null: nullpx
Museos

El último viaje del gigantesco ET

Iba destinado a ser basura espacial, pero el desastre del transbordador Columbia (2003) lo dejó en tierra y ahora, tras una travesía de 4,400 milas náuticas, este tanque de combustible gigante llega a Los Ángeles donde le espera un complejo trayecto por carretera antes de convertirse en parte de un museo.
18 May 2016 – 8:42 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- El gigante espacial ET-94 es tan largo como un campo de fútbol y tan pesado como una ballena gris, pero tendrá que moverse con precisión milimétrica por las calles de Los Ángeles para llegar hasta el Centro de Ciencias de California donde este deshauciado tanque de combustible de los transboradores de la NASA pasará a convertirse en una pieza de museo.

Este depósito arribará el miércoles por mar hasta el puerto de Marina del Rey, en el condado de Los Ángeles, después de más de un mes de travesía desde la instalación de ensamblaje Michoud en Nueva Orleans, donde fue construido en 2001 y donde quedó almacenado hasta que el pasado 12 de abril comenzó su singladura de costa a costa.

El ET-94 es el último de su clase. La NASA fabricaba estos tanques para alimentar de combustible los motores de los transbordadores y se hacían con un solo uso: facilitar la operación de salida a órbita de las naves.

En Los Ángeles pasará a formar parte de la colección espacial del museo que ya cuenta con el transbordador Endeavour y los cohetes usados para el lanzamiento de estos vehículos orbitales. La NASA donó al Centro de Ciencias de California esa pieza con la que se dispondrá en posición vertical para simular, junto con la nave y los cohetes, la parafernalia del despegue.

El Endeavour llegó a Los Ángeles en 2012 y realizó un recorrido por la ciudad parecido al que enfrentará el ET-94, un meticuloso y lento ejercicio de manejo para trasladar el depósito desde el puerto hasta el centro de la urbe. Unas 16 millas que recorrerá en cerca de 18 horas.

En su viaje oceánico de 4,400 millas náuticas el ET-94 soportó una tempestad caribeña, cruzó el Canal de Panamá y participó en el rescate de unos pescadores cuyo barco se estaba hundiendo frente a la costa de México antes de asomar por el sur de California.


El viaje de ET de costa a costa de EEUU

Loading
Cargando galería


El último paseo del ET-94

Aunque llegará a Los Ángeles el miércoles 18, el tanque de combustible espacial no emprenderá la recta final de su traslado hasta el sábado 21 de mayo. El trayecto empezará después de la medianoche en Marina del Rey y concluirá aproximadamente entre las 7:30 y las 9:30 de la noche en el museo, en Expo Park.

Irá tumbado sobre un remolque de 42 llantas y requerirá que se retiren señalizaciones de forma temporal, aunque no se talarán árboles, como ocurrió con la llegada del Endeavour cuya envergadura obligó a tomar esas medidas para permitir el paso de la nave.

La ruta, que será realizada a 5 millas por hora, incluye los transitados bulevares Lincoln y Culver y la avenida La Brea, entre otras calles.


¿Qué es el ET-94?
El ET-94 es el último tanque espacial extraible preparado para volar que existe, nunca fue utilizado y se construyó en 2001 en el centro de ensamblaje Michoud, Nueva Orleans.

El dispositivo pesa vacío 66,000 libras (30 toneladas), mide 32 pies de ancho (10 metros) y 154 de largo (47 metros). Puesto en pie es más alto que la Estatua de la Libertad.

Estos tanques fueron retirados del servicio después de que, el 1 de febrero de 2003, el ET-93 formara parte del accidente del transbordador Columbia, en el que una falla mecánica provocó que la misión espacial tuviera un trágico desenlace y siete personas perdieran la vida.

Lea también:


Más contenido de tu interés