null: nullpx
Utah

Gobernador termina anticipadamente el alivio federal para desempleados de Utah

Los críticos de la decisión rechazan la idea del gobernador de que el alivio de desempleo es lo que hace que las personas no busquen trabajo, y dicen que la principal razón por la que muchas personas no regresan a la oficina es el miedo al coronavirus.
12 May 2021 – 07:58 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Spencer Cox terminó anticipadamente el alivio federal para los desempleados de Utah con cuatro meses de anticipación. Crédito: utah.gov

El gobernador de Utah, Spencer Cox, anunció el miércoles que planea poner fin con cuatro meses de anticipación el pago de estímulo federal de 300 dólares semanales que actualmente benefician a los desempleados de Utah, y que son parte del paquete de alivio por coronavirus promulgado por el presidente Joe Biden. Según USA Today, en los estados que no interrumpirán el estímulo de manera temprana, lo mismo durarán hasta septiembre..

Cox citó la baja tasa de desempleo en Utah como uno de los factores tomados en cuenta para la decisión. El gobernador dijo en un comunicado que "este es el siguiente paso natural para que el estado y la vida de las personas vuelvan a la normalidad", y agregó que “creo en el valor del trabajo. Con la tasa de desempleo más baja del país (2.9%) y muchos trabajos bien remunerados disponibles en la actualidad, tiene sentido dejar de lado estos beneficios adicionales que nunca tuvieron la intención de ser permanentes. El mercado no debería competir con el gobierno por los trabajadores".

Otro de los motivos de la decisión es la amplia disponibilidad de empleos que existen en Utah. Según el Departamento de Servicios para la Fuerza Laboral, esa oficina ha contabilizado más de 50,000 plazas de trabajo abiertas en Utah, lo que casi duplica el número de personas que actualmente reciben el beneficio.

Según Cox alrededor de 28,000 reciben actualmente el alivio federal de desempleo de 300 dólares, lo que representa una subvención federal semanal de 12.4 millones de dólares.

De esta manera, Utah se convierte en uno de los 10 estados que terminan tempranamente con la ayuda adicional por desempleo.

Algunos críticos de la decisión, como la Secretaria de Comercio, Gina Raimondo, no comparten la idea del gobernador de que el alivio de desempleo es lo que hace que las personas no busquen trabajo. Raimondo dijo en el programa de entrevistas "Face the Nation" en la cadena CBS que la principal razón por la que muchas personas no regresan a la oficina es el miedo al coronavirus. Aunque hay otros factores como la dificultad de conseguir cuidado diario para los niños, una situación que afecta principalmente a las mujeres.

Para Raimondo “este seguro de desempleo ha sido un salvavidas, un salvavidas de supervivencia para tantos estadounidenses”.


Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés