Secuestro

"Dónde esta King Jay": policía de San Antonio busca a bebé de 8 meses desaparecido en estación de gasolina de Texas

King Jay Dávila desapareció el pasado viernes del vehículo de su papá, Christopher Dávila, después de que él se bajó en una gasolinera y dejó al menor dentro del auto encendido. Ahora el padre enfrenta cargos por abandono del niño y las autoridades investigan si hace parte de un plan premeditado del que él puede ser cómplice.
8 Ene 2019 – 1:17 PM EST

El Departamento de Policía de San Antonio arrestó al padre de un bebé de 8 meses desaparecido el viernes pasado tras sospechas de que podría haber tenido que ver con su presunto secuestro e identificó a la mujer que se llevó al menor del estacionamiento de la estación de gasolina en la que se encontraban.

Autoridades locales y federales realizan desde este fin de semana una intensa búsqueda del bebé tras reportar su secuestro el viernes pasado, según lo informó la Policía de San Antonio.

La investigación se lleva a cabo en el área del Parque Rodríguez, en el lado oeste de la ciudad, luego de que hallaron el vehículo en que fue raptado el menor, identificado como King Jay Dávila. El niño se encontraba en el vehículo de su padre cuando este se bajó en la tienda de la gasolinera Friends Food Mart para hacer unas compras y lo dejó solo dentro del vehículo con el motor encendido.

En un video de vigilancia revelado por la Policía se observa a una mujer que sube al vehículo y se lleva al niño.

El jefe de la Policía de San Antonio, William McManus, dijo que los oficiales creen que todo se trata de un plan y que la mujer en el video es en verdad una prima de Christopher Dávila, padre del niño desaparecido.


Los padres del menor están separados. La madre dijo este domingo que un equipo de búsqueda conformado por familiares y amigos encontraron un biberón cerca del Parque Rodríguez, lo que provocó gran presencia policial en la zona. "Honestamente creo que es el biberón de mi bebé", aseguró Jasmine Gonzáles.


McManus publicó en la cuenta de Twitter que la búsqueda del niño continúa y que cuentan con el apoyo del Buró Federal de Investigaciones (FBI). McManus confirmó que se encontró una biberón en el área, pero no saben aún si pertenecía al bebé.

El jefe policial también negó que hubiesen encontrado un cuerpo en el parque donde se realiza la búsqueda, como se reportó en varios medios.

"Hay informes de que se encontró un cadáver en el Parque Rodríguez y ese no es el caso, no se encontró ningún cadáver", afirmó McManus. "Los detectives están haciendo su trabajo en la búsqueda en todas partes del parque, incluido en el agua que está allí y mañana volveremos para continuar".

Los agentes del Departamento del Sheriff del condado Bexar y el personal del Departamento de Bomberos de San Antonio asisten a la Policía en la investigación.

"Creemos que fue un plan"

En el video de vigilancia revelado por las autoridades el fin de semana aparece una mujer que sale de la gasolinera y entra al auto Dodge Dart del padre, con el bebé adentro y sale del lugar conduciéndolo. La sospechosa llevaba una sudadera gris, según muestra el video de seguridad.

El vehículo fue encontrado más tarde esa misma noche en el área, la misma donde miembros de la familia hallaron el biberón el domingo por la mañana.

Un familiar que pidió no ser identificado explicó que estaban registrando el parque ese día porque la Policía les dijo que era donde se había encontrado el auto después del secuestro.

Desde el inicio de la investigación McManus consideró que el padre conocía a la mujer que tomó el bebé y que todo fue parte de un plan, "pero aún así, todavía tenemos un niño perdido de 8 meses: dónde esta King Jay", se preguntó McManus.

El padre llamó a la Policía momentos después del secuestro y cuando los investigadores lo interrogaron sobre la desaparición del niño notaron discrepancias en su historia.

"La historia del padre no es coherente", advirtió el jefe policial, quien resaltó que este pasó junto a la mujer que robó el auto cuando estaba entrando a la gasolinera, lo que sugiere que pudieran haber estado coordinados para el 'robo' del niño.

El padre les dijo a las autoridades que entró a la tienda a comprar agua, pero un testigo –que pidió no ser identificado– aseguró que el hombre compró fue un boleto de lotería y un refresco.

Los investigadores creen que el niño está en peligro debido a la forma en que desapareció. El jefe policial contó que la madre del niño está extremadamente angustiada y pidió la ayuda de la comunidad para reportar lo que sepan sobre este caso, sea o no un secuestro.

Mira también:



Siete menores discapacitados fueron rescatados de un hogar en Texas donde eran víctimas de abuso

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:SecuestroMenores de EdadArrestosTexasLocal

Más contenido de tu interés