publicidad
La sede de Sony en Tokio, Japón.

Sony retrasa sus resultados trimestrales por el ataque informático que sufrió

Sony retrasa sus resultados trimestrales por el ataque informático que sufrió

El gigante tecnológico ha pedido un periodo de gracia de un mes y medio para entregar sus resultados.

La sede de Sony en Tokio, Japón.
La sede de Sony en Tokio, Japón.

El gigante japonés de la electrónica Sony solicitó a las autoridades financieras que le permitan retrasar un mes y medio la presentación de sus resultados trimestrales debido a las dificultades sufridas por el ciberataque masivo contra su filial estadounidense, Sony Pictures Entertainment.

Sony, que inicialmente tenía previsto publicar sus cuentas del tercer trimestre el 4 de febrero, ha pedido un periodo de gracia de un mes y medio sobre la fecha límite (16 de febrero), hasta el 31 de marzo. La compañía japonesa precisó que a principios de febrero presentará sus previsiones actualizadas, informa la Agencia France Press.

Dicho ataque, precisa Efe, debilitó la red del estudio. El gigante tecnológico alegó en su petición que en respuesta al ataque cibernético que tuvo lugar en noviembre del pasado año, la compañía decidió parar el sistema de la filial.

publicidad

Aunque han trabajado para tenerlo a punto lo antes posible, reza un comunicado de la empresa, "la mayoría de las aplicaciones financieras no estarán plenamente operativas hasta principios de febrero".

La compañía expresó que a pesar de sus "grandes esfuerzos", le será imposible tener los resultados listos para mediados del mismo mes, ya que tienen que introducir la información recabada durante el período en que el sistema permaneció sin operar y verificar el resto de los datos.

En noviembre de 2014 Sony Pictures Entertainment (SPE), empresa subsidiaria de Sony dedicada a la industria del cine, sufrió un ataque informático a manos de un grupo denominado Guardians of Peace (GOP), que paralizó su actividad.

En el ciberataque, los "hackers" robaron -entre otros datos- números de identificación fiscal y partes médicos de más de 3,000 empleados de la compañía, y derivó en un ultimátum para que Sony no estrenara la película The Interview, cuyo debut estaba fijado para el 25 de diciembre.

Además, los piratas se apropiaron de cinco películas de Sony, por aquel entonces sin estrenar, que filtraron en internet.

Crisis en estudios DreamWorks

Por otro lado, los estudios DreamWorks Animation, cofundados por Steven Spielberg, anunciaron este jueves que despedirán a 500 personas, alrededor de una cuarta parte de su plantilla, y reducirán la producción para recortar costes y aumentar beneficios, añade la AFP en otro parte informativo.

La compañía precisó que a partir de ahora hará dos películas al año en lugar de tres como hasta ahora.

"La principal prioridad de DreamWorks Animation es lograr el éxito a nivel creativo y financiero", señaló en un comunicado Jeffrey Katzenberg, otro de los cofundadores de la empresa.

"Estoy confiado en que este plan estratégico servirá para hacer películas geniales, tener mejor resultado en la taquilla y que crezca el beneficio en todos nuestros negocios complementarios", citó por su parte Efe a Katzenberg.

La reestructuración se llevará a cabo principalmente durante este año y implicará a la empresa el desembolso de 110 millones de dólares en pagos derivados de su ejecución.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad