El Gordo y La Flaca

De su propia boca, Lili nos cuenta su experiencia en África

La Flaca vivió una experiencia única durante sus vacaciones y relató que los leones la sorprendieron mucho.

Cumplimos 22 años de casados y mi esposo me pidió ir a un safari, da la casualidad que una amiga mía preparó el viaje y por eso terminamos siendo 24 personas.

El día que llegamos a África era el cumpleaños de mi esposo y el día que llegamos al primer safari fue cumpleaños de Lina. Ella cuando tenga 30 años lo va a recordar, porque estuvo en uno de los lugares más lindos del planeta, el Ngorongoro es el cráter de un volcán rodeado de los animales más espectaculares que podrán ver en su vida. El campamento estaba en la cima de una montaña y se puede ver todo hacia abajo.

Cuando llegamos al campamento, Lina me dijo que sólo quería ver un elefante, antes de que fuera su cumpleaños, estábamos sentados en el lobby y al salir había un elefante al lado de las escaleras.

Yo estuve en el sur de África, pero después fuimos a Tanzania, donde la cantidad de animales es increíble. Si vas en agosto, que es cuando entra el invierno, puedes ver la migración de los animales. Es como ver una película.

Fuimos a una tribu donde puedes dar dinero o regalos y te dejan entrar. Nos recibieron bailando y cantando con ruidos con la garganta, saltan mucho y para seguirlos a ellos no es fácil.

Volamos en globo aerostático sobre el Serengeti, fue precioso. Subimos a 3 mil pies de altura y al bajar pasamos encima de un río con una manada de hipopótamos, se espantaron y salieron corriendo.