null: nullpx
Los Angeles

Este es el secreto del éxito de Porto’s Bakery, un modelo a seguir para los latinos en EEUU

Betty Porto cuenta que cuando a su madre la botaron del trabajo decidió lanzarse a la aventura de montar su propio negocio y no volver a trabajar para nadie nunca más. Ella emigró sin dinero, pero con muchos sueños que pudo cumplir.
25 Sep 2019 – 8:29 PM EDT

Es una de las tiendas más famosas de California donde tiene cinco sedes en Burbank, Glendale, Buena Park, Downey y West Covina. Pero su dueña es reconocida en varias partes de Estados Unidos.

“Cuando viajo a Las Vegas, a San Francisco, a Alaska, a Hawái hasta a España. Te lo juro, donde quiera que voy me encuentro un cliente que me quiere dar un abrazo, tomarse una foto conmigo. Es algo muy bonito”, afirma Betty Porto, dueña de Porto’s Bakery

Ella asegura que la idea nació de la necesidad de su madre cuando fue despedida en Cuba en medio de la dictadura comunista a finales de la década de los 60. “La botaron del trabajo y la mandaron a la casa con tres muchachos. A mi padre lo mandaron a un campo de labor forzada. Nosotros éramos considerados enemigos por el gobierno”, cuenta Betty.

“Mi madre se puso a hacer ‘cakes’ en la casa”, relata Porto. “A los dos meses de llegar a Estados Unidos en 1971, empezó a hacer pasteles de boda, de quince años. Ella decía que si pudo trabajar en Cuba cómo no iba a hacerlo en Estados Unidos”, agrega.

“En 1976 ya no cabía la cantidad de gente que iba a la casa a hacer sus pedidos”, recuerda Porto. Ese año se abrió la primera sede de Porto’s Bakery en Sunset Boulevard en Echo Park.

Betty aprovecha para brindar consejos para quienes desean comenzar su propio negocio.


  • No tenerle miedo a la vida.
  • Trabajar mucho.
  • Invertir todo el dinero que se gana al principio a la empresa.

Así que si usted sueña con volverse empresario, no pierda tiempo y arriésguese con dedicación, paciencia y mucho esfuerzo para lograr el éxito, como lo hizo la familia Porto, ejemplo para todos los latinos que vivimos en Estados Unidos.

Francisca recordó los días en que vendía en las calles mientras acompañaba en su trabajo a un comerciante de flores

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés