null: nullpx
Menores de Edad

Toque de queda para menores de edad: estas son las razones que dan las autoridades

Durante el verano ningún joven menor de 18 años puede estar en las calles sin un adulto durante las horas de la noche en cerca de 400 localidades en Estados Unidos. Las multas son altas y las autoridades aseguran que hay razones de sobra para prohibirle a los menores de edad estar fuera de sus hogares a altas horas de la noche.
9 Jul 2018 – 3:56 PM EDT

A partir del pasado fin de semana ningún menor de edad puede estar solo en las calles en la ciudad de Newark, en Nueva Jersey, con lo que se une a una lista de más de 400 lugares del país que desde hace varios años aplican esta normativa para salvaguardar a los niños que en esta época están en vacaciones escolares.

El toque de queda está vigente todas las noches entre las 11:00 pm y las 05:30 am, a no ser que esté acompañado de un adulto.

La llamada Iniciativa de Toque de Queda Juvenil en el Verano busca, según las autoridades de Newark, proteger a los menores de 18 años y asegurarse que durante las vacaciones escolares están bajo supervisión de sus padres o de un tutor en horas de la noche.

Los índices de criminalidad y de victimización de los jóvenes es la principal justificación de las autoridades de Newark, independientemente de que los padres siguen siendo los principales responsables del bienestar de sus hijos.

Cualquier menor que esté a más de 100 yardas de su casa entre las horas indicadas serán castigados con multas que van entre los 100 y los 1,000 dólares.

"Queremos que los jóvenes de nuestra ciudad disfruten los meses de verano con seguridad al limitarles la oportunidad de que estén en contacto con actividad criminal", dijo el alcalde Eas Baraka. "El lugar más seguro para los niños durante la noche es bajo la correcta supervisión de sus padres u otro adulto confiable, no las calles. esta iniciativa busca asegurarse de que todos los jóvenes, y todos los residen tes de Newark tengan un verano seguro y divertido".

Sin embargo, el caso de Newark no es aislado. Según la Asociación Nacional de Derechos de los Jóvenes (National Youth Rights Association, en inglés) hay más de 400 poblados, ciudades, condados o estados en los que la salida de menores sin un adulto está prohibida.

El toque de queda fue concebido por las autoridades como una técnica que permitiría reducir la tasa de delitos. Su imposición se desarrolló especialmente durante la época los noventa, cuando se extendió la política de "dureza con el crimen".

El 22 de julio de 1996, el expresidente Bill Clinton viajó a la ciudad de Monrovia, en California, para mostrar su apoyo a la medida que ya había comenzado a aplicarse en algunos puntos del país y que poco a poco se extendería rápidamente.

Según datos del FBI, citados por el diario The Guardian, entre 1994 y el 2013, se produjeron unos 2.6 millones de arrestos por violación del toque de queda, lo que implica que fueron detenidas aproximadamente 139,000 personas al año.

Algunas asociaciones, como la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, en inglés), han criticado este tipo de medidas, por considerarlas discriminatorias. Como ejemplo, la organización denunció lo sucedido en Minneapolis, Minnesota.

Según sus conclusiones, tras estudiar los arrestos entre enero de 2012 y el 30 de septiembre de 2014, más de la mitad de los cargos por violación del toque de queda se presentaron contra jóvenes afroamericanos (56%). Por el contrario, solo el 17% de los arrestados eran blancos. La mayoría de la población en Minneapolis es blanca.

Además, reveló que 33 niños menores de 10 años fueron acusados de violar el toque de queda, entre ellos uno de solo 4 años. De todos ellos, 28 eran afroamericanos. "Puedes ver que la mayor parte del tiempo (la policía) se enfoca solo en esta comunidad", dijo Omar Alí, un consejero de empleo de la Southeast Asian Refugee Community Home.

"Llevar a los jóvenes al sistema de justicia penal a una edad temprana no los protege de la victimización ni los disuade de un comportamiento delictivo futuro. Más bien los hace más propensos a permanecer en el sistema de justicia penal a lo largo de su infancia y en la edad adulta", indicó la ACLU en dicho estudio.

En un análisis de los arrestados en la ciudad de San Diego, California, The Guardian encontró que en el año 2010, la mayoría de los detenidos fueron latinos (59%) mientras que solo un 16% eran blancos. Estas cifras contrastan con el hecho de que cerca de la mitad de la población ese año era blanca y menos de un tercio era hispana.

Los defensores de la medida, sin embargo, creen en su efectividad para mantener a los niños seguros y evitar problemas. Un estudio de 2011, realizado por el profesor de la Universidad de California Patrick Kline, concluyó que "los toques de queda son efectivos a la hora de reducir tanto la violancia como los crímenes contra la propiedad".


Así ocurrieron los hechos que condujeron a la muerte de John Hernández a manos del esposo de una oficial texana

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés