null: nullpx

El misterioso cambio que experimentó este astronauta en el espacio hizo que ya no sea idéntico a su hermano gemelo

Scott Kelly estuvo un año en la Estación Espacial Internacional y un monitoreo permanente de la NASA de su sistema biológico llevó a un fascinante hallazgo sobre su composición genética.
15 Mar 2018 – 9:18 PM EDT

Un reciente estudio publicado por la Agencia Espacial de EEUU (NASA) encontró que los genes del astronauta Scott Kelly ya no son idénticos a los de su hermano gemelo Mark, debido a su permanencia en la Estación Espacial Internacional (EEI) durante un año.

Los resultados del estudio sobre gemelos de la NASA encontraron que 7% de los genes de Kelly ya no tienen coincidencias con los de su hermano, que pese a que también es astronauta, no ha pasado tanto tiempo en situación de gravedad cero.

Mientras estuvo en el espacio, la NASA monitoreó el metabolismo de Scott Kelly para aprender cómo el espacio afecta su sistema biológico.

Aun cuando los cambios biológicos que experimentó el astronauta durante su permanencia en la EEI regresaron a sus valores normales cuando regresó a la Tierra, su composición genética se modificó permanentemente, por lo tanto, ya no es genéticamente idéntico a su hermano Mark.


"El Estudio de Gemelos ha beneficiado a la NASA al proveer la primera aplicación de genómica para evaluar riesgos potenciales al cuerpo humano en el espacio", dice la agencia espacial en un comunicado.

Los telómeros (los extremos de los cromosomas que se acortan con la edad) se alargaron significativamente por la extendida permanencia de Scott Kelly en el espacio. A pesar de que esos resultados se dieron a conocer en 2017, no fue sino hasta ahora que pudieron ser verificados en múltiples estudios genéticos.

"Además, un nuevo hallazgo es que la mayoría de esos telómeros se acortaron a los dos días del regreso de Scott a la Tierra", indicó el comunicado de prensa de la NASA.

Pero el descubrimiento interesante se refiere a lo que algunos llaman el "gen espacial". Los investigadores ahora saben que el 93% de los genes de Scott volvieron a la normalidad después del aterrizaje. Sin embargo, el 7% restante apunta a posibles cambios a largo plazo en genes relacionados con su sistema inmune, reparación de ADN, redes de formación ósea, hipoxia e hipercapnia.

Eso significa que aunque los hermanos Kelly todavía se parecen físicamente, sus genes ya dejaron de ser idénticos, una característica típica de los gemelos que no son sometidos a una situación extrema como la de Scott.

17 fotos espectaculares para celebrar los 17 años de la Estación Espacial Internacional

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:CienciaNASASaludPlaneta
Publicidad