null: nullpx
Inmigración

¿Y si pudieras abrazar por tres minutos a tu mamá en la frontera?: así se juntaron cientos de familias

La organización 'Border Network for Human Rights' organizó el quinto evento anual 'Abrazos No Muros' #HugsNotWalls que congregó a más de 300 familias en el Río Bravo, entre El Paso y Ciudad Juárez. Algunos llevaban años sin verse.
13 May 2018 – 01:34 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Cientos de personas se reencontraron en la frontera entre El Paso,Texas, y Ciudad Juárez, para un reencuentro familiar de cinco minutos en la celebración del Día de la Madre en el evento Abrazos no Muros #HugsNotWalls.

Inmigrantes indocumentados mexicanos, que por su situación migratoria viven en Estados Unidos separados de sus familias, tuvieron la oportunidad de abrazarse e intercambiar algunas palabras con sus seres queridos que residen en México. Algunos de ellos no se veían hace más de 10 años.

"Gracias por haber viajado tanto para poder estar conmigo y te agradezco que estés aquí, en este momento tan especial. Yo también los quiero y los extraño con todo mi corazón", dijo Iván Castañeda, cuando pudo ver y abrazar a sus cinco hijos, menores de edad, y a su esposa.

#HugsNotWalls 5 edición

Posted by Border Network for Human Rights on Saturday, May 12, 2018


Este padre de familia llevaba un mes sin ver a sus seres queridos luego de ser deportado a México por motivos migratorios.

"Yo necesito a mi esposo. Mis niños necesitan a su papá", dijo Hilda Martínez, mientras se limpiaba las lágrimas de su rostro. Ella recorrió 15 horas por carretera desde Denver (Colorado), junto con sus hijos, para reencontrarse con su marido.

Grupos de 10 familias de cada lado de la frontera caminaron en fila y se reunieron por un tiempo de entre tres y cinco minutos en las inmediaciones del río, que en esta época del año no lleva agua.

"Tenía 20 años sin ver a mi mamá. Fue una alegría muy grande", dijo Eva, de 48 años, entre lágrimas. Ella pudo cruzar la frontera y abrazar a su madre, que la esperaba en el lado mexicano, sentada en una silla de ruedas y con un tanque de oxígeno colgado.

El encuentro, organizado en El Paso por 'Border Network Human Rights' (la Red Fronteriza de los Derechos Humanos), que tuvo lugar cerca del Puente Internacional Paso del Norte, es el segundo que organizan durante la administración del presidente Donald Trump.

She said "Deja de crecer" 😢💖 #hugsnotwalls #abrazosnomuros

Posted by BORDER ANGELS on Saturday, May 12, 2018


Al evento acudieron familias procedentes de diversos estados, como Pensilvania, Nevada, California, Texas, Colorado y Arizona. Del lado mexicano había familias de Sonora, Durango, México, D.F., Puebla y Chihuahua, entre otros.

Este año los organizadores solicitaron a los medios de comunicación que cubrieron el evento que vistieran con camisetas color azul los del lado estadounidense y blanco del lado mexicano.

En el evento no hubo representantes de la Patrulla Fronteriza como en años anteriores, reportó la agencia Efe.

"Hemos visto reunificarse a más de mil familias en estos eventos. Y hoy serán poco más de 300”, dijo Fernando García, director ejecutivo de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos, con sede en El Paso.

El activista aseguró que el actual ambiente político en Estados Unidos maneja un discurso más antiinmigrante que cualquier gobierno anterior.

"No sólo desde el centro del poder, en Washington, está saliendo una narrativa que hace de los inmigrantes unos criminales, sino que también se están desarrollado proyectos de detención masiva", afirmó.

García resaltó que el evento refleja un acto de amor a la familia, “pero también es un acto de dignidad”.

Vea también:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés