Inmigración

Cargos penales contra falsos consultores migratorios

El abogado de la ciudad de Los Ángeles, Mike Feuer, anunció hoy que su oficina presentó cargos penales a cuatro personas por delitos de práctica jurídica no autorizada, robo, intimidación, y acoso a inmigrantes.
9 Ene 2019 – 10:21 PM EST

El abogado de la ciudad de Los Ángeles, Mike Feuer, anunció heste martes que su oficina presentó cargos penales a cuatro personas por delitos de práctica jurídica no autorizada, robo, intimidación, y acoso a inmigrantes.

"No toleraremos explotación u hostigamiento de nuestros residentes más vulnerables", dijo Feuer. Y reiteró que su oficina no dudará en tomar medidas contra aquellos que pretenden engañar a los que buscan actualizar su situación migratoria.

Judith Gil, de 65 años, y su hija Minerva Gil, de 36 años, de Los Ángeles, están acusadas de múltiples cargos criminales por presunta operación de un negocio de consultoría de inmigración ilegal aprovechándose de personas que buscan residencia, asilo y otras formas de estatus legal en Los Estados Unidos.

Las acusadas presuntamente cobraban a sus clientes miles de dólares por los servicios, al tiempo que les ofrecían información potencialmente falsa y asesoramiento legal no calificado. La denuncia penal contra Judith Gil incluye 17 cargos que van desde violaciones a las leyes de asesoría migratoria hasta la práctica legal no autorizada. En tanto su hija, ha sido acusada de actuar indebidamente como consultora de inmigración y de ejercer la ley sin autorización.

En un segundo caso, Eddie Rivas Bonilla, de 54 años, de Los Ángeles, fue acusado de actuar como consultor de inmigración y de la práctica legal no autorizada. Bonilla fue previamente condenado por los mismos crímenes en 2017, por lo que también se alega que ha violado los términos de esa libertad condicional.

Un tercer caso es contra James Balsamo, de 53 años, de Westminster, está acusado de intimidación de testigos y de enviar amenazas a un ex empleado. En 2017, el acusado operaba la empresa Tru Way Construction y supuestamente contrató a un jornalero latino a quien no le pagó por sus servicios. El trabajador presentó un reclamo ante el Departamento de Relaciones Industriales de California y finalmente recibió $4,917 dólare s por salarios atrasados y multas. Aparentemente luego de que Balsamo se enteró de la reclamación de este trabajador, arremetió contra este con mensajes de texto amenazadores, que incluían comentarios racial ofensivos, además de supuestamente amenazarlo con deportación.



Los tres casos tienen en común el estatus migratorio de las víctimas, por ello que tanto el fiscal de la ciudad, como voceros de la Oficina de Asuntos para Los Inmigrantes del Condado de Los Ángeles le recuerda a la comunidad que no Importa su estatus migratorio hay leyes que los protegen contra el fraude.

Si usted o alguien que conoce pudiera estar siendo víctima de este tipo de fraude migratorio, puede comunicarse con La Oficina de Asuntos del Consumidor y Negocios del Condado de Los Ángeles al: 1-800-952-5210 y/o a la Oficina de Asuntos de Inmigración del Condado de Los Ángeles al: 1-800-593-8222

Alertas por posibles fraudes de inmigración

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:InmigraciónLocal

Más contenido de tu interés