null: nullpx
Univision 41 San Antonio

"Organizo una quinceañera, pero se me acerca un funeral": Madre de niña con enfermedad terminal

Le presentamos el caso de una niña que lucha contra el tiempo cuyo único sueño es celebrar sus XV años en grande.
14 May 2019 – 7:20 PM EDT

Nota del editor: Esta es la segunda parte del reportaje especial Luchando Contra El Tiempo.

SAN ANTONIO, Texas – María Inés Cervantes supo que la esperanza de vida de su hija eran pocas. Los especialistas médicos le dijeron que Elizabeth Huertas padecía de hidrocefalia, un enfermedad que consiste en la acumulación de líquido dentro de las cavidades profundas del cerebro.

Sin embargo, Elizabeth — a quien expertos dieron un promedio de 15 años de vida — se aferró a la vida. Ahora, 14 años después del diagnóstico, Elizabeth quiere adelantar la celebración de los 15 años de edad. Vestirse como princesa, tener un pastel de chocolate y vainilla y, al fondo, escuchar sus canciones favoritas.

“Su deseo es mirarse como una princesa… como Belle, la de La Bella y la Bestia”, explica su mamá, María Inés, quien luchó —y lucha— por la vida de su hija contra todo pronóstico. También es quien quiere regalarle los últimos deseos a la niña.

“Pasó 6 meses cuando ella empezó a decirme: ‘sí, voy a querer quinceañera’”, explica la madre, quien confesó que por el corto tiempo le dijo a la niña que no lograría hacer el quinceañero. “No más mi vestido porque yo me quiero ver como una princesa”, aclaró Elizabeth.

Luchando contra el tiempo

María Inés combate el tiempo. Ya lleva 13 batallas ganadas, sin embargo, cada año cumplido también es un año más cerca a la fecha del deshaucio.

“Ya son 13 años. Vamos a trabajar para vivir felices, a vivir el día a día”, señaló la madre. Entonces, ella ríe, como por segundos, como cuando uno se ríe del mal rato que una vez pasó. Aquí, ese mal rato es su muerte.

Cuando el reloj marca la muerte

De un día para otro, los pronósticos de los especialistas se materializaron. Elizabeth comenzó a padecer de complicaciones, que los medicos le advirtieron hace 13 años.

El corazón de Elizabeth está más lento, lo que provoca problemas al resto de sus órganos. Su hígado ya no responden, “está cansado, ya tiene cirrosis”. Pese a eso, María Inés cree en los milagros; tiene la esperanza de ver viva a su hija por más tiempo. Por tal razón, realizan diversos estudios de la salud, quieren conocer las opciones de vida para la niña.

“Yo le pido un milagro a Dios. Que hubiese un valiente que sí pueda salvar a mi princesa”, concluye María Inés, luego de haber celebrado los 15 años de su hija.

Ariam: la niña de 14 años que reta al tiempo y a la muerte

Loading
Cargando galería



Publicidad