null: nullpx
Cargando Video...

Este es el sello falsificado que salvó de la muerte a más de mil judíos

Univision27 Oct 2019 – 7:51 PM EDT

Comparte

oscar schindler y samuel

copec jaás imaginaron que el

horror que atestiguaron se

convertiía écadas ás tarde

en una peícula de hollywood,

la lista de schilder que gaó

siete premiosóscar. mientras

que es otros viían su propia

tragedia, un mexicoamericano

cuenta ómo sobrevivó al

holocausto. ana maía describó

quén era en verdad el ío

alejandro. maía antonieta

collins contiúa con esta

historia.

lleó a incluir a 800

prisioneros. marcados por el

destino, aquellos hombres

fueron llevados a otro campo de

trabajo forzado y alí iba

samuel copec.

alá fue muy duro. lo cambó

completamente. primero que les

dejaron decirles completamente

a todos. de noche fío, comida

fue muy escasa.

para ganar tiempo oscar sin

darshiclerd trataba de

hacerse amigo del jefe del

campo, un aleán, o un hombre

despiadado.

shindler fue muy artista,

saía mucho.

recordar aquello haía

llorar a samuel copec.

una noche que oscar schindler y

una aí llegaron ebrios,

pareía que se haían hecho

amigos, tanto que copec dudo de

oscar schiller.

schindler vino con gritos,

aí como decir en español,

porque no trabajan?

en ese momento samuel se dio

cuenta que oscar schindler

estaba fingiendo.

me paso al lado ío y me

dice en aleán, samuel,

entiendes? í, entiendo.

al fin respió tranquilo. en

otra ocasón schilders le

pidó que hiciera el sello que

teía para la crear documentos.

de manera que puede hacer

alún tipo de maniobra para

tratar de salvar la mayor

cantidad de gente posible.

fue un poco frustrante

inicialmente porque intento

hacerlo continta y quedara todo

borroso y no funcioó el

intento.

samuel copec no se dio por

vencido.

le dije al director, me trae

papel de carón, papel blanco,

papel y carón y sello, y con

un golpe serio.

saló.

menor y medio o un beso aqí.

de esa forma los documentos

falsificados salvaían vidas.

antes de que finalizara la

guerra, los esfuerzos de oscar

schindler ayudaron a ás de

1200 juíos. el 17 de enero de

1945 fue un ía feliz aqí en

cracobvia. los alemanes huyeron

de la ciudad. para samuel

comenó otra odisea, encontrar

a su familia.

aunque los aliados ganaban

terreno, la batalla de la

sardina fue laúltima gran

ofensivaalemana para impedir

que usaran el puerto belga de

amberes, el segundo ás grande

de europa, lo que permitó a

los nazis cercar a las tropas

aliadas. en el eército

norteamericano estaba el

paraédico antonio acevedo,

nacido en california y de

padres mexicanos.

en una entrevista que concedó

el museo del holocausto en

washington d.c. en 2010,

anthony dijo que se quedaron

sin balas y que no pudieron

enfrentar a los alemanes que

ganaron aí laúltima batalla.

anthony recuerda que la vida se

hizo miserable . los dejaron

sin zapatos caminando en la

nieve que les llegaba a la

cintura. fue el invierno ás

seían 100 años. el peloón de

antonio acevedo fue llevado a

un campo de concentracón al

centro de alemania. en los

ángeles, california, acevedo,

su hija dice que las torturas

rebasaban el de meta de la

maldad.

y con ametralladora los

alemanes apunándole a mi paá

y a los soldados americanos,

abusaron de mi paá sexualmente.

durante años caó las

sufridas en cuatro meses de

cautiverio viviendo lo

inimaginable.

caldo hecho de rata, de

diferentes animales. todo hecho

como una sopa. y luego hacian

un pan integral hechas de

aserín, de vidrio rayado. aí

muy finito.

el mexicoamericano nunca

supo ómo se vivó en el campo

hasta abril de 1945 cuando lo

sometieron a una salvaje

traveía.

era ás bien el tiempo que

duraron para marchar hacia la

muerte.

era que le llaman la marcha de

217 millas.

en hungía se vivó el furor

de la liberacón. el paá de

ana maía, capturado esta vez

por los rusos, volvó a tener a

la suerte como compañera. se

encontó con una antigua

cliente que lo ayuó a salir

del campo.

cada ía la vida de ana maía

teía nuevas sorpresas.

recuerdo el ía que le

dijeron a usted que el ío

alejandro no era su paá.

eso debó ser cuando ya

estuvimos reunidos en el

apartamento. alí supongo que

fue cuando me enteé que al ío

alejandro fue mi paá.

todos juntos tuvieron algo en

claro. no se quedaían en

hungía.

el final de la guerra tambén

llegaba para mario,ío de

silvia, prisionero aqí en

auchwich y quien vivó la

liberacón de este campo en 17

de enero de 1945 a manos del

eército ruso, pero fue

trasladado de aqí a otro de

los infiernos, aunque alí ya

al ser liberado gracias a un

conocido pudo embarcarse

finalmente a gran bretaña.

mientras tanto el padre de

silvia que lleó hasta dubín

enpolonia, decidó embarcarse

para palestina.

y pase dice la historia que

ellos queían tener una patria,

la patria era palestina. en ese

momento estaba bajo el dominio

ingés. entonces por eso lucho,

se enroó en el eército y

lucó en la guerra de

independencia.

alí conocó la maá de

silvia.

entonces se casan, nace mi

hermano, pero eran condiciones

muy diíciles. muy diíciles.

mientras tanto, el ío mario

con la ayuda de otro familiar

que viía en colombia decidó

irse para sudaérica. eso fue

en el 1948 cuando el estado de

israel fue creado. los

ciudadanos israeíes, entre

ellos las padre de silvia

pagaban un alto precio por

tener una patria.

se dice yo pase el

holocausto, estoy luchando en

esta guerra, quiero tener una

vida un poco ás normal.

entonces le escribe a su

hermano,él quiere venir a

colombia.

tendían que pasar seis años

ás para que en 1954 había luz

árdeno finalmente se

reencontraá en colombia con su

hermano mario.

al volver, el drama de

familias enteras exterminadas.

Cargando Playlist...