mucho mejor.

[alerta de mensaje]

luis: claro que voy a entrar.

lo voy a hacer por ti, luisa.

néstor: condenado chamaco.

¿para qué me dice

que lo entrene,

si me va a dejar plantado?

[llaman a la puerta]

luis: ya voy.

néstor: ¿por qué me dices

que te entrene,

si me vas a dejar plantado?

luis: es que traté de decírselo,

pero con eso de que no usa

celular no se lo pude decir.

néstor: no uso un celular

porque no necesito un celular.

¿qué te pasó en el ojo?

luis: me caí y me pegué.

néstor: ay, sí,

te caíste y te pegaste.

¿con el puño de quién?

luis: bueno, la verdad

es que un cuate me estaba

molestando y traté

de defenderme, pero ya vio

que no me fue tan bien.

néstor: no, ya vi

que no te fue bien.

pero no te preocupes,

porque te voy a enseñar a pelear

para que sepas defenderte.

te faltó calle, te falta maña.

pero vas a ver,

ese cuate no te va a volver

a poner un puño encima.

[música]

[música]

néstor: eso, vamos, vamos.

cabeza abajo.

abajo.

respiro, abajo.

vamos.

estira.

eso es, giro.

aire.

abajo, abajo.

eso.

aire.

aire, hasta el final,

hasta la barra.

vamos, vamos, llega, respiro.

puño aquí y está aquí.

la guardia, ¿sale?

bueno, abusado.

yo igual.

entonces,

atento al golpe que tiras.

tira.

eso.

eso.

y alerta al golpe

que te pueden tirar.

¿verdad?

¿y si te doy una patada?

eso, le agarras la pierna.

exactamente.

póngase abusado.

no, no, así no.

josé: ¿satisfecha?

mercedes: [ríe]

no sabes, pues,

el pago salió mucho mayor

de lo que yo esperaba.

josé: ¿cómo no?

vendiste tres departamentos

en un mes, mercedes.

obviamente las condiciones

son buenísimas.

mercedes: sí,

y todo gracias a ti.

josé: no, no.

mercedes: no, sí.

si tú no me hubieras ayudado,

pues seguiría con--con

mi trabajo de secretaria,

con los mismos problemas

de siempre.

de verdad, gracias.

josé: no, no.

yo lo hago con muchísimo gusto.

ahora, si estás muy empeñada

en pagármelo de alguna manera,

acéptame una invitación a cenar.

mercedes: solo si yo pago.

josé: no, no hay manera.

te estoy invitando yo.

otro día tú me invitas

otra cosa.

¿qué dices?

mercedes: de verdad,

no sabes--no sabes cuánto

agradezco todo el apoyo

que me das.

josé: lo hago

con muchísimo gusto.

yo te apoyaría toda mi vida.

mercedes, perdóname,

pero te lo tengo que decir aquí.

cada vez me enamoro más de ti.

tú eres la mujer

que yo necesito en mi vida.

mercedes: y yo sería una tonta

en no aceptarlo,

estar al lado

de alguien como tú.

pero también hace poco

que mi marido falleció,

hace poco más de un año.

y no sé, no me siento lista.

creo que tengo que tomarme

más tiempo para--

josé: no te preocupes,

yo entiendo.

mercedes: y bueno, además,

también tengo a mi hijo.

tengo que hablar con él

primero antes.

no voy yo sola en esto.

josé: mercedes, lo sé perfecto.

y yo sé que si te amo

también tengo que querer

a tu hijo.

y estoy dispuesto a hacerlo,

de verdad.

yo sé que necesitas tiempo.

te voy a dar todo

el que necesites.

yo voy a estar aquí para ti,

¿ok?

yo te voy a esperar.

yo sé que al final todo esto

valdrá la pena.

mercedes: hoy es gran día,

así que te traje un regalo.

luis: gracias, mamá.

mercedes: ábrelo, ábrelo.

es una mochila deportiva

para que cargues ahí tus cosas.

luis: ya verás que esta

va a ser la de la suerte, mamá.

mercedes: sí.

ay, luis,

estoy tan tan orgullosa de ti.

estoy muy feliz de verte

cada día más seguro de ti mismo.

vas a ver que cada vez las cosas

van a ir mejor.

luis: sí, ma, gracias.

mercedes: voy al rato

a tu competencia,

pero primero voy a pasar

por la oficina

por unos papeles.

luis: sí, ma, ahí te espero.

mercedes: ¿no te importa

si llevo un compañero

de trabajo?

luis: no, para nada, mamá.

mercedes: su nombre

es josé ángel.

es alguien que está interesado

en tener una relación conmigo.

¿no te importaría

si un día me relaciono

con alguien más?

luis: claro que no, mamá.

tú eres la mejor mamá del mundo

y mereces ser feliz.

mamá, te quiero mucho.

mercedes: gracias.

luis: está padrísimo.

mercedes: está muy padre,

¿verdad?

luis: sí.

mercedes: muy bien.

por aquí tiene este

compartimento y este otro.

es más, deberías de llenarla.

fernando: ¿qué haces aquí?

si un tabique flota

mejor que tú.

luis: ¿quién sabe?

las cosas pueden cambiar.

fernando: yo que tú

no me avergonzaría

y mejor me iba a mi casa.

y ten por seguro

que nosotros vamos a ser

los que se van a quedar

en el equipo.

luis: eso ya lo veremos.

fernando: estúpido.

maestro: en sus marcas.

listos.

[silbato]

[vítores]

néstor: ¡vamos, vamos!

¡no pierdas la concentración!

luisa: ¡vas bien, luis!

todos: [vitorean]

¡a la bio, a la bao,

a la bim, bom, ba!

¡luis, luis, ra, ra, ra!

néstor: ¡bravo!

luisa: ¡bien!

directora: muchas felicidades,

hugo.

>> gracias.

directora: felicidades.

todos: [vitorean]

directora: luis.

felicidades.

todos: [vitorean]

¡a la bio, a la bao,

a la bim, bom, ba!

¡luis, luis, ra, ra, ra!

néstor: ¡bravo!

fernando: ¿qué?

¿te crees mucho

porque te quedaste

en el equipo en natación?

luis: ya deja de molestarme.

fernando: y si no quiero, ¿qué?

luis: ya aprendí a defenderme

y sigue sin gustarme

la violencia,

pero ya no me voy a dejar

de nadie.

así que tú decides:

o nos podemos estar peleando

todo el tiempo

o nos podemos llevar bien.

luisa: yo estoy segura de que

ibas a quedar en el equipo

de la escuela.

luis: bueno,

pero fue gracias a ti,

tú fuiste la que me motivó

para entrar.

luisa: qué bueno que ganaste.

mercedes: estoy muy orgullosa

de ti, hijo.

estoy muy contenta

de verte feliz cada día.

luis: y tengo por qué.

sí, fueron duros

los cambios que vivimos,

pero juntos

los logramos superar.

y tú debes ser josé ángel.

josé: sí, soy yo.

y te agradezco muchísimo

que me dejes pretender

a tu mamá.

luis: si la vas a hacer feliz,

no tengo por qué oponerme.

mercedes: hay que salir

a festejar.

¿sí, vamos?

nada más que yo invito.

luis: ok, pero el principal

festejado tiene que ser usted,

don néstor.

néstor: ¿yo?

luis: sí, porque gracias

a usted aprendí a nadar

y a defenderme.

y dejé de ser el joven triste

de la escalera.

néstor: yo solo hice lo que creí

que era correcto.

y no he podido tomar

mejor decisión en mi vida,

porque tú me diste

una esperanza por la cual vivir.

mercedes: ay, si es así,

yo también quiero un abrazo.

van a ver que nadie

los da mejor, vengan.

luisa: yo también.

josé: todos, todos.

mercedes: se dice que la vida

es como una tómbola

y no sabemos lo que nos va

a pasar.

habrá veces que nos tocará

vivir momentos difíciles

que serán muy duros.

de muerte, de tristeza,

de soledad.

pero la vida es eso.

también hay que convencer

a los adultos de que nunca

se es lo suficientemente

grande para abandonar

los ilusiones y los motivos

para vivir.

la violencia no es buena,

pero hay que darse a respetar

para dejar de ser

"el joven triste

de la escalera".

>> ♪ en una hermosa mañana

en una hermosa mañana

la guadalupana

la guadalupana

la guadalupana

bajó al tepeyac

juan dieguito

la virgen le dijo

juan dieguito

la virgen le dijo

este cerro elijo-- ♪

Cargando Playlist...