null: nullpx
Tiroteos

El saldo de un violento fin de semana en Chicago: 63 heridos de bala y 12 muertos en varios tiroteos

Decenas de personas recibieron disparos desde el viernes en la tarde y la madrugada de este lunes. La violencia continúa cobrándose vidas en los barrios más pobres de la tercera ciudad más grande del país.
5 Ago 2018 – 2:53 PM EDT

Fin de semana sangriento en Chicago: por lo menos 75 personas recibieron disparos entre el viernes en la tarde y la madrugada de este lunes. De ellas, 12 murieron. Este saldo convierte al pasado fin de semana en uno de los más violentos de los últimos años en la tercera ciudad más grande de Estados Unidos.

Los números de víctimas por este tipo de violencia se dispararon el domingo en la mañana, cuando en un periodo de siete horas 40 personas estuvieron implicados en diversos tiroteos, según indicó el diario Chicago Tribune.

Las víctimas tienen entre 11 y 62 años. Las zonas más afectadas fueron los barrios del sur y el este de la ciudad. Seis de los tiroteos dejaron 4 o más heridos, lo que supuso que hubiera al menos 31 víctimas solo el domingo en la mañana.

"Cuatro personas recibieron disparos en el 1600 de South Avers en Lawndale. Ocho en el 1300 block of West 76th en Greshan. Otros seis en Lawndale. Cuatro más en West Humboldt Park. Otros tres en el West Garfield Park", indicó el diario.


Hasta el viernes, al menos 1,700 personas habían sido tiroteadas en la ciudad. Pese a que la cifra es alarmantemente alta, es menor que la de los últimos dos años para este mismo periodo de tiempo.

Según lo reportó la filial de NBC en Chicago, el Hospital Stroger era un completo caos el domingo por la mañana. Informaron que se impidió la entrada a las familias de las víctimas a la sala de emergencias, mientras el personal del hospital intentaba prestar servicio al gran número de pacientes heridos.

"Durante las últimas 24 horas, la unidad de traumatología de Stroger recibió un volumen inusualmente alto de pacientes", dijo a NBC Caitlin Polochak, gerente de comunicaciones del hospital.

El jefe de patrullas de la policía, Fred Waller, habló del violento fin de semana en una rueda de prensa el domingo.

"Le prometo a esta ciudad, no seremos derrotados", aseguró Waller en repetidas ocasiones.

El oficial dijo que la seguridad en la ciudad debe ser un trabajo en equipo, no sólo del departamento de polícia. "No podemos medir lo que evitamos. Teniendo menos víctimas, es la forma como medimos nuestro éxito", declaró.


Cuando fue cuestionado sobre el número de agentes que estaban designados al popular festival de música Lollapalooza, Waller indicó que no se trataba de falta de recursos ni agentes, porque esos ya estaban "contabilizados".

Estos episodios ocurrieron días después de que cientos de manifestantes cerraran temporalmente el emblemático Lake Shore Drive de la ciudad en protesta contra la violencia armada mientras pedían la renuncia del alcalde Rahm Emanuel.

Emanuel pidió medidas de control de armas ampliadas en Chicago y en todo el estado de Illinois. En una rueda de prensa este lunes, el alcalde invitó a los vecinos a hablar con las autoridades sobre si conocen o tienen información sobre los autores de los tiroteos. Además, recalcó la importancia de la educación de los padres para poder enfrentar la violencia que afecta a la ciudad.

El alcalde, que ya enfrenta una larga lista de rivales si busca la reelección el año próximo, ha recibido críticas de algunos activistas que dicen que no logró atraer inversiones a las comunidades negras y latinas del sur y del oeste, mientras que el centro y el norte de Chicago no paran de avanzar.


En 2018, Chicago ha registrado más de 300 asesinatos, la cifra más alta que la de cualquier otra ciudad de EEUU. Sin embargo esta cifra, representa 100 personas menos de lo que la ciudad había registrado para esta fecha el año pasado

Ve también:

Miles de personas participaron en una protesta contra la violencia en una de las principales autopistas de Chicago

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TiroteosLocal

Más contenido de tu interés