null: nullpx
Maltrato Animal

Rabito Kontento lucha por los derechos de los animales en Puerto Rico

El caso de Huesos y Kala levanta el problema de maltrato animal en la Isla y la falta de conocimiento de la Ley 154.
23 Mar 2016 – 6:44 PM EDT

En Puerto Rico, cada día se dan a conocer más casos de animales abandonados, maltratados y hasta asesinados.

Ante este fin, hay varias organizaciones en la Isla, entre estas Rabito Kontento, quienes dedican su tiempo y esfuerzos a concienciar sobre la importancia de proteger a las mascotas pero sobre todo, en darle una buena calidad de vida a esas que no han contado con suerte de tener una mano amiga que los proteja.

Aunque no es nueva la Ley, si se ha reflejado en la Isla un latente problema de desconocimiento sobre la “Ley para el Bienestar y la Protección de los Animales”, mejor conocida como la Ley 154.

Esta fue enmendada en el 2008, “a fin de establecer los procesos judiciales, facilitar la coordinación multi-sectorial entre municipios, agencias gubernamentales y organizaciones privadas; tipificar delitos e imponer penalidades; derogar la Ley Núm. 67 de 31 de mayo 1973, según enmendada, conocida como Ley de Protección de Animales, entre otras; y otros fines”, lee la ley.

Es así como llegó la historia de “Huesos” a Rabito Kontento. “El pasado 22 de enero recibimos mediante un mensaje a nuestro buzón en Facebook sobre un perro en Arecibo en estado crítico, de inmediato movilizamos a nuestros voluntarios y realizamos el rescate de quien hoy es HUESOS sus fotos al encontrarlo muestran claramente la mala vida que llevaba hasta el momento!”, reveló la organización.

La condición en la que llegó a la clínica era devastadora. Sharon Deliz, portavoz de Rabito Kontento, dijo que cuando vieron las fotos “creíamos que estaba muerto. Dos de nuestras compañeras fueron a rescatarlo y socorrerlo.”, confesó.

El País se unió en ayudas para poder costear sus tratamientos que incluían “una pata fracturada con huesos expuestos y gusanos, las pruebas demostraron su hemoglobina en 2.1, sus glóbulos blancos sobre 52 mil, desnutrición severa, condiciones en la piel por la mala nutrición, fémur fuera de lugar, entre otras condiciones adicionales”, detalló la organización.



“Huesos es un milagro de vida. Él estaba muerto y no lo sabía”

Por más de un mes, Huesos estuvo recibiendo tratamientos y transfusiones de sangre hasta llegar a estar en buen estado de salud, estar lleno de vida y demostrando todo el amor y cariño que tiene para dar.

Huesos está mejorando cada día más, pero Rabito Kontento recalca que su historia no puede quedar aquí. Aseguran que hay que seguir reforzando la importancia de conocer sobre la ley y estar alerta para denunciar infracciones a la misma.


A pesar de que la Ley 154 es considerada como una de las mejores 20 leyes en su categoría en Estados Unidos la cual incluso ha servido de modelo para algunos estados de EEUU como para países como Sudáfrica y España; en Puerto Rico la lucha es continua. Entre el desconocimiento ciudadano y los recursos para hacer valer la ley, tal pareciera como si fuese imposible.

Es por esto que organizaciones sin fines de lucro tienen que tomar las riendas y dedicarse a rescatar animales abandonados en las calles de nuestra isla, estabilizarlos para así darlos en adopción a personas responsables y comprometidas.

“Está en todos poder proteger a quienes no tienen voz”, recalca la organización. Para reportar un caso de maltrato debe comunicarse con el cuartel de la policía más cercano, el 9-1-1 o en casos de negligencia que requieran una orientación pueden contactar al grupo de Oficiales de Investigación de Crueldad Animal (OICA) quienes están capacitados para manejar estos casos.


Así ha sido la transformación de Huesos

Loading
Cargando galería


Se van en alzada tras declarar no causa contra dueño

El agente Joel Vidot fue quien estuvo a cargo de realizar las investigaciones pertinentes. En medio de la investigación salen a relucir más detalles, incluyendo a Kala quien es hija de Huesos y también fue rescatada en mal estado.

El caso, se presentó en el tribunal de Arecibo y el juez Erick Rolan Suarez encontró no causa en los artículos 1 y 4 de la Ley 154 contra el hombre que admitió ser el dueño del perro. Tanto Rabito Kontento como, el agente Vidot junto al fiscal Gamalier Oliveras solicitaron una vista de determinación de causa en alzada la cual fue aprobada para el día 29 de marzo.

“En PUERTO RICO no podemos seguir tolerando el maltrato, debe tener consecuencias. Este 29 de marzo queremos justicia para Huesos y Kala”, publicó en su página de Facebook la organización.

La ley 154 estipula que cualquier persona acusada de golpear un animal, dejarlo amarrado durante todo un día, prohibirle su libertad o dejarlo sin alimentos o sin agua por períodos prolongados, entre otras cosas, conllevaría el procesamiento criminal y, en algunos casos, incluso la cárcel. En el caso de arrollar a un animal, solo se someterían cargos si la persona responsable se va a la fuga.

Por esto Rabito Kontento te invita a unirte a ellos por el bienestar de Puerto Rico y el bienestar de las mascotas. “¡Alza tu Voz! ¡Únete ante esta gran lucha! Por todos los que no tienen voz.”, invitan.

Más contenido de tu interés