null: nullpx

El lado macabro del automóvil

Después 132 años no es realista esperar que la historia del automóvil no esté marcada por capítulos muy oscuros y hasta siniestros que aunque han servido de aprendizaje, serán causa de verguenza eterna para las compañías y personas involucradas.
31 Ene 2018 – 02:44 PM EST
Reacciona
Comparte
1/13
Comparte
Diseños peligrosos, encubrimientos y arrogancia corporativa han sido las fuentes principales de los peores escándalos que han afectado a la industria automotriz mundial. Estos son los peores de todos los tiempos. Crédito: Univision
2/13
Comparte

Maniquíes tenebrosos.



Aún después de la invención de los maniquíes para pruebas de choque los fabricantes utilizaban cadáveres humanos para evaluar el daño que los choques producían en el cuerpo humano y estudiar como mejorar los diseños para causar el menor daño posible. Los primeros maniquíes era crudos y ofrecían poca información por lo que los cadaveres ofrecían información más realista. Los cadaveres sin embargo solo podían ser usados una vez y sus diferentes tamaños y pesos hacían muy divifil hacer pruebas repetitivas para confirmación.

Hasta los años 60 los fabricantes nunca le dieron mucha importancia al tema de la seguridad, pero a partir de la promulgación de la Ley de Seguridad Automotris de 1966, se vieron obligados legalmente a incrementar la seguridad de sus vehículos y en 1966 se comenzó a utilizar el primer maniquí diseñado específicamente para prubas de choque. Los maniquíes de hoy en día son sofisticados aparatos equipados ocn sensores que dan una lectura exacta de las dinámicas que ocurren en un accidente automotriz.
Crédito: Ford
3/13
Comparte

Cola explosiva.



En 1971 Ford presentó su primer subcompacto, el Pinto. Más pequeño que el compacto Maverick, el Pinto se suponía que ofrecería la conveniencia de un Volkswagen Beetle con la comodidad y el espacio de un auto estadounidense. El Pinto fue exitoso en términos de ventas y su llegada a solo dos años de la primera crisi energetica fue providencial para Ford. Desafortunadamente el Pinto tenía un defecto de diseño en su parte trasera que hacía que el tanque de gasolina se perforará con choques traseros, no necesariamente de gran fuerza, y se incendiara con gran riesgo para los pasajeros.

Ford tartó de esconder el defecto, pero la Agencia Nacional Para la Seguridad Vial (NHTSA por sus siglas en inglés) los obligó a hacer un masivo llamado a revisión. El conteo final de las víctimas mortales del Pinto fue de 27.
Crédito: Ford
4/13
Comparte

Palancas de cambios con vida propia.



En 1980 con la debacle del Ford Pinto aún fresca en la memoria Ford enfrentó otro desastre de enormes proporciones. Una investigación de la NHTSA determinó que los selectores de cambios para transmisiones automáticas montados en la columna de dirección de autos fabricados entre 1966 y 1980, podían pasar de estacionado 'P' a retroceso 'R', por si mismas causando que el auto comenzará a rodar inesperadamente. Al momento del informe, el defecto había ocasionado 777 accidentes con 23 muertes y 259 heridos.

En 1980 Ford se encontraba en una situación económica desesperada y un llamado a revisión para los 23 millones de vehículos afectados por el defecto hubiese podido llevarla a la bancarrota. AL final el gobierno permitió que Ford imprimiera y enviara 23 millones de stickers para ser pegados en los tableros de los autos recordando a sus dueños asegurar la palanca de cambios en P y aplicar el freno de estacionamiento.
Crédito: Ford
5/13
Comparte

Tanques explosivos.



La popular tercera generación de la pickup C/K de Chevrolet y GMC tenía un inusual diseño de tanque de combustible. El tanque había sido relocalizado de su ubiccaión usual debajo de la cabina de las pickups a los laterales en la parte de afuera del bastidorcon la mitad del tanque debajo de la cabina y la otra mitad debajo de la caja de carga. este diseño obedecía al deseo de General Motors de ofrecer un tanque de 40 litros instalando como opción dos tanques paralelos en la localización descrita, algo que había sido imporsible en la localización regular.

