null: nullpx
Abusos

Primero le ofreció trabajo y luego lo obligó a cumplir fantasías sexuales: jornalero denuncia a pareja de Phoenix

Acuña-Agüero y Murrieta-Valenzuela enfrentan cargos por delitos de agresión sexual, agresión con agravantes y registro ilegal de una persona, y se encuentran bajo una fianza de 250,000 dólares.
27 Abr 2019 – 2:22 PM EDT

Esta es la pareja que presuntamente abusó sexualmente de un jornalero en Arizona

Loading
Cargando galería

No es un secreto en Estados Unidos y mucho menos en Phoenix, Arizona que si una persona quiere contratar a un jornalero para trabajos domésticos, debe ir a los parqueaderos de un Home Depot, negociar con el trabajador la labor que debe hacer, el precio, montarlo en su auto y llevarlo a la casa.

Según el reporte de la policía de Phoenix, el 8 de abril ocurrió algo parecido pero con un final lleno de abusos y amenazas.

Brenda Acuna-Agüero, de 39 años, llegó en la mañana a un Home Depot, al oeste de Phoenix, y negoció con un jornalero un trabajo que implicaba solo mover algunos artículos pesados. Sin embargo, cuando llegaron a la casa, y se encontraron con el marido de Brenda, la situación dio un giro extraño.

Según el jornalero, quien mantiene su identidad anónima por haber sido víctima de agresión sexual, Acuna-Agüero de un momento a otro empezó a hacerle comentarios sexuales, comentándole que era su fantasía tener relaciones sexuales con un jornalero.

Según comenta el trabajador a las autoridades, al principio creyó que se trataba de una broma y por eso no se molestó. Sin embargo, una vez que se dio cuenta de que la mujer estaba hablando muy enserio, le aclaró que no iba a mantener relaciones sexuales con ella.


Fue en ese momento cuando el marido de la mujer, Jorge Murrieta-Valenzuela, de 45 años, irrumpió en la habitación, agarró un rifle, apuntó al pecho del trabajador y le dijo que le dispararía si no tenía relaciones sexuales con su esposa, según una declaración jurada de la policía.

El obrero obedeció, y Murrieta-Valenzuela aprovechó el momento para tomar fotos y hacer varias grabaciones con su celular. Después, la pareja confiscó la visa mexicana del trabajador y su licencia de conducir de Sonora, diciéndole que iban a guardar los documentos hasta que regresara y tuviera relaciones sexuales con Acuña-Agüero nuevamente.

A las pocas horas, que el jornalero se negó a volver a la casa para volver a mantener relaciones sexuales con la mujer, entendió para qué fueron tomadas las fotografías y videos... Fueron enviadas a su esposa.

Cansado de los chantajes, el hombre decidió llamar a la policía quien le dio una respuesta que lo sorprendió y es que aparentemente no había sido la única víctima de esta pareja.
Después de obtener una orden de registro para el teléfono celular de Murrieta-Valenzuela, descubrieron fotos y videos que indicaban que la pareja había "participado en un incidente similar" en marzo, con una víctima a la que los detectives no pudieron identificar.

Acuña-Agüero y Murrieta-Valenzuela enfrentan cargos por delitos de agresión sexual, agresión con agravantes y registro ilegal de una persona y se encuentran bajo una fianza de 250,000 dólares.


RELACIONADOS:AbusosAcoso Sexual

Más contenido de tu interés