null: nullpx

Fotos: Abre la nueva embajada en Londres que no le gustó a Donald Trump

Comienzan las operaciones consulares en el nuevo y polémico edificio de 1,000 millones de dólares en el Reino Unido, que Donald Trump dejó claro que no visitaba para no respaldar un proyecto de la era Obama. Según explicó el mandatario vía Twitter, Barack Obama hizo un mal negocio al vender la antigua sede. “Querían que yo cortara la cinta, NO”, escribió el presidente.
16 Ene 2018 – 05:50 PM EST
Comparte
1/10
Comparte
La nueva embajada es un cubo de vidrio de 12 pisos diseñado por la firma de arquitectura de Filadelfia KieranTimberlake. La nueva embajada será inaugurada oficialmente el próximo mes, pero por el secretario de estado Rex Tillerson. Crédito: Barcroft Media/Getty Images
2/10
Comparte
El personal de la embajada ayuda al primer grupo de solicitantes de visados a ingresar a la nueva sede en Londres. El laborista Sadiq Khan, alcalde de esa ciudad, celebró que Trump haya cancelado su visita y aseguró que "su visita del próximo mes sin duda habría sido recibida con protestas masivas pacíficas". Crédito: Matt Dunham/Ap
3/10
Comparte
Según reseña CNN, el edificio fue pagado por la venta de otras propiedades del gobierno de EEUU en Londres. La nueva embajada albergará a unos 800 empleados y se espera que reciba 1,000 visitantes diariamente. Crédito: Matt Dunham/Ap
4/10
Comparte
El presidente que tomó la decisión de cambiar la embajada fue George W. Bush (2001-2009) en el año 2008, según reseña la Agencia Efe, que cita artículos de prensa de la época. Donald Trump acusó a la administración de Barack Obama de hacer un mal negocio y que la nueva estructura está en una mala ubicación en la ciudad. Crédito: Matt Dunham/Ap
5/10
Comparte
La embajada ocupa un área de casi cinco acres. El edificio se encuentra a 100 pies de distancia de la calle, siendo esta una de las medidas de seguridad del edificio. Crédito: Matt Dunham/Ap
6/10
Comparte
Un detalle de la estructura de cristal cubierta de paneles métalicos. Las ventanas del edifico están adornadas con estrellas y en los jardines internos están sembrados desde cactus hasta helechos, en un homenaje al variado paisaje de los Estados Unidos. Crédito: Barcroft Media/Getty Images
7/10
Comparte
Estados Unidos decidió dejar este edificio, ubicado en el exclusivo barrio de Mayfair, por razones de seguridad. El Ejecutivo gastó durante años gran cantidad de dinero en tratar de que fuera más seguro, pero finalmente decidió que lo mejor era trasladarse al distrito de Nine Elms, en el sur de Londres. Solo en 2007, Washington gastó 15 millones de dólares en mejoras de seguridad en su antigua embajada, según un artículo de The New York Times publicado en junio de 2015. Crédito: DANIEL SORABJI/Ap
8/10
Comparte
Algunos miembros del congreso estadounidense también habían criticado el costo de la nueva embajada. En 2015 el representante Jason Chaffetz, republicano de Utah, calificó el proceso de construcción de mal administrado y que la nueva fachada de vidrio de "aspecto opulento" favorecía la estética por encima de la seguridad. Crédito: Peter Nichols/Reuters
9/10
Comparte
El arquitecto James Timberlake, responsable del diseño, dijo a CNN que la estructura cumplía estrictos requisitos de seguridad y que el reluciente exterior era "una de las primeras embajadas de cristal en el mundo", lo que transmitía una atmósfera "abierta y acogedora". Crédito: Matt Dunham/Ap
10/10
Comparte
La ceremonia de apertura oficial de la embajada será el próximo mes y se espera que asista el secretario de estado Rex Tillerson. Crédito: Matt Dunham/Ap
Comparte
RELACIONADOS:PolíticaLondresEmbajadas
En alianza conCivic Science

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés