publicidad

La enfermera contagiada de ébola en Dallas afirma que se encuentra "bien"

La enfermera contagiada de ébola en Dallas afirma que se encuentra "bien"

Nina Pham afirmó que se encuentra "bien", según un comunicado del hospital donde se encuentra internada.

Mejora la salud de la enfermera con ébola Univision

Nina Pham, la enfermera contagiada de ébola en un hospital de Dallas, Texas, afirmó el martes que se encuentra "bien", según un comunicado del centro asistencial donde permanece desde el viernes.

Pham dijo en el comunicado del Hospital Presbiteriano de Dallas  que “estoy bien y quiero agradecer todos los deseos y oraciones. Estoy bendecida por el apoyo de mi familia y amigos, y por el cuidado del mejor equipo de médicos y enfermeras del mundo".

La enfermera, el primer caso de contagio en Estados Unidos, contrajo el virus al atender a Thomas E. Duncan, un paciente que murió el pasado miércoles en el mismo hospital.

El lunes, el director de los Centros de Control de Prevención y Enfermedades (CDC), Thomas Frieden, dijo en una rueda de prensa que la paciente estaba "clínicamente estable".

Barclay Berdan, director ejecutivo de Texas Health Resources, consorcio sanitario al que pertenece el hospital de Dallas, dijo que el equipo de sanitarios que atiende a Pham "trabaja sin descanso para ayudarla en esta valiente lucha".

"Los médicos y enfermeras que participan en su cuidado mantienen la esperanza", agregó Berdan en el mismo comunicado.

 

¿Cómo es el chequeo de pasajeros para evitar propagación del ébola en EEUU? Univision

Transfusión de sangre

Pham, una vietnamita-estadounidense de 26 años de edad, recibió el martes una transfusión de sangre del doctor Kent Brantly, el primer paciente tratado al país y que superó el virus, según reportaron medios locales.

La enfermera ingresó el viernes con algunos síntomas de ébola en el Hospital Presbiteriano de Dallas (Texas), donde trabaja como enfermera. El domingo sus análisis confirmaron que se había contagiado del virus.

La paciente formaba parte de un equipo sanitario de cerca de 70 personas que atendió a Duncan.

Medios locales aseguraron que el hospital solicitó el domingo a Brantly que donara sangre para Pham, quien recibió hoy la transfusión. Brantly, de 33 años, se contagió en Liberia y fue trasladado el 2 de agosto a Atlanta, donde superó la enfermedad tras recibir el tratamiento experimental ZMapp.

publicidad

 

Continúa la investigación de cómo se contagió de Ébola la enfermera Univision

El médico cooperante ya había donado su sangre en dos ocasiones: la primera para el médico Rick Sacra, contagiado en Liberia y que también superó el virus, y la segunda para el camarógrafo Ashoka Mukpo, quien se infectó en el mismo país y permanece aislado en un hospital de Nebraska.

"De nuevo en Twitter, siento que mi salud está en el camino de la recuperación. Seguiré escribiendo por aquí esta semana. Mi eterna gratitud por el apoyo recibido", escribió Mukpo en su cuenta de Twitter.

La transfusión de sangre a infectados es un tratamiento seguro aunque se desconoce su eficacia real.

Otros 76 bajo observación

Los 76 trabajadores sanitarios que atendieron a Duncan, quien murió la semana pasada, han sido puestos en observación, con lo que las personas bajo control en Texas ascienden ya a 125, dijo el martes el director de los Centros de Control de Prevención y Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, Thomas Frieden.

Frieden dijo que la cifra corresponde a los compañeros de la enfermera Nina Pham.

Las autoridades siguen sin saber cómo se contagió Pham, por lo que han tomado la decisión de controlar la temperatura del personal sanitario dos veces al día para detectar síntomas de ébola, el mismo protocolo que se aplica al resto de personas en riesgo.

Los 76 trabajadores sanitarios se suman a las 48 personas que tuvieron contacto con Duncan antes de ser aislado y que, por llevar más de dos semanas de observación, ya han superado el periodo "más crítico" de riesgo de contagio.

"Aunque no es imposible que estén contagiadas, ya han pasado el periodo más crítico", dijo Frieden.

Los protocolos fijados por los CDC indican que la supervisión debe durar 21 días antes de descartar una infección.

Frieden explicó que las 125 personas bajo observación "están bien" y que no han mostrado síntomas de padecer el virus.

El director de los CDC también advirtió que los hospitales deben "limitar el personal" que trabaja en la atención de un enfermo de ébola con el fin de disminuir los peligros de contagio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad