null: nullpx
CityLab Trabajo

Esta campaña quiere evitar que la nueva sede de Amazon esté en estados que no apoyan a la comunidad LGBTQ

La iniciativa quiere que estas oficinas, que traerán 50,000 empleos a la ciudad escogida, se ubiquen en una zona a favor de la diversidad.
Patrocina:
6 Feb 2018 – 12:06 PM EST
Comparte
Un trabajador repara el frontis de una bodega de Amazon en Sacramento, California. Crédito: Justin Sullivan/Getty Images

Amazon tiene una larga lista de requerimientos para la ciudad que eventualmente albergará su segunda sede. Dice que quiere establecerse en un lugar con universidades, talento tecnológico, espacio para crecer y una población diversa.

Ésa siempre ha sido una prioridad que la empresa ha declarado públicamente. "Creemos que la diversidad y la inclusión son buenas para nuestro negocio, pero nuestro compromiso se basa en algo más fundamental que eso", dice la declaración de diversidad de Amazon. "Es simplemente lo justo".

Pero después de que Amazon lanzó su preselección de 20 regiones que aún están en la contienda, los activistas en favor de las personas LGBTQ señalaron al menos una métrica obvia de la diversidad que Amazon aparentemente había pasado por alto. 31 estados de Estados Unidos no tienen leyes en vigor que codifiquen las protecciones para los empleados gays, lesbianas, bisexuales y transgénero de la discriminación en el empleo, la vivienda y el alojamiento público. Nueve de esas 31 jurisdicciones sede son finalistas para la nueva sede de Amazon, conocida como HQ2.

"Estábamos un poco sorprendidos de que en esa fanfarria inicial se perdiera la realidad de que casi la mitad de estas finalistas se encuentran en estados que no cuentan con protecciones legales integrales para los ciudadanos LGBT", dijo Conor Gaughan, estratega de comunicaciones y activista LGBTQ. Rápidamente, se unió a otros activistas para lanzar una campaña llamada No Gay, No Way, y pidió a Amazon que tome una decisión final sobre la sede que tenga en cuenta qué diversidad e inclusión realmente existen a nivel estatal. "Queremos llamar a Amazon—una compañía que ha sido una verdadera campeona [de los derechos de las personas LGBTQ] durante tanto tiempo—a que actúe según lo que predica y su actuación histórica", dijo Gaughan.

La campaña No Gay, No Way, que se formó la semana pasada, también hace un llamado a Amazon para que use su guerra de licitaciones públicas como una oportunidad para enviar un mensaje sobre los derechos LGBT.

"Todos están prestando atención. Desde nuestro punto de vista, [Amazon tiene] la oportunidad para enviar una señal a los estados de que no se puede esperar que las mejores, más brillantes, más grandes, más creativas e innovadoras empresas lleguen a su estado si no protegen a sus ciudadanos", dijo Gaughan. "Pueden enviar una señal a otras organizaciones: si están dispuestas a defender a las personas LGBTQ en el ámbito empresarial de Estados Unidos, no se trata solo de escribir cheques".

"Queremos pedirle a Amazon—una compañía que ha sido una verdadera campeona [de los derechos de las personas LGBTQ] durante tanto tiempo—que actúe según lo que predica y su actuación histórica".


Cuando Amazon comenzó su búsqueda en toda América del Norte para una segunda sede, pareció dejar en claro que estas circunstancias políticas eran importantes. "El proyecto requiere un entorno cultural y comunitario compatible para su éxito a largo plazo", decía su Solicitud de Propuestas . "Esto incluye la presencia y el apoyo de una población diversa". Entonces, ¿por qué, pregunta el sitio web de No Gay, No Way, ubicaría una fuerza laboral de 50,000 empleados "[en] estos nueve estados, [donde] es legal despedir a alguien, negarle vivienda o negarle el servicio solo por quién es o a quiénes ama? ".

Incluso antes de que se anunciara la preselección, los legisladores estatales de Georgia tomaron los criterios de adecuación cultural comunitaria de Amazon como una señal de que ahora podría ser un mal momento para aprobar una Ley Estatal de Libertad Religiosa, la cual, según los críticos, permite la "discriminación sancionada por el estado" contra las personas LGBTQ. Es posible que el atractivo de Amazon evite que Georgia apruebe una ley de libertad religiosa. Pero Georgia es uno de los estados que aún carece de protección real para los residentes LGBTQ.


Otros estados que carecen de estas protecciones son Florida, Georgia, Virginia, Tennessee, Indiana, Carolina del Norte, Texas, Ohio y Pennsylvania. Son el hogar de las ciudades candidatas incluidas en la preselección Miami, Atlanta, el norte de Virginia, Nashville, Indianápolis, Raleigh, Dallas, Austin, Columbus, Filadelfia y Pittsburgh.

Es cierto que, a pesar de estar ubicadas en el corazón de los estados rojos o púrpuras, todas las ciudades contendientes son relativamente azules. Algunas, como Atlanta y Filadelfia , tienen políticas a nivel de ciudad para suplir la falta de las políticas estatales. Pero, en última instancia, las políticas a nivel estatal pueden tener preferencia sobre las leyes de las ciudades. Y, junto con la falta de protección explícita, a menudo viene la discriminación activa.

"Nuestra perspectiva es que si se desea tener un entorno verdaderamente seguro e igualitario [para sus empleados], no se puede elegir un estado que no tenga protecciones integrales iguales", dijo Gaughan. "Si hay empleados que viven justo fuera de los límites de la ciudad, pierden esas protecciones cuando viajan a casa".

Texas es un ejemplo de esto. Las protecciones LGBTQ de Austin y Dallas pueden ser fuertes, pero Texas ha intentado en repetidas ocasiones aprobar un proyecto de ley que les prohíbe a las personas transgénero utilizar los baños que corresponden a su identidad de género; y hacer cumplir la llamada ley ‘ No Promo Homo’, que les prohíbe a los maestros hablar sobre cuestiones LGBTQ con sus estudiantes.

En Tennessee, una ley obliga a que ciertas palabras en el código estatal sólo se definan por sus significados " normales y naturales" significados, lo cual, según los defensores de las personas LGBTQ, puede usarse para restringir el uso de palabras orientadas al género como "madre" y "esposa" solamente cuando se habla de mujeres biológicamente definidas. Nashville ha intentado aprobar una nueva legislación inclusiva dentro de los límites de la ciudad, pero se ha visto estancada por un estatuto de Tennessee que dice que los municipios no pueden ofrecer su propia protección contra la discriminación.

En otros estados que pueden haber sido más lentos para implementar el apoyo LGBTQ activo, pero no están aplicando activamente políticas contra las personas LGBTQ, como Georgia y Pennsylvania, los políticos tienen el poder (y en algunos casos, la voluntad política) para introducir legislación aún más perjudicial.

"Actualmente hay 20 proyectos de ley en la temporada legislativa estatal de 2018 que aumentan la discriminación en algunos estatutos o marcos legales", dijo Gaughan. "No es necesariamente un entorno que simplemente se esté moviendo hacia la eliminación lenta de éstos o la adopción de protecciones; todavía hay estados que se están moviendo en la dirección opuesta".


Pennsylvania, donde se ubican Pittsburgh y Filadelfia, tiene un proyecto de ley que prohibiría que el seguro de salud infantil cubra la cirugía de reasignación de género; y Tennessee quiere aprobar una ‘ley de baños’ contra las personas transgénero, específicamente en las escuelas públicas.

Texas, Pennsylvania, Virginia, Florida e Indiana ya aplican Leyes de Restauración de la Libertad Religiosa (RFRA, por us siglas en inglés) a nivel estatal, las cuales se han utilizado en el pasado para justificar la denegación de servicios a personas LGBTQ. Y el partido republicano de Georgia ha intentado aprobar su propia legislación de RFRA durante años. Aunque los intereses comerciales la han mantenido a raya por ahora , el nuevo liderazgo estatal republicano podría promoverla . Atlanta, la capital del estado, se ha colocado en la parte superior de las listas de ubicaciones para el HQ2 de muchos especuladores.

Otros estados en la lista de Amazon—y de No Gay, No Way—están avanzando más progresivamente. Los legisladores de Virginia están intentando agregar protecciones de discriminación de identidad de género en su Ley de Vivienda Justa, así como de identidad de género y orientación sexual en el empleo, el alojamiento público y la banca; y un proyecto de ley presentado en Ohio agregaría identidad de género y orientación sexual a sus clases protegidas en virtud de la ley estatal de equidad de Ohio.

"Hay conflictos en algunos de estos estados en los que hay leyes que van en ambas direcciones. Es un entorno verdaderamente extraño", dijo Gaughan. "Pero fundamentalmente, desde la perspectiva de los individuos, la familia de los empleados, los clientes o los proveedores: la realidad es que no hay protecciones en 31 estados, y definitivamente en nueve de los estados en la lista de finalistas de Amazon".

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com

Loading
Cargando galería
Comparte
Default

Default