publicidad

Mujeres: la mitad de infectados

Mujeres: la mitad de infectados

Cada vez hay más mujeres infectadas por VIH. El fenómeno se llama la "feminización" del sida. Cuídate.

En la escala mundial, las mujeres alcanzaron a los hombres, y representan actualmente casi la mitad de los humanos infectados con el virus VIH.

En la franja de 15 a 24 años, representan dos tercios de los contagiados. Y en Africa austral, casi el 60 por ciento de los seropositivos son mujeres. En todo ese continente, donde 6,3 millones de jóvenes entre 15 y 24 años están infectados con el virus VIH -causante del sida-, el 74 por ciento de estos afectados son niñas y mujeres, según los últimos datos disponibles en la Conferencia de Toronto.

La tendencia no es única al continente africano. En Asia meridional, donde existen 5,5 millones de personas infectadas, la expansión de la enfermedad está relacionada a la creciente explotación femenina, ya sea a través de redes de prostitución, trata de blancas o la discriminación social.

El ex presidente estadounidense Bill Clinton indicó en su intervención en la Conferencia que la misma situación existe en la comunidad afroamericana, donde la falta de poder de la población femenina para tomar decisiones sobre su vida sexual las coloca al nivel de las mujeres en países en desarrollo.

"Tenemos que volver a lo que hicimos en los años 1960" afirmó Clinton en referencia al trabajo comunitario realizado hace 40 años en el país para integrar a las comunidades más desprotegidas.

publicidad

"Cuanto más control tengan las mujeres mejor, porque se va a tener un menor índice de infección de sida", afirmó Clinton.

Un informe dado a conocer hoy por Ayuda en Acción/Action Aid señalaba que si al principio de la aparición de la infección las mujeres de mayor educación y poder adquisitivo tenían más riesgo de contraer el virus, la situación se ha revertido ahora.

La ministra española de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, que asiste a la cumbre de Toronto, también se refirió el domingo durante su intervención a la relación entre discriminación, violencia de género y el ritmo de infección del sida.

"No se podrá tener éxito si no se elimina la discriminación contra la mujer. En primer lugar, porque la discriminación es una de las fuerzas que contribuye a la expansión del sida, tanto en lo que se refiere a la violencia de género como que no tienen voz para decidir sobre sus relaciones sexuales", dijo Salgado a Efe.

La ministra se mostró "convencida de que sin introducir el enfoque de género en las políticas públicas y, en particular, en la orientación de los servicios de salud, sin aumentar la participación de las mujeres, no habrá progresos sustanciales en la lucha contra el sida".

Bill Gates, el fundador de Microsoft, y su esposa Melinda, que están teniendo una destacada participación en el inicio de la conferencia, también han hecho hincapié en el mismo punto, aunque se han centrado más en soluciones científicas.

El matrimonio, que han destinado parte de su fortuna a la lucha contra enfermedades infecciosas en los países en desarrollo, es firme partidario del desarrollo de microbicidas como herramienta que las mujeres de todo el mundo podrán utilizar para prevenir la infección de VIH.

"Necesitamos herramientas que permitirán a las mujeres protegerse a sí mismas", afirmó el domingo Gates en la apertura de la Conferencia.

Por su parte, Melinda Gates señaló que "los microbicidas son geles o cremas que las mujeres pueden utilizar para bloquear la infección. Son la primera herramienta preventiva que estaría destinada específicamente para su uso por mujeres".

En total, hay hoy en día 16 microbicidas en evaluación, de los que cinco están en fase de estudios avanzados.

Mientras, la Fundación Stephen Lewis, creada por el enviado especial de la ONU para el sida en Africa, se ha destacado por el fomento de redes de abuelas africanas en las áreas rurales del continente más castigadas por la epidemia, para aumentar su capacidad de controlar la enfermedad.

Pero todos consideran que la clave para vencer al sida pasa por las mujeres y su situación social en todo el mundo.

Las mujeres, presentes en forma masiva en la conferencia internacional sobre el sida en Toronto (Canadá), quieren el poder: el de defenderse contra el mortífero VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana).

publicidad

"¿Están prontas para movilizarse? ¿Están prontas para presionar a vuestros dirigentes hasta el final, hasta que otorguen derechos a las mujeres?", lanzó la kenyana Ludfine Anyango, de la ONG ActionAid, a un público que explotaba en aplausos.

En otra sala,una de las más amplias del inmenso centro de congresos que alberga la conferencia, cientos de mujeres se levantan para aclamar a la sudafricana Musa Njoko, primera seropositiva en haber reconocido públicamente su infección, hace 10 años, en el país más duramente golpeado por la epidemia.

"Es hora de que los gobiernos den el poder a las mujeres, ¡porque las mujeres son la columna vertebral de las naciones!", clamó.

"Cuando me dijeron que estaba enferma, me enviaron de vuelta a casa y me dijeron que anunciara a mi hijo de dos años y al resto de mi familia, es decir a mi madre de 72 años que vivía conmigo, que me iba a morir", relata, con cólera contenida.

"Las mujeres son las más vulnerables", afirmó la militante. "Debemos estar implicadas en todas las etapas de la respuesta al sida, somos las que sufrimos".

En muchos países de Asia, el tráfico de mujeres jóvenes por prostitución las expone directamente a la enfermedad. En el ex bloque soviético, son adolescentes las que son contaminadas por parejas heroinómanas.

publicidad

Falta de información, o de educación, sumisión al deseo sexual del esposo, estigmatización de las mujeres infectadas: los mismos problemas se repiten a lo largo del planeta, desde Sudáfrica o India hasta Camboya.

"La desigualdad entre los sexos es uno de los principales motores de la epidemia", señala la médica Nafis Sadik, enviada especial de la ONU para el VIH/sida en Asia. "En nuestras sociedades -añade esta paquistaní- el matrimonio es demasiado a menudo un permiso otorgado a los hombres para hacer lo que quieran con sus esposas".

En India, solo el 8 por ciento de las mujeres saben lo que es el sida, subrayó la filántropa estadounidense Melinda Gates.

"Las mujeres son infectadas y sus suegras las echan de la casa. A veces, son lapidadas. Y todo lo que saben es que su hombre fue a trabajar a la ciudad y que volvió al pueblo con algún mal".

Sin contar el desespero de aquellas que -a falta de cuidados- transmiten a su bebé el virus mortal, durante el nacimiento o la lactancia: hay 2,3 millones de niños menores de 13 años infectados en el mundo.

Sin esperar los avances de la ciencia para protegerse, la urgencia es la educación. Una tarea difícil. ¿Cómo enseñar a esas mujeres a protegerse? En nuestras sociedades, las mujeres deben ser modestas y no hablar de sexualidad", indicó Sadik.

"Los dirigentes políticos temen que las mujeres adquieran un control sobre su vida sexual, sobre su maternidad", indicó. "Piensan que si las mujeres toman sus propias decisiones, toda la sociedad va a derrumbarse".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad