null: nullpx
Acoso

Nuevo informe en la oficina de Michael Madigan describe una cultura del bullying y acoso

Un informe sobre una investigación en la oficina del presidente de la Cámara de Representantes de Illinois, Michael Madigan, pinta una imagen de una cultura laboral de acoso y intimidación en la que algunos empleados dijeron que no se sentían cómodos al denunciar acusaciones de mala conducta y se sintieron "prescindibles".
21 Ago 2019 – 10:37 PM EDT

CHICAGO, Illinois. – El martes por la tarde el presidente de la Cámara de Representantes de Illinois, Michael Madigan, publicó un informe luego de múltiples acusaciones públicas de acoso sexual, intimidación y más en su oficina.

El informe se publica despues de más de un año de que comenzó la investigación por Maggie Hickey, ex inspectora general ejecutiva del estado.

Durante la investigación, que se llevó acabo en la oficina de Madigan, Hickey entrevistó a más de 100 personas que trabajan en el capitolio, incluidos más de 80 personas, además de más de una docena de miembros del Caucus Democrático de la Cámara. El informe también se basó en la revisión de miles de páginas de documentos, correos electrónicos, redes sociales, y más.

Hickey, fue contratada para investigar tres reclamos específicos, según el informe:

1.) El primero fue que Madigan, su ex jefe de gabinete Tim Mapes y otro legislador tomaron represalias contra el representante Kelly Cassidy por hablar sobre el manejo de su oficina de acusaciones de acoso sexual.

2.) En segundo lugar, Hickey investigó las afirmaciones de una activista de que el entonces representante, Lou Lang, hizo avances no deseados hacia ella y la intimidó una vez que rechazó esos avances.

3.) Finalmente, la investigación también exploró a un ex empleado de la oficina del presidente que alegó que Mapes le hizo comentarios inapropiados.

"Asumo la responsabilidad de no hacer lo suficiente anteriormente para evitar problemas en mi oficina, y sigo creyendo que, colectivamente, necesitamos hacer más en el Capitolio para mejorar nuestra cultura laboral y proteger a las mujeres y hombres que trabajan aquí y que quieren una diferencia en el mundo ”,dijo Madigan en un comunicado, agradeciendo a Hickey, así como al personal, legisladores, cabilderos y otros que participaron.

Las conclusiones a las que se llegó en cada acusación variaron, y Hickey finalmente emitió docenas de recomendaciones para mejorar en áreas que van desde mecanismos de informes, liderazgo y políticas de empleados.

También te puede interesar:

RELACIONADOS:AcosoAcoso SexualBullyingChicagoIllinois

Más contenido de tu interés