null: nullpx
Ataques

Violentos ataques, intoxicaciones, y acoso marcan la apertura de temporada para Los Dodgers

La que se esperaba ser la temporada decisiva de Los Angeles Dodgers en el terreno, se ha convertido en una jornada decisiva pero para los fanáticos, quienes fueron víctimas de violentos ataques, peleas y hasta acoso, dentro y fuera del Chavez Ravine.
1 Abr 2019 – 5:31 PM EDT

Rafael Reyna, de 47 años y padre de cuatro, se encuentra conectado a múltiples máquinas que lo mantienen con signos vitales en el USC Medical Center, tras sufrir un violento ataque en el lote de estacionamientos número 3 del estadio de los azules. Mientras tanto, las autoridades continúan en la búsqueda del responsable de la tragedia.

El incidente se reportó este sábado, al finalizar el encuentro negativo para los locales, quienes perdieron 5-4 ante los Diamondbacks de Arizona justo al final de las 13 entradas del juego de temporada regular más largo en la casa de Los Dodgers con 6 horas, 5 minutos.

Sin cámaras de seguridad que captaran el incidente, y de acuerdo con declaraciones de la esposa de la víctima, Christel Reyna, ella estaba hablando con su esposo vía Facebook Live cuando escuchó insultos y luego, lo que parecía una confrontación, misma que terminó cuando su esposo cayó al suelo y sufrió un fractura de cráneo, mientras la multitud avanzaba a las salidas del estadio.

Hasta el momento se desconoce la identidad del sospechoso, solo fue descrito como un hombre de unos 20 años quien escapó de la escena en un SUV blanco, posiblemente un Toyota 4Runner, dijeron las autoridades.

Tanto la familia Reyna, como las autoridades piden la ayuda de testigos para identificar al responsable del asalto, mientras que la organización Dodgers emitió un comunicado en el que aseguran están colaborando con las autoridades a fin de esclarecer el incidente.

"Anoche, de repente, se produjo un altercado entre dos hombres que abandonaban el estadio', dice el comunicado. ‘Uno de los hombres resultó hemoido como resultado del altercado. Un testigo informó de inmediato el incidente al personal del estadio, y se envió rápidamente a técnicos de emergencias para proporcionar asistencia médica en el lugar. El asunto ahora está siendo investigado por el Departamento de Policía de Los Ángeles, y los Dodgers están cooperando plenamente con la investigación''.

Este no es el primer incidente violento que ocurre en la casa de Los Dodgers. En 2011, Bryan Stow, un aficionado de Los Gigantes de San Francisco, también recibió una golpiza que lo dejó en estado de coma, en el estacionamiento de estadio.


Los Dodgers y los Gigantes son catalogados como los eternos rivales, por lo que el incidente del sábado contra Reyna, así como el encuentro de hoy lunes, pone sobreaviso a las autoridades locales y a las de la organización deportiva con el fin de evitar brotes violentos antes, durante y después del juego del día.

Cabe destacar que el Chavez Ravine, puede albergar a más de 55 mil visitantes en un día de casa llena, lo cual lo hace un lugar sensible a brotes violentos entre los fanáticos de los equipos en el terrenos, nada más lejano a la intención de la fiesta deportiva.

Otro punto de preocupación son los niveles de intoxicación con los que los fanáticos llegan al estadio, en donde de ya se ha limitado el expendio de bebidas alcohólicas.

Sin embargo, la temporada 2019 ha tenido otros episodios que alertan a la fanaticada sobre la realidad de las gradas en el estadio angelino. Este otro episodio ocurrió dentro del estadio y envolvió a por lo menos dos mujeres, que debieron ser separadas por cuerpos de seguridad. Esto sucedió durante el juego de este sábado 30 de abril, tal como se dio a conocer a través de la redes sociales.

Aquí el video del usuario de Twitter @ gordosoccer16 quien fue testigo de la trifulca en uno de las tribunas del Chavez Ravine, este sábado 30 de marzo.

Día de apertura en el Chavez Ravine de Los Ángeles (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés