null: nullpx
Cargando Video...

Al Diablo con los Guapos Capítulo 135

Fernando interrumpe la boda de Karla y Damián y confiesa su amorío. El padre Manuel le confiesa a Néstor lo que hizo Luciana para separar a Alejandro y Mili. Lina descubre que está embarazada. Mili accede a que Hugo maneje su herencia.
30 Jun 2021 – 12:00 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

locutor: televisa presenta... fernando: yo, padre.yo me opongo a este matrimonio. damián: ¿quién es este tipo?karla: ¿fernando? damián: pero ¿qué es esto?constancio: ah, este es el que le llamó por teléfono.y si vieras qué llamadas. fernando: yo estoy enamoradode esta mujer, padre. damián: esto es un atropello,es una infamia. voy a sacar a este tipoa patadas. karla: eh, no te atrevasa tocarlo, damián. damián: pero ¿qué dices, bombón?socorro: por dios, karla, ¿qué es lo que estápasando aquí? karla: ¿qué está pasando, mamá?pasa que este guapote está enamorado de mí.ay, y yo también me muero por él.fernando.damián: casquivana. ¿cómo te atreves a besarloen frente de mí? karla: perdóname, damián,pero tú tienes la culpa. nunca me trataste bien.y para fernando, yo soy una reina.damián: pero esto es un disparate.karla, yo soy tu pimpollo. karla: lo eras, damián, lo eras.hasta que me encontré a este otro pimpollo,que es salvaje, apasionado. me vuelve loca,¿y sabes por qué? porque no es nada codoy en la cama es mucho mejor que tú.manuel: señorita, estamos en la iglesia.karla: padre, ¿me puede casar ahora mismo con fernando?fernando: pero qué excelente idea, mi amor.padre, por favor, cásenos en este momento.damián: esto es absurdo. no, yo sí le rompo.todos: [hablan a la vez]karla: padre, por favor. manuel: lo siento mucho, hija,pero me niego a casarlos en este momento.así no se hacen las cosas. queridos hermanos, no haynada más que hacer aquí.fernando: bueno, padre, pero ¿podría ser mañana, no?karla: sí, padre, por favor, ¿sí?manuel: mañana ya dios dirá.socorro: karla, por dios, contrólate.karla: mira, mamá, te presento a tu nuevo yerno.él es fernando, mi fernando. oye, y por cierto,¿cómo te apellidas? fernando: fernando izquierdo,a sus pies, señora.tiene usted una hija que es un manjar, señora.la mujer con la que cualquier hombre quisiera pasar el restode su vida. socorro: ¿puedo hablarun momento con usted, joven? karla: mamá--socorro: mire, no sé qué pretenda con mi hija,pero quiero que sepa que yo no me trago este cuentode que usted siente un gran amor por ella.sé muy bien la clase de patán que es usted y lo que le hizoa la pobre de lina. fernando: mi amor, tu madrees una mujer encantadora. tan inteligente como tú.horacio: ¿qué le dijiste? socorro: ay, viejo,karla está cometiendo otro error y muy grave.¿por qué le atraen los desgraciadosy no conoce un buen muchacho? horacio: tranquila, socorrito.por más que nosotros hacemos la luchapara que entre en razón, tu hija necesita cometersus propios errores. solo así, un día va a darsecuenta del camino tan equivocado que está tomando.socorro: pero ¿cuántos errores necesita para abrir los ojos?horacio: nadie lo sabe, socorrito, pero no podemoshacer nada más que dejar que se tropiecey estar cerca de ella para consolarla cuando eso pase.socorrito. socorro: me temo que eso vaa ser muy pronto, viejo, muy pronto.horacio: socorrito. [música][música]gloria: ¿qué tal con la karlita? ¿no que estaba muy enamoradadel señor damián? lina: la serpiente esa es tanfacilona que a mí ya nada me sorprende.gloria: pero no sabe con quién se fue a meter.con otro mucho peor que ella. lina: gloria, ¿será ciertolo que dijo fernando? gloria: ¿qué cosa?lina: eso, que la quiere. gloria: claro que no, linita.seguro que se está burlando de ella.así como lo hizo contigo. lina: pero entró a impedirla boda y eso nomás lo hace un hombre enamorado.gloria: pues a lo mejor. ya ves que a las cucarachasno les gusta andar solas. lina: ¿viste el besoque se dieron? gloria: ahí está la cosa, amiga.se envenenaron el uno al otro y por eso no pueden separarse.ya, no quiero que te sientas mal.tú tienes al bobby, que está que se derrapa por tiy es mil veces más hombre que ese patán.lina: tienes razón, yo a mi bobby no lo cambio por nada.gloria: así se dice. mili: ya las compré.gloria: ¿qué cosa? mili: pues las pruebasde embarazo. gloria: ay, achis, achis,no, es que yo no me la quiero hacer.mili: no empieces porque no te estoy pidiendo permiso.gloria: no, de veritas, no quiero.mili: ¿cómo que no quieres, gloria?si hasta compré test para hacérnosla todas.lina: ¿y ahora yo por qué? mili: para ser solidariascon nuestra amiga. así gloria va a tener menosmiedo, ¿verdad? gloria: no, mili, de verdad,es que estoy muy espantada, no quiero.mili: no hay de otra si queremos salir de dudas.gloria: ¿y si sale que sí? mili: bueno, si sale que síes porque sí, ¿no? gloria: no, es que yo no quieroque salga que sí. lina: va a salir lo que tengaque salir, manita. de todos modos, si ya estás,ya estás. mili: ¿y quién empieza?gloria: zafo. lina: yo tampoco.tú. mili: yo, pues sí.ay, sí. manuel: lo que pasó fueuna burla para nuestro señor y su santa iglesia.pero ¿qué les pasa a los muchachos de ahora?néstor: lo mismo que a los de antes, manuel.todos los jóvenes cometen locuras.¿o quieres que te recuerde nuestra adolescencia?manuel: no, no, no es necesario. además, te aclaro que si algomal hice en mi juventud, fue por seguirte la corriente.néstor: bueno, a los 15 eras fanático de elvis presley,¿te acuerdas cómo te peinabas el copete?manuel: néstor, por favor, no me recuerdes esa cabelleraque realmente me pongo triste. bueno, ya, ¿qué es esotan importante que querías hablar conmigo?néstor: manuel, hoy mili me estuvo mostrando fotografíasde su mamá y vi una que me llamó mucho la atención.me quedé con esa duda y quiero que tú me la aclares.esa mujer, la madre de milagros, aparece junto a constancioen una de las fotografías. no me atreví a preguntárseloa mili, creí más prudente venir a hablar contigo.manuel: hiciste bien. néstor: ¿tú me lo puedesexplicar? manuel: néstor,constancio belmonte es el verdadero padre de miligol.por eso ella y alejandro decidieron separarsey sacrificar su amor. los dos pensaban que estabancometiendo un pecado. néstor: eso es absurdo,ellos nos son hermanos. manuel: pero eso es precisamentelo que luciana les hizo creer.mili: ¿para cuándo, gloria? gloria: dejen de fastidiar,no sale. lina: abre la llaveasí te dan más ganas. mili: ¿a ti te dan ganasabriendo la llave? lina: sí, a veces,cuando tengo ganas. mili: pero si tienes ganas,¿para qué abres la llave? lina: para tener más ganas.mili: ah, está bueno. gloria: ahora sí ya está.mili: bueno, pues ya las tres tenemos nuestra prueba.ahora hay que esperar.néstor: no, manuel, debes estar equivocado.luciana no pudo mentir de esa forma.manuel: lo hizo, néstor. néstor: si algo le reconozcoa luciana es su abnegación como madre.ella adora a sus hijos, seria incapaz de hacerles daño.manuel: crees conocer a esa mujer, pero el amor te ciega.néstor: ¿por qué hasta ahora, manuel?¿por qué no me dijiste a tiempo lo que estaba pasando?manuel: no, sin gritos que estamos en un convento.néstor: no me salgas con eso ahora.manuel: tienes que tranquilizarte, néstor.prometo que voy a contarte cómo sucedieron las cosas,pero no voy a permitir que terminemos peleandocomo cuando éramos niños. siéntate, por favor.néstor: ya, está bien, estoy calmado.por favor, habla. manuel: tu hijo y miligolhace poco más de tres años intentaron casarse en secreto.ignoro cómo fue que se enteró la señora belmonte de todo esto.pero llegó a la capilla donde ellos planeabancontraer matrimonio y para impedir esa unión,le confesó a milagros que era la hija ilegítima de su marido.luciana: escúchame, milagros. mili: él me amay merecemos estar juntos. luciana: tú no puedes casartecon él. mili: ay, claro, nomás porquea usted no se le pega la gana. luciana: no puedes casartecon alejandro porque eres hija bastarda de mi marido.constancio es tu padre. néstor: eso es perverso.manuel: lo sé, lo sé. yo reaccioné igual que túcuando me enteré de eso. nunca había visto sufrira mili de esa manera. para ella fue terrible.no solo descubrió que don constancio era su padre,sino que también ese amor tan puro y tan grande que sentíahacia alejandro era un pecado. néstor: por ser hermanos.manuel: así se lo dijo luciana, con todas sus letras.lo peor de todo es que al mismo tiempo falleció doña regina,que en paz descanse, y todo se complicó mucho más.néstor: ahora entiendo por qué milagros lo rechazaba.mi hijo estaba destrozado por haber perdido a su abuelay a la mujer que amaba al mismo tiempo.recuerdo su llanto, su dolor. manuel: en ese momento, él nosabía lo que estaba pasando con mili.néstor: ¿por qué no hablaste? tú eras el único que sabíala verdad. podías ayudarlos.manuel: me vi obligado a callar. al principio por secretode confesión y después por una amenaza.luciana juró que si yo abría la boca, iba a desaparecera miligol de algún modo. luciana: milagros no le vaa decir a nadie que sabe esta verdad.ni siquiera a su padre. y usted también se tieneque callar, padre manuel, no puede hablar de estocon mi marido, no puede. manuel: no me voy a quedarcruzado de brazos, señora. luciana: pues lo va a tenerque hacer, porque si usted habla con esa bastarda,si usted le dice la verdad, si abre el caminopara que mi hijo cometa la locura de casarse con ellay echar a perder su vida, le juro, padre, le juroaunque me condene por hacerlo, que desaparezco a milagros.como sea, la desaparezco. manuel: hubieras vistosu mirada, néstor. la frialdad con la que pronuncióesas palabras. la creí capaz de cometeruna locura y me dio pánico. [música]úsica] néstor: no puedo creerque estemos hablando de la misma mujer.de esa luciana tan frágil que llegaba a refugiarseen mis brazos a escaparse de esa vida que la atormentaba,que la hacía infeliz. manuel: su consciencia, néstor,eso es lo que la atormentaba. néstor: claro, por esome perdiste ayuda aquella vez. te hablo cuando fui a reunirmecon ello en mi casa de la playa. manuel: yo tenía la esperanzade que tú llegaras con la verdad.le recé tanto a dios porque se aclarara todo.creí que estando lejos de aquí, lejos del odio, de la maldad,pues esos muchachos iban a poder ser felices.néstor: pero las cosas no salieron bien.manuel: no, no, miligol interpretó mal la cartaque le mandé con alejandro. pensaba que estaba en ese lugarpara que le dijera que son hermanos.y eso fue exactamente lo que hizo.néstor: claro, cuando llegué, milagros ya no estabaen la casa. no pude hablar con ellos.lo único para lo que sirvió ese viaje, fue para que terminaranseparándose más. néstor: mi hijo se casócon una mujer que no ama. manuel: y milagros tambiéncometió el mismo error. néstor: antes no comprendíael resentimiento tan grande de alejandro cuando supoque soy su padre. pero ahora todo es tan claro,manuel, ya entiendo el significado de sus palabrascuando me dijo que esta verdad lo había hecho añicos.necesito hablar con él. manuel: hazlo, néstor.pero, por favor, trata de ser prudente.piensa primero cómo vas a manejar la situación.no debes comentar con nadie que ella es hijade constancio belmonte. milagros no quiereque su padre lo sepa. néstor: ¿cómo?¿constancio no lo sabe? manuel: no, claro que lo sabe,pero ese es otro cuento. por lo pronto, tú no digas naday se acabó. néstor: luciana va a tenerque explicarme muchas cosas. manuel: ten cuidado, néstor,a nosotros no nos toca juzgarla. néstor: vuelvo a recordarteque tú llevas puesta la sotana, no yo.manuel: dios mío, te pido que todo esto sea para bien.gloria: pues yo solo veo una raya, lina.mili: sí, yo también, nada más hay una.lina: pues aquí, en las instrucciones diceque tienen que ser dos rayas como de color rosita.que a veces una puede ser más clara que la otra.gloria: entonces, no estoy. lina: creo que no, manita.mili: de todas maneras, te tienes que haceruna prueba de sangre. acuérdate de lo que nos explicósor cachetes. gloria: achis, achis,los mariachis, mili, no estoy.mira, no estoy. lina: la verdad, qué lástima,ya me había emocionado con ser la madrina del chamaquito.mili: oye, ¿qué te pasa? si la madrina iba a ser yo.gloria: ya, no se peleen. les prometo que cuando tengaun hijo, una va a ser la madrina de bautizo y la otrade primera comunión. mili: me late.gloria: ahora vamos a checar las de ustedes.mili: ¿para qué? si nosotras no estamosembarazadas. nada más lo hicimospara animarte a ti. gloria: ay. a ver.¿qué pasa, lina? mili: ¿por qué pones esacara de susto? lina: es que yo tengodos rayitas. gloria: híjole, lina,sí es cierto. mili: ¿estás embarazada?hugo: ya, ya, tranquilo, papá. ¿quieres que te sirva una copa?damián: sí, por favor, sí. jamás pienso ser la víctimade una mujer. valeria: bueno, tío,la verdad sí me alegro un poquito de que se hayandado así las cosas. pero yo te prometo que vasa encontrar una mujer que valga la pena.luciana: eso, eso, hermanito, ya vas a tener una mujerdecente, con clase, como la gente.damián: no, nunca. de hoy en adelante no quierosaber nada de mujeres. constancio: no me digas queahora sí te vas a volver gay, cuñadito.recuerda que no es lo mismo planchar que desarrugar.damián: no, me expresé mal. las mujeres me encantan,pero de lo que no quiero saber más es de compromisos.otra copa, por favor. socorro: señor damián,señor damián, vengo a pedirle perdón por lo de mi hija.damián: socorro, no, no se preocupe, usted notiene la culpa de nada. ¿sabe?yo ya me había hecho la idea de llamarla "mamá".mamita. socorro: señora, le quería pedirpermiso a ver si me daba usted permiso de subira su recámara. es que mili me está esperando.andrea: vaya, socorro, puede subir.luciana: me está hablando a mí. constancio: no empiecen,por favor. tiene permiso, socorro.socorro: muchas gracias, señor, con permiso.damián: necesito salir. siento que el airede esta casa me asfixia. todo me recuerda a ella.¿saben?yo era su pimpollo.[música][música] mili: ya, manita, ya no llores.lina: ¿qué voy a hacer, mili? socorro: lo primero estranquilizarte, lina, porque no ganas nadaponiéndote a llorar. gloria: socorrito tiene razón,a lo mejor la prueba está equivocada.socorro: no, no creo, el otro día escuché un programaen el radio y dijeron que cuando en esas pruebas sale que no,de todos modos puede ser que sí. que por eso es bien importantehacerse un estudio de sangre, ¿me escuchaste, gloria?pero que cuando la prueba dice que sí, pues no hayvuelta de hoja. es embarazo seguro.lina: ay, no. ¿se dan cuenta?esto va a cambiar mi vida, yo no quiero un hijo,no ahorita. socorro: lina, a mí me damiedo preguntártelo, pero es necesario.¿sabes de quién es? ¿es de bobby?lina: no, con él no ha pasado nada.todavía ni novios somos. socorro: ay, pues si noes de bobby, quiere decir-- mili: que es del mugrosode fernando. lina: bobby ya no me vaa querer. socorro: ay, dios mío.y ese infeliz está ahorita con mi hija.mili: socorrito, ¿qué va a pasar si ellos dos se casan mañana?socorro: ¿que se van a casar ni que nada?el tipejo ese se está burlando de ella.mili: ¿qué hacemos, socorrito? socorro: ¿tú te acuerdas dóndevive ese muchacho? lina: sí.socorro: pues ahorita mismo tú y yo nos vamos para allá.lina: no, no, no, socorrito, por favor, no me pidas eso.socorro: si no te estoy preguntando.mili: nosotras también vamos a ir, no vas a estar sola.socorro: no, mili, gracias, eso es algo que nos correspondehacer a lina y a mí.néstor: alejandro,gracias por venir. siéntate, por favor.alejandro: mire, yo estoy aquí porque usted me dijo que eraurgente, pero no pienso quedarme mucho tiempo, señor miranda.néstor: ¿y tu esposa? alejandro: la dejé en casade su hermana, voy a pasar por ella al rato.néstor: ¿quieres tomar algo? alejandro: no, gracias,lo que quiero saber es por qué me llamó.néstor: alejandro, acabo de enterarme la razónpor la cual tú y milagros decidieron alejarseel uno del otro. te juro que yo no sabíade la terrible mentira que utilizó lucianapara separarlos. alejandro: no pienso discutirmi vida ni mis sentimientos ni lo que estoy padeciendocon alguien como usted. néstor: solo te podoque me escuches. alejandro, estoy preocupadopor ti, eres mi hijo. alejandro: por desgracia.néstor: me duele escucharte decir eso.alejandro: ¿sabe? hubo un momento en que deseabatodo por enterarme que tenía otro papá.pero esa noticia llegó demasiado tarde y,francamente, ya no me interesa. néstor: espera, por favor,no te vayas.alejandro: a ver, un día antes de mi boda, le pedí a mi mamáque me dijera la verdad. yo siempre sospeché que no erahijo de constancio belmonte. y esa noche le supliquéque me lo dijera, porque yo necesitaba saberlo más que nuncapara no cometer el error de casarme con florenciapara no tener que renunciar a la única mujer que he amadoen la vida, señor. néstor: sí, ya sé cuál fuesu respuesta. alejandro: le digo que ustedtambién tuvo muchas oportunidades para decírmelo.¿y qué hizo? se quedó callado.néstor: las circunstancias-- alejandro: las circunstanciasse pueden ir al diablo, porque si usted se preocuparapor mí y por mi felicidad como tanto dice,no habría decidido callar al igual que mi mamá.por favor, señor miranda, no pretenda ahora lavarsus culpas. usted me destrozó igualque ella.[llaman a la puerta]mili: ¿te interrumpo? hugo: no.mili: ¿es el cuadro de mi mamita y yo?¿puedo verlo? hugo: no, no, ahora estoytrabajando en otra cosa, mili. ¿qué quieres?mili: platicar contigo, pero si estás muy ocupado--hugo: no, no, no, tú eres más importante siempre.mili: ¿sabes? lina está embarazada,lo acabamos de descubrir y la pobrecita se puso a llorar.es que tener un hijo de veras es la noticiamás feliz del mundo, pero cuando no es del hombreque tú quieres-- hugo: ¿qué me estás diciendo,mili? que cuando nosotros tengamosun hijo, también te vas a poner a llorar.mili: hugo, no pongas palabras en mi boca.no me gusta lo que está pasando entre nosotros.antes podíamos hablar, yo te contaba todoy tú me tenías confianza. éramos amigos.hugo: ya no soy tu amigo, mili, soy tu marido.y parece que eso no lo quieres entender.mili: me haces sentir que cometí un error al casarme contigo.tú me prometiste ser paciente, hugo, ayudarme,y con esto solo consigues que yo me sienta muy mal.hugo: tú también me prometiste muchas cosas que no hascumplido, mili. mili: no, hugo,yo nunca te he traicionado. alejandro me besó, sí,lo reconozco, pero yo lo rechacé.hugo: te ha besado más de una vez desde que estamos casados,él mismo me lo dijo. mili: yo nunca he provocadonada. hugo: no soy tonto, milagros.ni siquiera te esfuerzas por alejarlo de tu vida.le pediste que representara tus acciones en la empresa.me desplazaste, mili. eso también es una manerade traicionarme, ¿no entiendes? demuéstrame que puedo confiaren ti. sí, deja que yo te representeen la empresa. dame un poder para poder manejarla herencia que te dejó regina. permíteme cuidar de tiy de tu dinero. mili: ¿y con eso vas a estarmás tranquilo? hugo: sí, sí, con eso voya estar más tranquilo. ¿qué dices?¿puedo preparar los papeles? mili: está bien, hugo,voy a firmar lo que tú me pidas.[música][música] hugo: ay, mi amor, gracias,gracias, gracias. te juro que si te hubierasnegado-- mili: ya no lo digas, ya.hugo: te amo. te amor.karla: ¿con cuántos de azúcar, amor?fernando: ninguna. me gusta solo.karla: ok. ¿adónde me vas a llevarde luna de miel? yo siempre he tenido muchísimasganas de conocer miami, porque dicen que ahí vivenmuchísimos artistas. ¿es muy difícil sacar esodel pasaporte para miami? fernando: me haces reír, karla,voy a extrañar eso de ti. karla: ¿por qué me estásdiciendo eso? [timbre]fernando: por fin, pensé que no iba a llegar nunca.karla: ¿quién?fernando: te tardaste, damián. damián: me pediste tiempo.dijiste que querías estar con ella por última vez.fernando: sí, sí, lo que sea. mira, dame mi dineroy terminemos rápido con esto.gracias.luciana: ¿me puedes explicar por qué entras con el chofera la casa? valeria: ya lo sabes,mañana quiero ir temprano al gimnasio, así que preparael coche a primera hora, ¿ok? rocky: sí, como usted diga,señorita valeria. si no se le ofrece otra cosa,yo me retiro. con su permiso.permiso, señora.luciana: espero por tu propio bien que no te vuelvasa encaprichar con ese empleado. porque nada está sucediendoentre ustedes, ¿o sí? valeria: no puede suceder nada,mamá, ni aunque yo quisiera, ni aunque yo me murierade las ganas. lo sabes bien.mi papá y tú se encargaron de que él me rechacepara siempre. luciana: valeria,todo lo hicimos por tu bien, entiéndelo.valeria: mamá, si yo no te importo, tú no me quieres.luciana: pero ¿qué estás diciendo?yo te amo, eres mi hija. valeria: no me toques.no entiendo tu manera de amar entonces.que no te me acerques. andrea: ¿por qué no dejas en paza tu hija? luciana: ay, mira, tú cállate,no te metas en lo que no te importa y lárgate.valeria: mamá, a ella no le hablas así, ¿ok?luciana: ¿la vas a defender? valeria: sí, la voy a defender.porque es mi amiga, mamá. no como tú.¿sabes qué? ella es muchísimo mejor personay me alegro que mi papá te haya cambiado por ella.luciana: valeria. hija, perdóname, por favor.andrea: lucianita. luciana: ¿de qué te ríes,maldita? por tu culpa, por tu culpapasan estas cosas. ¿qué le hiciste a mi hijay la pusiste en mi contra? ¿por qué?andrea: ¿yo? ay, por favor, luciana,yo no necesito hacer nada. tú solita te ganaste el odiode tus hijos. y es lógico.porque como madre eres patética.fernando: bueno, yo los dejo para que puedan hablar.mm, gracias por el café, te quedó delicioso.damián: ¿no piensas decir nada, karla?ah, no me digas, se te quedó la lengua anestesiada de tantosbesos con fernando. karla: ¿qué significa esto?damián: significa que si existiera un premioa la estupidez, estarías nominada en todas las ternas.y no solo eso, atención, también ganabas lo premiospor unanimidad. karla: eres un maldito, damián,eres un maldito. damián: categoría a la noviamás estúpida, karla zorrilla. categoría a la sirvientamás estúpida, karla zorrilla.karla: mi apellido no es zorrilla, yo soy karla luna.damián: sí, ya lo sé, pero ese sería tu nombre artístico,te va mejor. en realidad tengo muchoque agradecerte. gracias a ti,me salvé de la cárcel y me salvé del matrimonio.karla: ay, eres un infeliz, eres un infeliz desgraciado.damián: seamos sinceros, karla, exactamente ahí,ahí donde estás, es tu lugar. con una cubeta y un trapoal lado, por supuesto. ah, y se me olvidaba,con tu uniforme de sirvienta puesto.que por cierto, en ti luce muchísimo másque un vestido de novia. me retiro, karla,necesito empezar a buscar una suplente porque tú sabesque yo no puedo estar mucho tiempo sin un a mujer.karla: fernando, yo me enamoré de ti.fernando: te voy a pedir un favor.cierra la puerta cuando te vayas, ¿sí?karla: pero--pero-- el abrigo que tú me regalastelo dejé aquí, aquí está. ¿me lo puedo llevar?fernando: karla, olvídate del abrigo,se lo voy a dar a otra. bueno, cierra la puerta, ¿sí?karla: [llora][música][música] chamo: no, ¿qué pasó, mi gloria?no, tú no puedes cargar esas cosas pesadas.eso no te hace bien. gloria: ya, chamo, tranquilo.te tengo una buena noticia. chamo: no me digas.gloria: bueno, supongo que va a ser buena para ti.chamo: no, hombre, pues va a ser buenísima.al principio me espanté mucho, no te creas, pero la neta,estoy bien emocionado. no, neta.es más, te prometo que me voy a conseguir cinco trabajos.no, diez, veinte. no, hombre,los que sea, los que sea, para que mi chamaquito esté bieny a todo dar, ¿no? gloria: bueno, ¿ya me vasa dejar hablar o qué? chamo: bueno, pero eso sí,eso sí, lo que te dije, pues ya nos tenemosque matrimoniar cuanto antes. gloria: ay, sí es cierto.me dijiste que a la de ya, ¿verdad?chamo: pues abuelita. antes de que se me crezcala pancita. bueno, pero ¿qué me queríasdecir o qué? gloria: este, no, nada.digo, qué padre que nos vamos a casar.braulio: gloria, hágame el favor de soltaral repartidor del mercado. esas expresiones de cariño noestán permitidas en esta casa. chamo: ¿qué pasó, mi braulio?lo que pasa es que voy a ser papá.horacio: ¿qué? ¿embarazaste a la gloria?chamo: pues clarines. me metí un golazo,¿no me felicitas? horacio: yo te mato.gloria es como mi hija. chamo: pues a todo dar,entonces, tú eres como mi suegro.no, es que nos vamos a casar acá la gloria y yo.horacio: yernito. braulio: felicidades.yo quiero ser el tío. todos: [hablan a la vez]mili: ¿qué pasa? ¿por qué tanta felicidad?gloria: ay, es que les di la noticia de que estoyembarazada. felicítame, mili.si dices algo, no te perdono. mili: pues muchas felicidades,gloria. chamo: ¿cómo la ves?socorro: ¿dónde está mi hija? karla, karla.fernando: ¿qué le pasa, señora? socorro: ¿qué le hicistea mi hija? fernando: no sé dónde está karlay no me interesa y no me vuelva a pegar,se lo advierto. lina: mejor vámonos, socorrito,no vale la pena. socorro: de ninguna manera.este desgraciado tiene que saber que va a ser papá.fernando: ¿qué está diciendo esta señora?lina: sí, fernando. estoy esperando un hijo tuyo.damián: seamos sinceros, karla, exactamente ahí,ahí donde estás, es tu lugar. el piso, con una cubetay un trapo al lado, por supuesto.ah, y se me olvidaba, con tu uniformede sirvienta puesto. que por cierto,en ti luce muchísimo más que un vestido de novia.fernando: no, lina, si estás embarazada,es de cualquier otro, no vengas a reclamarme a mí.lina: pero es que yo solamente he estado contigo.fernando: por dios, lina, eso no te lo cree nadie.socorro: se lo creo yo, infeliz, patán, miserable.fernando: ya cálmese, señora. socorro: no me calmo nada.y de una vez te advierto. vas a responder como hombre.lina: yo no quiero nada de este tipo, socorro, vámonos.fernando: está bien, está bien.toma, con esto es más que suficientepara que te saques el paquete.lina: yo no quiero tu cochino dinero.socorro: vámonos de aquí, lina. usted es todo menos un hombre.vámonos. fernando: ay.par de gatas.valeria: sí la voy a defender porque es mi amiga, mamá.no como tú. ¿sabes qué?ella es muchísimo mejor persona y me alegro que mi papáte haya cambiado por ella. alejandro: tú no tienes ideade lo que es ser una madre porque una madre no destruyede esa manera a su hijo. constancio: luciana, luciana,andrea salió, me dijo que llegaba tarde.¿dónde está néstor? luciana: no sé, pero no estoyde humor, constancio. constancio: ay, yo te pongode humor. no te preocupes por eso.luciana: constancio, constancio.néstor: luciana.constancio: néstor, qué pena. debiste tocar la puertaantes de entrar. así nos hubieras dado tiempode disimular un poco las cosas.luciana: déjame hablar con él, constancio.sal de mi recámara, por favor. constancio: me habías dichoque iba a tardar en regresar, luciana.¿sabes qué? a lo mejor lo que tenemosque hacer es organizar nuestros horarios.sí, para evitar estas situaciones tan incómodas.néstor: ¿por qué no te largas? constancio: néstor, néstor,por favor, no lo tomes así, cambia esa cara.néstor: no tengo otra. constancio: sí, es verdadque no tienes otra. mira, mira, recuerda una cosa.tú eres el amante y yo sigo siendo el marido.y si yo permito que tú vivas en mi casa, que estésaquí con entera libertad, pues deberías ser más flexible,¿no es así? ¿no te parece--?eh, bueno, los dejo para que puedan hablar.con permiso. [ríe]luciana: néstor, yo no quería que te enteraras de esto.néstor: ah, no querías. luciana: yo no queríalastimarte. néstor: ¿desde cuándo me engañascon tu marido? luciana: te juro que estafue la primera vez. es que él entró aquí.me comenzó a besar. no podía hacer nada,te juro que él me obligó, te juro que yo no hice nada,néstor, por favor, tienes que creerme.néstor: ahórrate las lágrimas, no te creo nada.si antes confiaba ciegamente en ti, ahora eso se acabó.luciana: néstor, por favor. néstor: pensé que eras distinta,luciana. no sabes el dolor y desilusióntan grande que siento al darme cuenta realmentede la clase de mujer que eres. una falsa, una hipócrita.no tienes alma, luciana. todo lo bueno...todo lo bueno y honesto que cae en tus manos, lo haces pedazos.luciana: mi intención nunca fue lastimarte.tienes que creerme, yo nunca te quise hacer daño, néstor.néstor: luciana, me destruiste. ¿qué podía esperar de ti?si fuiste capaz de destruir a tu propio hijo.mili: supe que tú y tu bebé están bien y me alegro mucho.de verdad. florencia: ni se te ocurratocarme. quítala de mi vista,no la quiero cerca de nosotros. alejandro: florencia, por favor,no te pongas así. florencia: el doctorme recomendó estar tranquila. verla me altera, alejandro,y tú lo sabes. hugo: no te preocupes,florencia. nosotros ya nos vamos.pero antes milagros tiene algo importante que decirles.¿no crees que es mejor decirlo en frente de ellos dos?mili: alejandro, estuve platicando con hugoy pensé mejor las cosas. la verdad, ya me canséde tantas broncas. florencia: todos estamoscansados. mili: por eso.ya no quiero que representes mis acciones ni nada.hugo es mi marido, es quien tiene que cuidar de mí, no tú.

Cargando Playlist...