Asesinatos

El asesino de Minnesota cuenta cómo escogió al niño que violó y mató hace 27 años

Ante una corte federal, Danny Heinrich confesó este martes el crimen del pequeño de 11 años que desapareció en octubre de 1989 mientras manejaba bicicleta.
6 Sep 2016 – 4:25 PM EDT

Ante una corte federal de Minneapolis, Minnesota (Medio Oeste), Daniel Heinrich confesó este martes haber secuestrado, violado y asesinado al niño Jacob Wetterling hace 27 años.

Luego de declararse culpable por cargos de pornografía infantil, a Heinrich se le preguntó si había raptado, violado y matadoo al pequeño. Respondió: "Sí, lo hice".

Jacob tenía 11 años la última vez que se le vio, la noche del 22 de octubre de 1989. Manejaba bicicleta con su hermano y un amigo.


Según los reportes de la corte, publicados por los medios, Heinrich interceptó a los tres niños y les ordenó detenerse al sacar un arma calibre .38. Uno a uno, les preguntó su nombre y edad. Finalmente, eligió a Jacob, a quien esposó en el asiento delantero de su carro. "¿Qué hice mal?", le habría preguntado el pequeño.

Luego, utilizando un detector de patrullas policiales, manejó hasta su pueblo, Paynesville. Allí llevó a Jacob a un área rural y lo violó. De pronto, un carro se aproximó, contó Heinrich en la corte. Él entró en pánico y descargó su pistola en el pequeño. Allí mismo lo enterró y un año después, volvió al lugar para mover los restos del niño a otra granja cercana.

Heinrich, de 53 años, fue interrogado tras la desaparición de Jacob, pero mantuvo su inocencia y luego fue dejado en libertad por falta de pruebas que lo incriminaran. Hace un año, volvió a ser considerado persona de interés por este crimen, luego de que se le imputara por poseer pornografía infantil.

Cuando se cumplieron 25 años de la desaparición de Wetterling, el caso fue reevaluado y se reavivaron las sospechas de su culpabilidad. Utilizando una tecnología que no existía en 1989 detectaron ADN de Heinrich en el suéter de otro niño de 12 años que había sido violado. Con esa información, solicitaron el allanamiento de su vivienda y fue allí donde hallaron una enorme colección de pornografía infantil.

Este sábado los restos de Jacob Wetterling fueron hallados luego de casi tres décadas. "Estamos sumamente acongojados", dijo a una emisora local la madre, Patty Wetterling, quien nunca perdió la esperanza de hallarlo con vida.

La desaparición de Jacob generó tal alarma, que los padres de estas zonas rurales comenzaron a prohibir a sus hijos los juegos en la calle. También llevó a las autoridades a modificar las leyes contra los depredadores sexuales.

Vea también:

RELACIONADOS:AsesinatosCrímenesSecuestroEEUU
Publicidad