null: nullpx
Donald Trump

Kasich y Bush atacan duramente el plan migratorio de Trump

Consideraron que sus propuestas son "inmaduras" y no se pueden llevar a la práctica
10 Nov 2015 – 10:26 PM EST
Comparte

Los precandidatos republicanos John Kasich y Jeb Bush lanzaron fuertes dardos contra las propuestas antiinmigrantes de Donald Trump en el debate de este martes, catalogándolas como "inmaduras" e "imposibles" de llevar a la práctica.

Trump arrancó el encuentro afirmando que este lunes fue "un día grandioso" porque una corte de apelaciones de Nueva Orleans mantuvo una suspensión contra una acción ejecutiva del presidente Barack Obama que buscaba proteger de la deportación a 5 millones de inmigrantes indocumentados.

"Fue un día grandioso. Debemos frenar la inmigración ilegal. Nos está golpeando económicamente, desde todo punto de vista, nos está causando tremendas dificultades en lo referente a las drogas", dijo el empresario reiterando comentarios que han irritado a la comunidad de inmigrantes, especialmente a la hispana, en Estados Unidos.

"Somos un país de leyes. Necesitamos las fronteras. Tendremos un muro, el muro será construido, será exitoso, y si crees que los muros no funcionan solo tienes que preguntarle a Israel", agregó durante el debate organizado por Fox Business y realizado en Milwaukee.

"Tienen que salir y luego pueden regresar (...) pero no tenemos otra opción si vamos a gobernar nuestro país apropiadamente", acotó.

El aspirante a la nominación republicana para las presidenciales de 2016 desató una ola de críticas cuando dijo en junio pasado que parte de los inmigrantes mexicanos son unos "violadores" y "criminales". También prometió construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México, y expulsar a los 11.3 millones de inmigrantes indocumentados que viven en el país.

Pero Kasich consideró que esas propuestas son "inmaduras" e "imposibles" de poner en práctica.

"Piensen en las familias, piensen en los niños. Si han estado indocumentados, que paguen una penalidad, se pueden quedar y protegemos la frontera (...) Pero todos sabemos que no podemos tomarlos y sacarlos, es un argumento chistoso, no es un argumento adulto", dijo el gobernador de Ohio.

En esa misma línea, el exgobernador de Florida Jeb Bush dijo que la deportación de los 11.3 millones de indocumentados: "No es posible. Con esto no honramos los valores estadounidenses. Despedazará comunidades".

"Lo que tenemos que hacer es permitir que las personas obtengan un estatus de legalidad, que paguen una multa, trabajen, no cometan crímenes, aprendan inglés, y en un periodo de tiempo obtengan un estatus de legalidad", esbozó Bush.

Comparte
Publicidad