null: nullpx
Reciclaje

Recolectar basura es el pasatiempo de una millonaria de Brooklyn (y gana entre $20 y $30 diarios)

Tiene un MBA de la Universidad de Chicago y más de $8 millones de dólares invertidos en bienes raíces en Nueva York. Aun así disfruta más su pequeña cruzada por el medio ambiente.
20 Ago 2018 – 12:47 PM EDT

Lisa Fiekowski, a sus 60 años, decidió que la mejor manera para mantenerse activa sería la recolección de basura. Ya tiene una década haciéndolo y en una entrevista para New York Post contó que se gana entre 20 y 30 dólares por unas pocas horas de trabajo.

Sin embargo, el dinero no es lo más importante para esta acaudalada mujer que posee más de $8 millones en propiedades en la ciudad de Nueva York, incluido un conjunto de viviendas valorado 1 millón de dólares junto a Prospect Park, el segundo parque más grande de Brooklyn.

Lisa Fiekowski asegura que disfruta su trabajo porque le permite mantenerse activa, conversar con sus vecinos y conservar limpia la zona. "Principalmente, es actividad física", le dijo también a New York Post.

Lleva ya muchos años viviendo en un exclusivo barrio de Prospect Heights en Brooklyn. Una de sus propiedades en la avenida Convent de Harlem está inhabitable pues la convirtió en el depósito donde guarda muchos de los objetos que se va encontrando en el camino. En ese espacio tiene acumulados juguetes, alfombras, sombrillas, carritos para la ropa y hasta un viejo microondas.

Una recolectora altamente calificada


Lisa Fiekowski tiene un MBA de la Universidad de Chicago, trabajó como analista de marketing para AT&T y también fue corredora de bolsa en la década de los 80.


Es hija de dos reconocidos economistas de Washington DC. Su padre era el jefe de economía de la Oficina de Análisis Fiscal del Departamento del Tesoro (USDT, por sus siglas en inglés) y su madre negociaba acuerdos comerciales en todo el mundo para el Departamento de Trabajo (DOL, por sus siglas en inglés).

Su esposo gana alrededor de $180,000 al año en la Corporación de Desarrollo Económico de la ciudad de Nueva York. Cuenta Fiekowski que llegó a Nueva York en 1979, se compró un pequeño apartamento por $22,000 y pensó que “había pagado demasiado”. Con la compra de sus primeras propiedad en Harlem, a mediados de los 80, dio inicio a su incursión en el negocio de bienes raíces.

Actualmente uno de sus dos edificios en Hamilton Terrace tiene un valor estimado de más de $ 4 millones, según el avalúo de la ciudad.


Jornadas de 30 dólares diarios


Está consciente de que su pasatiempo no paga bien. Recibe entre 20 y 30 dólares por varias horas de trabajo al día. Pero la mantiene sana y en forma. Y le permite estar en contacto con muchas personas.

“Supongo que siempre fui recicladora”, dice. Gana poco dinero pero contribuye con el medio ambiente y ayuda a mantener el vecindario limpio.

Para su trabajo utiliza un clunker (carrito) y tiene un Toyota Camry de 1993 que incomoda a los vecinos de Prospect Heights porque también hace las veces de almacén de reciclaje.

El mes pasado dejó su recolector a pocas cuadras del parque preferido por el alcalde Bill de Blasio y varios medios de comunicación escribieron historias sobre el misterioso ‘carro de basura’ que se había convertido en una plaga para la comunidad.


En otra ocasión NYPD remolcó su Toyota lleno de desperdicios, a pesar de que estaba legalmente estacionado.

Se define como una “bohemia pasada de moda" que se siente triste porque Nueva York ya no disfruta de personas excéntricas como ella. "Mi familia piensa que lo que hago es horrible, pero yo creo que es muy divertido", finalizó.

Las excentricidades de los millonarios

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:ReciclajeLocal

Más contenido de tu interés