Este arreglo hacías los tanques suceptibles a rupturas e incendios, no muy distintos a los del Ford Pinto. La NTHSA declaró a las pickups C/K inseguras en 1994 y ese mismo año GM tuvo que pagar una multa de 51 millones de dólares para ser invertidos en programas de seguridad vial y GM ofreció a sus dueños cupones de 1,000 dólares para el reemplazo de sus camiones. Según Mother Jones, el gobierno atribuye 97 muertes a este defecto.
Crédito: GMC
6/13
Comparte

Aceleración espontánea.



Cuando Audi se comenzaba a establecer como una marca de prestigio en Estados Unidos su reputación sufrió un duro golpe cuando en noviembre de 1986 un reporte del programa de televisión 60 Minutes de CBS alegó que su modelo 5000 tenía un defecto que lo hacía acelerar espontaneamente por si mismo y sin aviso. Estudios conducidos independientemente en varios territorios concluyeron que lo que en realidad ocurría es que los pedales de freno y acelerador no estaban lo suficientemente separados y muchos conductores los confundían.

El reporte de 60 Minutes mostraba un Audi 5000 sin ocupantes acelerando súbitamente. Más adelante se descubrió que los productores del programa habían modificado el auto para que acelerara por si mismo. Sin embargo el daño ya estaba hecho y las ventas de Audi se desplomaron. A Audi le tomó más de 25 años en recuperar su prestigio.
Crédito: Audi
7/13
Comparte

Saltos mortales.



La Ford Explorer tiene una rica historia. Fue la camioneta que inició la fiebre de las SUV y ha sido consistentemente una de las más vendidas en Estados Unidos. Cuando los neumáticos Firestone de los modelos de la primera generación de la Explorer comenzaron a desintegrarse causando que las camionetas se voltearan a alta velocidad, Ford hizo un masivo llamado a revisión de 15 millones de neumáticos Firestone Wilderness a un costo de 3 mil millones de dólares, dando inicio a una larga y complicada guerra de relaciones públicas entre Ford y Firestone.

Mientras las dos compañías peleaban un total de 823 personas en Estados Unidos y 46 en Venezuela perdieron la vida.
Crédito: Ford
8/13
Comparte

Acelaración espontánea - segunda parte.



En 2014 Toyota sufrió de un episodio muy parecido al de Audi. Sin embargo a diferencia que en el caso del fabricante aleman, la causa del la aceleráción espontanea inintencional en vehículos como el Toyota Camry, el Lexus ES 350 entre otros populares modelos, no era un error del conductor sino un defecto en el diseño del pedal acelerador. Toyota primero trató de atribuir el defecto a errores de los conductores, para luego decir que se trataba de una falla en la instlación de la alfombra bajo los pedales de los vehículos. Durante este tiempo sin embargo la compañía sabía que la causa era un error en el diseño del acelerador .

Uno de los episodios emblámáticos de este caso fue el de la muerte de cuatro miembros de una familia en california en 2009 grabada en su totalidad en una pavorosa llamada al 911, cuando su modelo Lexus comenzó a acelerar por si mismo llegando a una velocidad de 125 millas por hora.
Crédito: Toyota/Lexus
9/13
Comparte

El suiche infernal.



El suiche de encendido del Chevrolet Cobalt construido entre 2004 y 2010, sufría de un diseño defectuoso que hacía que la llave se moviera de la posición de encendido apagando el motor. Cuando esto ocurre a alta velocidad los sistemas de vehículo como las bolsas de aire y los frenos se desabilitan y la dirección se hace más dificil de operar. Los suiches defectuosos en el Chevrolet Cobalt (y sus modelos hermanos Chevrolet HHR y Saturn ION) causaron 50 accidnetes y 13 muertes.

En febro de 2014 GM finalmente llamó revisión a 700,000 Cobalts por causa del suiche defectuso. En Mayo de ese mismo año la NHTSA castigó a GM con una multa de 35 millones de dólares cuando se determinó que la compañía había tenido conocimiento del defecto por 10 años y no hizo nada para remediarlo.
Crédito: AP
10/13
Comparte

Bolsas asesinas.



El proveedor japones de sistemas de seguridad automotriz Takata construyó y distribuyó bolsas de aire cuyos mecanismo de activación se degradan al ser expuestos al calor intenso y la humedad. Cuando estas bolsas se activan a causa de un accidente se inflan con mucha más fuerza de la que están diseñadas para soportar, destruyendo la estructura metálica que las soporta y despidiendo con fuerza esquirlas metálicas que pueden herir a los pasajeros, a veces mortalmente. Exactamente lo contrario a lo que debe hacer una bolsa de aire. Hasta el momento 20 personas han perdido la vida a causa del defecto a nivel mundial.

Takata supo de este problema desde 2004 pero no hizo nada para solucionarlo. Cuando finalmente salió a la luz pública, organismos reguladores en el mundo entero se han dado a la tarea de llamar a revisión a millones de vehículos. Hasta la fecha en Estados Unidos el llamado a revisión ha afectado a 19 fabricantes que han tenido que llamar a revisión a 42 millones de vehículos para reemplazar 69 millones de mecanismo infladores. El problema acarreó cargos criminales y multimillonarias multas en contra de Takata, compañía esta que tuvo que declararse en bancarrota. La más reciente ampliación del recall tuvo lugar en enero de 2018 y afectó a 3.3 millones de vehículos fabricados en 2009, 2010 y 2013 por Honda, Toyota, Audi, BMW, Daimler Vans, Fiat Chrysler, Ford, General Motors, Jaguar-Land Rover, Mazda, Mercedes-Benz, Mitsubishi, Nissan, Subaru y Tesla.
Crédito: Getty Images
11/13
Comparte

El escándalo de Volkswagen



El 18 de septiembre del 2015, la EPA notificó formalmente a Volkswagen de su violación de la Ley de Aire Limpio. Según la EPA, VW había trucado la programación del Módulo de Control Electrónico de sus motores 4 cilindros 2.0 litros Turbodiésel TDI, a fin de filtrar las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) a niveles permitidos por la ley durante las pruebas de laboratorios para la certificación de su uso en vías públicas, más no durante uso normal.

La premisa es simple. Volkswagen prometió un motor Diésel limpio que no necesitara utilizar el sistema de limpieza de emisiones inventado por Mercedes-Benz que el resto de la industria utiliza en sus motores diésel. Cuando se dieron cuenta que no iban a lograr el objetivo decidieron hacer trampa.

El problema afectó a cerca de 11 millones de vehículos a nivel mundial, destruyó la reputación de Volkswagen como fabricante de motores diésel y hasta el momento le ha costado al consorcio europeo cerca de 18 mil millones de dólares.
Crédito: Getty Images
12/13
Comparte

Experimentos macabros.



En 2014 Volkswagen comisionó a una organización llamada Grupo de Investigación Europeo Sobre el Medio Ambiente y Salud en el Sector del Transporte (EUGT por sus siglas en inglés) la conducción de un estudio sobre los efectos sobre la salud de las emisiones de sus motores diésel.

Lo que Volkswagen dice que no sabía es que EUGT expondría a seres humanos voluntarios y a monos a emisiones tóxicas como parte del estudio. EUGT encerró a 10 monos en un espacio sin ventilación para exponerlos a las emisiones de varios automóviles equipados con motores diésel. El estudio fue llevado a cabo en Nuevo México.

La metodología del estudio salió a la luz pública en enero de 2018 causando indignación entre grupos ambientales, de defensa de animales y en la misma industria. Matthias Müeller, presidente del Grupo Volkswagen desde septiembre de 2015, llamó a los experimentos "antiéticos y repugnantes".
Crédito: Getty Images
13/13
Comparte

El peor neumático de la historia.



Una investigación de nuestra publicación hermana Jalopnik concluyó que Goodyear fabricó el peor neumático en la historia del automóvil. El Goodyear G159 era un producto diseñado para camiones de reparto a baja velocidad, el que las víctimas alegan que fue mercadeado para RVs o motorhomes un uso para el cual era totalmente inadecuado y peligroso. El uso de G159 está vinculado a 9 muertes y a 41 demandas judiciales en contra de Goodyear en los últimos 20 años.

Para hacer las cosas peores, Jalopnik dice que Goodyear no solo no retiró los G159 del mercado después de determinar el peligro que los G159 representaban instalados en los motorhomes sino que además la compañía hizo un esfuerzo concertado en impedir que los datos que revelaban el peligro que representa el G159 llegaran a las manos de víctimas y demandantes.
Crédito: Jalopnik
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés