null: nullpx
CityLab Trabajo

Estas son las millonarias ofertas que están haciendo las ciudades para que Amazon las elija como sede

Desde Chicago a Chula Vista, en California, las autoridades están haciendo todo tipo de malabares fiscales para convencer a la empresa a que se instalé ahí.
Patrocina:
30 Nov 2017 – 12:45 PM EST
Comparte

El mes pasado, antes de que se presentaran las ofertas para el HQ2 de Amazon, CityLab.com (nuestro sitio hermano en inglés) perfiló cómo sería un hipotético candidato extremo para ser la nueva sede de esta compañía, aquel dispuesto a hacer todo para conseguir el sí de Amazon.

Ahí explicamos algunos de los incentivos económicos más disparatados que los ayuntamientos podrían ofrecer para atraer la segunda sede de la corporación hacia sus ciudades. Ahora se presentan 238 ofertas de ciudades, y al menos 30 se han revelado en su totalidad, entre las peticiones de información por parte de periodistas y las investigaciones del columnista del Seattle Times Danny Westneat. Con tan solo esas pocas ofertas, ahora sabemos lo siguiente: los postores reales de Amazon cumplieron y excedieron nuestras expectativas.

Las ciudades han ofrecido los impuestos a la renta de sus propios empleados, terrenos gratis e incluso una entrega parcial del control comunitario en su búsqueda de la segunda sede de Amazon. Esto es lo que significan estas ofertas y cómo podrían disminuir efectivamente gran parte del beneficio económico y comunitario que Amazon pretende traer a una nueva ciudad.

En Chicago, los impuestos irán directo a Amazon

El incentivo más discordante proviene presuntamente de Chicago, el cual según la ley estatal podría redirigir entre un 50% y un 100% de los impuestos a la renta en los que incurrirían los empleados de Amazon de vuelta directamente a Amazon ( sí, los impuestos se le cobrarían a los empleados, pero irían a la compañía en vez de al municipio). En una ciudad donde los ingresos se gravan a una tasa de un 4.95% , su concesión podría equivaler a una pérdida de 1,320 millones de dólares que podrían haberse utilizado en escuelas, calles y bomberos de la ciudad.

La oferta de Chicago aún no se ha hecho pública, pero ha sido reportada por Westneat y el Chicago Reader . En un intercambio con Grant Klinzman, un portavoz de la oficina del alcalde, no quiso confirmar ni negar explícitamente los detalles de la oferta, pero dijo que un 50% era el "número que utilizamos en los cálculos". Explicó en un mensaje de Twitter: "Por cada dólar de un nuevo empleo que Amazon crea, el estado recibe un dólar. Por lo tanto, si Amazon crea suficientes empleos para obtener 1,320 millones en incentivos, el estado obtiene 1,320 millones en impuestos nuevos para pagar las escuelas. Si Amazon no viene, el estado no obtiene nada".


Estos programas de desvío de impuestos a los ingresos personales (apodados ‘ pagar impuestos al jefe’) pueden parecer equivalentes a un atraco, pero son totalmente legales en 17 estados, incluyendo Illinois. De hecho, muchos estados aprobaron recientemente leyes que permiten estas ofertas en previsión de este tipo de paquete de incentivos. Los 500,000 trabajadores que Amazon promete emplear les resultaron atractivos a las ciudades en parte debido a los beneficios económicos que lograrían sus impuestos sobre la renta. Pero en Chicago, todo ese estímulo sería absorbido por el propio Amazon.

"Desviar los ingresos del impuesto sobre la renta —o cualquier ingreso tributario— directamente a corporaciones privadas creo que es un alejamiento de la democracia; un alejamiento de la gobernanza responsable", dijo Matt Gardner, investigador principal del Instituto de Política Económica y Fiscal. "Y un paso hacia tener funcionarios públicos no elegidos como Jeff Bezos".

Chicago ya es de por sí un lugar competitivo para que Amazon se establezca. Si se comprometen con un incentivo financiero tan drástico, nos preguntamos lo que otras ciudades de tamaño similar o más pequeñas en las 200 ofertas que no se hicieron públicas podrían haber estado dispuestas a ofrecer.

Chula Vista, en California, les está regalando terrenos

Los analistas predijeron que las ofertas más competitivas también incluirían facilidades en la construcción de 8 millones de pies cuadrados y 5,000 millones de dólares prevista por Amazon. Stonecrest, en Georgia, ya hizo una entrega simbólica de tierra , ofreciendo volver a bautizar un vecindario de 345 acres como "Amazon, Georgia", si la corporación los eligiera.

Pero ahora las ciudades están hablando en términos más tangibles, ofreciendo otras enormes propiedades de forma gratuita. La oferta de Chula Vista, California, incluyó una parcela de 85 acres con un valor de 100 millones de dólares, y planes para diferir 300 millones de dólares en impuestos a la propiedad de HQ2 en un plazo de 30 años (también dicen que se asociarán con Amazon para construir una universidad “binacional” para "educar a la fuerza laboral actual y futura de Amazon").

En octubre, un representante de la pequeña ciudad de Danbury, en Connecticut, le dijo a CityLab que ellos también considerarían diferir los impuestos a la propiedad. Y la pequeña ciudad de Edwardsville, en Illinois, propone vender tierras a Amazon a solo 3.50 dólares el pie cuadrado.

Es posible que otras ciudades hayan optado por mitigar los costos de construcción de Amazon al eximir el impuesto a las ventas de los materiales de construcción. Sin embargo, es una estrategia que a menudo resulta contraproducente: después de que Seattle cortejara a Boeing en 2013, en parte haciendo precisamente eso, la ciudad perdió 71 millones de dólares en ingresos en solo tres años.

Fresno le está ofreciendo control a Amazon sobre la ciudad

Luego, están los incentivos que trascienden el ámbito financiero, los cuales la mayoría de los expertos no predijeron. "He estado observando estas cosas durante casi 30 años y conozco la historia [de los incentivos económicos] que se remonta a Alexander Hamilton", dijo Art Rolnick, economista de la Universidad de Minnesota. "Pero nunca he visto una oferta como ésa". Se refiriere a la promesa de Fresno, California, de crear un Fondo Comunitario de Amazon.

Lejos de ceder impuestos, Fresno quiere obligar a Amazon a un acuerdo que "comprometa todos los impuestos y tarifas generados por Amazon a la Ciudad de Fresno por un período de 100 años". Pero esos fondos se gastarían "conjuntamente" en un fondo compartido entre Amazon y el condado, lo que le permitiría a Amazon influir en la planificación de la ciudad a un grado sin precedentes. Solo un 15% del dinero que Amazon genera en impuestos estaría "no restringido" para los servicios tradicionales de la ciudad y el condado. Un 85% restante se destinaría a proyectos municipales designados elegidos por Amazon, anunciados y publicitados con una brillante etiqueta que diría "este proyecto llega a Ud. por cortesía de Amazon".

Propuesta de HQ2 de Fresno (Ciudad de Fresno)

"Éste es un caso en el que Fresno aparentemente está ofreciendo darle a Amazon las llaves de la ciudad, darles una voz en la gobernanza que claramente superaría la voz de cualquier votante", dijo Gardner. "Y eso es profundamente inquietante para cualquiera que piense que el gobierno debería ser responsable ante sus electores".

Larry Westerlund, director de desarrollo económico de la ciudad, dijo a Los Angeles Times que entiende que "la gente [se frustrará]" con un proyecto de desarrollo de la magnitud de HQ2 que altere el orden de la ciudad. Así que, en lugar de una relación unidireccional, Fresno apunta a una relación más simbiótica. Él preferiría que el dinero de Amazon se gastara "no en el departamento de bomberos en la periferia de la ciudad, sino en mejorar su propia inversión en Fresno". Eso ciertamente no es un buen augurio para la periferia de la ciudad.

Aunque Fresno ofrece sustanciales oportunidades cívicas, no ofrece oportunidades económicas comparables. La ciudad ya le está pagando a Amazon —hasta 30 millones de dólares en 30 años— por uno de sus almacenes (la oferta de Fresno también incluye un programa de contratación de reembolso de salarios, el cual cubre de un 75% a un 100% de los costos de capacitación de los residentes del condado de Fresno durante los primeros seis meses). Según el razonamiento, la idea es que pedirle a Amazon que use este dinero en interés público podría ser más beneficioso que permitirle que lo conserve. Pero a muchos les preocupa que este enfoque sea una distinción sin diferencia.

La participación de Amazon podría resultar en la creación de enormes complejos de viviendas para los empleados de Amazon (viviendas para la fuerza laboral); un tranvía que pase por HQ2 (transporte e infraestructura); y una Academia Amazon extraescolar (educación en el campo de las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas).

"Con el enfoque de Fresno, es posible que se vea una actividad económica proporcionalmente mayor en Fresno, pero aún tiene las mismas interrogantes problemáticas sobre si los beneficios de esta actividad económica llegarían de alguna forma a los residentes de la ciudad", dijo Gardner. "Y eso no es muy diferente a lo que Chicago se propone hacer".

Mientras tanto, Boston dijo que crearía una ‘Fuerza de Trabajo de Amazon’, con representantes que actuarían como ‘mediadores’ a cargo de permisos, desarrollo de la fuerza laboral y relaciones comunitarias. La propuesta conjunta del Área de la Bahía establece el compromiso del gobernador de California de establecer un ‘equipo de ataque’, el cual "facilitará y agilizará todos los permisos y aprobaciones". Según el modelo de Fresno, Amazon tendría que proporcionar (y pagar) empleados para que se desempeñen como representantes de la ciudad; según los modelos de Boston y California, los contribuyentes financiarían los funcionarios de la ciudad que atenderían a Amazon.

"Claramente, la diversidad de los incentivos fiscales propuestos que hemos visto en las últimas semanas refleja la gran importancia de todo esto", dijo Gardner. "La idea es hacer algo que realmente sobresalga, algo realmente inusual. Sin dudas, Fresno ha logrado eso, aunque de una forma horrible".

Aunque las concesiones de Fresno a Amazon pueden asustar a los residentes de la ciudad, Rolnick dice que no es probable que atraiga a Amazon : a Amazon no le interesa el control gubernamental (aunque Bezos es dueño de medios y las tiendas de comestibles), y la compañía no necesita el impulso a su reputación (aunque después de un proceso de licitación tan polémico, quizás sí).

"Tengo que decir que eso no cambia nada; en cuanto a que no creo que eso sea un gran beneficio", dijo Rolnick sobre la oferta de Fresno. "El trabajo de Amazon es maximizar el rendimiento para sus propietarios, para los inversionistas: por eso van a tomar el dinero y listo".

Nueva Jersey: dinero gratis

Si lo que busca Amazon es dinero fácil, Nueva Jersey es su mejor apuesta entre los 30 postores públicos (y probablemente los 238 en total), pues le ofrece a Amazon 7,000 millones de dólares en total. "Cuando vi a Nueva Jersey con 7,000 millones, me fue difícil creer que alguien mejorara esa cifra", dijo Rolnick.

En octubre, el gobernador Chris Christie propuso cambios al ‘Proyecto de Ley Grow NJ’, que permitieron que el estado de Nueva Jersey ofreciera 5,000 millones de dólares en incentivos fiscales, vinculados a la cantidad de empleados que aporta Amazon. Newark, en Nueva Jersey, agrega 2,000 millones de dólares más al paquete. Newark, como muchas otras ciudades, cobra un impuesto adicional sobre el salario de la ciudad además del impuesto estatal sobre la renta. Si HQ2 se asentara allí, Newark les permitiría a los empleados de Amazon evadir ese impuesto durante 20 años, ahorrándole a la compañía 1,000 millones de dólares. Los otros 1,000 millones provienen de la reducción de impuestos a la propiedad. La propuesta de Camden, en Nueva Jersey , también destaca la oferta de 5,000 millones de dólares del estado, y agrega su propia reducción de impuestos a la propiedad por 20 años.

"Esta idea una vez más eliminaría el nivel de igualdad que debería existir entre Amazon y sus competidores", dijo Gardner. "Esta propuesta sería el clavo en el ataúd para que cualquier pequeña empresa en Newark que intente competir".

El resto de los postores: ser ellos mismos

No todas las ciudades o estados cuyas ofertas hemos leído ofrecen paquetes de incentivos tan fuera extraordinarios. Los principales ventajas comparativas de New Hampshire es no ser Boston, ya que prácticamente no tiene impuestos, y que, porque es uno de los primeros estados en votar en las elecciones presidenciales primarias, "siempre tendrás la oportunidad de ver, e incluso llegar a conocer, al presidente cuando vivas y trabajes en New Hampshire". Washington DC se jacta de tener la fuerza laboral con mayor nivel de educación en Estados Unidos y la proximidad al poder político. Boston le recuerda a Amazon que está "muy cerca de todo" y dice que podría construir un centro comercial de 55,000 pies cuadrados con mucho espacio para tiendas como Whole Foods o librerías de Amazon. Somerville, adyacente a Boston, insiste en que " nuestra región es el incentivo".

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Loading
Cargando galería
Comparte
Default

Default