null: nullpx
Muro Fronterizo

Construcción de muro podría tener un efecto devastador sobre el ecosistema

Actualmente el muro cubre unas 354 millas en la franja fronteriza de California, Arizona, Nuevo México y partes de Texas.
18 Nov 2016 – 12:02 PM EST

TUCSON, Arizona - El muro que el presidente electo, Donald Trump, prometió construir a lo largo de la frontera con México podría tener un efecto devastador para el ecosistema de la región y pondría en riesgo a múltiples especies, según varios expertos.

"Los estudios y la ciencia nos han demostrado el efecto tan negativo que tiene el muro fronterizo en los animales y la fauna. Si se expande, sin dudas más especies serán afectadas, animales que actualmente ya se encuentran en peligro", declaró a Efe Dan Millis, director del programa de la frontera sur de Arizona de la organización Sierra Club.


"La ampliación del muro fronterizo sería una muy mala noticia para el medio ambiente. La frontera es una región sumamente especial que cuenta con lugares únicos que no se pueden encontrar en ninguna otra parte del mundo", agregó.

Hasta el momento, se ha construido un muro a lo largo de unas 354 millas en la franja fronteriza de California, Arizona, Nuevo México y partes de Texas.

También se han instalado barreras a los largo de unas 299 millas para frenar el cruce de vehículos. La valla de seguridad, cuyo objetivo principal es frenar el cruce de inmigrantes indocumentados, incluye barreras de contención, iluminación de alta intensidad, sensores y equipo de vigilancia nocturna.

De acuerdo a cifras del Gobierno federal, cada milla del muro fronterizo tuvo un costo aproximado de 4.5 millones de dólares, y cada milla de valla 1.6 millones.

Aunque esta no es la primera vez que se plantea la construcción de un muro a lo largo de la frontera con vistas de incrementar la seguridad nacional, esta vez fue una de las principales promesas de campaña de Trump.

Millis indicó que quedó demostrado el impacto negativo que ha tenido sobre la región la ampliación del muro fronterizo realizada en el 2005, después de que se aprobara la ley federal del Real ID.

Esta ley federal también incluyó la sección 102, la cual por primera vez en la historia del país se otorga un poder prácticamente ilimitado al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para construir el muro fronterizo.

En total el DHS "pasó por encima" de 37 leyes que protegen el medio ambiente, animales en peligro de extinción, calidad del agua y la preservación de sitios históricos para construir el muro.

"Si quieren ampliar el muro, van a enfrentar serios problemas porque prácticamente el muro actualmente cubre toda la frontera, existen muy pocas áreas libres como en Río Grande, donde veo muy difícil que puedan construir un muro", dijo el experto.

Millis explicó que el muro fronterizo actualmente afecta las diversas especies que habitan en la región fronteriza y que se encuentran en peligro de extinción como el jaguar y el ocelote.

"El muro fronterizo ha divido en dos el hábitat natural de estos animales e interrumpió sus ciclos migratorios, vital para la reproducción de algunos", aseguró.

Debido a la presencia del muro que obstruye el flujo de agua, en el pasado también se han registrado fuertes inundaciones que afectó a las comunidades en ambos lados de la frontera.

Millis opinó que si se amplía el muro de nuevo se pondría en alto riesgo a varias de estas especies que habitan en la región.

Pero, no podemos culpar solo al muro en la desaparición de una especie, matizó el ambientalista, sino hay otros factores como la sequía que afecta el área y podrían ser detonantes que tendrían efectos devastadores.

La construcción de un muro fronterizo, agregó, también afectaría seriamente el ecoturismo, una industria que genera millones de dólares anuales a la economía de las comunidades fronterizas.

Durante la semana, el jefe de la Nación Indígena Tohono O'odham, Verlon Jose, aseguró a medios locales en Arizona que sobre su "cadáver" se construirá un muro dentro del territorio de la reserva que cubre 75 millas a lo largo de la frontera de Arizona con México.

Vicky Gaubeca, representante de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en Nuevo México aseguró que la sola idea de la construcción de un muro fronterizo por Trump ya está teniendo un efecto negativo en las comunidades fronterizas.

"La dinámica económica y cultural de la región depende de las comunidades en ambos lados de la frontera. En vez de estar pensando en construir muros, deberíamos estas construyendo puentes", aseveró.

De acuerdo a una encuesta publicada el pasado mes de abril por el Centro Pew, el 62 % de los ciudadanos estadounidenses se oponen a la idea de ampliar el muro fronterizo, el 34 % lo favorecen y el resto no tiene una opinión clara al respecto.


Más contenido de tu interés