null: nullpx

Viaje involuntario de 1,600 dólares y otras historias de horror de Uber y Lyft

Aunque Uber y Lyft le resuelven muchos problemas a mucha gente en todo el mundo, no están libres de episodios lamentables.
2 Mar 2018 – 06:15 PM EST
Reacciona
Comparte
1/9
Comparte
Desde su incepción en la vida cotidiana los servicios de transporte privado Uber y Lyft han transformado la manera como interactuamos con el transporte urbano. La llegada de estos servicios y sus aplicaciones móviles eliminó de golpe la incertidumbre sobre el tipo de auto que usaremos, el momento de su llegada y hasta el precio del servicio. Lo que no lograron eliminar son las imperfecciones de la naturaleza humana y sus impredecibles consecuencias, causantes de estos horribles incidentes. Crédito: Getty Images
2/9
Comparte

Costosa borrachera



Nunca hay que sentarse detrás del volante después de consumir alcohol, es por esto que servicios como los que prestan Uber y Lyft son la solución ideal después de una noche de copas. Sin embargo, perder el sentido nunca es aconsejable como lo comprobó Kenny Bachman en Morgantown, West Virginia. Después de una gran parranda Bachman solicitó un Uber, pero en vez de registrar como destino el campus de la Universidad de West Virginia donde se estaba quedando, introdujo la dirección del hogar de su familia en el condado de Gloucester, en Nueva Jersey. Bachman, quien perdió el conocimiento durante la mayor parte del trayecto, ordenó un UberXL por error lo cual hizo el paseo 800 dólares más caro de lo que le hubiera costado en un vehículo regular. El total de la cuenta fue 1,635.97 dólares.
Crédito: Google Maps
3/9
Comparte

Homofobia destada



El 26 de enero José González residente de Miami Beach fue agredido por una pasajera del auto compartido de Lyft que lo recogió luego de una salida nocturna. Sherry Shelsy Moody, maquilladora de profesión, atacó físicamente a González a bofetones y con los tacones de sus zapatos mientras gritaba vulgares epítetos homofóbicos. El reporte policial indica que Moody había entrado en cólera después de que el chofer del vehículo se había rehusado a manejar por la ventanilla de un restaurant de comida rápida. Lyft colaboró con la policía de Miami Beach en la identificación de la atacante, quien se entregó sin dar explicación alguna por su terrible acto.
Crédito: Miami Beach Police Department
4/9
Comparte

Servicio no incluido



En diciembre de 2016 un chofer de Uber disparó y mató a un asaltante armado, parte de un dúo de delincuentes que había interceptado su vehículo, a pocos momentos de haber recogido a un pasajero en un edificio residencial en la ciudad de Aventura, Florida. Los términos del contrato de servicio de Uber prohíben que sus choferes porten armas de fuego, aún en los estados como Florida donde es legal hacerlo si se cuenta con los permisos legales. El departamento de policía local no presentó cargos contra el chofer.
Crédito: Shutterstock
5/9
Comparte

Masacre sobre ruedas



En la tarde del día 20 de febrero de 2016, el chofer de Uber Jason Brian Dalton de 45 años de edad, transportaba pasajeros a bordo de su vehículo. Entre cada pasajero, sin embargo, Dalton se dedicó a disparar a transeúntes inocentes, aparentemente al azar y sin explicación, matando a seis personas e hiriendo a otras dos de gravedad.

La última de sus víctimas fue acribillada en el estacionamiento de un restaurante a las 10:15 PM, sin embargo, Dalton continuó transportando pasajeros hasta las 12:40 AM cuando fue finalmente capturado. La oficina del Sheriff del condado de Kalamazoo en Michigan donde ocurrió la masacre, estima que esa fatídica tarde Dalton disparó más de 30 balas.
Crédito: Kalamazoo Sheriff Office
6/9
Comparte

Beso ofensivo



Una pareja del mismo sexo fue expulsaba de la minivan de un conductor de Uber al intercambiar un pequeño beso. El incidente tuvo lugar en la ciudad de Houston en diciembre pasado, cuando las víctimas, Randall Magill de 28 años y José Chávez de 26, regresaban de un festejo navideño. Cuando el chofer se percató del beso entre Magill y Chávez, quienes se encontraban en butacas separadas por un pasillo en la minivan, les dijo que no podían permanecer en el vehículo, obligándolos a bajarse dejándolos abandonados en la vía. La pareja decidió no demandar a Uber pero hizo público el episodio para alertar a otras personas que podrían enfrentar una situación semejante.
Crédito: Univision
7/9
Comparte

Accidente fatal



En la nochevieja de 2013, Huan Kuang y sus dos hijos menores cruzaban una calle en San Francisco cuando el chofer de Uber, Syed Muzaffar los atropelló. El incidente tuvo como resultado la muerte de la menor Sophia Liu de 6 años de edad y heridas de gravedad para Kuang. La oficina del fiscal de distrito de San Francisco tardó casi un año en cargar a Muzaffar con homicidio vehicular en grado de ofensa. Kuang demandó a Uber insistiendo que Muzaffar estaba revisando la aplicación de Uber en su teléfono cuando causó el accidente. Por su parte Uber alega no ser responsable ya que Muzaffar no llevaba pasajeros al momento del atropellamiento. Las partes alcanzaron un acuerdo extrajudicial cuyos términos permanecen secretos.
Crédito: San Francisco Police Department
8/9
Comparte

Violencia injustificada



El pasado mes de febrero Robert Bivines, un chofer del servicio de reparto de alimentos a domicilio Uber Eats, acabó con la vida de su cliente Ryan Thompson en la ciudad de Atlanta. Bivines, quien al momento del incidente solo tenía cuatro días de antigüedad con Uber Eats, alega que actuó en legítima defensa al creer que Thompson, quien estaba disgustado con el servicio que le había prestado, estaba a punto de desenfundar un arma de fuego. La víctima recibió cuatro impactos de bala y estaba totalmente desarmada.
Crédito: Uber
9/9
Comparte

¿Lo dejaste DONDE?



La gente deja las cosas más extrañas en los vehículos de transporte privados como Uber y Lyft. La siguiente es una lista ilustrativa, de los artículos que según reportes han sido abandonados dentro de estos vehículos: vestidos de novia, chalecos antibalas, dinero, joyas, mascotas, instrumentos musicales y hasta un bebé.
Crédito: Shutterstock
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés