publicidad

Proponen reemplazar vacuna contra cáncer

Proponen reemplazar vacuna contra cáncer

El debate legislativo se extendió más de la cuenta. Algunos pacientes de cáncer cervical dieron testimonio a favor de la vacuna.

El debate se extendió hasta entrada la noche. De hecho, Heather Burcham, una mujer de Houston, de 31 años que sufre de cáncer cervical esperó todo el día para dar su testimonio a favor de la orden del Gobernador, pero ella se rindió poco después de las 9 de la noche y aguardará para ser llamada dentro de una larga lista de enfermos que coinciden con la máxima autoridad del estado.

Bonnen advirtió que había demasiadas preguntas sin contestar sobre la vacuna y su aplicación a las muchachas jóvenes contra el HPV, incluso acerca de los efectos a largo plazo. Otra sobreviviente de cáncer de Austin, Tracey Buchanan, de 41 años, testificó y defendió la decisión del Gobernador. Ella sufría de cáncer uterino y se dijo que tenía cáncer pre-cervical hace nueve años, y aunque está libre de la enfermedad desde entonces, teme por su estado de salud y dijo: "Yo nunca puedo decir, me curé".

publicidad

Varios médicos, incluyendo a la Doctora Flower de Linda de Tomball, presidenta del Concilio Conservador de Texas se oponen a la aplicación de la vacuna. Mientras, que la Asociación de obstetras y ginecólogos se pronunciaron a favor.

Betty J. Edwards de Houston, presidenta de la Asociación aseguró: "Esta vacuna salvará las vidas de muchas mujeres" y agregó: "La política de salud pública de esta magnitud merece ser totalmente y cuidadosamente considerada por la Legislatura". Perry por su parte, continuó luchando por su iniciativa y presentó a los reporteros, este lunes más temprano, en el Capitolo a Burcham. Ella comentó que varios doctores habían pronosticado equivocadamente que tenía endometriosis, y eso retardó su tratamiento. A Burcham le restan seis meses de vida. Ahora intenta refutar las preocupaciones de algunos legisladores republicanos y otros conservadores que temen que la orden de Perry promueva la promiscuidad entre los adolescentes. Burchman insistió en que "aunque los padres se esmeren en pasar los mejores valores a sus niños, nadie tiene idea de lo que está haciendo su niña fuera de su casa, o quizá dentro de ella, desgraciadamente. Si la vacuna puede salvar simplemente a un niño es bastante" agregó. La Asociación Médica de Texas, por su lado, apoya el uso voluntario, pero no cree que deba ser un requisito estatal. La vacuna protege contra cuatro tipos de HPV que causa 70 por ciento de los cánceres cervicales. Algunos médicos también se preocupan por el costo de $450 o más, para una vacunación en tres etapas. Hasta ahora, la única vacuna de HPV disponible es Gardasil, fabricada por Merck. Esta vacuna contó con contribuciones políticas del Gobernador y algunos legisladores. Mike Toomey, el jefe de personal anterior del Gobernador, es un cabildero de Merck en Austin. La orden de la vacuna es parte de la iniciativa de Perry para que Texas se convierta en el estado líder al encontrar una cura para el cáncer. El Gobernador propuso además una venta de lotería para conseguir recursos para la educación, cuidado de la salud y adelantar investigaciones acerca de esta terrible enfermedad, el cáncer.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad