publicidad
Sin luz, agua ni señal telefónica, centenares de habitantes rapiñaron violentamente y dejaron vacíos los comercios. (Imagen de archivo).

Un funcionario es suspendido por su relación con los saqueos tras el huracán Odile

Un funcionario es suspendido por su relación con los saqueos tras el huracán Odile

El gobierno de Los Cabos cesó al funcionario tras hallar en su casa artículos robados durante los saqueos.

Sin luz, agua ni señal telefónica, centenares de habitantes rapiñaron vi...
Sin luz, agua ni señal telefónica, centenares de habitantes rapiñaron violentamente y dejaron vacíos los comercios. (Imagen de archivo).

Desde una moto hasta hornos de microondas, fueron halladas en casa del funcionario

publicidad

Un funcionario mexicano de Baja California Sur ha sido suspendido en medio de informes que lo vinculan con posibles saqueos tras el paso del huracán Odile.

Un comunicado del gobierno en Los Cabos indicó que el coordinador de Protección Civil para Cabo San Lucas ha sido separado de sus labores hasta que los procuradores determinen su "situación legal".

El comunicado emitido el lunes indicó que la separación no prejuicia su culpabilidad o inocencia.

En muchas tiendas de Los Cabos se robaron las mercancías de los anaqueles tras el paso de Odile anteriormente este mes, cuando se interrumpieron los servicios de electricidad, agua y teléfono, señaló Associated Press.

Medios mexicanos reportaron que varios artículos posiblemente adquiridos ilegalmente fueron encontrados en la casa del funcionario, incluida una moto, seis neumáticos, dos sandwicheras eléctricas y tres hornos de microondas.

Habitantes de Los Cabos contra los saqueos Univision

El paso del huracán Odile la madrugada del día 14 de septiembre dejó seis muertos y cientos de personas sin hogar en Los Cabos, donde los daños en hoteles y comercios se calcula que ascienden a cerca de US$1,000 millones, informó France Press.

Sin luz, agua ni señal telefónica, centenares de habitantes rapiñaron violentamente y dejaron vacíos los comercios del balneario, provocando que algunos dependientes de tiendas trataran de detenerlos con escopetas de balines.

La tensión vivida también hizo que muchos vecinos se autoprotegieran con machetes y palos en barricadas por miedo a que los saqueos se extendieran a sus casas.

Con la electricidad prácticamente restablecida en todo el balneario, Los Cabos trata de recuperarse poco a poco del paso de Odile ante la inminente temporada turística en la que año tras año acuden masivamente turistas estadounidenses.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad