publicidad
Brian Chesky, CEO de Airbnb.

San Francisco legaliza Airbnb

San Francisco legaliza Airbnb

La firma Airbnb conecta a personas con espacios disponibles con otras en busca de un lugar donde quedarse.

Brian Chesky, CEO de Airbnb.
Brian Chesky, CEO de Airbnb.

Un triunfo para el mayor exponente de la economía compartida

Airbnb, el mercado comunitario que conecta a personas con espacios disponibles con otras en busca de un lugar donde quedarse, fue legalizado en San Francisco, el lugar donde nació.

Esto luego de que legisladores en San Francisco aprobaran de manera tentativa una medida que permitiría a residentes de la ciudad rentar sus casas a viajeros a través de sitios como el mencionado Airbnb, informó el miércoles The Associated Press.

La junta de supervisores aprobó el martes por siete votos a favor y cuatro en contra que se permitan las rentas de corto plazo con algunas restricciones, entre ellas un límite al número de días en que una casa entera puede ser rentada cada año.

publicidad

La nueva medida busca normativizar una práctica que, aunque prohibida por la ley actual, cada vez está más extendida en una de las ciudades más turísticas de Estados Unidos.

Bajo la nueva normativa, quienes residan de forma permanente en San Francisco podrán registrar sus casas en el ayuntamiento y obtener una licencia de negocio con la que podrán alquilar sus hogares a turistas, estando obligados a pagar por ello los mismos impuestos que pagan hoteles y albergues, añade por su parte Efe.

Nacida en 2008 en manos de Brian Chesky, Airbnb se originó bajo el argumento de que no siempre se ocupa todo el espacio que brinda un apartamento, por lo que el inquilino habitual se convierte en el anfitrión, y tanto él como su huésped salen beneficiados.

Chesky, recuerda la web del periódico El País, comenzó comprando varias colchonetas inflables ( air) y ofreció desayuno (bnb de bed and breakfast) a varios desconocidos que pretendían asistir a un congreso y no hallaron lugar en los hoteles. Hoy, las rondas de inversión de la empresa valuada en unos 10,000 millones de dólares la llevaron a superarla valoración de la cadena Marriot.

Pese a tener un sinfín de querellas tanto del sector inmobiliario como de la hostelería, la marca no tiene ni un solo hotel ni restaurante o servicio que mantener.

A partir de febrero de 2015, solo los residentes permanentes podrán subarrendar casas, pisos o habitaciones por un periodo máximo de 90 días al año, luego de que el ayuntamiento de Ed Lee sentara las bases de lo que es un hospedaje temporal y qué entra en la categoría de economía sumergida. Y aunque ya se le conoce como la “ley Airbnb”, no concreta si los términos establecidos son solo para esta web.

El medio precisa que para cada alquler, es para Airbnb el tres por ciento de la transacción al hacer su papel de intermediario. El huésped efectúa el pago por adelantado, mientras el anfitrión recibe dinero, siempre y cuando el sitio coincida con la descripción hecha en internet, tras la primera noche de alojamiento.

La tecnología de Facebook otorga a Airbnb su valor social, pues brinda a ambas partes la posibilidad de conocer la experiencia previa de otras personas, además de que puede ver los amigos que tienen en común.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad