publicidad

EU subestima número de contagios de VIH

EU subestima número de contagios de VIH

El número de estadounidenses infectados con el virus del VIH anualmente es mucho mayor que las estimaciones oficiales.

Los funcionarios reconocieron que se ha subestimado la magnitud de la epidemia.Estados unidos sumó aproximadamente 56,300 nuevos enfermos con VIH en el 2006, un aumento pronunciado con respecto a la estimación de 40 mil infectados anuales empleada en la última década. La nueva cifra se debe a un mejor análisis de sangre y nuevos métodos estadísticos, y no a un empeoramiento de las tasas de infección, afirmaron los funcionarios.Las estimaciones revisadas por el Centro de Prevención y Control de Enfermedades y la metodología que logró este nuevo cálculo serán presentadas el domingo, en la inauguración de la Conferencia Internacional sobre el SIDA en la ciudad de México.Probablemente la nueva estimación atraerá la atención de Estados Unidos sobre el efecto que tiene la enfermedad dentro del país, en vez de limitarla a lo que ocurre en el extranjero, afirmaron investigadores del sector salud y autoridades."Esta es la noticia más importante sobre salud pública y VIH/sida que hemos escuchado por mucho tiempo", afirmó Julie Scofield, directora ejecutiva de la Alianza Nacional de Directores Territoriales y Estatales de sida.Los expertos en el ramo, un abogado y un ex director de salud pública solicitaron análisis más activos y nuevos esfuerzos de prevención, subrayando el hecho que el presupuesto para la prevención del sida no ha tenido un aumento en siete años.Desde que el sida fue descubierto, en 1981, los funcionarios de salud han enfrentado dificultades para estimar cuántas personas son infectadas cada año. Pueden pasar años o décadas hasta que una persona infectada manifieste síntomas y enfermedades asociadas.Según estimaciones actuales, casi 1.1 millones de estadounidenses viven con el virus del VIH. Las autoridades planean modificar esta cifra con las nuevas estimaciones, pero no consideran que el resultado cambiará drásticamente.La nueva aproximación sobre el índice de infectados se basa en un análisis de sangre que puede decir, por primera vez en la historia, qué tan recientemente ocurrió la infección con el virus del VIH.Los análisis anteriores podían detectar la presencia del virus únicamente, por lo que para determinar el tiempo de la infección se hacían supuestos, los cuales eran la base para la antigua estimación de 40 mi infectados anuales.El nuevo resultado empleó análisis sanguíneos de 22 estados del país realizados con la nueva prueba que puede distinguir entre infecciones ocurridas en los últimos cinco meses o antes.

publicidad

La incidencia del sida en algunas partes de Estados Unidos, especialmente entre la población afroamericana, es tan alta como en determinados países de África, según un extracto de un estudio del Black AIDS Institute. Mientras tanto, el presidente estadounidense George W. Bush firmó una ley que triplica los fondos para combatir el sida, la malaria y la tuberculosis en los países más pobres, principalmente en África, anunció la Casa Blanca.El informe, que será publicado oficialmente en Ciudad de México, durante la XVII Conferencia Internacional sobre el Sida, pretende llamar la atención sobre el hecho de que la epidemia no ha desaparecido en EU y es especialmente notable entre la población afroamericana del país."En Estados Unidos, el sida es una enfermedad de los afroamericanos", dijo a la cadena CNN el fundador y presidente del instituto, Phill Wilson, quien vive con el VIH desde hace 20 años.Los datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EU (CDC, por su sigla en inglés) indican que cerca de la mitad del más de un millón de estadounidenses que padecen el VIH o el sida son negros, según Wilson.El estudio señala que una de cada dos personas que viven con el VIH en EU es afroamericano, a pesar de que sólo uno de cada ocho estadounidenses es de esta raza.El informe se refiere a datos publicados por el Programa de Naciones Unidas sobre el Sida (UNAIDS) y estadísticas de los CDC y de la Oficina del Censo estadounidense.Ayuda a países pobresBush pidió durante su gira africana el pasado febrero que se doblasen los fondos para el programa, pasando de los $15 mil millones establecidos en 2003 a $30 mil millones. El texto final prevé multiplicar por tres el esfuerzo estadounidense para luchar contra estas enfermedades mortales en el mundo.El nuevo programa abandona el requisito de utilizar un tercio de los fondos para promover la abstinencia sexual y levanta la prohibición de entrada de extranjeros seropositivos a Estados Unidos.Calificando de "voto histórico" la adopción del programa por parte del Congreso, los 17 y 24 de julio, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, estimó que éste traducía la necesidad "de un paso adicional en la lucha contra las enfermedades infecciosas en los países más pobres del mundo.

Tanto Etiopía como Costa de Marfil se encuentran entre los 15 países que reciben fondos del "Plan de Emergencia del Presidente para la Reducción del Sida" (PEPFAR, siglas en inglés), que creó en 2003 el presidente de EU, George W. Bush.Este fondo, que suministra medicamentos a las personas infectadas con el VIH y apoya a los países en sus esfuerzos de prevención, ha aportado en los últimos cinco años $15 mil millone a los países beneficiarios del PEPFAR.El Black AIDS Institute no critica el programa gubernamental por ayudar a países pobres en su lucha contra esta enfermedad, pero sí considera que "la epidemia del sida en Estados Unidos no recibe la atención que se merecería".Wilson cree que en EU se debe trabajar más en la prevención de la enfermedad.Primer causa de muerte en ÁfricaLas cifras revelan que el sida sigue siendo la primera causa de muerte entre mujeres afroamericanas de entre 25 y 34 años, y la segunda para hombres negros de entre 35 y 44 años.En Washington, más del 80 por ciento de los casos de VIH se dan entre la población afroamericana, lo que representa uno de cada 20 residentes de la capital estadounidense."El cinco por ciento de toda la población del Distrito de Columbia está infectado (con el VIH), lo que es comparable con países como Uganda o Sudáfrica", explicó el director del National Institute of Allergy and Infectious Diseases, Anthony Fauci.Según el estudio, si los afroamericanos creasen su propio país, estaría por encima de Etiopía y por debajo de Costa de Marfil en el número de ciudadanos infectados con el VIH.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad