null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'El fin de la búsqueda'

Univision27 Nov 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

[música]

beto: ¿qué onda?

¿qué tal, cómo quedé?

¿a poco no parezco artista

de televisión?

adriana: ¡guau!

¡estrella de televisión!

[ríe]

estás muy guapo, ¿eh?

beto: gracias.

adriana: pero me la debes a mí

porque te hice con mucho amor.

beto: eso sí, ¿verdad, jefa?

[gime]

adriana: ay ¿te duele?

beto: sí, de seguro dormí

chueco y ahorita que

te cargué...

ya se me pasó.

adriana: qué bueno que

se te pasó porque quiero

que disfrutes mucho de la fiesta

de tu abuelo conrado.

beto: ya la estoy disfrutando,

ma, seguro va a ir toda

la familia.

adriana: claro, pues como

siempre, ya sabes que tu abuelo

es muy, muy querido.

es un gran hombre.

beto: sí.

adriana: a veces cuando hay

estas reuniones familiares,

ay no sé, me pregunto si hice

bien en ser madre soltera,

porque todos tus primos

tienen a sus papás.

beto: pero claro que hiciste

bien, ma, casarte no estaba

en tus planes

y si lo hubieras hecho

no serías feliz.

adriana: pero en serio,

pues a veces me pregunto

si no te hace falta tu papá.

beto: no, ma, siempre

te he tenido a ti

y tú has sido la mejor mamá

y papá del mundo,

no necesito a nadie más.

adriana: te adoro con todo

mi corazón.

beto: y yo a ti, ma, mucho.

todos: ♪ ya los pajarillos

cantan la luna ya se metió ♪

[aplauden]

adriana: ¡una porra,

una porra para mi papá

que es el más maravilloso

del mundo!

todos: ¡a la bio, a la bam,

a la bim, bom, bam!

adriana: ¡yo le voy a dar

primero el mío, no, no, no,

yo primero el mío, ya gané,

ya gané, ya gané!

papá,

espero que te guste.

conrado: está tan bello

que no quisiera abrirlo

para no echarlo a perder.

beto: mi mamá se le pasó

toda la mañana envolviéndolo.

adriana: ay ¿y cómo no?

si es para mi papá.

papá, quiero decirte que--

que yo te amo muchísimo

y que te agradezco todo, todo,

todo lo que has hecho por mí

porque eres maravilloso, pa.

mercedes: ay sí, ya se me hacía

raro que no andaran de melosos.

siempre que se ven se dicen

cuánto se quieren.

todos: [ríen]

conrado: yo a todos mis hijos

los quiero por igual,

pero adriana es la mayor,

por eso tenemos más tiempo

de querernos.

>> ah, ya van a empezar

con lo mismo de siempre.

¿por qué no tú y yo

nos echamos una cascarita

de fut?

vente, vamos.

beto: pero espérame,

déjame ir al baño antes, ¿no?

>> órale, va.

merceditas: oye, no, primero

van a comer pastel con nosotros

que lo trajo el tío óscar

que se ve muy bueno.

todos: [hablan a la vez]

♪ pastel pastel pastel

queremos pastel

pastel pastel ♪

óscar: agarren un platito

cada quien.

a ver.

beto: listo, vamos.

>> no, espérate,

es que la abuela quiere

que comamos primero pastel.

beto: ah, pues eso

no es problema.

>> oye, espérate--

todos: [hablan a la vez]

beto: ya vámonos.

>> tienes que esperar

a los demás.

beto: en lo que los esperamos

voy al baño otra vez.

adriana: ¿otra vez?

pero si acabas de ir.

beto: sí, ma, pero tomé

mucho refresco.

ahorita vengo.

>> yo ni he empezado.

[murmullo]

merceditas: oye, hija,

¿desde cuándo va beto

tantas veces al baño?

adriana: no sé,

no me había fijado hasta hoy

pero pues no creo que hace mucho

porque pues me habría dado

cuenta, ¿no?

merceditas: pues sí, pero debe

de tener cuidado,

yo lo llevaría con un nefrólogo

para que le revisen los riñones.

adriana: mamá, no es para tanto.

merceditas: por favor,

llévalo con el doctor

para que lo revise.

adriana: a ver, venga acá

esa preocupona.

[ríe]

te prometo que en la primera

oportunidad lo voy a llevar,

¿eh?

va a estar bien, vas a ver,

pero para que estés tranquila.

[gritos]

merceditas: ay qué griterío

estos niños.

adriana: ¡niños, hagan silencio!

>> pero estabas bien,

¿qué te pasó?

siempre eres el más atlético,

siempre de hecho--hoy te gané,

hoy te gané.

[gritos]

¿estás mejor?

igual y te traigo agua, ¿no?

adriana: ¿qué pasó, qué pasó?

¿te pegaste?

>> no, pues nada,

estábamos jugando y de pronto

se sintió mal.

adriana: ay, ay, ¿estás bien?

beto: seguro fue porque

comí muy rápido para salir

a jugar.

adriana: ay espérame,

tienes fiebre y además

no hiciste tanto ejercicio

como para que estés así

de agotado.

beto: ahorita se me pasa,

ya verás.

gracias.

adriana: lo bueno es que

ya estamos en casa.

pasa, pasa.

¿cómo te sientes?

beto: pues ya un poquito

mejor aunque me están apretando

los tenis.

adriana: ay pues quítatelos,

a ver, ven.

ponte cómodo.

beto: [gime]

adriana: a ver.

[resuella]

ay, beto, mira nada más

cómo tienes los tobillos,

están hinchadísimos.

beto: no, ma, seguro es

porque corrí mucho pero ahorita

se me quitan.

adriana: no, de ninguna

manera, ahorita vamos a ir

a ver al doctor para que

nos diga qué tienes.

no, no, no se puede quedar así.

le voy a hablar para que estemos

tranquilos.

doctor: ¿cuánta agua tomas

al día?

adriana: no mucha.

[gime]

doctor: ¿dolió?

adriana: sí.

prefiero tomar jugos

o refrescos.

adriana: ay, beto.

doctor: terminamos,

vente para acá.

adriana: ¿cómo lo ve, doctor?

doctor: mm, bueno,

antes que nada quiero mandarle

a hacer unos exámenes

para saber qué es lo que

no está bien en el cuerpo

de beto.

de entrada no me gusta

para nada la hinchazón

en sus pies y que tenga fiebre.

adriana: ¿y cree que pueda

ser algo grave?

doctor: no quisiera adelantarme

a dar un diagnóstico

sin tener los resultados

de los estudios a la mano,

pero es evidente que algo

no está bien en el cuerpo

de beto.

voy a hacer la orden

para el examen.

maestra: tienes que estudiar

más, por favor.

beto, felicidades,

otra vez ninguna respuesta mal

en el examen,

y con este resultado exentas

la materia.

beto: muchas gracias, maestra.

¡ey!

todos: ay.

david: no sé cómo no se me pega

lo matado que eres, de verdad.

somos mejores amigos y mira,

ocho.

beto: ay pero ocho no es

mala calificación.

david: pero sí tendré que

presentar el final.

beto: bueno, si quieres

yo te ayudo a estudiar.

marijo: ay sí, por favor,

yo también me apunto.

me fue super mal

y tengo que subir mi promedio.

pero estoy segura que

con tu ayuda lo voy a lograr.

beto: sabes que cuentas

conmigo, si pudiera presentaría

el examen por ti

pero te voy a ayudar

a estudiar para que saques

una muy buena calificación.

marijo: ay.

beto: estuvo bueno

el gol, ¿eh?

ambos: [hablan a la vez]

marijo: ¿qué tal estuvo

el partido, eh?

beto: bien, david metió

un gol y por eso ganamos.

david: mi amigo, pues tú serás

muy bueno para los libros,

pero ya sabes que para el fut

no hay quien me gane.

marijo: les traje agua

porque seguro mueren de sed.

beto: gracias, marijo,

tú siempre tan linda.

marijo: ¿tan poquita agua

vas a tomar?

beto: sí, no tengo

mucha sed, así estoy bien.

[timbre]

marijo: ya tenemos que irnos

al salón.

david: ¡aguas!

marijo: ¡mi espalda!

oye, ¿estás bien?

beto: sí, me maree tantito

pero ahorita se me pasa.

marijo: oye, pero estás--

estás muy caliente,

seguro tienes fiebre.

beto: ya fui al doctor

y ya me hizo estudios,

seguro no es nada.

marijo: ¿seguro?

beto: sí, vámonos a clase.

adriana: ¿se puede?

doctor: por favor.

adriana: ay, perdón,

¿por qué la urgencia, doctor?

venimos corriendo.

doctor: lamentablemente

no les tengo buenas noticias.

beto presenta una falla renal

crónica.

adriana: no--eh--

a ver, explíqueme bien eso,

eso no puede ser porque--

ese estudio está mal,

beto es muy joven para tener

una enfermedad en los riñones,

no, es que no.

doctor: señora adriana,

yo pienso lo mismo,

sin embargo estos problemas

se pueden dar por diferentes

aspectos.

pueden ser por presión arterial

alta, puede ser por diabetes

o una malformación de nacimiento

en los riñones.

adriana: a ver, no creo que

sea cierto pero--

pero en caso de ser cierto

hay cosas que podemos hacer

para mejorar su salud.

doctor: claro, claro hay mucho

que podamos hacer.

por lo pronto se va a someter

a un régimen que le voy

a recetar y va a llevar

sesiones de diálisis peritoneal.

beto: ¿y con eso

voy a mejorar?

doctor: eso espero.

hay que tomar en cuenta

que el daño que tienes

en los riñones es muy severo

y no puedo ofrecerles

una pronta recuperación.

[música]

[música]

doctor: lamentablemente

el tratamiento no está

funcionando como yo

me lo esperaba, beto.

sugiero y creo que es

lo mejor que podemos hacer

que comiencen cuanto antes

con hemodiálisis.

adriana: a ver, doctor,

hicimos todo lo que nos dijo,

seguimos las instrucciones

al pie de la letra

y no sé porqué no está

mejorando, es que no,

no entiendo.

doctor: adriana, no dudo que así

sea pero les quiero recordar

que el daño en los riñones

de beto ya estaba muy avanzado

cuando vinieron a verme.

beto: no te preocupes, ma,

ya verás que con las

hemodiálisis voy a estar mejor,

¿verdad, doctor?

doctor: si, si, si,

por lo pronto así será.

sin embargo, adriana,

sugiero que todos

en tu familia se hagan

un examen de compatibilidad

para saber si alguno

de tus familiares

puede donarle un riñón.

adriana: ¿eso quiere decir

que puede empeorar todavía?

doctor: no precisamente,

adriana, quiero decir que

la máquina de hemodiálisis

funciona por un tiempo,

llegará un momento en el que

no será suficiente

y sin un donante a tiempo

beto se puede morir.

adriana: no--

beto: yo trato de ser fuerte

frente a mi mamá pero--

la verdad sí sentí bien gacho

cuando el doctor me dijo

que me podría morir.

marijo: oye, pero no pienses

en eso.

si en tu familia no encuentran

un donador lo podríamos buscar

entre nuestros compañeros.

david: es más, ahorita mismo

voy con la maestra para que

nos ayude a organizarnos.

beto: eres tan buena

persona que no mereces cargar

con mis problemas.

marijo: oye, pero ¿quién dice

que cargo con ellos?

los comparto que es

muy diferente y si lo hago

es porque quiero y así me nace.

ahora más que nunca quiero estar

cerca de ti,

no sólo porque eres un chavo

increíble, beto,

sino también porque te amo.

beto: yo también te amo

muchísimo, marijo.

pero no sé si sea buen momento

para que andemos.

marijo: claro que lo es,

es cuando más me necesitas

y por eso debemos estar juntos,

juntos para salir adelante

de cualquier problema, beto,

cualquier problema.

beto: no llores, ma.

adriana: perdón, es que

no lo puedo evitar.

beto, tú sabes que haría

lo que fuera por no verte

en esta situación, ¿verdad?

beto: lo sé.

adriana: si algo te llegara

a pasar, mi amor yo--

yo me muero, de verdad,

no sabría qué hacer sin ti.

[llora]

ay perdóname,

dije que iba a ser fuerte.

beto está muy delicado

y por eso quiero pedirles

a todos que si se pueden hacer

un estudio para ver si

son compatibles con beto y--

y le puedan salvar la vida

y le donen un riñón.

[llora]

>> cuenta conmigo, tía,

para mi primo lo que sea.

adriana: gracias.

conrado: yo mañana mismo

a primera hora iré a hacerme

ese estudio.

adriana: no, no, no, papá, no,

no, no quiero ni que tú

ni mi mamá se hagan ese estudio,

es un estudio delicado y no,

no los quiero exponer a eso.

pero todos ustedes sí podrían

ayudarme a hacer el estudio y--

y ver si son compatibles.

óscar: claro que sí, hermana,

cuenta con todo nuestro apoyo.

adriana: gracias.

papá.

[llora]

[suspira]

merceditas: ay tranquila, hija,

todo va a salir bien.

adriana: ay eso espero,

mamá, es que--

el que la salud de beto

no mejore me tiene sin paz.

merceditas: te entiendo.

deja, deja, deja.

tú quieres a tu hijo

con todo el corazón, es normal,

uno como madre quiere ver

bien a sus hijos.

adriana: siento que a lo mejor

fui muy egoísta al querer ser

madre soltera y no quererme

casar con el papá de beto

porque--porque si el papá

de beto estuviera aquí

pues podría apoyarlo.

merceditas: el hubiera

no existe.

tú tomaste tus decisiones

y lo hiciste lo mejor que

pudiste, mi amor.

adriana: tal vez tienes

razón, pero ¿tú crees que

si lo busco y le pido ayuda

nos va a ayudar?

merceditas: por supuesto que sí

te va a ayudar, mi amor,

y aunque no vio crecer a beto

no deja de ser su hijo.

adriana: [llora]

estoy desesperada.

mercedes: ayer no te lo pude

decir, mamá, pero tú y mi papá

tienen que parar esa locura

de la donación.

merceditas: ¿qué tiene de malo

que ayudemos a mi nieto?

mercedes: tú sabes a lo que

me refiero.

desde hace tiempo debieron ser

honestos con adriana

y decirle la verdad.

merceditas: tu padre y yo

ya te lo explicamos.

mercedes: pues ahora lo tienen

que hacer porque cuando se sepa

que beto no es compatible

con nadie de la familia,

adriana--adriana va a saber

que no es tu hija biológica

y tendrá que buscar

a su verdadera familia

para encontrar el riñón

que salve la vida de su hijo.

[música]

[música]

>> perdóneme.

estoy tan angustiada que no--

que no sé ni lo que hago.

isabel: no se preocupe.

si está aquí es porque

también está buscando a alguien.

>> sí, a mi hijo.

alguien se lo llevó y--

y no he sabido nada de él.

isabel: la entiendo

perfectamente.

yo no he sabido de mi hija

desde el movimiento del '68,

pero no dejo de buscarla.

>> no es posible

que estemos viviendo

esta situación.

todos los días hay desaparecidos

y nadie hace nada,

ni siquiera nos dan razón

de ellos.

catalina: por eso hay varias

marchas, no sólo por

los desaparecidos en el '68,

sino también por los ya miles

de jóvenes que han perdido

la vida o desaparecido

desde 2006.

isabel: muchos sufrimos por esta

situación porque tristemente

nuestro país se ha convertido

en un cementerio.

esteban: y para no perder

la costumbre de seguro

andaban de pata de perro,

¿verdad?

isabel: fuimos a ver

si hay noticias de tu tía,

pero seguimos igual.

catalina: ay hoy llegaste

temprano, nos ganaste.

esteban: sí es que el profe

nada más nos revisó

lo que llevamos de la tesis

y nos dejó salir antes.

catalina: ahorita les hago

de comer, ¿eh?

no me tardo.

isabel: mientras está

la comida yo voy a descansar.

esteban: sí, abuela.

doctor: ni yo lo puedo creer,

adriana, ninguno de tu familia

es compatible,

nadie le puede donar un riñón.

adriana: pero ¿por qué?

yo pensé que por ser

de mi familia pues era más

probable que pudieran ser

compatibles.

doctor: no resulta ser.

adriana: ¿y ahora qué hago?

doctor: tranquila.

beto ya está anotado

en una lista de espera

de este hospital

para pacientes de trasplante

de riñón.

lo único que nos queda esperar

es que ese riñón llegue a tiempo

porque, por ahora,

es la última esperanza

que tenemos para beto.

mercedes: no puedo creer

que sigan guardando silencio

después de que adriana

está desesperada

porque ninguno de nosotros

somos compatibles.

conrado: es demasiado tarde

para decirle a adriana

que ella no es nuestra hija.

mercedes: pero entiendan que

ella necesita encontrar

a su verdadera familia

para que beto tenga más

posibilidades de encontrar

un riñón.

merceditas: pero no hay que

perder las esperanzas,

posiblemente pronto

encontraremos un donador.

mercedes: ¿y si no llega

el riñón que beto necesita

a tiempo?

conrado: a ver, mi hijita,

no seas tan pesimista.

hay que esperar antes que

decirle a adriana

que no lleva nuestra sangre.

mercedes: no puedo creer

que sean tan egoístas.

prefieren que su nieto muera

antes de decir la verdad.

adriana: ¿cómo te sientes,

mi amor?

beto: mejor, ma, amanecí mejor.

adriana: ay ojalá que

todos los días sean así.

beto: así va a ser, ma,

vas a ver que el riñón

que necesito va a llegar.

adriana: eso es lo que

le pido todos los días

a la virgen.

mi amor, es que si te pasa algo

yo me muero--

beto: no, eso no va

a pasar porque no me voy a morir

y no voy a dejar de luchar

y de cuidarme para estar bien.

te lo prometo.

ya sonríe, ma,

porque yo no me he dado

por vencido.

adriana: lo sé.

[llora] eres increíble, mi amor,

¿cómo es posible que tú seas

el que me das ánimos?

y en lugar de ser yo

la que te apoye.

beto: ma, lo hago porque tú

siempre has luchado a mi lado.

y esta es una lucha

que vamos a ganar juntos.

adriana: sí.

beto: vamos a estar juntos

mucho tiempo y vas a conocer

a mis hijos,

y te vas a volver la abuela

más consentidora y maravillosa

del mundo.

adriana: gracias por la fuerza

que me das.

marijo: ¿cómo estás?

beto: qué bueno que quisiste

que nos viéramos temprano.

marijo: bueno, es la mejor

manera de empezar el día,

darte un beso en persona

y no por medio de un mensaje.

beto: espero que lo podamos

hacer siempre.

marijo: así va a ser.

aunque mis papás no están

muy de acuerdo con nuestra

relación.

beto: ¿y eso por qué?

marijo: mira, voy a ser

muy sincera contigo

por si un día los ves,

pues no te extrañe su actitud.

me pidieron que terminara

contigo porque,

pues no se ha conseguido

un donador.

beto: quizá tus papás tengan

razón.

yo todavía tengo mucho

que enfrentar y tú vas a estar

en medio.

marijo: y lo voy a estar

porque te amo.

y para que veas que soy sincera,

¿qué te parece si,

pues si nos casamos?

beto: nunca pensé que alguien

me fuera a pedir matrimonio.

pero, no, marijo.

sería muy egoísta de mi parte

decirte que nos casemos

por una decisión apresurada.

marijo: pero no es apresurada.

yo quiero estar contigo

el tiempo que sea.

poco o mucho, yo quiero estar

a tu lado.

beto: te voy a decir lo mismo

que le dije a mi mamá.

no podemos tomar decisiones

apresuradas porque no me voy

a morir.

eso te lo prometo.

adriana: meche, qué sorpresa

que vengas a visitarme

tan temprano.

mercedes: es que necesito hablar

contigo.

adriana: ¿qué pasó?

mercedes: lo que te voy a decir

es por el bien de tu hijo,

por eso tienes que saber

la verdad.

adriana: ay, me estás asustando.

ya dime, por favor.

mercedes: nadie de la familia

fue compatible con beto porque--

porque tú no eres hija

de mis papás.

adriana: ¿qué?

[música]

[música]

conrado: hijita, hija.

¡mi hijita!

adriana: no, no, papá.

necesito--necesito saber

la verdad porque--porque

si es cierto que--que yo tengo

otra familia,

quiero buscarlos para que--

para que pueda encontrar

a lo mejor un posible donador

del riñón que beto tanto

necesita.

merceditas: ¡es verdad!

es verdad.

adriana: ¿es verdad?

merceditas: cuando me casé con

tu papá, no podía tener hijos.

conrado: no llores, merceditas.

si no puedes tener hijos,

ni modo.

merceditas: nos casamos

con la ilusión de formar

una familia

y no te puedo dar un hijo.

me vas a dejar.

conrado: no seas tontita.

claro que no te voy a dejar.

sí me hace ilusión tener

una familia contigo,

pero lo más importante eres tú.

merceditas: ¿lo dices en serio?

conrado: claro que sí.

lo más importante es que estemos

juntos.

ya llegará a nuestra vida

un bebé, aunque sea adoptado,

pero siempre estaremos juntos.

merceditas: estaba muy

preocupada por ti.

¿qué fue lo que pasó

en tlatelolco?

conrado: de--de eso--

de eso no quiero hablar.

merceditas: ¿y eso?

conrado: es nuestra hija.

te dije que algún día

íbamos a tener un bebé y aquí

está. merceditas: no entiendo.

conrado: después te contaré.

en lo único que tienes que

pensar es que a partir de hoy

formamos a la familia que tanto

hemos querido.

merceditas: tienes razón,

conrado.

ya luego me explicarás de dónde

salió esta bebé.

lo que importa es que ya tenemos

una hija.

conrado: con los años

la medicina fue avanzando

y tu mamá se sometió

a un tratamiento de fertilidad

y así--y así nacieron

tus hermanos.

merceditas: pero eso no dejó

que te dejáramos de querer.

nunca hicimos diferencia

entre ustedes. hijita.

adriana: mamá, no.

no--no--no, mamá.

no, por favor.

no yo--yo--yo lo sé,

pero necesito--

ay, no sé, tengo muchas

preguntas ahorita,

pero no--no--no puedo hacerlas.

ahorita lo más importante

es beto y--y si yo tengo otra

familia, necesito buscarla,

mamá. papá, papá, yo--

ay, yo te lo suplico,

dime de dónde salí, papá.

de dónde--de dónde--

de dónde salí.

conrado: de una casa hogar

de tlalpan.

ahí fue donde te adopté.

>> ¿estás segura que esa

es la fecha?

adriana: sí, segurísima.

esa fue la fecha que me dijo

mi papá.

bueno, él fue el que me adoptó.

>> no hay un registro

de adopción y mucho menos

a nombre del señor conrado

y la señora mercedes.

adriana: ay, no sé, es que--

a lo mejor se equivocó porque--

a ver, ¿y podría buscar

el 6 de octubre de 1968?

a lo mejor se confundió mi papá.

>> ahora recuerdo que a raíz

de las protestas y la matanza

que hubo de estudiantes

en ese año,

se suspendieron las adopciones

en esta casa hogar.

así es que, definitivamente,

usted no fue adoptada

en esta institución.

beto: no me siento bien.

marijo: ¿por qué? ¿qué sientes?

beto: no sé, pero cada vez

me siento peor.

marijo: tienes mucha fiebre,

beto.

mejor le marcamos a tu mamá.

beto: mi celular está por aquí.

marijo: ¡beto!

beto, ¿qué tienes?

¡por favor, despierta!

¡beto, despierta!

mi amor, ¿qué tienes?

por favor, despierta.

beto, por favor, despierta.

¿qué tienes?

adriana: ¿qué pasó con mi hijo?

doctor: mira, lamentablemente,

el estado de salud de beto

ya es grave.

adriana: ¡no!

doctor: vamos a dejarlo

conectado a otra sesión

de hemodiálisis.

adriana: sí.

doctor: quiero decirte que

si no surge pronto un donante,

estamos frente a la etapa final

de beto.

adriana: ¡no--no, no es cierto!

¡no! no me diga eso.

doctor: tranquila, estamos

haciendo--te aseguro que estamos

haciendo todo lo que podemos.

adriana: es que no puede ser

cierto, no. ¡no!

[solloza]

virgencita de guadalupe,

yo te suplico con todo

mi corazón

que puedas ayudarme a salvar

la vida de beto.

¡ay! ¡ay, virgen mía!

yo te suplico, por favor,

por favor, con toda mi vida

que encuentre el riñón

que necesita beto para salvar

su vida y--y que podamos

encontrar al donante

para que--para que sea el fin

de la búsqueda.

por favor.

esteban: ¡abue!

>> ¿sí?

gracias por encontrar

mis lentes, hijo.

cada día se me olvidan

más las cosas.

esteban: ay, abue,

por eso no te preocupes.

para eso estamos mi mamá

y yo aquí, para cuidarte.

>> gracias.

esteban: pero sí debes de poner

un poco más de atención

en las cosas.

trajiste esta rosa a la virgen

y no le pusiste agua.

>> yo no la traje.

esteban: ay, abue, seguramente

sí fuiste tú,

pero exactamente no te acuerdas.

en fin.

voy por algo para ponerla

en agua y que siga fresca, ¿eh?

[ríe]

merceditas: adriana.

¿qué te dijo el doctor?

¿cómo está beto?

adriana: muy mal, mamá.

el doctor me dijo que

al parecer beto ya está

en una etapa final

y no va a aguantar mucho, mamá.

y yo sigo sin poderle conseguir

su riñón.

merceditas: ay, mijita,

no sé qué decirte.

adriana: la verdad, mamá.

fui a la casa hogar donde

supuestamente me adoptaron

y eso no es cierto.

ya no quiero más mentiras, mamá.

¿quién es mi familia, mamá?

¿de dónde me sacaron?

merceditas: tienes toda

la razón.

por favor,

perdóname.

tú no eres adoptada.

adriana: ¿entonces?

merceditas: tu papá te robó.

[música]

[música]

conrado: estaba por salir

al hospital. ¿qué pasó?

adriana: ¿qué pasó?

que me acabo de enterar

de la verdad.

mi mamá me dijo

que tú me robaste.

conrado: tu mamá está

confundida.

adriana: no--no--no--

no está confundida.

y ya, no quiero más mentiras,

papá.

¡no me las digas, por favor!

yo no salí de ninguna casa hogar

de tlalpan.

así es que--así es que en este

momento--en este momento

te exijo que me digas

de dónde salí.

¿de dónde?

conrado: tu mamá,

tu mamá era una de esas

estudiantes que murieron

en el 68.

tu mamá murió en el movimiento

estudiantil.

isabel: [grita]

conrado: ¡cállate!

isabel: ¡ya!

conrado: ¡cállate!

isabel: ¡ya, por favor!

conrado: ¡cállate!

¡que te calles!

