null: nullpx
Política

"No puedo y no voy a votar por Donald Trump para presidente": Miembro del Colegio Electoral de Texas que renunció a su puesto

A través de una publicación en un blog personal el republicano Art Sisneros, miembro del colegio electoral de Texas, dijo que prefiere dimitir para no tener que votar por Donald Trump. Afirmó que se siente tranquilo de mantenerse firme a sus convicciones y no ceder a las presiones.
28 Nov 2016 – 5:56 PM EST

AUSTIN, Texas - Art Sisneros, un integrante republicano del Colegio Electoral que representa a Texas, renunció a su cargo como elector para evitar votar por el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, tras asegurar que no puede hacerlo "en buena conciencia".

En una publicación en su blog personal, Sisneros, de origen hispano, detalló que no quiere ser un elector 'infiel' y que por eso debe renunciar a su papel como uno de los integrantes del colegio electoral en Texas, que cuenta con otros 37 miembros.

"No veo que Donald Trump esté bíblicamente calificado para servir en la oficina de la Presidencia", escribió el elector republicano, que añadió que votar por Trump, en su caso, "traería deshonra a Dios".

Además, Sisneros aseguró que podría "dormir bien por la noche" sabiendo que fue firme a sus convicciones y que no cedió a las presiones, al mismo tiempo que dijo que lloraría por la "pérdida de la república".

Ahora, el total de los 537 miembros restantes del Colegio Electoral deberán elegir al reemplazo de Sisneros cuando se reúnan el 19 de diciembre en las capitales de los estados en todo el país.

El presidente del partido Republicano en Texas, Tom Mechler, dijo en un comunicado que el partido respeta la decisión de Sisneros y aprecia su voluntad de renunciar a su posición como elector presidencial en Texas.

El candidato republicano, Donald Trump, se impuso en las elecciones debido al sistema del Colegio Electoral en el que cada estado adjudica al ganador de la demarcación territorial un número de compromisarios estimado conforme a su peso demográfico y equivalente al número de sus representantes en el Congreso.

En el sistema electoral vigente en EEUU, el Colegio Electoral, los votantes no eligen directamente al presidente de la nación, sino que delegan esa función en 538 compromisarios o electores que votarán en los 50 estados del país y el Distrito de Columbia (sede de la capital).

El Colegio Electoral, que también escoge al vicepresidente del país, fue creado en 1787 por los autores de la Constitución, tras descartar la elección directa por voto popular con el fin de proteger a los estados pequeños ante el poder de los grandes.

El número de electores de cada estado es igual al número de sus senadores más el número de sus representantes. Así, el total de compromisarios asciende a 538, equivalente a los congresistas de la Cámara de Representantes (435), los legisladores del Senado (100) más los tres delegados que aporta el Distrito de Columbia.

Declaración completa traducida al español:

No veo cómo Donald Trump está bíblicamente calificado para servir en la oficina de la Presidencia. De los centenares de mensajes de enojo que he recibido, nadie me ha convencido de ir contra lo que dicen las sagradas escrituras. Si Trump no está calificado y mi papel, tanto moral como históricamente, como funcionario electo es votar a conciencia, entonces no puedo ni voy a votar por Donald Trump para presidente. Creo que votar por Trump traería deshonra a Dios. La realidad es que Trump será nuestro Presidente, no importa cual sea mi decisión. Muchos están furiosos de que yo esté dispuesto a tener esta discusión públicamente. Personalmente, deseo que más oficiales civiles sean honestos acerca de sus convicciones. Suponiendo que una presidencia de Trump es su objetivo final, eso es lo que obtendrán. El problema es que no es lo que quieren. Quieren una democracia. Ellos amenazan con matar a cualquiera que desafíe su poder para votar por Skittles para la cena. Eso es prueba de que nuestra república está perdida. El caparazón puede permanecer, pero en los corazones de la gente y la funcionalidad del sistema nuestra república se ha ido. También creo que una promesa es la palabra de un hombre que seguirá adelante en algo a lo que se comprometió. La Palabra de Dios es clara, debemos todos "dejar que nuestro 'sí' sea 'sí' y nuestro 'no', no '. [Mateo 5:37]. Creo que renunciar es honrar la intención de la promesa hecha a la gente de mi distrito. Como no puedo votar en buena conciencia por Donald Trump, y sin embargo había prometido pecaminosamente que lo haría , la mejor opción que veo en este momento es renunciar a mi posición de Elector. Esto permitirá que el grupo restante de electores llene mi vacante cuando se reúnan el 19 de diciembre con alguien que pueda votar por Trump. La gente obtendrá su voto. Obtendrán sus Skittles para la cena. Dormiré bien por la noche sabiendo que ni cedí a sus demandas ni he cedido a mis convicciones. También voy a llorar la pérdida de nuestra república.

RELACIONADOS:PolíticaEleccionesTexasDonald TrumpLocal
Publicidad