El Chapo

‘El Chapo’ comenzó una guerra sangrienta

En aras de consolidar ‘La Federación’, Joaquín El Chapo Guzmán no dio tregua a sus detractores e inició una violenta guerra entre cárteles en el capítulo 4 de la serie.
9 Oct 2017 – 11:10 PM EDT

La guerra de ‘El Chapo’ (Marco de la O) con el cártel del Golfo es el centro de la cuarta entrega de la serie, que se acerca ya a su meridiano: el frágil equilibrio de su trato con Don Sol (Humberto Busto) está en la línea, más aún cuando éste ya detenta nuevamente poder a la cabeza de la Policía Federal y no piensa ser títere de nadie nunca más, después de su mala experiencia con el último presidente y su ambiciosa esposa.

'Los Emes' derrotaron a 'El Chapo'

Loading
Cargando galería

'La Federación' de cárteles, aunque ya es una realidad, sigue con problemas: uno de ellos es Rodolfillo (Pedro de Tavira Egurrola), el joven y temperamental hermano menor de ‘El Chente’, y uno de los cabecillas del cártel de Juárez. Éste reniega de trabajar bajo el liderazgo de Joaquín y de ser supervisado por los hermanos Bernal Leyda.

Joaquín envía a Arturo Bernal Leyda (Antonio de la Vega) a reclutar a ‘La Muñeca’, uno de los más hábiles jóvenes transportadores de producto en Acapulco, y lo sitúa en un punto estratégico, en Nuevo Laredo. Este es un territorio manejado por Raciel y El Cano (Harold Torres), quienes cuentan con su propia armada paramilitar clandestina: ‘Los Emes’.

Una rabieta de Rodolfillo sella su destino cuando impulsivamente mata a uno de los soldados de élite que forman parte del equipo de seguridad de Joaquín y durante una misión para capturar a Raciel donde todo sale mal y hay bajas en ambas partes. Esto enfurece a ‘El Chapo’ que lo manda matar junto con su mujer, a las puertas de un cine y frente a su hija quien queda traumatizada tras ver la terrible escena.

Joaquín fantasea con la idea de aprovechar su escape para establecer un nuevo régimen y viajar de incógnito, toda vez que se haya establecido un orden entre los cárteles y puedan trabajar por su cuenta dado el trato con la DEA. Su plan falla cuando Conrado Sol tira todo por la ventana y consigue, mediante un ataque sorpresa, capturar a Raciel quien teme encontrarse con ‘El Güero’ en el penal de Almoloya.

Nuevamente enfrentados Sol y ‘El Chapo’, advierten que la llegada del nuevo presidente, Alarcón, será peligrosa para ellos. El conflicto entre cárteles ha escalado y ya hay cadáveres de miembros de la Familia Michoacana o aliados de Guzmán Loera colgando de puentes y vialidades. Han iniciado conflictos que muy probablemente alcanzarán nuevas dimensiones: la guerra ha comenzado.

RELACIONADOS:SeriesMarco de la O
Publicidad