¿quién te manda a estar

embarazada?

isabel: [llora]

[bebé llora]

capitán: no quiero errores.

se llevan a los jóvenes

detenidos donde les dije.

conrado: capitán.

capitán: ¿y ese escuincle?

conrado: es una niña.

se me pasó la mano con su mamá

y murió dando a luz.

capitán: puros problemas

contigo, conrado.

¿qué vamos a hacer

con la chamaca?

conrado: permítame quedarme

con ella.

le juro que no va a ser

un problema.

yo voy a cuidar de ella.

adriana: ¿torturaste a mi mamá

hasta que murió?

¡tú la mataste! ¡la mataste!

conrado: estaba siguiendo

órdenes, hija.

te suplico, te ruego,

te pido, hija.

adriana: ¡no--no--no!

¡no te me acerques!

¡no me toques!

y no me vuelvas a decir así.

¡yo no soy tu hija!

yo no soy hija de ningún

asesino.

conrado: ¡yo no quería matar

a tu madre!

las circunstancias...

adriana: nada justifica

lo que hiciste.

eres un asesino.

y ahorita quieres limpiar

un poco tu conciencia

o la poca que te queda.

yo te suplico que me digas

cuál es mi verdadera familia

para que pueda salvar a mi hijo.

¡dímelo!

¡dímelo!

>> adriana, ella es tu abuela.

>> ¡no lo puedo creer!

¡por fin te encontré!

adriana: la encargada

de la fundación me dijo

que--que teníamos que hacernos

unas pruebas de adn

para--para comprobar al 100%

que--que yo soy tu nieta.

>> me haré las pruebas

que quieran.

estoy segura que llevas

mi sangre porque te pareces

mucho a tu madre.

adriana: sí.

>> ya solo falta saber

en dónde está ella.

adriana: ella murió.

el hombre que se hizo pasar

por mi padre me confesó todo.

él era militar y--y la mató

mientras la torturaba.

>> ¡pobre de mi hija!

yo sabía que si no había

regresado a mi lado

era porque había fallecido.

adriana: sí.

>> lo que ahora importa

es que por fin estamos juntas.

tenemos tanto que decirnos.

adriana: sí.

quiero decirles que cuando

me enteré que ustedes

eran mi verdadera familia,

los empecé a buscar

con desesperación.

catalina: ¿qué pasa?

adriana: tengo un hijo,

y--y mi hijo ahorita está

al borde de la muerte.

está muy delicado,

necesita un riñón

y--y si yo no encuentro

al donador,

es muy posible que él pueda

morir.

esteban: eso no pasará.

yo le voy a donar ese riñón.

mi sobrino vivirá.

adriana: ¡gracias!

yo--yo sé que no nos conocemos,

pero--pero te juro--

te juro que te voy a estar

agradecida para toda

la eternidad.

¡gracias! ¡gracias!

>> para eso es la familia,

para apoyarnos en todo momento.

y a partir de hoy,

juntos saldremos adelante

porque para ti y para mí

este día significa

el fin de la búsqueda.

adriana: la matanza

del 2 de octubre de 1968,

es una herida abierta

en nuestra sociedad

y en el alma de nuestra gente.

hasta la fecha no ha habido

ni un solo detenido

y nadie ha recibido justicia.

hay familias que no olvidan

y siguen buscando 51 años

después a sus hijos

desaparecidos.

desafortunadamente,

esas familias se han juntado

con cientos de familias más

que ahora buscan a sus hijos

víctimas del narcotráfico

y las malas políticas

y que tampoco han logrado

encontrarlos.

la solución está lejos

y, desafortunadamente,

la sociedad se ha ido

acostumbrando a que haya

muertos y desaparecidos.

no escuchamos el primer grito

que fue la matanza

con la desaparición

de los estudiantes en 1968.

el verdadero milagro

es que un día recuperemos

la paz y que estas familias

recobren la tranquilidad

de saber dónde quedaron

sus hijos y tener un lugar

donde llorarlos para que tengan

consuelo en sus corazones

y llegue el fin de la búsqueda.

[música]

Cargando Playlist...