null: nullpx

Phantom of Love: un palacio sobre ruedas

El diseño de este Rolls Royce Phantom 1926 estuvo más inspirado en la extravagante decoración del periodo barroco francés que en lo más moderno que la ingeniería automotriz tenía que ofrecer hace 90 años.
27 Dic 2017 – 06:58 PM EST
Reacciona
Comparte
1/17
Comparte
La primera generación del Rolls-Royce Phantom fue presentada en 1925 como reemplazo del Silver Ghost, su modelo de mayor prestigio. En aquellos días era normal que los multimillonarios clientes de la marca comisionaran la fabricación de las lujosas carrocerías y cabinas de sus modelos a casas especializadas. Crédito: Bonhams
2/17
Comparte
Este espectacular Rolls-Royce Phantom de 1926 fue comisionado por Clarence Warren Gasque, un hombre de negocios estadounidense de origen francés radicado en Londres, para el uso personal de su esposa. Crédito: Bonhams
3/17
Comparte
Gasque eligió a la prestigiosa casa especializada Charles Clark & Son para la construcción de la carrocería y la cabina de su Phantom el cual, por efecto del romanticismo que informa cada rincón de su suntuoso interior, fue conocido como el 'Phantom of Love' o Fantasma del Amor. J H Barnett, el duseño de Clark & Son, se encargo personalmente de la ejecución del proyecto. La única instrucción que le dio el cliente a Barnett, a quien ni siquiera le planteó un límite de precio, fue que el diseño debería ser de inspiración francesa. Crédito: Bonhams
4/17
Comparte
Más que el interior de un vehículo de motor, la cabina del Phantom of Love recuerda el salón del trono en el Palacio de Versailles. Crédito: Bonhams
5/17
Comparte
Gasque eligió lo que en la época se conocía como el estilo Brougham, que al igual que los coches a caballo de lujo contaba con una cabina cerrada para los pasajeros pero sin techo para el chofer. Es por eso que el nombre oficial de este insólito automóvil es Rolls-Royce Phantom I Brougham de Ville 1926. Crédito: Bonhams
6/17
Comparte
Con el Phantom Rolls Royce inauguró su gigantesco motor 6 cilindros de 7.7 litros de desplazamiento en línea que producía entre 40 a 50 caballos de fuerza. Si bien esta cifra parece risible hoy en día, en 1926 era uno de los motores más poderosos y sofisticados disponibles. Crédito: Bonhams
7/17
Comparte
El signo decorativo que que Gasque decidió no tocar en el Rolls-Royce Phantom I Brougham de Ville 1926 fue el ornamento de capó 'Espíritu del Extasis', la famosa dama alada que ha decorado el tope de todas las parilla de Rolls-Royce desde 1911. Hay cosas con las que no se juega. Crédito: Bonhams
8/17
Comparte
El diseño interior cuenta con un generoso aprovisionamiento de maderas satinadas cuidadosamente pulidas con elementos decorativos pintados a mano típicos del estilo rococó del siglo XVIII. El asiento para los pasajeros fue diseñado en forma de sofá forrado con una hermosa tapicería provista por artesanos de la región francesa de Aubusson famosos desde el mismo final del barroco. Crédito: Bonhams
9/17
Comparte
El marcado y bastante cursi tema romántico del 'Phantom of Love' llega a su clímax en la decoración de la parte interior del techo que muestra una escena pintada con querubines jugueteando es algún espacio celestial. Crédito: Bonhams
10/17
Comparte
Al igual que hoy, en 1926 la alta tecnología también caracterizaba lujo. En esta imagen se pueden observar los botones para comunicarse con el chofer así como un interruptor para controlar las luces internas, las cuales en si mismas ya era un característica de lujo extremo hace 90 años. Crédito: Bonhams
11/17
Comparte
Este reloj francés de bronce dorado es uno de lo elementos decorativos que se encuentran en el mueble de madera instalado como división para separar a los compartimientos del chofer y los pasajeros. Algo similar no sería permitido en un automóvil moderno por razones de seguridad obvias. Bonhams
12/17
Comparte
Es mismo mueble alberga un minibar, dejando en claro que la popular idea que complace a muchos de los usuarios de las limusinas alargadas de la actualidad, no tiene nada de nueva. Crédito: Bonhams
13/17
Comparte
El 'Phantom of Love' también cuenta con iluminación exterior para la salida y entrada de los pasajeros en situaciones nocturnas. Bonhams
14/17
Comparte
El Rolls-Royce 40/50hp Phantom I Brougham de Ville 1926 o 'Phantom of Love' está identificado con el chasis número 76TC, sin embargo su dueño no lo pudo usar hasta abril de 1927 cuando Clark & Son finalizó la carrocería y el interior. Rolls-Royce construyó un total de 2,269 Phantoms de primera generación en Inglaterra y 1,240 en Springfield, Massachusetts. Crédito: Bonhams
15/17
Comparte
El auto que había estado parado desde 1936, fue adquirido en 1952 por Stanley Sears un coleccionistas de vehículos Rolls-Royce, quien se quejó amargamente por haber pagado demasiado dinero por el modelo. Crédito: Bonhams
16/17
Comparte
El 'Phantom of Love' no estaba en excelentes condiciones cuando Sears lo adquirió por lo que al restaurarlo, aprovechó para tratar de mejorar el diseño original de Barnett que la parecía muy austero. Los paneles traseros los cubrió en mimbre y pintó líneas decorativas en los paneles movibles del capó y en los bordes de la rueda en color crema claro. Crédito: Bonhams
17/17
Comparte
El 'Phantom of Love', que ha pasado por muchas manos en los últimos 90 años, fue subastado el pasado 4 de diciembre el Londres por la casa Bonhams, alcanzando un precio de 753,901 dólares. Crédito: Bonhams
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Autos HistóricosRolls Royce

Más contenido de tu interés