Aston Martin

¿Conducirá James Bond un Aston Martin eléctrico en su próxima misión?

"La adopción de los vehículos eléctricos es casi tan inevitable como la muerte y los impuestos", bromeó el jefe del fabricante británico, legendario aliado del agente 007.

¡Cuántos no han deseado vestir sus elegantes atuendos, pasear de la mano de las bellas mujeres que lo acompañan en sus aventuras y acelerar a fondo uno de sus lujosos coches! No cabe dudas que James Bond es un verdadero generador de deseos y la británica Aston Martin, histórica socia automotriz del agente 007, esta consciente de ello. El fabricante independiente de vehículos lujosos emprende un camino para promocionar los eléctricos que pronto serán parte de su catálogo.

En una entrevista a CNBC, Andy Palmer, CEO de Aston Martin, dijo que James Bond podría conducir un modelo eléctrico en una próxima película de la serie. La adopción de vehículos de motorización eléctrica "es casi tan inevitable como la muerte y los impuestos", bromeó Palmer. En este sentido, el ejecutivo aseguró que el cambio de paradigma será inevitable en una industria en la cual los eléctricos son aún una minoría, aunque para ello sea necesario esperar algunos años.

Lo cierto es que el eventual vínculo de Bond con las alternativas de conducción ecológica supone una buena noticia para el despliegue de la tendencia de los EVs, teniendo en cuenta la fama del agente y "el efecto de imitación". A su vez, será una interesante plataforma publicitaria para Aston Martin que, que está trabajando en una variante eléctrica de su modelo Rapide que contaría con 1,000 caballos de fuerza. La casa británica ya ha mostrado la DBX Concept, una crossover impulsada por electricidad.

El vínculo entre Aston Martin y James Bond se remonta a la tercera película de la saga, que se estrenó en 1964. Hablamos de Goldfinger, filme en el cual el agente condujo un modelo DB5.

RELACIONADOS:Autos Eléctricos