Hablamos con Teri de Le Butcherettes sobre sangre, violencia y feminismo

“Fue una muerte simbólica muy fea”, dice la cantante punk sobre el triunfo de Trump.
14 Nov 2016 – 12:02 PM EST

Teri Gender Bender es una de las mujeres más punk de México. No me parece una exageración decirlo porque lo es. La primera vez que la vi sobre un escenario fue en 2008. Estaba presentando Kiss & Kill, el primer EP de Le Butcherettes. Entonces la banda era un dúo con una baterista. Las dos arregladas con vestidos, medias y un delantal blanco, todas manchadas de sangre.

Teri no es una estrella de rock estática. Es completamente teatral. Sus shows son continuos, no se detiene a saludar al público ni a presentar sus canciones como lo haría un locutor de radio o un intérprete promedio. En lugar de eso improvisa, vocifera, grita y evoca recuerdos duros de su infancia que le contorsionan el cuerpo. Es el tipo de performer que provoca un shock inmediato en el público, como Iggy Pop y Henry Rollins. O tal vez como Jenny Beth de las Savages.

Después del lanzamiento del Kiss & Kill, Teri se separó de su baterista y corría el rumor de que la banda se había disuelto, pero pronto apareció de nuevo para abrir el concierto de The Dead Weather en 2009 en Ciudad de México con un baterista misterioso. Después confesó que era su manager con una máscara que le cubría toda la cara.


Más tarde, conoció a Omar Rodríguez-López, líder y guitarrista de The Mars Volta, quien le produjo su primer disco en forma, el Sin Sin Sin de 2011, luego el Cry Is For The Flies de 2014 y el A Raw Youth de 2015. Además tienen un proyecto juntos, los Bosnian Rainbows y hace unos meses anunciaron un nuevo con Buzz Osborne y Dale Crover de los Melvins. Se llama Crystal Fairy y su primer álbum se estrena en febrero de 2017.


Le Butcherettes se presentó la semana pasada en RUIDOSA, el primer festival feminista en la Ciudad de México, y aprovechó para quedarse unos días más en su país, que hace años no visitaba. Me encontré con ella en el Corazón de Maguey en el Centro de Coyoacán. Me recibió con un abrazo, completamente vestida de rojo y casi lista para el show privado que daría unas horas más tarde en el Instituto Mexicano de la Radio por los 12 años de Reactor, la estación de rock más importante del país. Aquí lo mejor de nuestra plática, la cual se puede ver entera en nuestra página de Facebook de Uforia Music.


Uforia Music: ¿Qué haces para transformarte en esa persona que eres en el escenario?
Teri Gender Bender: Creo que es algo que viene desde mi nacimiento. Iba a morir en el parto. Tuve una infancia difícil. Había mucha violencia en casa. Vivíamos en Denver y mi padre la pasaba mal en el trabajo porque tenía un jefe racista. En la escuela me rechazaban porque mis padres no hablaban inglés… Habían muchos elementos en mi vida que propician la violencia en mí.

¿Cuándo convertirse esa violencia en un motor a tu favor?
Teri Gender Bender: Cuando murió mi padre. Él siempre decía “no duelo”. “No duelo si me rechazan por latino”, “no duelo si cargo algo pesado”… Cuando él murió dejó entrar todo ese dolor.

¿Cómo te fue en RUIDOSA? ¿Cómo lo viviste?
Teri Gender Bender: Estuvo increíble. Conocí a artistas como Mon LaFerte y a Francisca Valenzuela que nunca había tenido oportunidad de conocer en persona. Estuvo Jessy Bulbo ahí, que siempre fue una inspiración para mí, una pionera del rock femenino en México con Las Ultrasónicas. Había de todo. Me dio mucho gusto ver que los hombres también están involucrados en el tema feminista y que se empiece a entender que respetarnos es un trabajo de todos.

Háblame del color rojo.
Teri Gender Bender: Desde el principio de la banda en 2007 empecé a usar mandil con sangre. La sangre es un elemento que siempre he tenido muy presente. A los nueve años estuve presente en el nacimiento de mi hermano y eso me marcó para siempre. También es un símbolo de devoción en la cultura Azteca. Entonces era un honor morir por los dioses, y en mi caso Dios es la música.

Como mujer latina, ¿cómo estás viviendo el triunfo de Trump en las elecciones?
Teri Gender Bender: Fue una muerte simbólica muy fea. Simbólicamente hablando, hubiera sido muy padre tener una mujer presidente. Honestamente creo que los dos candidatos eran malos. Estados Unidos tuvo que elegir entre el peor y el menos peor. En México estamos muy acostumbrados a eso, desgraciadamente. Este puede ser un despertar para la gente en Estados Unidos. No podemos dar un paso para adelante y luego tres atrás. Espero que de lo malo florezca algo mejor. A pesar de todo lo que estamos viviendo, es un privilegio estar vivos en esta época.

Puedes ver la entrevista completa y una versión acústica de 'Chaos Is Usual', un track que viene en un split de 7 pulgadas con los Melvins.

LEE TAMBIÉN: